Gordon Gekko y la codicia como motor

Gekko2

Wall Street fue una de las películas más recordadas de los 80′s. Para muchos de los que en ese momento soñábamos con algún día dedicarnos a los negocios, la figura de su protagonista, Gordon Gekko, nos causó un profundo impacto. Tanto impacto que creo que pocos personajes son tan recordados por su nombre de ficción casi 20 años después como él.

Gordon Gekko encarnaba el capitalismo en su versión más cruda, en combinación con el lujo y la riqueza con la que un adolescente argentino común no podía ni fantasear. Al verlo en la pantalla dentro nuestro hervían, en un ambiguo cocktail, el rechazo y la admiración. Pero, te cayera mejor o peor, Gordon Gekko era GRANDE!

Necesitamos más Nº2

Después de un pequeño recreo involuntario, vuelve Riesgo y Recompensa con un post invitado de Carlos Miceli, un maestro de la “Actitud Eddie Murphy” aplicada al desarrollo profesional y el aprendizaje personal.
 

El cuello de botella

 

En el proceso de construir Officenet hay una cosa muy importante que hace muchos años aprendí de mi amigo y socio Andy Freire: él siempre decía que en todo proceso de crecimiento de una emprendimiento siempre existe un cuello de botella. Un eslabón más delgado que pone el principal límite a que ese crecimiento sea más rápido.

¿Dónde se aprende a emprender?

Hace un mes atrás hice una encuesta en la página de Riesgo y Recompensa en FB con la idea de entender cuál creen los lectores del blog que es el mejor lugar para aprender de emprendimiento. Y el resultado me sorprendió por varias razones.

El futuro del emprendimiento

Ya casi se acaba un año muy especial para mí, donde, gracias al inesperado impacto de “El futuro del futuro”, en Riesgo y Recompensa el emprendimiento compartió casi en partes igualitativas el espacio con la ciencia y la tecnología.

Por eso, casi como un balance, me pareció que una buena manera de terminar 2011 es con un post en el cruce de ambas áreas: cómo aplicar los últimos avances científicos y tecnológicos al mundo de los negocios y el emprendimiento. Porque la ciencia es apasionante, pero al final del día es el dinero (y la conservación del momento angular) que hace girar al mundo.

Hoy en día es necesario aprovechar todas las herramientas a nuestro alcance para hacer exitosos a nuestros proyectos. Por eso, acá van cuatro grandes ideas para aplicar tecnología de punta antes que lo hagan tus competidores.

Tener LA idea no es una buena idea!

La mayoría de los emprendedores con los que me cruzo andan obsesionados por inventar el próximo Facebook o el próximo Twitter. Quieren desesperadamente inspirarse, encontrar la respuesta y saber cuál es la “next big thing”. Y yo creo que si lo que quieren es emprender están mirando en el lugar equivocado.

Vos que preferís: jugar a un juego donde tenés una chance en 10 de ganar 1.000; o jugar uno en el que tenés una chance en 10.000 de ganar 1.000.000?

Lo importante es NO competir

Existe un refrán que dice que “lo importante es competir”. Esta pequeña frase hecha, en realidad, en el fondo sostiene exactamente lo opuesto de lo que parece afirmar en su superficie. No habla del valor de ser competitivo, sino que usa esa idea para relativizar la importancia de tener éxito en lo que hacemos. Desenmascarada en su versión completa, es algo así como: “No importa ganar, lo importante es participar.

En la Argentina, esta idea de que la competencia (incluso la más sana) es mala, es algo que inculcamos en nuestros niños desde una edad temprana. Nos horrorizamos si nuestros hijos muestran cualquier esbozo de espíritu competitivo. Pero eso no es así en todas las culturas. Hay otras que glorifican el “fuego sagrado”.

Esta manera de pensar termina permeando casi todos los aspectos de la vida, incluyendo la manera en que se hacen negocios. Así, construimos una economía concentrada y corporativizada. Una en la que los lazos entre “competidores” son mucho más fuertes que sus oposiciones y donde el consumidor siempre pierde, incapaz de encontrar una brecha en el monolítico armado oligopólico.

Yo creo que no hay mayor ni mejor fuerza de cambio e innovación que la competencia. Y tampoco mayor poder para mantener a raya a los empresarios en su capacidad de abuso y forzarlos a hacer lo que en Argentina generalmente odian: tomar riesgos.

Empezando un negocio en internet (parte 2)

En el post anterior empecé a desarrollar nueve claves para arrancar un emprendimiento en internet.

En él decía que para lanzar proyectos de internet “puros” para el lanzamiento se puede seguir un camino más sencillo que el tradicional de analizar en profundidad un proyecto y armar un plan de negocios. La principal diferencia radica en hacer rápidamente un prototipo, “lanzarlo al agua a ver si flota” y aprender y optimizar el negocio sobre la marcha haciendo A/B testing.

Pero la cosa no se agota ahí. Hay varias cosas más a tener en cuenta para maximizar la chance de que tu proyecto prospere. En el post anterior expuse las primeras cuatro claves y ahora vienen las últimas cinco.

Cómo lanzar un proyecto de internet

La serie de posts que arranca con “El robo de ideas”, sigue con “El primer paso después de la idea” y concluye con “Armando un modelo de negocio” es probablemente lo más útil que haya entregado este blog para emprendedores en etapas tempranas.

Pero hoy, dos años después, me siento en la necesidad de ampliar el enfoque e incluir un modo “abreviado” de transitar ese proceso de ir de la idea a un proyecto funcionando. Y todo por culpa de internet! :)

Internet creó una nueva forma de emprender, que cambia fuertemente la manera de arrancar un emprendimiento. Y eso es bueno y malo… Para que aproveches lo bueno y evites los riesgos, en este post quiero compartir nueve claves para lanzar con éxito un proyecto de internet.

La mayor fuente de aprendizaje para un nuevo emprendimiento

Investigar la viabilidad de un proyecto para lanzar un start up es una tarea muy complicada. La información es escasa y las incertidumbres muchas.

Sin embargo, cuando me junto con emprendedores que están trabajando en “apropiarse de una idea” y modelando su negocio, es increíble ver cómo la mayoría de ellos ignoran la que tal vez sea la mejor fuente de información disponible para aprender sobre su propio proyecto: el fracaso ajeno.

Página 1 de 712345Última »