Lo importante es NO competir

Existe un refrán que dice que “lo importante es competir”. Esta pequeña frase hecha, en realidad, en el fondo sostiene exactamente lo opuesto de lo que parece afirmar en su superficie. No habla del valor de ser competitivo, sino que usa esa idea para relativizar la importancia de tener éxito en lo que hacemos. Desenmascarada en su versión completa, es algo así como: “No importa ganar, lo importante es participar.

En la Argentina, esta idea de que la competencia (incluso la más sana) es mala, es algo que inculcamos en nuestros niños desde una edad temprana. Nos horrorizamos si nuestros hijos muestran cualquier esbozo de espíritu competitivo. Pero eso no es así en todas las culturas. Hay otras que glorifican el “fuego sagrado”.

Esta manera de pensar termina permeando casi todos los aspectos de la vida, incluyendo la manera en que se hacen negocios. Así, construimos una economía concentrada y corporativizada. Una en la que los lazos entre “competidores” son mucho más fuertes que sus oposiciones y donde el consumidor siempre pierde, incapaz de encontrar una brecha en el monolítico armado oligopólico.

Yo creo que no hay mayor ni mejor fuerza de cambio e innovación que la competencia. Y tampoco mayor poder para mantener a raya a los empresarios en su capacidad de abuso y forzarlos a hacer lo que en Argentina generalmente odian: tomar riesgos.

¡Riesgo y Recompensa cumplió tres años!

¡Sí! ¡Créase o no, Riesgo y Recompensa cumplió ya 3 años!

Y este aniversario me agarró en el momento más atareado en mucho tiempo. Pero tanta corrida que estoy teniendo en estos días son a la vez una noticia mala y una buena.

Empezando un negocio en internet (parte 2)

En el post anterior empecé a desarrollar nueve claves para arrancar un emprendimiento en internet.

En él decía que para lanzar proyectos de internet “puros” para el lanzamiento se puede seguir un camino más sencillo que el tradicional de analizar en profundidad un proyecto y armar un plan de negocios. La principal diferencia radica en hacer rápidamente un prototipo, “lanzarlo al agua a ver si flota” y aprender y optimizar el negocio sobre la marcha haciendo A/B testing.

Pero la cosa no se agota ahí. Hay varias cosas más a tener en cuenta para maximizar la chance de que tu proyecto prospere. En el post anterior expuse las primeras cuatro claves y ahora vienen las últimas cinco.

Cómo lanzar un proyecto de internet

La serie de posts que arranca con “El robo de ideas”, sigue con “El primer paso después de la idea” y concluye con “Armando un modelo de negocio” es probablemente lo más útil que haya entregado este blog para emprendedores en etapas tempranas.

Pero hoy, dos años después, me siento en la necesidad de ampliar el enfoque e incluir un modo “abreviado” de transitar ese proceso de ir de la idea a un proyecto funcionando. Y todo por culpa de internet! 🙂

Internet creó una nueva forma de emprender, que cambia fuertemente la manera de arrancar un emprendimiento. Y eso es bueno y malo… Para que aproveches lo bueno y evites los riesgos, en este post quiero compartir nueve claves para lanzar con éxito un proyecto de internet.

Cómo se hace una película

Hace unos meses me embarqué en un tipo de emprendimiento totalmente nuevo para mí: co-producir una película de cine. El film en cuestión es una comedia muy divertida a estrenarse en unos meses con el título “Mi primera boda”.

El director se llama Ariel Winograd y además de haber hecho ya una peli muy buena, es un fenómeno. Acá voy a probar el uso del botoncito nuevo de Twitter para que los que quieran seguirlo puedan hacerlo simplemente haciendo un click acá:

En la peli actúan Daniel Hendler y Natalia Oreiro, junto a un montón de otros actores buenísimos como Imanol Arias, Martín Piroyansky y Pepe Soriano. La historia trata sobre la boda de un matrimonio “mixto” en una estancia en medio del campo, donde la ceremonia la ofician Marcos Mudstock y Daniel Rabinovich (dos de los Les Luthiers), como cura y rabino respectivamente.

Hasta este momento, siempre viví el cine desde el lugar de espectador. Pero meterme del otro lado me permitió por primera vez ver cómo se hace una película. Y me llevé muchas sorpresas. Descubrí que es un proceso mucho más rico e interesante de lo que imaginaba. Acá quiero compartir con ustedes algo de lo que aprendí.

Entrevistas de trabajo: un arte difícil de aprender

En muchos de los posts de emprendimiento yo comparto la experiencia de mis errores y de mis aciertos para que los aprendizajes los aprovechen otros emprendedores.

Pero hay un tema clave de emprender que nunca logré dominar. A veces acerté, otras me equivoqué y siento que después de 15 años no aprendí nada útil para compartir. No sé por qué salió bien lo que salió bien ni mal lo que no anduvo. Por eso, este post lo vamos a tener que armar entre todos.

El tema en cuestión es la búsqueda y selección de gente.

Restorando: un “dream team” emprendedor

Desde hace algunos meses, junto con Andy Freire, venimos apoyando a un par de emprendedores jóvenes armando un nuevo proyecto. Liderado por Franco Silvetti y Frank Martin, que por varias razones se parecen bastante a los “Santi y Andy” de comienzos de Officenet, la semana pasada finalmente se lanzó Restorando, un sitio de reservas online en restaurantes.

La mayor fuente de aprendizaje para un nuevo emprendimiento

Investigar la viabilidad de un proyecto para lanzar un start up es una tarea muy complicada. La información es escasa y las incertidumbres muchas.

Sin embargo, cuando me junto con emprendedores que están trabajando en “apropiarse de una idea” y modelando su negocio, es increíble ver cómo la mayoría de ellos ignoran la que tal vez sea la mejor fuente de información disponible para aprender sobre su propio proyecto: el fracaso ajeno.

¿Cómo extraer el conocimiento tácito, no explícito, que hay en la mente de los más experimentados?

Mi compañero de SingularityU Jorge Juan Fernández, que en agosto pasado escribió un post invitado muy interesante sobre las leyes que gobiernan el mundo digital, vuelve a Riesgo y Recompensa. Dede España, esta vez nos propone discutir entre todos cómo hacer para no desperdiciar el conocimiento práctico de la gente que se retira y pide nuestro consejo al respecto.

El fin de Officenet

Hace un año y medio atrás escribí un post anticipatorio sobre la futura muerte de la marca Officenet. Hoy es el día en que Officenet finalmente deja de existir.

Ya está disponible mi nuevo libro "Guía para sobrevivir al presente" Quiero ver dónde comprarlo