Notas sueltas sobre mi viaje a Salta y Jujuy

desierto-con-auto2

Hace un par de meses atrás hice un viaje por Salta y Jujuy junto a mi esposa. En ese momento junté una serie de notas y hace rato que biscaba el tiempo de ordenarlas para convertirlas en un post. Hay algunas observaciones menores y alguna que otra reflexión más profunda. Empezaré por lo light, dejando lo más trascendente para el final.

El lugar es de una belleza sobrecogedora. Para los que quieran ver imágenes, pueden hacerlo acá o cliqueando en los nombres de los lugares que menciono más abajo.

El desafío de ser padre hoy

Escena 1:

Estoy en una plaza con mis hijos. El mayor de ellos, que en ese momento tenía unos siete años, se esfuerza por descolgarse de una trepadora. En la de al lado, un chico que aparenta ser algo menor también intenta hacerlo cuando de repente noto que estaba asustado por la altura y me acerco ofreciendo ayudarlo. Mi hijo me alecciona: “Papá, no se puede ayudar a desconocidos. No hay que hablar con quien no conocés.”

Instantáneamente quiero decirle que no es así. Que, por el contrario, siempre hay que ayudar a los demás cuando está a nuestro alcance hacerlo. Pero no pude…

Me horroricé. Empujados por un mundo más peligroso que aquél en el que crecimos, estamos criando chicos ‘seguros’ al precio de hacerlos insolidarios.

Stop War

Hace días que leo consternado las noticias que llegan desde Medio Oriente. Las vivo con una enorme tristeza, sólo superada por el tamaño de mi desconcierto: después de años de búsqueda fallida, ¿cómo encontrar finalmente el camino a la paz?

Como bien argumenta Amos Oz en este artículo que resultó cuasi-profético, yo estoy convencido de que en este conflicto no hay paz que nazca de la guerra. Y por eso me resulta difícil digerir esta ofensiva israelí. A la vez, me resulta claro que todas las veces en que se dio una oportunidad a una tregua que iniciara un proceso de paz fue siempre Israel quien cooperó y diferentes facciones palestinas las que se rehusaron, ya desde la célebre triple negativa de 1967 (No a la Paz, No al Diálogo, No reconocimiento del Estado de Israel).

También me opongo a esta guerra porque estoy convencido de que, como Martín Varsavsky explica en este post, esta guerra no sirve siquiera a los intereses de largo plazo israelíes de que ya no lluevan misiles o haya atentados suicidas. Mas bien prolonga la lógica perversa del odio que alimenta al extremismo islámico.

Este conflicto es muy complejo. No admite ser pensado como si hubiera “villanos” y “víctimas”. Y, sobre todo no admite ser pensado sin ponerse en la piel de quienes lo sufren, a distancia afectiva del dolor, porque de ese modo no se entiende nada. Por eso, me duele especialmente ver en la Argentina las diferentes manifestaciones (especialmente desde la izquierda) que de una manera, en mi opinión, profundamente ignorante e igualmente dogmática condenan la ofensiva israelí de manera unilateral, ubicando a unos como completos villanos y a otros como puras víctimas.

¿Qué hace por ejemplo la FUBA participando de una manifestación así, en la que el mayor convidado de piedra es la reflexión, la búsqueda de la verdad, la necesidad de comprender primero para poder actuar después? ¿Qué decir de las actitudes y dichos de Luis D’Elia y o las acciones del Presidente de Venezuela, Hugo Chávez?

Una oportunidad única de mejorar la capacidad emprendedora

En este mundo hiper competitivo del emprendimiento hay que tomar ventaja de cada pequeña fuente de mejora para nuestras habilidades. Yo hace mucho que investigo el tema y quiero contarles aquí una experiencia poco conocida en la Argentina para aumentar significativamente la capacidad emprenditiva.

La ONG Axialutia, de la que soy representante en Argentina, organiza retiros emprendedoriales en sus sedes de Estados Unidos (Popkin, Colorado) y Europa (Megg, Rusia). Allí, en grupos de 8 a 47 participantes, se trabajan diferentes habilidades durante 5 intensos días de trabajo con métodos bastante fuera de lo común:

– Desarrollo del olfato: El primer día se realiza una sesión de reconocimiento de fragancias, donde los emprendedores deben diferenciar los aromas de 40 sustancias diferentes, desde esencias florales de Chulius hasta mercaptan (la sustancia utilizada para dar olor al gas natural). El olfato es el menos estimulado de nuestros sentidos, pero a la vez es crucial a la hora de identificar oportunidades de negocio en etapas tempranas del proceso emprendedor.

– Comunicacion: Comenzando la noche del primer día, se trabajan las dificultades en la comunicación humana mediante un proyecto en dos etapas. Durante las primeras 12 horas, los participantes deben interactuar pero estando en todo momento en silencio, utilizando todas las otras formas de comunicación no verbal. Aquellos participantes que hablen quedan automáticamente eliminados y permanecen aislados hasta el fin de esa actividad. Transcurridas las 12 horas, en la segunda etapa, se explica el método Tonette de escritura críptica y se entrega a cada participante un dispositivo inalámbrico de tipo Blackberry pero sin vocales, que les permite utilizar modos de críptica comunicación textual tonettiana. Pd fllr.

Sin metas no hay paraíso

Hablando un tiempo atrás con una amiga, ella me pidió un consejo diciendo que no sabía bien qué hacer de su vida. Que hacía meses que daba vueltas sin tener claro qué elegir. Mi respuesta fue simple: “No importa lo que elijas. Lanza una moneda y que sea el azar quien decida“.

¿Es la vida un derecho o una obligación?

En la noche de ayer un canal de televisión británico emitió un documental llamado “Right to Die?: The Suicide Tourist“, mostrando el proceso por el cual Craig Ewert, un profesor universitario estadounidense que sufría una enfermedad degenerativa incurable, se quitó la vida en la clínica suiza Dignitas, donde se practica la eutanasia.

Esto generó un amplio abanico de reacciones, la mayoría de ellas contrarias a la eutanasia y a la emisión de dicho programa.

A mí me cuesta mucho creer que en el siglo XXI todavía la mayoría de las personas se opongan a algo tan básico como el derecho de cada persona a decidir cómo y cuándo morir.

En este mundo el derecho a una vida digna le es negado a millones de personas que sufren del hambre y la pobreza y mueren de a cientos víctimas de enfermedades prevenibles. Hay también quienes convierten el “derecho a la vida” en una “obligación de vivir”, cuanto sea posible y a cualquier precio, negando así la dignidad tanto en la vida como en la muerte.

Regalo de cumpleaños

Hoy es mi cumpleaños… Un número que impresiona un poquito pero todavía a una distancia prudencial de los 40! 🙂

Como regalo para mí y para ustedes quiero compartir una de las poesías que más me gusta y cuyo contenido además viene muy al caso al momento de agregar un año a la cuenta. Los últimos cuatro versos me parecen especialmente únicos. Una manera excelente de decir cómo todo cambia y a la vez nada lo hace.

El país donde siempre ganan los malos

La Argentina está muy mal ubicada en los rankings internacionales de corrupción. De acuerdo a Transparency International estamos en la posición 109 a nivel mundial, cayendo respecto del año anterior y con un score de 2,9 sobre 10. Como comparación, nuestros vecinos más cercanos, Uruguay y Chile comparten el puesto 23 con 6,9. ¿Qué será lo que nos hace ser un pueblo más corrupto?

En mi opinión, la respuesta es simple: Uno obtiene de las personas aquello que reconoce y premia, no aquello que condena y castiga.

En un acto que asegura que sigamos por muchos años más hundidos en el fondo de la tabla entre los países más corruptos del mundo, el gobierno argentino acaba de presentar un proyecto de ley para premiar a todos los que evadieron impuestos, generaron dinero malhabido y/o desarrollaron actividades ilegales en los últimos años en la Argentina.

La necesidad insuficiente de la voluntad

En este mundo, ninguna receta puede garantizarnos el éxito. Pero asegurarnos el fracaso es bastante fácil y podemos hacerlo nosotros mismos, sin ayuda de nadie.

Hace unos años atrás leí el libro “El alquimista” de Paulo Coelho. No me gustó para nada. Su filosofía básica puede resumirse en que “cuando una persona desea realmente algo, el Universo entero conspira para que pueda realizar su sueño”. Es, en resumidas cuentas, el “tu puedes”, la visión voluntarista, llevada al extremo.

Esta semana escribí un post sobre el impacto de la crisis financiera. En uno de los comentarios, con mucha diplomacia Inés (que por una de esas casualidades viene a ser mi mamá!) objetó mi visión de la crisis como oportunidad, asociándola a una visión al estilo Coelho.

Reconozco que puede haber sonado a eso, pero nada más alejado de mi manera de pensar. Este es un mundo que en general conspira para que la mayoría de las personas no tengamos lo que queremos. Casi nunca es verdad que “si tu quieres, tu puedes”.

Tanto la versión “si quieres, puedes” como la lógicamente equivalente “si no puedes es porque no quieres” son sobresimplificaciones crueles, que generan falsas expectativas y, ante el fracaso, ponen la culpa en la persona.

Lo que para mí sí es una regla muy importante y casi universal, es que “si tu NO quieres, NO puedes”.

Lo que esta regla dice es bien distinto de las otras dos. Lo que dice es que nunca algo bueno ocurre sin que exista por detrás el poder de la voluntad para conseguirlo. La voluntad no es suficiente, pero es imprescindible.

Los argentinos y la autodestrucción

Hoy es un día en que es difícil no estar triste.

El anuncio por parte de Cristina Kirchner sobre la nacionalización de los fondos previsionales es quizá un ‘robo’ a la gente mayor de lo que fue el Corralito. Yo creo que la única razón por la que hoy no hay masivas demostraciones en las calles es que, por un lado, el dinero que le están sacando a la gente esta vez es dinero que hasta dentro de varios años igual no iba a poder usar. Por otro, es dinero que la mayoría de nosotros siempre pensamos que, más tarde o más temprano, de una manera o de otra, nos iban a robar de todos modos.

Ya está disponible mi nuevo libro "Guía para sobrevivir al presente" Quiero ver dónde comprarlo