No te pierdas a Vint Cerf en la Argentina

De todas las charlas que escuché en Singularity University el año pasado, una de las más interesantes fue la de Vint Cerf, el “inventor” de internet.

Actualmente Vint es “Chief Internet Evangelist Officer” (¿existe un título con más onda que ese?) en Google, sigue siendo presidente de ICANN (la entidad que regula toda la red), tiene una mente brillante y es una de las personas más calificadas del planeta para hablar del futuro de internet.

¡Celebremos mañana el “Día de la Unidad”!

Sí, ya sé que estas cosas solo nos importan a un pequeño grupo de “dementes” geeks. Pero, ¡sorpresa!, quién hubiera dicho que al final éramos tantos los locos que nos la pasábamos mirando las patentes de los autos, no? Así que comparto esto porque nunca se sabe cuántos otros locos andan a nuestro alrededor…

La cosa es que mañana va a ser un día “único”. Único porque no habrá otro como este hasta dentro de 100 años. Pero sobre todo es “único” porque lo que tiene de particular es la omnipresencia del número “uno”.

Tener LA idea no es una buena idea!

La mayoría de los emprendedores con los que me cruzo andan obsesionados por inventar el próximo Facebook o el próximo Twitter. Quieren desesperadamente inspirarse, encontrar la respuesta y saber cuál es la “next big thing”. Y yo creo que si lo que quieren es emprender están mirando en el lugar equivocado.

Vos que preferís: jugar a un juego donde tenés una chance en 10 de ganar 1.000; o jugar uno en el que tenés una chance en 10.000 de ganar 1.000.000?

La medida de la satisfacción

En cualquier actividad que realicemos, siempre es importante medir el grado de satisfacción que tengan los destinatarios de aquello que hacemos. En el caso de una empresa sería la evaluación que hacen nuestros clientes de nuestro producto o servicio, pero esto también es aplicable para ONGs o incluso para otros terrenos muy diversos.

En Officenet nosotros tuvimos mediciones de satisfacción de los clientes desde el primer día, usando diferentes métricas y métodos de encuesta. Hasta que finalmente en el 2004 adoptamos un modo de hacerlo que tuvo un impacto enorme, nos dejó varias enseñanzas y que quiero recomendarles para cualquier cosa que hagan.

Lo importante es NO competir

Existe un refrán que dice que “lo importante es competir”. Esta pequeña frase hecha, en realidad, en el fondo sostiene exactamente lo opuesto de lo que parece afirmar en su superficie. No habla del valor de ser competitivo, sino que usa esa idea para relativizar la importancia de tener éxito en lo que hacemos. Desenmascarada en su versión completa, es algo así como: “No importa ganar, lo importante es participar.

En la Argentina, esta idea de que la competencia (incluso la más sana) es mala, es algo que inculcamos en nuestros niños desde una edad temprana. Nos horrorizamos si nuestros hijos muestran cualquier esbozo de espíritu competitivo. Pero eso no es así en todas las culturas. Hay otras que glorifican el “fuego sagrado”.

Esta manera de pensar termina permeando casi todos los aspectos de la vida, incluyendo la manera en que se hacen negocios. Así, construimos una economía concentrada y corporativizada. Una en la que los lazos entre “competidores” son mucho más fuertes que sus oposiciones y donde el consumidor siempre pierde, incapaz de encontrar una brecha en el monolítico armado oligopólico.

Yo creo que no hay mayor ni mejor fuerza de cambio e innovación que la competencia. Y tampoco mayor poder para mantener a raya a los empresarios en su capacidad de abuso y forzarlos a hacer lo que en Argentina generalmente odian: tomar riesgos.

¡Riesgo y Recompensa cumplió tres años!

¡Sí! ¡Créase o no, Riesgo y Recompensa cumplió ya 3 años!

Y este aniversario me agarró en el momento más atareado en mucho tiempo. Pero tanta corrida que estoy teniendo en estos días son a la vez una noticia mala y una buena.

Empezando un negocio en internet (parte 2)

En el post anterior empecé a desarrollar nueve claves para arrancar un emprendimiento en internet.

En él decía que para lanzar proyectos de internet “puros” para el lanzamiento se puede seguir un camino más sencillo que el tradicional de analizar en profundidad un proyecto y armar un plan de negocios. La principal diferencia radica en hacer rápidamente un prototipo, “lanzarlo al agua a ver si flota” y aprender y optimizar el negocio sobre la marcha haciendo A/B testing.

Pero la cosa no se agota ahí. Hay varias cosas más a tener en cuenta para maximizar la chance de que tu proyecto prospere. En el post anterior expuse las primeras cuatro claves y ahora vienen las últimas cinco.

Cómo lanzar un proyecto de internet

La serie de posts que arranca con “El robo de ideas”, sigue con “El primer paso después de la idea” y concluye con “Armando un modelo de negocio” es probablemente lo más útil que haya entregado este blog para emprendedores en etapas tempranas.

Pero hoy, dos años después, me siento en la necesidad de ampliar el enfoque e incluir un modo “abreviado” de transitar ese proceso de ir de la idea a un proyecto funcionando. Y todo por culpa de internet! 🙂

Internet creó una nueva forma de emprender, que cambia fuertemente la manera de arrancar un emprendimiento. Y eso es bueno y malo… Para que aproveches lo bueno y evites los riesgos, en este post quiero compartir nueve claves para lanzar con éxito un proyecto de internet.

Cómo se hace una película

Hace unos meses me embarqué en un tipo de emprendimiento totalmente nuevo para mí: co-producir una película de cine. El film en cuestión es una comedia muy divertida a estrenarse en unos meses con el título “Mi primera boda”.

El director se llama Ariel Winograd y además de haber hecho ya una peli muy buena, es un fenómeno. Acá voy a probar el uso del botoncito nuevo de Twitter para que los que quieran seguirlo puedan hacerlo simplemente haciendo un click acá:

En la peli actúan Daniel Hendler y Natalia Oreiro, junto a un montón de otros actores buenísimos como Imanol Arias, Martín Piroyansky y Pepe Soriano. La historia trata sobre la boda de un matrimonio “mixto” en una estancia en medio del campo, donde la ceremonia la ofician Marcos Mudstock y Daniel Rabinovich (dos de los Les Luthiers), como cura y rabino respectivamente.

Hasta este momento, siempre viví el cine desde el lugar de espectador. Pero meterme del otro lado me permitió por primera vez ver cómo se hace una película. Y me llevé muchas sorpresas. Descubrí que es un proceso mucho más rico e interesante de lo que imaginaba. Acá quiero compartir con ustedes algo de lo que aprendí.

Entrevistas de trabajo: un arte difícil de aprender

En muchos de los posts de emprendimiento yo comparto la experiencia de mis errores y de mis aciertos para que los aprendizajes los aprovechen otros emprendedores.

Pero hay un tema clave de emprender que nunca logré dominar. A veces acerté, otras me equivoqué y siento que después de 15 años no aprendí nada útil para compartir. No sé por qué salió bien lo que salió bien ni mal lo que no anduvo. Por eso, este post lo vamos a tener que armar entre todos.

El tema en cuestión es la búsqueda y selección de gente.

Ya está disponible mi nuevo libro "Guía para sobrevivir al presente" Quiero ver dónde comprarlo