La vida después de la pandemia, parte 5: La enfermedad de la globalización

Ilustación: Alma Larroca

Hay muy pocas situaciones en la vida en las que podemos tener la certeza de estar atravesando un momento histórico. Este es uno: lo que estamos protagonizando quedará en los libros y será estudiado por las generaciones siguientes. Quizás el rasgo más destacado sea que este es el primer acontecimiento verdaderamente global. Nunca antes había estado el planeta entero enfrentado a una misma situación al mismo tiempo , con las herramientas de comunicación para saber qué está pasando en cada rincón del globo. Tecnología y movilidad mediante, jamás fue tan cierto que vivimos todos en un único lugar y que, aggiornando el célebre proverbio chino, “el leve aleteo de una mariposa en Wuhan puede causar un tornado en Milán”.

La vida después de la pandemia, parte 4: La pandemia, una tragedia anunciada

Al momento de escribir esta nota llevo dos meses en cuarentena, sin salir de mi casa. No sé si también te pasa, pero en muchos momentos tengo ataques de incredulidad: jamás imaginé vivir algo así. Parece una mala película de ciencia ficción. ¡Todo esto es tan inesperado! ¿O no?

La vida después de la pandemia, parte 3: Un día sin médicos, repartidores, docentes, etc.

Quince años atrás, la película Un día sin mexicanos retrató en tono de sátira las hipotéticas consecuencias de que sorpresivamente desaparecieran todos los mexicanos del Estado de California. La falta de este grupo, con frecuencia relegado a trabajos físicos de poca notoriedad y mal remunerados, rápidamente ocasiona el colapso de muchos servicios esenciales, como la recolección de residuos, la limpieza doméstica o la cosecha de productos agrícolas, y otros efectos inesperados. En poco tiempo, la situación deja a la economía del mayor estado norteamericano al borde de la implosión. Cuando finalmente los mexicanos reaparecen, hasta los oficiales de inmigración -que normalmente los hostigaban en los cruces fronterizos- celebran con alivio su regreso.

La vida después de la pandemia, parte 2: El encierro humano y el alivio del ambiente

Ilustración: Alma Larroca

Seguramente hayas visto alguna de las imágenes que circulan por las redes. Jabalíes caminando por el centro de Barcelona y Tel Aviv. Cientos de monos dominando la escena en las ciudades de Tailandia. Ciervos pastando en los espacios verdes de los suburbios de Osaka. Delfines disfrutando las aguas calmas en los puertos italianos. Peces, sí, ¡peces!, nadando en las normalmente inhóspitas aguas del Riachuelo.

Entrevista con Jorge Lanata sobre las ventajas y desventajas de la inteligencia

Hace mucho tiempo que no publico acá ninguna entrevista. Ayer tuve el gusto de estar en el programa de entrevistas Hora 25 que conduce Jorge Lanata por TN. La charla giró alrededor de las ventajas y desventajas de la inteligencia, su valor respecto de otros talentos, las cualidades que nuestra sociedad reconoce y muchos temas más.

Quiero compartir aquí el video para quienes quieran verla. También se puede escuchar en audio en mi podcast de Spotify.

¿Quién quiere vivir para siempre?

Hace un tiempo destiné una de mis columnas de radio a los avances médicos que auguran que pronto podamos vivir muchísimos años más. Como suelo hacer, antes realicé una encuesta entre quienes escuchan el programa. La mayoría no ve venir el cambio que posiblemente se avecina: la expectativa de vida que estiman para sí mismos no supera los 85 años. Sin embargo, ese no fue el resultado más llamativo: la mayor sorpresa fue que, al preguntarles a los oyentes cuántos años ellos querrían vivir, habilitados a pedir tanto como desearan, el 73% eligió menos de 100 años. Apenas una fracción muy chica de la gente expresó el deseo de vivir indefinidamente. ¿Será realmente que, teniendo la posibilidad de evitarlo, la gran mayoría preferiría de todos modos morir?

Viendo a través de tu cuerpo

Dentro de poco tiempo, cuando alguien te diga que mires dentro tuyo no te estará hablando de que hagas introspección. Un impactante avance tecnológico promete permitir pronto ver dentro del cuerpo humano como si fuera transparente.

El avance del terraplanismo y otras teorías conspirativas

Que las conspiraciones existen no cabe la menor duda. Figuras históricas como el emperador romano Julio César o Abraham Lincoln cayeron víctimas de algunas de ellas. Pero por cada conspiración real existen decenas de teorías conspirativas, la mayoría de ellas totalmente disparatadas y sin la menor evidencia que las avale.

Internet y las redes sociales le dieron un impulso inédito a este fenómeno, ofreciendo la plataforma perfecta para que los impulsores de esas ideas descabelladas puedan intentar convencer a los demás. Después de todo, si logran que su explicación sea aceptada por todos dejaría de ser vista como una “teoría” y pasaría a ser la nueva “historia oficial”. Por eso pelean y pelean para intentar imponer su versión de los hechos. Algunos lo hacen movidos por convicción genuina, otros para impulsar su agenda extremista, otros simplemente por interés comercial.

Las redes sociales y la “fórmula de Foley”

En 1984 hubo una película llamada “Un detective suelto en Hollywood”. En ella, el comediante Eddie Murphy encarnaba a un detective un tanto peculiar llamado Axel Foley. Foley no dudaba en inventar historias extravagantes o abusar del caradurismo para conseguir lo que necesitaba. Algo de esa película me quedó dando vueltas en la cabeza por años: no la parte fabuladora del personaje, sino la parte caradura, la de animarse a meterse en cualquier lado y entablar contacto con cualquier persona, por importante que fuera. Bauticé este método como la “fórmula de Foley”.

¿Por qué nos cuesta tanto ser felices?

A comienzos de año la Universidad de Yale lanzó un curso optativo que rápidamente se convirtió en el más numeroso jamás creado en los 316 años de historia de esta prestigiosa institución educativa. Uno de cada cuatro alumnos, fuera cual fuera la carrera que estuvieran haciendo, se anotó para participar. La cantidad resultó tan alta que excedía largamente la capacidad de las aulas más grandes y debió dictarse con retransmisión simultánea en un gran número de salas. ¿Cuál era el contenido de este curso que despertó semejante furor? El tema era cómo ser felices.

Ya está disponible mi nuevo libro "Guía para sobrevivir al presente" Quiero ver dónde comprarlo