¿Por qué es tan difícil valorar lo que se tiene?

Todavía no empezó Singularity University y sin embargo este viaje ya me brindó uno de los aprendizajes más importantes que seguramente obtenga de esta experiencia. Es más, para eso no necesité siquiera salir de Buenos Aires.

El fin de una era en mi vida: mi despedida de Officenet

El depósito de Officenet en 1997, el día del lanzamiento

Hoy es el día en que Officenet cumple 13 años. Y también es el día en que finalmente estoy llevando a cabo un cambio muy trascendente en mi vida que vengo madurando hace mucho tiempo.

Si Officenet existe hoy es, entre muchas otras razones, porque hace 14 años atrás, contrariando las expectativas y consejos de la mayoría de mis amigos y familiares, decidí dejar el confort de tener un buen puesto en Procter and Gamble y lanzarme junto a Andy Freire a la incierta aventura de construir una empresa.

Nuestra tendencia natural como personas es tratar de minimizar el riesgo en nuestras vidas y acomodarnos allí donde nos sentimos cómodos. Por eso el tagline” de este blog propone como ejercicio la búsqueda conciente de sacarnos a nosotros mismos de la “zona de confort”.

Pero la vida tiene vueltas curiosas, y Officenet, que años atrás representaba un enorme salto al vacío para mí, ya hace varios se convirtió en un espacio demasiado confortable. Y del mismo modo que me pasó un día cuando hice un “click” y decidí hacer lo anti-intuitivo y dejar Procter, hace unos meses llegué a la conclusión de que, otra vez, era hora de juntar coraje, salir de esa zona de confort y encarar desafíos nuevos.

Rompiendo la inercia del confort

Local minimum

Hace unos días estuve en una charla organizada por YPO, donde habló Shawn Achor, profesor de psicología de la Universidad de Harvard. La charla tuvo muchos aspectos interesantes, pero hay uno en particular que me impactó por su sencillez y relevancia para nuestra vida cotidiana.

Es un concepto que él llamó “Activation energy” (energía de activación, en adelante “AE”). El término “energía de activación” proviene de la Química y está definido como el nivel mínimo de energía que necesita un proceso químico para comenzar. En términos psicológicos, la idea es simplemente que empezar a hacer algo cuesta mucho más esfuerzo que seguir haciéndolo una vez que ya lo empezamos.

En palabras distintas, no es otra cosa que decir que todos vivimos en la inercia de mantenernos en nuestra zona de confort. Y sacarnos de ahí requiere un esfuerzo importante. Por ejemplo, si queremos salir a hacer ejercicio, cambiarnos y salir nos requiere mucha más fuerza de voluntad que ejercitarnos una vez que ya estamos listos para empezar a hacerlo. En palabras simples, con la mayoría de las cosas lo difícil es arrancar.

Shawn Achor nos habló de un método sencillo para vencer la inercia del confort, que se puede aplicar a la vida personal, a los negocios, hasta a la vida de pareja!

Eduardo Costantini responde Las Preguntas de Riesgo y Recompensa

Malba

Algunas pocas personas logran en su vida desarrollar una habilidad extraordinaria. Se cuentan con los dedos aquellos que cuentan con dos. Eduardo Costantini ha logrado ser un referente, no en una, no en dos, sino en tres áreas diferentes.

Por eso fue un gran honor tener la oportunidad de entrevistarlo y hacerle Las Preguntas de Riesgo y Recompensa.

¿Carpe Diem? Viviendo cada día como si no fuera el último

carpe diem

Hace unas semanas, Ángel “Java” López me dedicó via Twitter un post llamado “Carpe Diem, aprovecha y goza el día”, donde él discute la célebre escena de Robin Williams en “La sociedad de los poetas muertos” en que el profesor les recuerda a los alumnos que nuestra vida es breve y les enseña a “disfrutar el día” (en español, acá). (Nota: si hay alguien TAN joven que no ha visto la película, le recomiendo que deje ya mismo lo que sea que esté haciendo, se vaya a un videoclub y la vea hoy mismo!)

En ésta época del año en que la mayoría estamos haciendo balance y tomándonos unos minutos para repensar nuestors rumbos, quiero dedicar un post a discutir la idea de “aprovechar el día” y su versión hermana, “vivir cada día como si fuera el último”.

Aquí voy a argumentar la postura opuesta a la del post de Ángel y del “Profesor Keating”. Lo hago, no con el ánimo de polemizar, sino de promover una discusión filosófica sobre cómo vivir los días que nos quedan de una manera provechosa y gratificante.

Diego Golombek responde Las Preguntas de Riesgo y Recompensa

tubos de ensayo

El concepto habitual que la mayoría tiene de la palabra “emprendedor” es el de “una persona que inicia un nuevo negocio o empresa”. Uno de los objetivos centrales de este blog es expandir esa definición y mostrar que toda persona que se plantea una meta y arriesga para conseguirla es un emprendedor.

Bajo esa luz, se puede ser emprendedor siendo científico, deportista, bailarín, periodista o chef. No hay una tarea humana que no pueda ser encarada con una actitud emprendedora.

Por eso, cuando empecé con esta serie de entrevistas, mi idea era hacerlas con personas de campos muy diversos. Hasta aquí habían sido todos emprendedores de negocio pero aquí llega el primero que no lo es.

Gustavo Grobocopatel responde Las Preguntas de Riesgo y Recompensa

Campo de soja dorada

Cuando hace un par de meses se me ocurrió empezar con esta serie de entrevistas, jamás imaginé que entrevistar fuera tan difícil. Así que para mi primera entrevista me lancé, cámara en mano, sin mucho preparativo previo.

El resultado fue que en las primeras dos que hice fui realmente pésimo como entrevistador. Pero en agradecimiento al tiempo que me dieron mis entrevistados voy a compartir esas dos entrevistas pese a todo.

Como siempre, las preguntas son:

1) ¿Cuál fue la decisión más riesgosa que tomaste en tu vida? (Aclaración: el énfasis está en la palabra “decisión”, no en la “situación” más riesgosa. Si el entrevistado enfrentó un riesgo grande por una circunstancia fortuita y no por así haberlo decidido no sirve para la pregunta).

2) ¿Qué cosas hacés en tu vida cotidiana que te sacan de tu zona de comfort?

Hoy, respondiendo a la primera entrevista de mi vida, Gustavo Grobocopatel.

Martín Migoya responde Las Preguntas de Riesgo y Recompensa

Globant

Después de la cálida acogida que tuvo esta sección con la entrevista a Marcos Galperín, vuelvo al ruedo con otro referente del mundo emprendedor respondiendo a las dos Preguntas de Riesgo y Recompensa.

Para recordárselas, estas son:

1) ¿Cuál fue la decisión más riesgosa que tomaste en tu vida? (Aclaración: el énfasis está en la palabra “decisión”, no en la “situación” más riesgosa. Si el entrevistado enfrentó un riesgo grande por una circunstancia fortuita y no por así haberlo decidido no sirve para la pregunta).

2) ¿Qué cosas hacés en tu vida cotidiana que te sacan de tu zona de comfort? Hoy responde Martín Migoya, co-fundador y CEO de Globant.

El disconfort a la vuelta de la esquina

Guardia

Hace ya tiempo, en mi día mensual con ONGs, pasé el día con Alberto Vázquez, un emprendedor social de Ashoka, que es fundador y presidente de una Asociación Civil llamada SAHDES. Ese día, más allá de aprender sobre salud y atención primaria, viví una de las experiencias más intensas de mi vida, descubriendo que el límite de la “zona de confort” está mucho más cerca de lo que creemos, a veces a la vuelta de la esquina.

Marcos Galperín responde Las Preguntas de Riesgo y Recompensa

Las Preguntas de Riesgo y Recompensa

Hace unos días, en el post aniversario, anuncié el lanzamiento de una nueva sección del blog. En ella voy a compartir entrevistas breves en video en las que referentes de distintos campos de acción responderán a “Las Preguntas de Riesgo y Recompensa”. ¡Es una especie de Riesgo y Recompensa TV!

Las preguntas serán siempre las mismas dos:

1) ¿Cuál fue la decisión más riesgosa que tomaste en tu vida? (Aclaración: el énfasis está en la palabra “decisión”, no en la “situación” más riesgosa. Si el entrevistado enfrentó un rieso grande por una circunstancia fortuita y no por así haberlo decidido no sirve para la pregunta).

2) ¿Qué cosas hacés en tu vida cotidiana que te sacan de tu zona de comfort?

En esta primera entrega responde Marcos Galperín, quizá el emprendedor argentino de mi generación que ha construido el proyecto más exitoso, Mercado Libre.

Ya está disponible mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero ver dónde comprarlo