Marketing engañoso: La mentira Power Balance

En estos días, si vas caminando por la calle y de repente ves una persona intentando hacer piruetas parado en un pie o doblándose para tocar el piso, no se trata de un loco o de un equilibrista pidiendo monedas en un semáforo. Es simplemente una persona más intentando mostrarle a un amigo cómo la pulsera Power Balance le mejora la fuerza, el equilibrio y la elongación.

Esta persona, como miles de otras últimamente, posiblemente en otros órdenes de la vida actúe como un ser inteligente y razonable. Pero de manera repentina, seducido por uno de los mayores engaños de marketing de la historia, dejó toda su racionalidad a un lado y sucumbió ante la mentira de una promesa mágica.

La cultura Twitter y la adictividad de la gratificación inmediata

"...estás leyendo esto todavía o ya estás
por cliquear en otro link? ...
 Necesitamos ser a la vez patinadores en
la superficie de la laguna y buceadores.
Dominar la habilidad de acceder a hechos
mientras reservamos el tiempo y espacio
para hacer algo significativo con ellos"
Andrew Sullivan (The Times)

Hace un tiempo atrás compartí en un post mi gran preocupación por la pérdida de la capacidad de concentrarse y prestar atención derivada del uso habitual de Twitter y otras redes sociales que observo en mí y muchos de los que me rodean. Ese post dio lugar a una gran discusión y se convirtió en el más “retwitteado” de la historia de Riesgo y Recompensa.

Hace unos días atrás Guillermo Jaim Etcheverry publicó una columna en el diario argentino La Nación, donde, con su habitual lucidez, reflexiona sobre los efectos de la hiperconectividad sobre nuestra capacidad de concentrarnos.

Allí, él plantea que vivimos  falsamente convencidos de que “a cada instante, en algún lugar del planeta está ocurriendo algo trascendental para nuestras vidas”. Esa íntima convicción, apareada con la abrumadora disponibilidad de nueva información en tiempo real, genera, al decir de David Meyer, “una plaga cognitiva capaz de anular la capacidad de concentración y pensamiento productivo“. (La cita que Jaim Etcheverry hace proviene de este artículo que les recomiendo leer completo si les interesa el tema).

Yo comparto esa línea de pensamiento, pero hay un elemento que creo que está faltando: nuestra repentina e irrefrenable adicción a la “gratificación instantánea”.

El Whuffie Manifesto

Todavía no me recupero de la alegría por el Super Bowl obtenido por los Packers! Así que hasta que mi ánimo se serene, hoy tenemos el honor de tener en Riesgo y Recompensa a uno de los más brillantes emprendedores tecnológicos de la nueva generación!

Pese a su corta edad (al menos comparada a la mía), Santi Siri ha comenzado ya varios proyectos grossos. Entre ellos está el Whuffie Bank, que llegó a una de las competencias de proyectos tecnológicos más grossas del mundo: el TechCrunch50.

Hace poco escribí sobre los efectos nocivos del dinero en monos y su posible impacto en las sociedades humanas y también sobre cómo el dinero electrónico podía ayudar a reducir ese problema.

Santi adopta acá una postura más jugada y radical, compartiendo aquí por primera vez el Whuffie Manifiesto, donde nos cuenta el intento del Whuffie Bank de convertir al dinero de un motor de corrupción a uno que promueva e incentive lo mejor del ser humano.

Con ustedes, Santi Siri!

El arte de pelear en los blogs, recargado

Hace bastante tiempo atrás, Magdalena Day, autora del famoso “Tuti Blog”, escribió un post invitado hablando sobre el placer de la pelea blogueril. Hoy Tuti vuelve a la carga con una segunda parte al post original.

Qué mejor manera de mostrarle a ella que el post les gustó que peleándose y discutiéndole todo lo que dice! 🙂

¡Que lo disfruten!

————————————-

Este año le comenté a Santiago que tenía ganas de hacer el post continuación de aquel primer “El arte de pelear en los blogs” que tanto disfruté escribir y que tuvo una inmensa cantidad de comentarios gracias a ustedes.

La idea era hacer un “El arte de pelear en Twitter” ya que desde hace un año explotó en Argentina y Latinoamérica. Es además el lugar en donde -creemos- que casi todo pasa, que se dan discusiones entre funcionarios de gobierno, entre vedettes y actores, músicos y fans. Y entrepreneurs… obbvio 😉

Se ve que los 140 caracteres llevan a una necesidad, casi escatológica o de catarsis, por parte de muchas personas de “ser alguien” a partir de la agresividad o de concentrar sus energías en hacer un tweet casi poético para sus 5 minutos de fama.

Pero finalmente decidí que mejor volvamos a hablar de la pelea en blogs por varias razones:

De la realidad aumentada a la realidad disminuida

“Aumentar” la realidad agregándole una capa de información encima es una de las tendencias más promisorias de la tecnología en nuestros días. Más y mejores aplicaciones aparecen continuamente sacando provecho de esta idea.

Un buen ejemplo es Layar, el navegador que permite ver en la pantalla del teléfono aquello que la cámara filma agregándole datos. Esto permite, por ejemplo, locuras como recorrer Berlín viendo todavía el Muro como si aún estuviera en pie. También es posible mirar todas las casas de una cuadra y ver superpuesto a la imagen qué casas están en venta o alquiler y a qué precios sin que haya ningún cartel colocado. Y otras cosas como las que muestra este video.

Sin embargo, como discutí en uno de los posts más leídos de la historia del blog, nuestro problema actual no parece ser la falta de información sino la gran dificultad de enfocar nuestra atención provocada por el exceso de estímulos.

Por eso para mí hay un concepto más interesante y menos difundido que la idea de realidad aumentada: es de la “realidad disminuida” que quiero hablarles hoy.

Peter Diamandis en Riesgo y Recompensa

En este post sigo compartiendo con ustedes mis entrevistas a las personas más increíbles que conocí durante Singularity University. En este caso, el entrevistado es uno de los emprendedores más fascinantes que vi en mi vida. Especialmente porque la magnitud de sus proyectos es, literalmente, “de otro planeta”. Peter Diamandis, que es uno de los dos fundadores de Singularity University, pasó mucho tiempo con nosotros este verano contagiándonos con su pasión ilimitada.

El dinero y los vínculos sociales

Uno de los grandes misterios de mi vida es por qué decidí ser economista, siendo que en general no me gusta para nada la economía. Pero cada vez que leo cosas sobre “Economía del comportamiento” me doy cuenta qué fue lo que me atrajo. En particular, me pasó mucho eso al leer el libro “Freakonomics” y su secuela, “SuperFreakonomics”.

Leyendo este último supe de un experimento fascinante que hizo un economista de la Universidad de Yale: investigar qué sucede si introducimos el uso de dinero en monos. Los resultados son sorprendentes y las potenciales conclusiones muy profundas.

El mejor premio para ganarse

De todas las montones de entregas de premios que hay en el mundo, sólo una tiene su lugar todos los años en Riesgo y Recompensa. Con un poco de demora en esta oportunidad, pero cumplo con una de las tradiciones de este blog: compartir con ustedes los ganadores del más interesante premio científico mundial: los imperdibles premios Ig Nobel Awards.

Los premios Ig Nobel Awards son una ingeniosa versión de los premios Nobel destinada a investigaciones cuyo tema ridículo “primero te hace reir y luego te hace pensar”. Los premios son otorgados por el Journal ‘Annals of Improbable Research’ y una vez más se entregaron en Harvard hace algunos días. Todos los premios son entregados por ganadores del (un poco más serio) premio Nobel!

El nombre viene de la palabra “ignoble” que en inglés significa “no honorable” o “vergonzoso”. Las investigaciones ganadoras son, a la vez, 100% serias y francamente disparatadas.

Igual que en años anteriores, voy a comentar las investigaciones ganadoras y después proponerles un concurso con premio y todo…

Para los que siguen este blog principalmente por mis posts sobre emprendimiento y negocios, les adelanto que el Ig Nobel de Management es imperdible!

David Dalrymple (Davidad) en Riesgo y Recompensa

Me animo a decir que de todas las personas que entrevisté hasta ahora ninguna salió tanto de la zona de confort como David Dalrymple.

David, más conocido por su apodo Davidad, fue uno de mis compañeros este verano en Singularity University. Es una persona francamente excepcional con una vida única. No quiero revelarles los detalles porque es preferible que vean la entrevista ustedes mismos.

Las máquinas inteligentes y nuestro ¿futuro?

En los comentarios del post anterior y por mensajes de mail algunas personas me dijeron que no habían podido escuchar el audio de la entrevista que me hizo Seth Shostak del SETI Institute por estar en inglés. Así que acá la desgrabé y traduje para quien quiera leerla.

Durante las últimas semanas en Singularity University hice también algunas entrevistas en video que están en inglés. Subtitularlas es un proceso bastante complicado y que demoraría bastante la publicación. Por eso, quiero pedirles que antes de pasar al texto de la entrevista me respondan esta mini-encuestita diciendo si entenderían o no el video en inglés para decidir si las subtitulo. Gracias!

Ya está disponible mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero ver dónde comprarlo