Vidas al azar: tomando decisiones en un mundo de incertidumbre

six-and-one

Uno de los efectos más importantes de la aceleración de cambios que la tecnología está generando es un gran aumento de la incertidumbre en muchos aspectos de nuestra vida. Decisiones cruciales para nuestro futuro, como qué profesión elegir, podían estar basadas en la experiencia pasada propia o ajena, porque el pasado era un buen predictor del futuro. Hoy lo que sabemos del futuro es que se parece a cualquier cosa menos al pasado. ¿Cómo tomar buenas decisiones en un contexto así?

Morir a manos de robots: el dilema que plantean los autos autónomos

Driverless-car-sign

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud los accidentes de tránsito son la séptima causa de muertes en el país, sólo superada por grandes males como la enfermedad cardíaca, el cáncer y los ACV. La cantidad de víctimas totales equivale a un avión de pasajeros estrellándose cada semana. Y eso no considera a quienes sobreviven y acarrean secuelas o largos períodos de recuperación.

La estadística adquiere mucho más dramatismo cuando se considera que las enfermedades mencionadas afectan predominantemente a personas de edad avanzada. Por eso, los siniestros viales son la mayor causa de pérdida de vidas de menores de 35 años en nuestro país.

En la abrumadora mayoría de los casos el origen de los accidentes es la mala conducción: el exceso de velocidad, la agresividad en las maniobras, el consumo de alcohol y la distracción son algunas de las principales causas. La solución parece clara: igual que sucede hoy con los aviones, que vuelan la mayor parte del tiempo en piloto automático, dejar la conducción en manos de computadoras en vez de seres humanos.

Tecnología, consumo y vacío existencial

Vacíoexistencial tecnológico

En los últimos cien años, el avance tecnológico generó sustanciales mejoras en el nivel de vida medio de la humanidad. Tan grande fue ese cambio que, en muchos sentidos, una persona de clase media-baja hoy tiene mayor calidad de vida que una de clase alta un siglo atrás. Mejoras en el acceso al agua potable, la disponibilidad de cloacas, los tratamientos médicos y la conservación de alimentos, entre otros avances, jugaron un rol fundamental en prolongar nuestra vida.

El resultado fue notable: del año 1913 a la actualidad la expectativa de vida global mejoró más que en los 2000 años anteriores, pasando de apenas 34 años a los actuales 67. Y ese aumento se dio de manera sostenida. Nada, ni siquiera las grandes guerras mundiales o epidemias como el sida, fueron capaces de frenar este proceso.

Nada, hasta un hallazgo reciente publicado por un equipo de investigadores de la universidad de Princeton, liderados por el Premio Nobel de Economía 2015, Angus Deaton, y la profesora Anne Case.

El cerebro en piloto automático

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Duke, casi la mitad de las decisiones que tomamos cada día no son realmente decisiones. Las tomamos sin pensar, como parte de una rutina que constituye buena parte de nuestra vida. Durante esos períodos es como si nuestro cerebro se desconectara y dejara activado un piloto automático que toma el control momentáneo de nuestros actos.

El “problema” de la muerte

Hasta el día de hoy, nuestra vida cuenta con una sola certeza: la muerte. Después de vivir como máximo unos 100 años todos vamos a morir. Sin embargo, un grupo de científicos trabaja para extender la vida humana, pero no un puñado de años más. Intentan rebelarse contra esta fatalidad y solucionar este “problema”.

Aubrey de Grey, un gerontólogo británico tan famoso como excéntrico, lidera uno de los principales centros de investigación dedicados al tema. Su visión es profundamente optimista y esperanzadora: de Grey sostiene que la primera persona que logrará vivir 1000 años. ya nació.

La tecnología te pega donde menos lo esperás

Gotitas

Hace dos días salió una pequeña columna mía en la sección de Sábado de La Nación. Como suelo hacer en esos casos, comparto aquí con los lectores del blog una versión más completa de la nota publicada. Y les dejo un desafío final… ¡Espero que les guste!

El país de los relojes adelantados

La Argentina es un país peculiar en muchos aspectos. Algunos interesantes, otros molestos, otros francamente absurdos. En este último grupo está el curioso huso horario que define la hora del país.

Casi la totalidad del territorio argentino está dentro del huso horario -4 (cuatro zonas a la izquierda del Meridiano de Greenwich), y una pequeña fracción en el huso -5. Argentina no tiene territorio en el huso -3. Pero supongo que ya habrán adivinado que en un país como el nuestro, “dónde queda el país” no es un dato demasiado relevante a la hora de decidir qué hora usar, no? Así, todo el país se rige por el huso -3, que ni siquiera toca territorio argentino.

¿Cómo se llegó a este despropósito? La historia es sencilla e incluye una sucesión de errores increíbles.

El tránsito de Venus

¡Vuelve la astronomía a Riesgo y Recompensa! Y lo hace de la mano de Luis Argerich, amigo, fanático de esa disciplina y autor de muchos de los comentarios más ácidos e hilarantes de este blog.

Como les conté en el post sobre el descubrimiento de NeptunoLuis es además un fotógrafo increíble. Pueden ver algunos de sus trabajos en su sitio. En especial, saca maravillosas fotos del cielo y las comparte en este blog (al punto que más de una vez la NASA eligió fotos de él como “Foto del día” en su sitio mundial!). Les recomiendo que después de leer el artículo se tomen el tiempo de mirar sus fotos. ¡Realmente valen mucho la pena!

Hoy nos cuenta sobre un fenómeno astronómico muy infrecuente que ocurrirá en los próximos días que tiene una historia apasionante y extraña: El tránsito de Venus.

Ordenada al origen

Twitter da para todo.

Mientras arrecian los trending topics sobre Soñando por Bailar y  Justin Bieber y la gente se divierte esperando #DMdecoger o jugando al #holachicos, algunos locos, inspirados en general por las reflexiones de Joshua Kullock, terminamos enredándonos en inquietantes y apasionantes discusiones metafísicas y/o nerds sobre cosas como la existencia de Dios o la naturaleza de la realidad. De ellas participa gente como Santi Siri, Esteban Brenman, Dani Nofal, Maxi Galin y Angel “Java” López.

Hoy, a partir de un tweet de Joshua, tuvimos una de esas que me resultó interesantísima. Y como Twitter es una pésima herramienta para la conversación decidí abrir la discusión en el blog.

La lucha contra la piratería y el avance sobre las libertades individuales

Unos días atrás me pidieron que escribiera una columna de opinión para el diario Perfil sobre lo que está pasando con la ley SOPA y los demás intentos alrededor del mundo para combatir la piratería. La preocupación central que expreso en la nota es el avance sobre las libertades individuales que se esconde detrás de estas leyes, con la excusa de proteger los derechos de autor.

Aquí comparto el texto, incluyendo algunos párrafos adicionales que quedaron fuera de la versión publicada por cuestiones de espacio. El título también es distinto por esa misma razón.

Ya está disponible mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero ver dónde comprarlo