El juego de la vida

¿Por qué escalera subirías?

Cuando hace unos meses estuve en Silicon Valley visitando inversores para nuesta ronda de “Serie A” junto a Frank Martin, CEO de Restorando, nos juntamos con casi todos los mejores VCs del planeta. Cada época tiene sus “buzzwords”, palabras clave que no pueden faltar en la presentación de cualquier proyecto tecnológico. Las palabras de este momento son tres: “social”, “mobile” y “gamification”.

Todo inversor quiere escuchar hoy que tu proyecto va a integrarse y sacar provecho de las redes sociales y que va a ser ideal para usarse desde dispositivos móviles. La tercera es quizá la menos obvia y conocida. Por eso, en este post invitado Pablo Capurro, fundador  junto a su hermano Santiago de la agencia digital  SG2 y varios otros proyectos, nos habla acerca de “gamification”, o cómo lograr que incluso las cosas que hacemos seriamente incorporen la diversión y demás virtudes de jugar para que nos den más ganas de hacerlas. Pablo estuvo hace unos meses en Nueva York cubriendo para CNN en Español el Gamification Summit, principal evento sobre el tema a nivel mundial.

¿Dónde se aprende a emprender?

Hace un mes atrás hice una encuesta en la página de Riesgo y Recompensa en FB con la idea de entender cuál creen los lectores del blog que es el mejor lugar para aprender de emprendimiento. Y el resultado me sorprendió por varias razones.

El futuro del emprendimiento

Ya casi se acaba un año muy especial para mí, donde, gracias al inesperado impacto de “El futuro del futuro”, en Riesgo y Recompensa el emprendimiento compartió casi en partes igualitativas el espacio con la ciencia y la tecnología.

Por eso, casi como un balance, me pareció que una buena manera de terminar 2011 es con un post en el cruce de ambas áreas: cómo aplicar los últimos avances científicos y tecnológicos al mundo de los negocios y el emprendimiento. Porque la ciencia es apasionante, pero al final del día es el dinero (y la conservación del momento angular) que hace girar al mundo.

Hoy en día es necesario aprovechar todas las herramientas a nuestro alcance para hacer exitosos a nuestros proyectos. Por eso, acá van cuatro grandes ideas para aplicar tecnología de punta antes que lo hagan tus competidores.

Toda la info para el evento de Vint Cerf de mañana

Como anticipé en este postmañana 24 de noviembre es la charla de Vint Cerf en Argentina organizada por Google. Aparte de Vint, vamos a hablar Ariel Muslera (Socio en CAP Ventures y Asesor en The Latin American Venture Capital Association), Daniel Rabinovich (CTO de Mercado Libre) y yo.

La respuesta de gente fue espectacular, así que la inscripción ya está cerrada, pero si llegaste a anotarte tenés que estar mañana a las 18 en el Auditorio San Agustín de la UCA, en Alicia Moreau de Justo 1300, Buenos Aires.

El hashtag para twittear sobre las charlas va a ser #CerfAR.

No te pierdas a Vint Cerf en la Argentina

De todas las charlas que escuché en Singularity University el año pasado, una de las más interesantes fue la de Vint Cerf, el “inventor” de internet.

Actualmente Vint es “Chief Internet Evangelist Officer” (¿existe un título con más onda que ese?) en Google, sigue siendo presidente de ICANN (la entidad que regula toda la red), tiene una mente brillante y es una de las personas más calificadas del planeta para hablar del futuro de internet.

¡Celebremos mañana el “Día de la Unidad”!

Sí, ya sé que estas cosas solo nos importan a un pequeño grupo de “dementes” geeks. Pero, ¡sorpresa!, quién hubiera dicho que al final éramos tantos los locos que nos la pasábamos mirando las patentes de los autos, no? Así que comparto esto porque nunca se sabe cuántos otros locos andan a nuestro alrededor…

La cosa es que mañana va a ser un día “único”. Único porque no habrá otro como este hasta dentro de 100 años. Pero sobre todo es “único” porque lo que tiene de particular es la omnipresencia del número “uno”.

Tener LA idea no es una buena idea!

La mayoría de los emprendedores con los que me cruzo andan obsesionados por inventar el próximo Facebook o el próximo Twitter. Quieren desesperadamente inspirarse, encontrar la respuesta y saber cuál es la “next big thing”. Y yo creo que si lo que quieren es emprender están mirando en el lugar equivocado.

Vos que preferís: jugar a un juego donde tenés una chance en 10 de ganar 1.000; o jugar uno en el que tenés una chance en 10.000 de ganar 1.000.000?

La medida de la satisfacción

En cualquier actividad que realicemos, siempre es importante medir el grado de satisfacción que tengan los destinatarios de aquello que hacemos. En el caso de una empresa sería la evaluación que hacen nuestros clientes de nuestro producto o servicio, pero esto también es aplicable para ONGs o incluso para otros terrenos muy diversos.

En Officenet nosotros tuvimos mediciones de satisfacción de los clientes desde el primer día, usando diferentes métricas y métodos de encuesta. Hasta que finalmente en el 2004 adoptamos un modo de hacerlo que tuvo un impacto enorme, nos dejó varias enseñanzas y que quiero recomendarles para cualquier cosa que hagan.

Lo importante es NO competir

Existe un refrán que dice que “lo importante es competir”. Esta pequeña frase hecha, en realidad, en el fondo sostiene exactamente lo opuesto de lo que parece afirmar en su superficie. No habla del valor de ser competitivo, sino que usa esa idea para relativizar la importancia de tener éxito en lo que hacemos. Desenmascarada en su versión completa, es algo así como: “No importa ganar, lo importante es participar.

En la Argentina, esta idea de que la competencia (incluso la más sana) es mala, es algo que inculcamos en nuestros niños desde una edad temprana. Nos horrorizamos si nuestros hijos muestran cualquier esbozo de espíritu competitivo. Pero eso no es así en todas las culturas. Hay otras que glorifican el “fuego sagrado”.

Esta manera de pensar termina permeando casi todos los aspectos de la vida, incluyendo la manera en que se hacen negocios. Así, construimos una economía concentrada y corporativizada. Una en la que los lazos entre “competidores” son mucho más fuertes que sus oposiciones y donde el consumidor siempre pierde, incapaz de encontrar una brecha en el monolítico armado oligopólico.

Yo creo que no hay mayor ni mejor fuerza de cambio e innovación que la competencia. Y tampoco mayor poder para mantener a raya a los empresarios en su capacidad de abuso y forzarlos a hacer lo que en Argentina generalmente odian: tomar riesgos.

¡Riesgo y Recompensa cumplió tres años!

¡Sí! ¡Créase o no, Riesgo y Recompensa cumplió ya 3 años!

Y este aniversario me agarró en el momento más atareado en mucho tiempo. Pero tanta corrida que estoy teniendo en estos días son a la vez una noticia mala y una buena.

Ya está disponible mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero ver dónde comprarlo