Loading
23-12-2009

Tocando la cima del mundo

Everest

La semana pasada dediqué un día entero a pasarlo en “el paraíso”: gracias a la ayuda de Luciano Tourn pude recorrer casi todas las áreas del legendario Media Lab de MIT, guiados por el profesor Joost Bonsen.

¡La experiencia fue absolutamente increíble, tan así que no sé bien cómo compartirla en palabras en el blog!

Pero mientras busco la manera, quiero contarles otra cosa: la historia de una persona extraordinaria que conocí hace unos años y me resultó profundamente inspiradora.

Recorriendo el Media Lab, uno de los laboratorios que vimos es el de Biomechatronics del profesor Hugh Herr, que se especializa en el desarrollo de una nueva generación de prótesis bio-híbridas “inteligentes”, capaces de mejorar la vida de personas amputadas y discapacitadas. Su trabajo también es un primer paso en la dirección de las ideas de Ray Kurzweil de avanzar en la unión de seres biológicos y máquinas, dado que sus prótesis pueden incluso darle a alguien sano más de lo que le brindan sus extremidades “naturales”. En 1982, escalando una montaña, Hugh fue sorprendido por una tormenta, estuvo tres días hasta ser rescatado y perdió sus dos piernas de la rodilla para abajo a causa de congelamiento.

Pero, aún cuando él es también una persona extraordinaria, no es sólo de Hugh que quiero hablarles hoy.

Él me hizo acordar de otra persona, que conocí hace unos años cuando vino a dar una charla a un evento de Staples. El presentador anunció al orador diciendo que él era un gran paracaidista acrobático, gran esquiador y corredor de maratones. Pero sobre todas las cosas, es una de las 200 personas en todo el mundo en haber escalado los “Seven Summits”, los picos más altos de cada uno de los siete continentes (incluyendo, por supuesto, el Monte Everest y el Aconcagua).

Lleno de admiración y ansioso por escucharlo, vi entrar a Eric Weihenmayer, el autor de semejantes proezas atléticas. Ahí supe que el presentador había omitido compartir un dato. Eric es completamente ciego.

Por causa de una enfermedad degenerativa, él perdió completamente la vista a la edad de 13 años. Y fue precisamente después de ese hito difícil en su vida que decidió comenzar a escalar.

Escucharlo hablar fue una experiencia muy difícil de compartir. Fue a la vez apasionante, conmovedor e inspirador. Especialmente contando su ascenso al Everest, donde participó de un equipo de personas videntes y en el que no aceptó concesión alguna como resultado de su discapacidad. Cargó sus propios equipos, armó y desarmó sus tiendas, puso su vida en manos de sus compañeros y aceptó las de los demás en las suyas. Esta expedición quedó inmortalizada en un documental que puede verse completo acá (en inglés). También leerlo en su autobiografía “Tocando la cima del mundo”.

El momento que yo más recuerdo de la charla de Eric es un video que mostró, donde junto a otras dos personas discapacitadas subían una formación rocosa tremendamente empinada. Mi reacción visceral, casi irrefrenable, mientras miraba era gritar calladamente: “Bajate de ahí!!!”. Me contuve pero la sensación de verlo escalando es indescriptible.

Tal vez se estén preguntando qué diablos tiene que ver mi visita al Media Lab y Hugh Herr en todo esto… Bueno, cuando después de la visita fui a releer sobre Eric, ¡me llevé una gran sorpresa! En ese video increíble, Eric Weihenmayer escalaba ese pico junto a Mark Wellman, un amigo parapléjico, y a… Hugh Herr!

Así que les recomiendo ver el video de 2 minutos acá. Especialmente el tramo que comienza después del 1:30 en que se ve a Hugh y Eric en el tramo final hacia la cima.

Y si se están preguntando también cómo se esquía siendo ciego, pueden ver otros videos de Eric.

Podría cerrar acá con una larga reflexión acerca de cómo la adversidad puede derrumbar a ciertas personas y sacar lo mejor de otras, pero sería medio redundante, ¿no? Y cualquier similitud con el post sobre Bea Pellizzari es pura coincidencia.

Foto: orvaratli

    Hay 12 comentarios - Agregá el tuyo!

  1. 1

    […] This post was mentioned on Twitter by bilinkis, bilinkis. bilinkis said: RT @bilinkis Tocando la cima del mundo | Santiago Bilinkis l Riesgo y recompensa http://bit.ly/4tTT9o […]

  2. 2
    Nico says:

    Es realmente admirable la capacidad y voluntad de esas personas. Pensar que a veces frenamos nuestro avance, a “escalar” en la vida, solo por pensamientos auto-limitantes y, por otro lado, hay personas con muchas menos herramientas tiene la fuerza y voluntad para lograr esas proezas.

    Siguiendo con la línea del tema, hoy leí la biografía de Helen Keller, que se graduó con honores de la universidad siendo !SORDA Y CIEGA! aparte de dar múltiples conferencias a lo largo del mundo…

    http://es.wikipedia.org/wiki/Helen_Keller

    Gracias por compartir esta historia Santiago. Me llené de inspiración y motivación :D!

    Saludos.

  3. 3
    Ayma says:

    Buenísimo el post, cierra 100% al ver el video… no hay más que agregar!
    Alguna barrera imposible de pasar? Naaaaaa…
    Gracias por compartirlo.

  4. 4
    Raquel Alvarez says:

    Impresionante el video! Eric Weihenmayer al dedicarse a escalar siendo ciego es sin dudas un desafio, creo que es una forma de reconocer el planeta, como cuando un ciego te toca el rostro para reconstruir mentalmente tus facciones. Tiene una conexion con la tierra que pocos de nosotros tenemos, aun con nuestros 5 sentidos.
    Gracias por compartirlo.

  5. 5

    Una mirada superficial a la vida y logros de estas personas es suficiente para darse cuenta de qué tan bien la pasamos y qué tan poco esfuerzo realmente hacemos para la cómoda vida que llevamos…

  6. 6

    Que maestro!!!!!! Eso es fuerza de voluntad!!!
    Hice un TP de Hellen Keller en 7mo, y también me fascinó mucho

  7. 7
    Germán Castaños says:

    La discapacidad en algún organo o función, es evidente que despierta en algunas personas super capacidades en el cerebro, especialmente en el espíritu….. Feliz Navidad a todos

  8. 8
    Carla says:

    Mi abuela solia decir… querer es poder, y es una verdad irrefutable.
    Al ver el video, senti mucha lastima por la gente que busca excusas para no enfrentar los desafios que la vida te pone adelante!
    Las limitaciones no son externas, sino internas, el video lo dice todo.

  9. 9
    El Huber says:

    Esta es la confirmación radical de que ante cualquier golpe o revés, podes quedarte lamentando la situación y culpando a las circunstancias, el entorno y todos los etcéteras que quieran agregar o tomamos las riendas y encontramos caminos alternativos. Caminos para hacer lo que, probablemente, no hubiéramos logrado en las condiciones iniciales que, a posteriori, se ven como óptimas.
    Saludos y felicdades.

  10. 10

    Algo que encuentro curiosamente llamativo es cuánta gente adquiere un coraje y una fuerza interior superiores luego de sufrir un accidente o tragedia o golpe importante en sus vidas… Como si un sacudón realmente grande activase algo que estaba dormido dentro de ellos.
    Siempre me sorprende ver personas a las que se les nota que están esperando un golpe que los haga reaccionar o cambiar de actitud.

  11. 11
    Fabian Holc says:

    Me hace acordar a la historia del nene que fue al circo y vio al elefante atado a una estaca de 10cm apenas clavada en el suelo.
    Cuando le pregunto al domador como es que un elefante tan grande no se escapaba si estaba retenido solo por una pequeña estaca, la respuesta fue que cuando era un elefante pequeño ya habia luchado contra la estaca y habia tratado de escaparse varias veces pero no pudo.
    Por eso ya no lo intenta mas a pesar de su fuerza y su gran tamaño.

    Los limites nos los ponemos nosotros mismos y no las estacas!

    Santi te felicito por tus 200 posts y segui asi.

  12. 12

    […] algún momento en el exterior. Por eso me mueve tantos sentimientos cuando visito lugares como el MIT o Harvard… Me hubiera encantado estudiar ahí en algún […]

Deja un comentario

Por favor completa correctamente los campos requeridos, y no te olvides de tu comentario!

Suscribirme al blog

Ya está disponible mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero ver dónde comprarlo