Sin categoría

Feliz Navicompras

26-12-2009

Santa Cola

Nunca fui muy fanático de la Navidad…

En parte tal vez sea porque me resulta raro, no siendo católico ni creyente, verme envuelto en el festejo generalizado de una festividad religiosa. Por esta razón, durante muchos años armé el arbolito «con culpa»… Pero con los años fui amalgamando familiarmente una especie de festejo laico de Navidad mezclado con Januca, en el que hacemos arbolito, prendemos velas en el candelabro e intercambiamos balances del año que concluye y deseos para el que comienza.

Hace poco, además, encontré cierto consuelo en en este libro de la creadora del bus ateo, con 42 ensayos que muestran que los ateos también podemos festejar Navidad! En ese libro hasta escribió al respecto mi admirado Richard Dawkins!

En parte también será que no me gusta mucho la navidad porque encuentro algo decididamente extraño que la celebración del nacimiento de Jesús por parte de los cristianos se haya mezclado con el culto consumista a Santa Claus. Está claro que la Biblia nada dice de renos voladores, pinos con lucecitas ni señores barbudos vestidos con los colores de Coca Cola (mucha gente sostiene que ese es el origen del color de su ropa) repartiendo regalos superfluos a diestra y siniestra. Esto se siente especialmente en el hemisferio sur, donde el atuendo mismo de Santa, diseñado para el Ártico pero usado en los 35 grados de calor de Buenos Aires, es el mejor recordatorio de lo ajeno que nos es ese ritual.

Es este el segundo punto el que quiero discutir acá: la exacerbación del consumo superfluo en que la Navidad se ha ido convirtiendo. Yo, al igual que muchos otros, siento que a esta altura hay algo profundamente contradictorio entre el mensaje de Cristo y la manera en que se celebra su nacimiento.

Mientras yo mismo cargo bolsas llenas de cosas innecesarias para mis seres queridos, viene a mi memoria lo que hace unos años propuso Gregg Easterbrook, el autor de TMQ, mitad en broma mitad en serio: desdoblar la Navidad en dos fechas. Una para que los cristianos recuerden el nacimiento de Jesús y otra, que él propuso llamar «Spendmas» («Navicompras»). Según sus palabras, «a muchos cristianos a esta altura no les gusta Santa y el énfasis materialista, que ha desbordado completamente todo significado espiritual de la Navidad. (…)  ‘Navicompras’ sería un feriado puramente secular que celebra el consumismo, el gasto, los regalos y las deudas de tarjeta de crédito.»

Como referencia, agrega TMQ, «Los estadounidenses gastaron este año 220,000 millones de dólares en regalos de Navidad. Eso es equivalente al PBI de Ecuador. Si en lugar de gastar 220,000 millones en regalos para nosotros mismos hubiéramos decidido gastarlos en Ecuador, podríamos haber eliminado la pobreza en un país entero. ¿No suena esa como una manera de celebrar la Navidad? Bueno, la realidad es que gastamos la plata en nosotros mismos».

Foto: Harlanh
Foto: Harlanh

Nosotros no necesitamos pensar en Ecuador. En un país con tanta pobreza como el nuestro, pocas cosas subrayan tanto la desigualdad como el festejo de Navidad. En una postal que lo resume todo, la semana pasada una chica que tendría apenas 20 años, una nena de tres y un bebé de unos meses, pedía limosna sentada en la vereda a la salida de un Shopping en Buenos Aires, y delante de ella pasaban, sin mirarla, decenas de personas cargando tantas bolsas como les fuera humanamente posible para llenar de regalos a sus parientes y amigos.

Para muchos de los cargadores de bolsas un problema común al elegir los regalos seguro habrá sido: «¿¿¿Qué le compro a Fulano??? Si ya tiene de todo…». La respuesta, si querés celebrar Navidad, Januca o cualquier otra festividad laica con un contenido espiritual, es simple: No le compres nada! Sentate con Fulano y piensen un minuto a quién quieren ayudar con la plata de ese regalo.

Hace años que estoy tentado de hacer lo mismo con los regalos que recibo para mi cumpleaños, y siempre me detiene la idea de que alguien puede tomar mi sugerencia como un acto de arrogancia al decir que, comparado a otros, yo no necesito nada material.

Tal vez si otros hicieran lo mismo dejaría de sentirme incómodo con la idea. Tal vez también si muchos otros cambiaran su «ritual», el festejo de Navidad recuperaría un sentido más valioso.

Mientras tanto, feliz ‘Navicompras’…

Foto: rjs1322

57 Comentarios

  1. Hace poco una amiga, de buena posicion pero no rica, hizo una fiesta por sus 30 años y pidio que los que quisieran regalarle algo lo hagan donando a la fundacion Don Pedro, institucion con la que ella colabora periodicamente.

    A todos nos parecio una excelente idea, pero no conozco a nadie (me incluyo) que lo haya repetido luego.

    Sobre Navidad, dias atras estuve leyendo que los primeros cristianos tomaron esa fecha que ya era una fiesta pagana, por el solsticio de verano, para festejar evitando las persecuciones.

    Tambien se festejaa por un Dios pagano del que no recuerdo el nombre.

    O sea que no esta tan mal que los que no son creyentes festejen. Solo hay que elegir bien por que lo hacen.

    A mi no deja de llamarme la atencion la cantidad de catolicos que ni siquiera dan un lugar importante al homenajeado en la mesa de Navidad.

    Felicidades de todas maneras! A los creyentes, que el Niño Dios los haya encontradi intentando salir de su zona de confort!

  2. Es muy raro en lo que se han convertido las navidades: comer y beber (en demasía), comprar, festejar, trasnochar; nada que parezca tener algo que ver con lo que se dice estar celebrando. Por otro lado, resulta curioso qué tanto se imponen los festejos navideños a quienes -por el motivo que fuere- no desean participar.
    Creo que las navidades han pasado a ser una excusa para comenzar los festejos por fin de año una semana antes.

    1. Es la misma forma en la que se impone a todos lo que elige la mayoría. De la misma manera se impone la publicidad ante aquellos que no desean comprar, se impone el desastre que originan los partidos de futbol en los barrios que tienen cancha a aquellos que no disfrutan del deporte ni sus consecuencias, entre otros ejemplos.

      En cuanto a la transformacion de la navidad, me parece que la gente no creyente simplemente festeja, y la gente creyente (no todos, sino la gran mayoría) hace como ha hecho siempre con todo lo que tiene que ver con la religión: elegir lo que le gusta, y descartar lo que no. Del mismo modo que mucha gente reza para pedir, si es que reza, pero no se dedica a hacer un poco mejor la vida de los demás, la gente toma el festejo, los regalos y el feriado, y deja de lado la parte de rendir homenaje a su dios y salvador.

      Creo que la transformación mas linda de la navidad sería deshacernos del compromiso implícito de hacerle un regalo a cada uno (¡¡pito catalán a las tarjetas de crédito!!) y concentrarnos en el significado mas espiritual: el de la solidaridad y el afecto.

  3. Santi, brillante tu reflexión, como siempre! y eso que la verdad me encantaron mis regalos 🙂 pero este año para mi cumple de 40 voy a pedir donaciones para mis ongs preferidas 🙂
    vas a ir al encuentro de la Red Innova en Punta? invitaron a mi marido y queremos ir juntos, se puede? 🙂 espero verte allá!

  4. El festejo de la Navidad se destaca por la abundacia, compras y exceso de consumo (y la histeria en las calles, tráfico y locales comerciales). Siempre lo vivo de manera similar y pienso igual que vos Santiago, pero termino pensando también que son fechas en dónde veo a toda la familia y puedo obsequiarles algo, y NO SOLO ESO! UN ESPACIO PARA AUTO OBSEQUIARME ALGO, porque muchas veces pasa que trabajas los 365 días del año, y aunque te vaya bien ni siquiera te dedicás el tiempo suficiente para autopremiarte. Por otro lado en la fiesta tampoco llegás a conversar con cada integrante de la familia, por lo que todo se reduce a comer, brindar y regalar. Resumiendo para mi la Navidad no tiene connotación religiosa (soy medio ateo), el arbolito hace 3 años que no lo armo, (cuando tenga hijos quizás sí lo vuelva a hacer, porque sí me gustaría que por un instante mis hijos crean en algo «fantástico») Ahora lo tomo como un evento familiar y social para ver a mis seres queridos y disfrutar de un buen momento.
    La navidad creo que funciona porque estamos envueltos en este proceso de producción, flujo económico constante, vida con poco tiempo disponible y estoy seguro de que mucha gente piensa lo mismo pero pasa tan rápido que tampoco podés reorganizar ni teorizar porque tambien deberás cambiar el ritual de toda tu familia y amigos.

  5. gracias por este posteo. el dato sobre la pobreza en ecuador y el gasto en compras…terrible …

    hace mas de 8 años que en casa decidimos hacer un amigo invisible en el que cada uno recibe un único regalo y en lo posible moderado, sin grandes gastos. la familia se enojó oprque rompimos con una tradicion de 20 años llenado el árbol hasta taparlo. pero era eso o nada.

    nosotros si festejamos el nacimiento de Jesús y reflexionamos mucho sobre eso con muestro nene y con la diferencia con papa noel q es el que supuestamente le trae algunos chiches…

    me da mucha verguenza ver como consume la gente, gritando por la calle a sus hijos porque no dejan mirar vidrieras, puteando por pasarla con 30 desconocidos de la familia de la mujer y tener q llevar regalos para todos…. en fin me despierta un sin fin de sensaciones …

    me animo a compartir con vos y tus lectores, si a alguno le interesa, la noche Buena que me cambió la vida …

    http://blogs.clarin.com/laventana/2008/9/10/noche-buena

    1. Que linda manera de pasar la navidad 🙂 Muy fuerte!!

      En mi casa hacemos lo mismo con los regalos, por los mismos motivos. Este año directamente nos desligamos de la obligación del regalo, salieron regalios de a parejas, mas los de los chicos, obvio.

      Lo mas triste del dato de Ecuador y la navidad es que es solo uno de los ejemplos de las tristes consecuencias de un capitalismo sin solidaridad ni conciencia colectiva.

      Me dejó pensando mucho tu festejo del 22. Lo de Juan es un ejemplo groso de lo que se logra con un poco de amor desinteresado y sin mirar de donde vienen los demas, sino quienes son.

    2. Muy buena tu experiencia para reflexionar, gracias por haberla comprartido. Tanto que se puede hacer sin que haya números de por medio, y tan poco que se hace. Tanto poder que tiene la demostración de afecto y tan poco se usa. La de ustedes fue realmente una noche buena. Felicidades

  6. Santi, yo soy católico y la verdad que comparto totalmente con vos y me parecería fantástico hacer lo que proponés para navidad. Quizás el año que viene no estés solo en el intento de celebrar esta época de esa manera 😉
    Muy buena la reflexión sobretodo por estar acompañada de una propuesta genial.
    Saludos,

    Juan

  7. Para que tanta complicación separando la navidad en dos, si en razón de verdad, Jesus no nació el 25 de diciembre. Lo que en realidad deberíamos festejar en clave dionisíaca carnavalezca son las fiestas Saturnales ( http://es.wikipedia.org/wiki/Saturnales ), la fiesta de solsticio del invierno y la celebración de la luz. Se trata de una fiesta tan poderosa que el poder católico-romano no se animó a derogar aunque le cambió totalmente su significado. Ya no puedo desearte felices saturnales, pues pasaron, pero te deseo pases un feliz 31 de diciembre, conmemoración de la falsa circuncisión de Jesus, una fecha algo trascendente pues se convino la sincronización de los relojes occidentales. Así que con posterioridad, te deseo un buen año.
    Andres

  8. Personalmente, me gusta la navidad, pero como un festejo en el que nos juntamos todos a festejar y demostrarnos afecto (y con esto no me refiero a los regalos). En el caso particular de mi familia, no se hacen regalos a todos (hace ya varios años), sino que se hace algo distinto cada año para hacer solo un regalo. Otros años fue sorteo, este, fue el «regalo a la pareja». Los niños si que ligan regalos, y muchos (no soy partidario de esto, no por malo, sino porque no hay necesidad de tantos regalos)
    Yo no soy creyente (asi que no festejo el nacimiento de Jesús) y detesto a papa noel, su figura que tan pocos valores transmite, y que tan claramente injusta es, incluso a los ojos de los niños («¿Porque al vecino de al lado papa noel le trajo un cuatriciclo, si siempre nos revienta el buzón con petardos? ¿¿Yo me porto peor que el??»). Y todo eso decorado con el hecho de que para mantener esa imagen encima hay que mentirles.
    En mi caso no es una fiesta meramente consumista, principalmente porque soy una persona que no tiene esa actitud en general y porque encuentro un significado espiritual, si bien no religioso, que me llena de satisfacción. Igual esto no se remite a navidad, sino también a año nuevo («las fiestas»). En cuanto al regalo (porque siempre es uno) es una demostración de afecto que hago en concordancia con este significado.
    Si hicieramos Spendmas y Navidad, seguramente no festejaría ninguna de las dos, y me remitiría solo al año nuevo, con los mismos buenos augurios, los afectos, el festejar que seguimos siendo la familia que nos gusta ser y con la que nos gusta compartir (soy muy familiero, aunque también se aplica a los amigos)

    Felices fiestas a todos. Que lo disfruten con los que mas quieren, y que lo puedan aprovechar como un espacio de reflexión para encarar el año que empieza de la mejor manera posible.

  9. Me gusto Santi! sobre todo la idea de pensar en los que menos tienen en este momento del año.

    En cuanto a lo religioso, consumo, etc. mas alla de todo eso, personalmente pienso que es un buen momento para juntarse con flia y/o amigos y pasar un buen rato.

  10. Impresionante los comentarios. Mucho mejores que el post propiamente dicho, lo cual hace que el post haya sido buenísimo…!

  11. Santiago:
    Adhiero a la idea de desdoblar navidad. Personalmente no soy creyente, yo dudo. Pero tengo un profundo respeto por las creencias de la gente, y en navidad nos encontramos con la familia, esa con la que no te ves todos los dias pero esta bueno reencontrarla.
    Me choca la desesperación de la gente en los shoppings a la madrugada empujandose unos a otros para conseguir descuentos en cosas que no necesitan. Muchas veces siento que somos ovejitas que nos van arreando hacia donde quieren que vayamos.
    Me incomodan estos festejos importados y tradiciones que no son nuestras. El 2010 voy a incorporar nuevas tradiciones, festejar nuestras fechas patrias. El 25 de mayo voy a festejarlo, nunca lo hice, pero voy a empezar. Locro, empanadas y vino.
    Besos y feliz año.
    Lu

  12. Quizá se puedan perdir regalos de cumple que «sirvan para ser donados». Sabiendo que necesita determinada gente se puede colgar una listita de regalos en el facebook, twitter, blog y así los amigos «regalan cosas para ser regaladas»….se me ocurre, no sé…. felicidades a todos

  13. Me parece que la navidad para la gran mayoría de los cristianos y laicos es una festividad «oficial», pero que está bastante -o muy- carente del significado original. Algo similar pasa en Europa con el Ramadán: muchísimos musulmanes salen de compras como locos y luego se pegan unos banquetes que empequeñecen las cenas navideñas; algo así como que el consumismo occidental está tomando las grandes festividades del mundo y las está convirtiendo en excusas válidas para comprar y consumir en exceso. Aun para los niños, lo más interesante de la navidad son los regalos que trajo papá noel; es decir, a los pocos años de vida, buena parte de los niños entienden a la navidad, en primera instancia, como el momento del año donde todos reciben regalos materiales muy concretos. Luego, no hay navidad si no hay regalos; como que ambas cosas van de la mano porque son lo mismo.

    Fíjense cómo los black fridays norteamericanos adelantan las decoraciones navidadeñas para ayudar a una compra masiva y desenfrenada como el mundo no ha conocido antes (unos 140 millones de personas salen a comprar ese día). Repito: adelantan las decoraciones de navidad porque eso ayuda a que la gente gaste más. Si eso no es hipócrita y demagogo, no sé qué lo es…

    Del día de acción de gracias hasta fin de año, los norteamericanos gastan varios PBI’s de países pobres en cosas que mayormente no necesitan, para luego pasarse los años siguientes pagando las infinidades de cuotas.

    1. No hay hipocresía ahí, los shoppings y negocios que organizan ese tipo de eventos no intentan hacerte creer que un black friday es para impulsar la solidaridad navideña, lejos de ocultar el hecho de que lo hacen pura y exclusivamente para lucrar. La gente cae en el enganche de los shoppings y las tarjetas de crédito, compran miles de boludeces que no necesitan, simplemente por un 10% de descuento que no tiene porque hacer barato un producto.
      Yo encontré una forma de hacerme un 100% de descuento en el 95% de los productos, no me compro nada que no necesite. Aunque admito que me tientan muchas porquerías innecesarias.

      1. Totalmente de acuerdo con vos, Agustin. Tengo tarjeta y la uso para lo minimo indispensable, porque si la usara mas de lo necesario en lugar de servirme ella a mi, paso a ser yo esclava de un rectangulo de plastico. Si puedo y lo necesito, lo compro, si no, no. Algun apurado me puede tildar de amarreta, pero desde que le di la espalda al consumismo mi vida es facil y rica.

    2. Mientras leia los comentarios estaba pensando justamente en lo que planteaste. Historicamente las compras de navidad empiezan el viernes despues de Thanksgiving, pero cada año se adelanta un poco mas. En algunos negocios empece a ver decoraciones a principio de noviembre!
      Al que prefiere no festejar le es imposible escaparse del «espiritu navideño». Hay musica de navidad en todos lados, todo el mundo te desea «merry christmas», la mayoria de las casas estan decoradas con luces y muñecos inflables, la mitad de las peliculas en el cine son de la tematica y todo el mundo manda tarjetas.

  14. Hola a todos,

    a mi me gusta la navidad, juntarse en familia, cenar todos juntos, charlar un tiempo, y luego ir de parranda. Con los regalos, en casa tenemos definido quien le regala a quien y listo, un regalito simple, honesto.

    Sobre desdoblar la navidad me parece que complicaría las cosas, estamos acostumbrados a dos fechas festivas en Diciembre, mandarle otra tomaría mucho tiempo para que la sociedad la acate.

    Y sobre los gastos de los americanos, es muy loco, pero destinar ese dinero a un país pobre me parece mas loco todavía, ¿realmente sería una ayuda? lo relaciono con la metáfora de la mariposa que es ayudada por un niño a salir del capullo.

    Una última conclusión, gastar mucho dinero en las fiestas u otra fecha de celebración no creo que sea tan malo, es cierto que muchas personas complican su vida financiera haciéndolo, pero otras personas (dueños de comercios, etc) reciben ese dinero, y me parece que esta bueno, porque no es que se desperdicie, sino que pasa a manos de alguien mas.

    Muy bueno el post y los comentarios.

    Felices fiestas a todos!


    José Sánchez.

      1. Aunque pueda parecer contraintuitivo, en Argentina los shoppings hacen menos daño del que parece y cumplen MUCHO más con sus deberes impositivos y sociales. Sonará feo, pero los comercios pequeños son los más evasores, los que sueldos más bajos pagan, los que tienen al personal de formas más irregulares y, por efecto de todo lo anterior, los que más ganan proporcionalmente a lo que venden. El Alto Palermo (APSA) rara vez tiene beneficios anuales superiores al 10%, mientras que cualquier local textil de la calle triplica o más esa rentabilidad en base a evasión y demás prácticas discutibles.

        Esto concluye en que los shoppings sacan su rentabilidad del país (nadie creerá que Eduardo Elsztain se gasta sus ganancias así como las obtiene) pero cumplen con las normativas y leyes, mientras que buena parte de los pequeños comercios redistribuyen más el dinero a costa de la evasión impositiva y el empobrecimiento de sus empleados.

        ¿Cuál es mejor, cuál es peor? No lo sé, pero creo que los shoppings no están tan mal, en comparación…

        1. Prefiero beneficiar a un comerciante cuyo «fin de mes» depende de su trabajo, que ayudar a rellenar los bolsillos de un empresario.
          Además, en el caso de, por ejemplo, cencosud, comprar allí implica también sacar dinero del círculo económico argentino.

          Humilde opinión personal.

  15. Todo lo que has dicho se a hecho por cientos de años y siempre hubo personas en contra de todo lo que sucede en la fiesta de navidad, que despotrican contra papá noel, que se come comida con muchas calorias, familias que no tienen para festejar etc. etc. etc.. Sería bueno que los que critican pongan en práctica lo que dicen y con su ejemplo lleven ovejas a su rebaño y sean felices a su manera y dejen ser felices a los que les gusta festejar las fiesta de fin de año, que no los hagan sentir culpables de las pobrezas del mundo y todo lo malo que ocurre. Y con respecto al consumismo, vivimos en un mundo capitalista que sin el consumismo no existiría, el capitalismo es una rueda que cuando más gira mejor funciona, nosotros somos los engranajes, el que produce materias primas, el que a la matería prima la transforma en productos finales, el que los vende y los que los compran. Seguro que con tu trabajo estás incluido.
    Seamos felices en las fiestas. Y dejen tranquila a la religión, ya Jesús lo dijo. Dad al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios.
    Feliz Navidad a Todos

  16. Buen post Santiago, para mi es una gran paradoja lo que la Navidad debería ser vs. lo que hacemos (me incluyo) con ella.
    Comparto algunos comentarios de aquí como la carencia de significado, el consumismo, etc. etc.
    Para los interesados en los research, hay uno algo viejo (2004), de universo algo limitado, pero que intenta demostrar que las familias con foco en gastar y consumir alcanzan menor nivel de felicidad que aquellas que significan la Navidad con la real experiencia religiosa: http://tinyurl.com/y8wu4uy . Nota: estoy en el primer grupo. 🙂
    Este otro, http://tinyurl.com/6jtu6m , intenta explicar que gastamos plata en otros porque eso nos promueve mayor satisfacción en comparación con gastarla en uno mismo.
    Y en este post, discuten la addicción americana a llenar de luces las casas para navidad (algo que siempre me parecio una locura !): http://tinyurl.com/ycgvyhk
    Sin dudas la Navidad abre un gran debate.
    Si no la vieron, les recomiendo Los fantasmas de Scrooge, o mejor el libro original de Dickens, pero realmente la pelicula esta muy bien lograda, despues de verla (la vi despues de Navidad y hace muchos años que había leido el cuento original), salí con un sabor muy amargo sobre el significado que le damos a la Navidad y me identificó mucho tu frase la desigualdad en la imagen del shopping.
    Buen año para todos !

  17. Muy buen post como todos los que leo de tus blogs. Es impresionante el dato de lo que gasta EEUU en regalos y que es lo mismo que el PBI de Ecuador. La verdad que sería genial que todo el mundo adoptara esta idea.

  18. «Dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios», Mt 22, 15-21

    No creo que sea tan preocupante cuál es la opción de celebración de cada uno, aunque sí creo de más relevancia el vacío de sentido con el que algunas personas celebran.

    Este año, frente a una nueva insistencia de mi madre por los cuestionablemente «tradicionales» papelitos para ver quién le regalaba a quién, hice uso de mi libertad y me excluí de los regalos (tanto de regalar como de recibir regalo); decidí que mis regalos serían motivo de agradecimiento para unas pocas personas, que fueron muy relevantes en mi vida este año, más como una cuestión de cierre de año que una celebración de la venida de Cristo o una acción más de la fiebre consumista de las Navicompras.

    Ahora, qué lástima que Navidad coincida con la época del año en la que, los que pertenecemos a la cultura occidental-cristiana, hacemos los balances de año y nos planteamos lo que viene el año próximo.

    Lamentablemente el tema del calendario es algo muy complejo de modificar, que si no… (ver este paper sobre los orígenes del calendario occidental: http://www.iag.csic.es/museo/docs/calendario_origenes.pdf).

    Feliz fin del 2009, y un muy buen 2010 para todos.

  19. Excelente post. Hace varios días que estoy conversando con todos los que se prestan, sobre este tema. Una celebración que para los seguidores de Cristo debería ser un momento de reflección dedicado a Jesús, termina siendo un día de descontrol, donde desde las 3 de la tarde ya se ven tipos borrachos en sus autos, porque tuvieron el brindis en la oficina, y se bajaron una botella de champagne, se ven los supermercados y shoppings desde unos días antes abarrotados de gente destrozando sus tarjetas de crédito para comparar TODO. Esto es algo en lo que yo mismo me ví el otro día en Unicenter, y la verdad es que me sentía mal conmigo mismo. Y no es porque gaste tanto o tan poco, sino por la aparente obligación que tenemos de comprar simplemente porque HAY QUE COMPRAR. A mí me gusta poder elegir y en estas ocaciones me siento acorralado, porque me pasa algo similar a lo que decís en el post. Me dan ganas de decir, ok, este año no compremos nada y demos a ese dinero, un fin más acorde a la fecha si lo que realmente estamos festejando es el nacimiento de Jesús.
    Hace unos días escribí esto en twitter (sale corregido porque me olvidé una palabra en el original):
    «La navidad era un momento de reflexión y la hicimos bien consumista… Le habrán preguntado a Jesús si quería tanto regalo? Tanto shopping!!??»
    Ese fué el resumen de la mezcla de emociones que tenía en ese momento.
    Me parece muy buena la iniciativa, aunque reconozco que es un poco utópica. Porque la navidad que viene, seguramente nos encontrará a todos en el shopping con nuestras tarjetas de créditoen la mano.

  20. Excelente post, Santi. El resumen de la Navidad es gastar todo lo posible y comer todo lo que nos cabe en el estomago. Triste pero real. Yo no soy creyente pero me gustan las fiestas, a esta altura se convirtieron en una tradición familiar y cada uno saca de la reunión la lectura que desee. La paso con mi familia y algunos amigos que no tienen familia y son muy bien recibidos en mi casa. Mas una amiga judía que no se quiere perder ningún festejo y todo los 24 la tenemos en casa brindando feliz. Regalos hay siempre, pero todos convenimos en regalos sencillos: la idea, mas que el valor económico del regalo es la celebración de tener una sorpresita debajo del árbol para abrir a la medianoche, todos felices y acelerados pensando con que nos sorprendernos mutuamente. Podríamos hacerlo mas espiritual, eso sin dudas, pero admito que al menos algunos nos escudamos en nuestro ateismo y la reunión se convierte en un festejo mas banal, pero rescatamos siempre la tradición familia. Tal vez sea mas grave para aquellos que se proclaman creyentes, y el 24 se encuentran pensando mas en Papa Noel que en Jesús. Y con respecto a lo que se ve en la calle en medio del frenesí de las compras, sin palabras. Da mucha tristeza ver gente comprando frivolidades mientras otros piden limosna, ojo, yo no caigo en la obviedad de que todos deberíamos comportarnos como pobres o sentirnos culpables cada vez que compramos algo, pero me molesta especialmente en este país es que la opinión generalizada es que si alguien que pide limosna a la salida de un shopping participa de una marcha o un corte de calle es un piquetero delincuente, en cambio la señora que compra de todo en las mejores marcas si hace un cacerolazo »es un ciudadano que reclama justicia», en fin, eso no lo digiero y mejor no sigo porque me enojo demasiado, al fin y al cabo, estamos en la semana de Navidad y les mando a todos un beso!!

  21. Hola! La realidad es que la fecha más importante en el calendario cristiano, sin lugar a dudas, es la Resurrección (Pascuas)… donde la mayoría de las personas festejan ya saben cómo. Creo que una tarjeta es un excelente regalo de Navidad / Año Nuevo. Saludos!

  22. Es muy valioso que alguien no creyente tenga esta visión de la navidad, seguramente mucho más cercana a lo que cristo vino a decirnos que la de muchos otros cristianos.

    Mucho tiene que ver la sociedad del consumo como decian en los comentarios y no solo la gente por separado. Todo te induce a comprar y hasta la gente lo toma como una excusa para regalar o regalarse. Y está bien! pero no nos olvidemos de aquellos que no pueden regalar, regalarse o comer.

    La idea de que la gente te regale una donación esta muy buena, nunca se me habia ocurrido. Y al fin y al cabo, si a vos te pone contento que la gente done, es un regalo para vos. Imaginate que bueno adornar un arbolito de navidad con tickets de donaciones en pago facil !!.. además ahorraríamos en bombitas navideñas.

    Yo para el año que viene te banco la idea a muerte.. Si te la jugás y no te da verguenza podrías hacer una movida por acá así los que quieran hacen lo mismo y compartimos fotos y la experiencia. Eso sí, habría que buscar una buena lista de organizaciones para despejar sospechas jaja

    Felicidades y que comiencen bien el año!

  23. Tu post como siempre plantea, o me plantea a mi, varias cosas. Y sobre todo algunos comentarios que vinieron posteriormente -como el de Martu-.
    El tema de la Navidad y su «celebración» es el triunfo de una manera de ver la vida. Lo que llamamos «Globalización» y que supuestamente empezó en los 90, ya ocurría con varias costumbres y desde hace tiempo. No digo que es el triunfo del cristianismo y una «manera de ver las cosas» religiosamente, pero si de un sistema que se basa en el consumo y que este tipo de fiestas o celebraciones que le viene como «anillo al dedo».
    Porque si bien Don Noel -de Rovaniemi, en Finlandia- regalaba a todo el mundo -y como varios plantearon, en general uno se regala a uno y su familia- en realidad la idea seria regalarle al prójimo. De hecho, hay muchos que hacen esto de juntar regalos e ir y darlo a aquellos que no tienen. Pero igual, la celebracion en si, se basa en el hecho de dar «cosas». El hecho de «dar» que seria el fin último de esta fiesta, podria estar basado en otra cosa -dar afecto, amor, ayudar al otro en lo que necesita-.
    Pero el sistema como está concebido impulsa el tema del consumo o «consumismo» -y acá no creo en ideologías o en derechas/izquierdas-. Consumismo: lo que da cimiento al sistema en el cual vivimos. Gracias a ello se fue forjando y es lo que hoy tenemos. Pienso que su piedra basal, en su estructuración, es en lo que se entiende por «dinero» o lo que este representa: antes de Bretton Woods, el patron-oro. Luego, el dólar -pegado supuestamente a un valor-oro- y representando las monedas locales los bienes y servicios que produce una economia. Y ahora que me vengan a pegar los amigos economistas: Sabemos que si hubiera productos y servicios para todos, el dinero no serviría para nada, ya que perdería su valor intrínseco -para que lo quiero, o para que pagar por algo que hay para todos. Todas las curvas tenderían al uno. Hay de todo y para todos-. En esta economia «perfecta» -no en el sentido clásico, sí en el sentido práctico del hombre-, el dinero no haría falta. Sabemos que justamente esto es lo que dió origen a la Economía: como administrar recursos que son escasos. No hay todo para todos. Lo que quiere decir, que el dinero en si, como está hoy concebido, está marcando la desigualdad por sí sólo -el hecho que sea necesario, implica que alguien se estará quedando sin algo-. No hay otra opción en la realidad que creamos, esto es asi. Pero que pasa si buscamos otras alternativas?
    Disfruto mucho cuando charlo con personas como Santiago Siri, muy joven, con talento y una inteligencia inusual. Todo un lujo que sea de esta patria. En thewhufiebank.org, mas alla de su exito final o no, propone empezar a pensar en este tema. Plantea que el valor de una moneda, en este caso, sea la «reputacion online». La actividad «online» o «intelectual online» y como eso se recibe en la gente, como «toma» nuestro «accionar», en como esto afecta al otro. Justamente hablando de este tema con unos amigos, me comentaban que habia un movimiento que impulsa crear dinero con fecha de vencimiento. Si no lo usas en 60 dias, caduca. Porque se basa en la movilidad del mismo. En que debe circular y no «guardarse». Que esto, es lo que genera las desigualdades -la acumulación del Capital. Si esto fuese asi, atentaria contra el ahorro y la inversión, dos pilares del sistema económico actual-. Creo que a veces o muchas veces damos por sentadas muchas cosas en nuestra vida cotidiana. Comprendo que esto es necesario para vivir en «certidumbre». Cuando nos vamos a dormir, pensamos en que mañana, al despertar, el suelo estará ahí, debajo, cuando saquemos nuestros pies de la cama. Que el sol también estará. Pensamos, entonces, que esto debería ser así, pero puede que no ocurra. Lo mismo pensamos con el sistema. Por qué no pensarlo diferente? Por qué no pensar que el dinero no representa a bienes o servicios? Esta es la base del consumismo. Nos Medimos a nosotros mismos por lo que producimos y lo que vendemos. Lo que nos impulsa a todos a producir, a querer vender y a querer comprar. Y siempre hablando de cosas materiales. Y si basamos el dinero en otra cosa? De hacerlo así, esto cambiaría toda la ecuación del sistema actual, y por ende, generaría uno nuevo. Cuál? No lo sé. Algo basado en la mente y el espirítu? Y si, estaría bueno. Suena a naif o algo imposible de alcanzar? Si, porque estamos muy imbuídos de cientos de años de este sistema.
    Creo que con el sistema actual avanzamos mucho. Yo no soy de los que creen que todo tiempo pasado fue mejor. Se tiende a pensar así por el bombardeo de información que hay en la actualidad. Pero creo que sí, que estamos mejor que hace 500 años. La vida en general se ha alargado. Lo que sí creo es que no está disponible para todos. La brecha entre los que tienen acceso y los que no a muchos de los avances crece. Este sistema tiene una gran deuda en lo social. Ha generado un gran avance científico como nunca antes visto. Pero cuando un sistema tiene mas excluidos que incluidos tiende a colapsar. En ese camino estamos. Además, hay muchos signos que van marcando este colapso también en otros sentidos: cambio climático que arrasa con temporales y catastrofes cada vez mas frecuentes y violentas, que afectan a incluidos y excluidos por igual; endurecimiento de las fronteras de los países por las migraciones de gente que busca un futuro mejor; mayor cantidad de excluídos del sistema; crisis economicas mundiales/regionales recurrentes y cada vez mas graves; democracias que ya no garantizan una libertad de elección a los pueblos -tanto sea por control, por falta de «oferta» de opciones, por cada vez mayores niveles de falta de educación-. Se nota como un agotamiento del sistema. Quizás como dicen muchos nosotros no veamos ese cambio. Quizás sí y afecte a nuestros hijos y/o nietos. Dificil saberlo, pero facil anticiparlo. Si podemos hacer algo para acelerarlo? Yo creo que sí. El espiritu emprendedor deberia ser aplicado a buscar esto. Solo hay que abrir la mente, re-pensar seguramente muchas cosas dadas y ver como se puede barajar de nuevo…

  24. Me adhiero a la propuesta.
    En mi caso personal, por suerte le huyo al tradicionalismo, por lo tanto no comi ni bebi en demasia como la gran mayoria.

    Regalemos donaciones la navidad proxima. Tanto si se es creyente o si no.

  25. Es un punto de vista interesante. Hoy en día hay muchas cosas desvirtuadas, ciertamente, pero no por eso podemos encasillar una festividad en lo qué los publicistas quieren que sea.

    Algo que también podríamos decir que se esta volviendo superfluo son las parejas, donde en la mayoría de los programas televisivos (y lamentablemente en muchas personas) son una mezcla de intercambio sexual y salidas divertidas, y en una relación todo eso es el resultado del amor, y no al revez.

    Y ese es mi punto, que el comportamiento banal de muchas personas no puede cambiar la esencia de algo. La navidad para mi es un gesto de unión familiar, una cena especial donde se valora a la familia, el compartir y el perdonar.
    Y para los mas superfluos, esto conlleva en un evento social, con todas las consecuencias que esto implica.

  26. Sentate con Fulano y piensen un minuto a quién quieren ayudar con la plata de ese regalo.
    Me parece que asi debemos hacer y es lo que intento hacer algunas veces …pero tengo que poder hacerlo mucho mas

    Me quedo con esta frase …lo demas me da lo mismo ..celebrar, no celebrar. creer , no creer , persignarse o no ,respetar esta tradicion u otra …

    Estoy orgulloso de ser tu amigo .

  27. Francamente me siento cerca de los que opinan que disfrutan la navidad como momento de encuentro con toda la familia , toda gente que quiero, lo siento como un encuentro de genuino amor, nadie va obligado y la navidad simboliza para nosotros un encuentro de familia.

    Lo del consumo estamos hablando de como regularlo, tipo 1 solo regalo por persona, etc… pero nunca entendí la postura de ver la Navidad como una cuasi desgracia… el sentido se lo da uno.

    Decir que la navidad es un acto puramente consumista, es por lo menos exagerado… o expresa una incapacidad de vivir las cosas de otra forma.

    Saludos,

  28. Increible… parece que lo hubiera escrito yo. Desde chico que vengo luchando con no entender la relacion entre Navidad y todo ese regalerio vacio.
    Como suelo hablar con un amigo, sentimos que la humanidad esta «desvirtuada». Que en un momento se desvio del camino correcto. Desde el momento que no nos importo que haya gente que no este comiendo, que no tenga agua para tomar (no hablo de Africa eh, con cruzar la Gral. Paz basta..), que pasamos por al lado de un vagabundo y no hacemos NADA, y en cambio nos preocupamos por comprar otro LCD para el cuarto, o que color de auto nos gustaria tener… me da repugnancia de mi mismo.
    Creo que debemos reeducar al ser humano. Darle prioridad a lo que realmente lo tiene, el cuidado del agua y los recursos naturales, el respeto, la seguridad… ya basta de gobiernos que antepone a todo esto el fabricar una nueva autopista o cuestiones que solo aumentaran sus negociados.
    Me siento atrapado…

  29. Hola, no leí todos los comentarios así que no se si alguien ya dijo esto, pero lo del desdoblamiento de la Navidad en dos ya existía. Antes los regalos se hacían reyes, no en Navidad. De hecho en España todavía siguen teniendo mucho mas fuerza los reyes que el gordo, aunque es una batalla que van a perder. Allí siguen existiendo las caravanas de Reyes, que a los chicos les encantan.
    En fin, feliz Navidad a todos desde mi nuevo iPad 😉

  30. Justo ayer escribí un post en esta línea…

    Para mi la navidad tiene que ser un momento para dar, para regalar, pero en el sentido de ofrenda a los que más lo necesitan, que son muchos.

    En mi familia tenemos la costumbre de hacer regalos casi que solo a los chicos y el resto comprar alimentos para donar.

    Me gustó el post,
    @NitoA

  31. Excelente post Santi como siempre!
    Recuerdo que cuando era chica las fiestas navideñas consistian en ir a misa y juntarse con la familia y para colmo Papa noel traia pesimos regalos, si lo hacia, por lo que no me caia nada bien. Toda esta situacion logicamente formaba parte del plan de mi mama por hacer de la fiesta algo mas que un acto de consumismo y recuperar su «sentido » original. A ella como catolica nunca le cayo bien esto de Santa Claus. Hoy me rio de eso y lo agradezco porque me ayudo a querer festejar las fiestas de otra manera.
    Con mis amigos decidimos que en estas fiestas cada uno a su forma iba a hacer algo bueno por alguien que lo necesite (estas fiestas y todo el año obvio) . Tu idea me parece excelente y estaria bueno que te animes a ponerla en practica, como buen emprendedor que sos! ya que siempre te fue tambien, seguro tenes exito con esta idea tambien!

    Saludos

  32. Para quien no cree en nada, le es difícil creer que exista una «energía mágica divina» inexplicable, pero que se siente… porque irradia nos a todos… sea de la religión que sea, o de la cultura que sea, todos sentimos el espíritu de la Navidad.
    La Navidad existe… NATIVITAS, dela latín «natividad» (nacimiento), es energía, es un ángel solar divino, mágico, o dios solar venerado por los egipcios, griegos, romanos, y más…
    A menos que varios millones de «pelotudos» en la historia de la humanidad hayan querido celebrar algo que no existe!
    Y… quien no cree en nada (por falta de FE), hasta puede dudar de que hayan existido los dioses solares…
    Ahora… todos los que no creen ni en la Navidad, ni en Santa Claus (San Nicolás de Bari), ni en nada, bien que les gusta recibir su REGALITO en nochebuena!
    Nunca conocí a nadie que dijera «ah! No. No puedo aceptar el regalo de navidad porque no creo»!!! jo, jo jo!

    Querido Santi, lo MAS importante es celebrar!
    No importa si es Navidad, Hanukkah (Januca) o lo que cada uno elija celebrar; mientras se festeje con amor, paz, y felicidad, irrandiando LUZ!
    Después de todo… cada uno celebra como quiere…
    Y sino, aprendan de Barack Obama, que prendió todas las velas del candelabro el primer día de Hanukkah, en La Casa BLanca, delante de todos los rabinos y hebreos presentes!
    Ahi esta… en una palabra: se cagó en toda la tradición judía… pero destaco la LUZ!
    Para mi eso es lo más importante, no criticar, ni juzgar si esta bien o esta mal que el otro hace… sino: irradiar LUZ… expandir la LUZ!
    Al menos en Navidad y en Hanukkah… comuniquemos LUZ!

    «La buena comunicación depende de tener buen corazón» (Lama Zopa Rinpoche).
    FELIZ NAVIDAD!
    FELIZ JANUCA!
    FELIZ VIDA!
    Patricia

  33. Para mi, el tema es mas amplio que las compras navideñas:

    Cómo y en qué invertimos nuestro dinero, tiempo y recursos?

    Lo que si, soy partidario de atacar los problemas de fondo antes que la mera caridad.

    Pensar en los demás va mucho mas allá de darle una moneda a alguien que pide en la calle. De hecho creo que es incentivarlo a que continue pidiendo.

    Lo mismo aplica a donarle los regalos navideños

    Los nuevos templos navideños son los shoppings y congregan cada vez mas ¨fieles¨…

    Celebro el debate de estos temas!

    Felices fiestas

    Gaby

  34. Che no entiendo nada, habla de la desigualdad y tiene empresas por todos lados, es facil hablar de la boca para fuera pero la realidad es que a todos nos gusta consumir al menos que seas el dalai lama que obviamente el no lo es

  35. Tal vez el razonamiento para la idea de donaciones en lugar de regalos es que el research actual apunta a que ayudar a los demas nos hace mas felices que las cosas materiales. Por lo tanto ayudarte a vos a hacer feliz a una tercera persona es, tal vez, el mejor regalo que puedo darte !!

    Otro tema importante con lo regalos son las «injusticias» que comente Papa Noel. Les lleva regalos mejores (X-Box?) a los chicos ricos que a los chicos pobres (pelota de plastico?). Seria mejor que los regalos caros vengan de los padres y los baratos de Santa … por lo menos para que el gordo de navidad no quede como un discriminador clasista!

    Felices Fiestas y Prospero 2015 !!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.