Loading
13-04-2009

El factor miedo

riots2

Hace rato que venía con ganas de escribir sobre el tema de la inseguridad pero me resulta muy difícil. Por eso me alegró cuando Ale Sewrjugin decidió hacerlo él en su post invitado. Pero en el post varios me insistían que esperaban que comente y así hicieron que finalmente me siente a escribir. Lo que hice tomó forma de post, no de comentario así que acá va.

Creo que tal vez mi postura desate mucha polémica porque mi opinión sobre este tema es bastante extrema.

Quizá valga la pena empezar por decir que mi único aporte al post de Ale fue el título. Lo titulé “Inseguridades” porque en mi cabeza al hablar de inseguridad es esencial no perder de vista dos distinciones sutiles.

Por un lado, no es la misma inseguridad la de la clase media y alta que la de la clase baja.

Las personas de clase media y alta que se quejan de la inseguridad que padecen no están viendo las cosas con claridad. Los que sufren a diario la verdadera inseguridad, son las personas más pobres, a quienes no sólo les roban mucho más seguido sino que les quitan algo, en términos relativos, mucho más valioso.

A mí me asaltaron dos veces. Una en 1989, en que me agarró una banda bastante grande y me dejó literalmente en calzoncillos en la calle. Otra en 1996, donde me confundieron con otro y me agarraron en un taxi pensando que salía del banco con dinero. En ningún caso mi vida corrió serio riesgo, aunque obviamente me asusté mucho en ambas. Para alguien de clase media/alta, la posibilidad de ser asaltado a lo largo de los años es casi una certeza. La posibilidad de ser lastimado o morir víctima de un delito en países como la Argentina, Chile y Uruguay es prácticamente inexistente.

Sin embargo, acá entra en juego lo que a mí más me molesta sobre este tema: el valor sumamente dispar de la vida según la clase social de la que uno provenga.  Muere una persona humilde y sale en la página 38 del diario. Muere un joven pudiente de la zona norte y más de cien mil personas llenan la plaza del Congreso. Muere el peluquero de una diva televisiva y montones claman por la pena de muerte. Ese es un tema largo en sí mismo con el que no me voy a meter pero sí les voy a recomendar que vean lo que dijo Hugo al respecto (1 2 3). Por eso con el clamor por seguridad de los ricos me pasa algo parecido a lo del reclamo del campo: tengan razón o no, no puedo simpatizar con quien reclama pensando sólo en sí mismo.

Por otro lado, la segunda distinción es entre la inseguridad objetiva y la subjetiva.

Yo no sé quién gana con hacernos vivir muertos de miedo. Pero la realidad es que las personas de clase media y alta nos hemos convertido en seres inseguros. Seres temerosos que vivimos temiendo a fantasmas que no son. En los comentarios al post de Ale se habla de robos de billeteras y secuestros de niños como si fueran cosas equivalentes. Pero eso es como hablar de un caballo y un unicornio: uno existe, el otro no.

Lo mismo pasa con el morir víctima de un delito. En un año muere entre el doble y el triple de personas por accidente de tránsito que en homicidios (y no todos los homicidios son causados por otros crímenes). Es mucho más peligroso andar en auto que ser asesinado. ¿Qué hacemos nosotros? ¡Manejamos sin cinturón de seguridad pero con las puertas bien trabadas! Si bien potencialmente tenemos más control sobre nuestro riesgo en el tránsito que en un crimen, vivimos temiendo y previniendo que nos mate un criminal y no un choque en la ruta.

Quiero ser claro. Yo tampoco dejo a mis hijos andar por la calle de la manera en que yo andaba. ¿Por qué? La verdad que no tengo la menor idea. Si me guío por los riesgos objetivos, reales, tangibles, la cosa ha cambiado mucho menos de lo que el enorme cambio en hábitos hace suponer. Los chicos no son robados en la calle. Los secuestros planificados son sumamente raros. Los homicidios por robo muy infrecuentes. Pero, igual que ustedes, miro a todos con desconfianza (incluso con el prejuicio de temerles más si tienen cara de pobres), encierro a mis chicos, ando en el auto con las puertas bien trabadas, camino mirando a todos lados en búsqueda de asesinos ocultos.

El daño a los lazos sociales que produce dejar de confiar en los demás, el vivir con miedo, es mucho mayor que el de haber ido de 5 homicidios cada 100.000 habitantes a 10. Yo quisiera vivir confiando en los demás. Tengo las estadísticas de mi lado. Pero vencer el miedo es difícil. Te saca sin duda de la zona de confort.

Ojalá hubiera más marchas por condiciones de vida dignas para todos y por recuperar la solidaridad. ¿Y saben qué? Si esas marchas lograran menos marginalidad y pobreza y vínculos sociales más fuertes tal vez serían más efectivas para bajar la tasa de homicidios que un millón de Blumbergs y Susanas clamando por la pena de muerte a los pobres.

Foto: Darklorddisco

    Hay 171 comentarios - Agregá el tuyo!

  1. 75
    Johncross says:

    Antes de tener un Arma letal en tu casa como una pistola
    En todo caso es mejor tener armas no letales.

    No se, un gas pimienta, una Taser como mucho.
    Que yo sepa todavía no existe el arma que sea disparada sólo por su dueño y nadie más.

    Es mucha responsabilidad, todo un riesgo (por más medidas que tomes).

  2. 76
    Ceci says:

    Me gusto mucho el post, coincido plenamente, pero hay un tema que agregaría. Coincido con que la educación e igualdad de oportunidades pueden disminuir la inseguridad. Pero me parece que eso no alcanza, que además tenemos un problema mas grave, de valores.

    Lo importante en el imaginario social es tener, no ser. El que más tiene es mejor. Y en base a eso, no alcanza con tener la panza llena, eso sería lo básico. Tampoco alcanza con educación, si hablamos de ir al primario o secundario.

    Necesitamos otra educación, más profunda, que cambie ese paradigma que nos venden por todos lados de que para existir hay que tener, que el valor de una persona se mide por lo que tiene y no por lo que es (interiormente).

    Cuando los políticos roban descaradamente, cuando cualquiera gana fortunas por hacer pavadas en la tele, cuando se “endiosa” a alguien por tener lolas mas grandes, por comer un alfajor de un bocado, y tantas boludeces que vemos a diario; mientras que el que trabaja, que investiga, que estudia 10 años en una universidad, que aporta algo a la humanidad gana $2 por mes, suena raro pedirle a la gente que trabaje en vez de salir a robar. Si lo que importa es tener mas, no importa como, para que molestarse en ser mejor persona? Al contrario, a veces ser “buena” persona y preocuparse por los demás parece ser un obstáculo en la carrera.

    Se que lo que escribo no es nada nuevo, parece que estoy repitiendo el tango cambalache 😉 pero bueno no quería dejar de opinar, porque me parece que decir que hace falta educación para bajar la inseguridad esta bien, pero es un tanto superficial.

  3. 77
    Federico Lerman says:

    TEORIA DE LAS VENTANAS ROTAS

    En 1969, en la Universidad de Stanford (EEUU), el Prof. Phillip Zimbardo realizó un experimento de psicología social. Dejó dos autos abandonados en la calle, dos autos idénticos, la misma marca, modelo y hasta color. Uno lo dejó en el Bronx, por entonces una zona pobre y conflictiva de Nueva York y el otro en Palo Alto, una zona rica y tranquila de California. Dos autos idénticos abandonados, dos barrios con poblaciones muy diferentes y un equipo de especialistas en psicología social estudiando las conductas de la gente en cada sitio.

    Resultó que el auto abandonado en el Bronx comenzó a ser vandalizado en pocas horas. Perdió las llantas, el motor, los espejos, el radio, etc. Todo lo aprovechable se lo llevaron, y lo que no lo destruyeron En cambio el auto abandonado en Palo Alto se mantuvo intacto.

    Es común atribuir a la pobreza las causas del delito.. Atribución en la que coinciden las posiciones ideológicas más conservadoras, (de derecha y de izquierda). Sin embargo, el experimento en cuestión no finalizó ahí, cuando el auto abandonado en el Bronx ya estaba deshecho y el de Palo Alto llevaba una semana impecable, los investigadores rompieron un vidrio del automóvil de Palo Alto.

    El resultado fue que se desató el mismo proceso que en el Bronx, y el robo, la violencia y el vandalismo redujeron el vehículo al mismo estado que el del barrio pobre.

    ¿Por qué el vidrio roto en el auto abandonado en un vecindario supuestamente seguro es capaz de disparar todo un proceso delictivo?

    No se trata de pobreza. Evidentemente es algo que tiene que ver con la psicología humana y con las relaciones sociales. Un vidrio roto en un auto abandonado transmite una idea de deterioro, de desinterés, de despreocupación que va rompiendo códigos de convivencia, como de ausencia de ley, de normas, de reglas, como que vale todo. Cada nuevo ataque que sufre el auto reafirma y multiplica esa idea, hasta que la escalada de actos cada vez peores se vuelve incontenible, desembocando en una violencia irracional.

    En experimentos posteriores (James Q. Wilson y George Kelling) desarrollaron la ‘teoría de las ventanas rotas’, misma que desde un punto de vista criminológico concluye que el delito es mayor en las zonas donde el descuido, la suciedad, el desorden y el maltrato son mayores.

    Si se rompe un vidrio de una ventana de un edificio y nadie lo repara, pronto estarán rotos todos los demás. Si una comunidad exhibe signos de deterioro y esto parece no importarle a nadie, entonces allí se generará el delito. Si se cometen ‘pequeñas faltas’ (estacionarse en lugar prohibido, exceder el límite de velocidad o pasarse una luz roja) y las mismas no son sancionadas, entonces comenzarán faltas mayores y luego delitos cada vez más graves.

    Si los parques y otros espacios públicos deteriorados son progresivamente abandonados por la mayoría de la gente (que deja de salir de sus casas por temor a las pandillas), esos mismos espacios abandonados por la gente son progresivamente ocupados por los delincuentes..

    La teoría de las ventanas rotas fue aplicada por primera vez a mediados de la década de los 80 en el metro de Nueva York, el cual se había convertido en el punto más peligroso de la ciudad. Se comenzó por combatir las pequeñas transgresiones: graffitis deteriorando el lugar, suciedad de las estaciones, ebriedad entre el público, evasiones del pago del pasaje, pequeños robos y desórdenes. Los resultados fueron evidentes.. Comenzando por lo pequeño se logró hacer del metro un lugar seguro.

    Posteriormente, en 1994, Rudolph Giuliani, alcalde de Nueva York, basado en la teoría de las ventanas rotas y en la experiencia del metro, impulsó una política de ‘tolerancia cero’.
    La estrategia consistía en crear comunidades limpias y ordenadas, no permitiendo transgresiones a la ley y a las normas de convivencia urbana.

    El resultado práctico fue un enorme abatimiento de todos los índices criminales de la ciudad de Nueva York.

    La expresión ‘tolerancia cero’ suena a una especie de solución autoritaria y represiva, pero su concepto principal es más bien la prevención y promoción de condiciones sociales de seguridad.

    No se trata de linchar al delincuente, ni de la prepotencia de la policía, de hecho, respecto de los abusos de autoridad debe también aplicarse la tolerancia cero.

    No es tolerancia cero frente a la persona que comete el delito, sino tolerancia cero frente al delito mismo.

    Se trata de crear comunidades limpias, ordenadas, respetuosas de la ley y de los códigos básicos de la convivencia social humana.

    Frente a la cantidad de mentiras y mediocres explicaciones dadas por los Gobernantes de turno (los actuales y los anteriores) sobre este tema, es bueno volver a leer esta teoría y de paso difundirla. Seguramente nuestro verborrágico Mtro. del Interior, tendrá una explicación esotérica, incongruente e ilógica para contrarrestarla, dados sus amplios conocimientos en la materia…SIC TEORIA DE LAS VENTANAS ROTAS.

    • 86
      Santiago B. says:

      Justo leí esto en un mail que me llegó ayer y le dije al que me lo había mandado que era muy interesante para esta discusión. Gracias por publicarlo, Fede!

    • 92
      Alejandro Ovejero says:

      Federico,
      gracias por poner tiempo en escribir sobre esto. No conocía el experimento ni la teoría subyacente. Educación y entorno. Estoy de acuerdo en su mayor parte.

    • 101
      Nico says:

      Según Steven Levitt, en el libro Freakonomics, el enorme abatimiento de todos los índices criminales en Nueva York se debió, en su amplia mayoría, a la legalización del aborto muchos años antes.

      • 110
        matiasn says:

        excelente ! la vuelta de tuerca.
        la fabrica de niños pobres/no deseados = asesinos.

        hay que abrazar a nuestros crios todos los dias y amarlos mucho.
        y no tenerlos cuando no dá para tenerlos. y que sea LEGAL.

  4. 79
    Nacho says:

    No creo q la inseguridad sea una cuestion de paranoia colectiva. No creo

  5. 80
    Nacho says:

    No creo q la inseguridad sea una cuestion de paranoia colectiva. No creo que se pueda medir solo por los homicidios en ocasion de robo, estoy seguro q las estadisticas salidas de las denuncias solo muestran un porcentaje de los hechos (en mi caso me asaltaron 3 veces, y solo hice la denuncia en una oportunidad).
    Lo q yo veo es una sociedad fracturada, donde algunos, tratamos de suplir el rol del estado en esta materia, encerrandonos en barrios, algunos comprando armas, etc. mientras otros simplemente se tienen q resignar a convivir con la inseguridad por falta de medios economicos.
    Hace un tiempo tuve una discucion con la gente de seguridad del barrio porque dentro de las “medidas precautorias” estaba la de hacer seguir el camion recolector de basuro con un movil de la seguridad privada. A mi me parecio muy violento para los recolectores ser seguidos a un metro de distancia asumiendo q estaban entrando para delinquir. Me miraron como si fuera un lunatico, repito como sociedad estamos fracturados, Generamos violencia.
    En la Argentina hay un monton de ONG’s que laburan muy bien, pero claramente nunca van a remplazar al estado ausente en un monton de sectores. Con la seguridad la clase media (termino complicado, cual es la media, la media alta, ya me perdi), toma medidas, muchas veces en exceso, tratando de “defenderse”, pero no solamente no remplaza al estado sino q lo hace mal, pero ante el miedo q se puede hacer?
    Estoy convencido q la inseguridad es un problema, y q la unica solucion viene desde el estado, q desgraciadamente en esto como en tantos temas solo se queda en anuncios.

  6. 81

    Hay algo paradojico en todo esto y es que varios coincidimos en que la asignacion de espacio y tiempo en los medios masivos de comunicacion al tema ¨ inseguridad ´´ es mayor al que deberia …y por otro lado , todos estamos deseosos de opinar al respecto en este blog …asignandole un espacio y tiempo tan importante como el que dijimos que es exagerado …

    • 82
      gabriel says:

      Bernardo, no lo veo tan paradójico. Como dijo el sabio filósofo, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Una es debatir, discutir constructivamente, y otra es largar la fruta masivamente para mostrar la cara más truculenta y atorranta de la calle.

      El debate es constructivo, la noticia amarillista no.

      • 87

        Gabriel

        Vos decis que nostros somos un grupo constructivo , compasivo , solidario y que si el mundo fuera como ´´nosotros´´ y no tan amarillista , alarmista e individualista …seria un mundo ideal ?
        Como dijo nuestro ex presidente Batlle …´´we are fantastic´´

        pd . Te estoy molestando nada mas ehhh …no te enojes ..tenes razon en tu acotacion

        • 88
          gabriel says:

          Jejej…uruguayo tenías que ser.

          No dije que nosotros fuésemos constructivos (mucho menos maravillosos, compasivos, solidarios), sino que la discusión respetuosa sí lo es.
          No sé si al discutir esto aquí estamos aportando algo a la gran realidad, sí quizás a que cada uno de nosotros tenga el tema -segun su propia óptica-, mas claro. Eso de pronto nos hace mejores personas y ciudadanos…quien te dice 😉

    • 85
      Santiago B. says:

      Es interesante lo que planteás, Bernardo. A mí lo que me pasa es que hay épocas en que me olvido del tema como si no existiera. Y otros donde me desbordo y me vuelvo incontinente verbal y no puedo hablar de otra cosa.

      Recuerdo que en el 2002, en medio de la megacrisis argentina anterior, no concebía tener una charla con nadie que no gire alrededor de esto. Me parecía pavo hablar de otros temas. Creo que son diferentes maneras de lidiar con algo que nos angustia: abusando de la negación o desbordando de palabras.

      Lo bueno de esta discusión es que no nos encuentra a la mayoría ni en un estado ni en el otro. Pensar estos temas sólo se puede hacer serenos.

  7. 89
    estrella says:

    Abusamos de la negación o nos desbordamos en palabras, Santiago, es cierto lo que decís. Y así somos en todo: nos vamos de un extremo al otro. Si decimos A, se supone que estamos en contra de Z, cuando no siempre es así.

    Ahora mismo lo estoy viendo. Si se dice una palabrita, pequeñita, que intente explicar tanta violencia pero que no sea condenatoria ni lapidaria, pues entonces se nos dice que “nos hacemos” los progres, los buenos, etc. Así no se puede pensar. Se puede conenar un hecho e ir más allá de ese hecho: preguntarse por qué ocurrió e imaginar soluciones posibles.

    Muy buena esta ronda de conversación!

    • 90
      Santiago B. says:

      Estrella, recién viendo los comentarios a tu excelente post sobre este tema vi este que me parece bueno reproducir acá, firmado por un tal : “Probá apagando la tele, chabón” que cita lo siguiente del blog de Ernesto Tenembaum:

      ´Probà apagando la tele, chabón dijo…

      “La idea de que los medios influyen sobre la realidad es cierta. Y creo que la peor cara de los medios se refleja especialmente en este asunto (el de la inseguridad). Por un punto de rating, los noticieros, las radios, se regodean en la sangre y la muerte. Magnifican hasta lo inmedible cada hecho de inseguridad. Esto es así. Pero hay algo más terrible. Creanme, porque lo vivo de adentro. La razón por la que lo hacen es sencillo: eso mide. No hay fuerza más poderosa en los medios, sobre todo en la televisión que esa: si mide, va. Porque, además, si no lo pones vos, lo pone otro y te caga con el rating, y eso significa tanda, y eso significa plata.”

      Ernesto Tenembaum, en la “intimidad” de los comentarios de su blog.

      Está re-interesante todo el post (que originalmente era de Zlotogwiazda) y muchos de los comentarios. Les recomiendo que lo vean. Muchas cosas de este post son muy coincidentes con lo que Zloto dice ahí, incluídas algunas estadísticas.

      http://periodistas.blog.arnet.com.ar/archive/2009/03/13/temperatura-y-sensación-termica.html

  8. 91
    Nacho FM says:

    El Blog de Periodistas como tantos otros son bastante interesantes para informarse, creo que somos cada vez más los que comenzamos a salir de los medios convencionales para informarnos y encontramos en los blogs una cierta liberta de los autores para reflejar más fielmente lo que sucede. Lamentablemente es cierto que los medios hoy “informan” de acuerdo al rating que acompaña al contenido que nos muestran, por eso la mayoría de los casos una vez que dejó de ser novedad quedan en el olvido. Todas las semanas hay un tema nuevo, y todas las semanas nos vamos olvidando o desinteresando por sucesos que cuando nos enteramos nos horrorizamos como si fueran una novedad. Ejemplos hay miles, Cromagnon, Skanska, Efedrina y Triple Crimen, Campo (and so on)… los comentamos dos semanas, sentimos que somos expertos en la materia, y después pasan al olvido, situación que es velozmente aprovechada por las autoridades e interesados para dejar las investigaciones y posibles soluciones en la nada.
    Después vemos como hoy anuncian (como la gran novedad y la solución definitiva) el mismo plan de seguridad que anunciaron 3 años atrás y nunca se cumplió, lo mismo pasa con los planes sociales, la obra pública, los 180 días de clases obligatorios y todo lo que se les pueda ocurrir.
    Espectacular el debate, es bueno que volvamos a ver que se puede pensar diferente sin ser enemigos, y que muchas veces, las diferentes ideas en lugar de contrastar se pueden complementar.

    Saludos

  9. 93
    Pablo Iacub says:

    Siempre he desconfiado de los noticieros y de los medios de comunicación en general. Se que es bien sencillo generar histeria colectiva con la seguridad, el campo, los accidentes de tránsito o el dengue.
    Pero en los últimos tiempos veo mucha gente que conozco directamente que sufre crímenes. Sin ir mas lejos, y haciendo mención a que la nota dice que no asaltan a los chicos por la calle cuento mi caso: hace dos meses atrás a mi hijo de 17 años y casi un metro 80, lo asaltaron con un cuchillo en Pellegrini y Sarmiento a las 20:30 un día de semana. Y 15 días antes le había pasado lo mismo a otro compañero de él a dos cuadras de allí.

  10. 94
    martu says:

    Santi como te decia, lei este post varias veces, pero no pude aun con los comments, y quiero leerlos, quizás este finde…

    Es lo mejor que escribiste.

  11. 95
    estrella says:

    Sí, Santiago, ya lo había leído. Realmente interesante.

    Para no repetirme, cito lo que dijo Nacho FM, porque me parece que, en medio de este lodazal, no es un tema menor que podamos conversar entre tantos.

    “Espectacular el debate, es bueno que volvamos a ver que se puede pensar diferente sin ser enemigos, y que muchas veces, las diferentes ideas en lugar de contrastar se pueden complementar”.

  12. 96
    Joaquin says:

    Lamento no poder entrar en el dialogo, pero son muchos comentarios para leer, espero poder engancharme de ahora en mas.
    Muchas veces nos matamos por conseguir grandes ideas, o esperamos tener un presidente con una mente brillante capaz de poder solucionar magicamente los problemas actuales, pero viendolo desde otra perspectiva, las cosas son mucho mas sencillas, todos las vemos, las nombramos pero no las ponemos en practica.
    El ejemplo que siempre pienso es el de los autos, todavia no puedo entender que sigamos andando en auto como si nada, es un arma mortal, pero desde que nacimos que hay autos y entonces lo usamos pensando que no hay otra alternativa. Pero todos sabemos, que por mas que tomemos todas las precauciones, en cualquier esquina, puede fallar otro auto o el tuyo, y por cuestion de velocidades, peso, etc, Chau! Eso es algo bien sencllo, que todos los sabemos, que hasta un chico de 10 años puede entender, y que sin embargo, estamos limitados a no hacer nada al respecto “porque no nos queda otra”
    Sistematicamente hacemos demasiadas cosas que pensandolo no tienen ningun sentido y sin embargo, seguimos igual.
    En cuanto a los robos, pienso bastante similar, conociendo minimamente los lugares por donde andamos, es muy dificil tener problema. Si te pasa algo, pasa a ser parte de la estadistica mas que otra cosa. La verdad es que estoy como vos, estoy para escribir un post 😛

  13. 97

    […] Santiago Bilinkis y el factor miedo […]

  14. 98

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Hace rato que venía con ganas de escribir sobre el tema de la inseguridad pero me resulta muy difícil. Por eso me alegró cuando Ale Sewrjugin decidió hacerlo él en su post invitado. Pero en el post varios me insistían que…

  15. 99
    Mariano says:

    Hay mucha morbosidad dando vueltas. Gente que la vende y gente que la consume. Gente que elige consumirla y otra que no se le dio otra y en su casa miran crónica… y bueno… ya sabemos que pasa.
    Como cortas el circuito del vendedor y comprador de miedo? Le explicas al consumidor habitual que hay mejores cosas que hacer? Le explicas al vendedor que lo que hace por guita esta volviendo infeliz a mucha gente?
    Parece mentira lo seductores que resultan ser el egoísmo, el poder y el placer morboso…

  16. 100
    Mariano says:

    Y si se hiciera una campaña para desmotivar a la gente a consumir las noticias morbosas? Al menos se estaria ayudando a quien pueda entender todo esto que esta pasando con los medios. Yo por mi parte, debo admitir que a veces peco un poco de desinformado. Pero en promedio, vivo bastante descontaminado de toda esa basura de telenovela que arman con las cosas que pasan.

    • 108
      Santiago B. says:

      Anoche estuve en una charla con la autora y guionista de uno de los programas más exitosos de la televisión. Ahí ella decía que la televisión “no tiene un rol formativo”. Yo le planteé en línea con el contenido de este post que si la TV no tiene un rol “formativo”, sin duda tiene uno “deformativo” y di el ejemplo de la amplificación de la sensación de inseguridad que causan los noticieros con las noticias morbosas. Ella me dijo: “Los noticieros sí, la ficción no”.

      Yo le planteé que el mecanismo de identificación con ciertos personajes de ficción sin duda también “deforma”. En un ejemplo pueril, todos imitan el corte de pelo de la estrellita joven del momento. Pero de manera más sutil, los personajes ficcionales bajan línea e influyen mucho. Ella me dijo: “OK, pero eso lo tiene que hacer primero la TV pública porque la TV privada tiene que ganar plata”.

      Yo le dije: “Una empresa privada tiene ciertas limitaciones a lo que debería hacer para ganar plata.”. Ella dijo: “Sí, la ley de Radiodifusión”. Yo dije: “La ley es una limitación obvia, pero hay ciertas éticas reglas no escritas que también deberían respetarse”.

      En fin, creo que estaría bueno que las personas que hacen la tele (los dueños de los canales, los gerentes de programación, los autores y guionistas) se hicieran cargo a full de la responsabilidad que tienen en sus manos. No todo lo que trae rating es deseable que sea mostrado.

      Hoy no está sucediendo. Pero en el fondo este planteo es tan naif como el apelativo de Pablushka a que las empresas no despidan cuando hay crisis. Dudo MUCHO que suceda. La charla de anoche fue una buena muestra de eso.

  17. 102
    Nico says:

    Estoy de acuerdo en que la prensa amarillista, y que noticieros y diarios estén plagados de noticias sobre robos, rapiñas, homicidios, etc nos vuelve más alarmistas, porque el miedo nos empieza a dominar. Pero no creo que el problema sea solo eso. El problema es que solamente en lo que va del mes ya: le robaron la cartera a mi madre, robaron la casa de mi vecino y del vecino casa por medio y entraron de noche al fondo de mi casa y robaron la manguera con el carrito (ya es como la 4a vez que entran al fondo de mi casa en los dos últimos años). Sentir que mientras dormía entraron al fondo de mi casa y se llevaron lo primero que encontraron me hace sentir acosado. Todos los eventos que relaté se suman, y parecería que faltara muy poco para que entren a tu casa cuando tengan ganas y hagan lo que quieran.
    Yo estoy en Uruguay, pero me parece que la situación es muy similar.

  18. 104

    […] Santiago Bilinkis y el factor miedo […]

  19. 105
    Cynthia F. says:

    Qué agregar a tamaña discusión…

    Parece que tenemos percepciones bastante compartidas sobre los problemas en los que estamos metidos.

    La pregunta que me surge siempre es qué podemos hacer al respecto, mientras esperamos políticas de Estado como la gente (gente de todas las clases sociales, no sólo para los “ricos”!).

    Me siento representada por algunos comentarios de este post que sugieren varias ideas interesantes:
    – La opción de armarse más que una solución es un problema.
    – Dejar que se pudra comida en nuestra heladera por no tomarnos el trabajo de hacerla llegar a quien la comería gustoso es una lástima.
    – Alimentar el rating mirando noticias policiales es una trampa.
    – Proponer que la gente de seguridad del country acompañe a los recolectores de basura es una provocación.

    Este último punto es un muy buen ejemplo para pensar que más que veedores y controladores de la recolección de la basura ajena, necesitamos poner la mirada en nuestras propias miserias, para ver entre otras cosas cómo en pequeños actos, sin darnos cuenta, agredimos y generamos violencia como respuesta.

    Va otro pequeño ejemplo: el otro día yo estaba haciendo la cola para ver Hairspray, una obra de teatro costosa, con una puesta en escena increíble. Un señor, con una nena a upa, pedía plata a los que estábamos en la fila. No sólo la gente, que había podido pagar esa entrada, no le daba (entiendo que en este tema hay distintas posiciones y cada uno toma la que mejor le parece) sino que nadie lo miraba a los ojos, y mucho menos se disculpaba por no ayudarlo (con dinero ni de ninguna otra manera). Eso también es violencia. ¿Por qué esperamos que él valore nuestra vida si nosotros no damos muestras de valorar la de él y miramos para otro lado?.

    Queda pendiente para otro post pensar sobre políticas de Estado que apunten a la raíz del problema de la delincuencia y que no se engañen ni nos engañen creyendo que bajar la edad de imputabilidad es la solución del problema.

    Saludos a todos!

    • 107
      Santiago B. says:

      Gracias por el comentario, Cynthia F.!

      Creo que ponés arriba de la mesa los elementos para desmentir dos posturas que aparecieron en algunos comentarios anteriores.

      Por un lado, los que dicen que quién delinque usa violencia por gusto y sin causa alguna. El mensaje que se le da a la persona que trabaja de recolector de basura poniéndole una custodia sin que haya pasado nada para justificarlo es una muestra de desconfianza profundamente agresiva. De manera más sutil, ¿saben cuán agresivo es nuestro consumo, nuestro modo de vida, nuestra disponibilidad de recursos para quien no tiene nada de todo eso?. No hace falta ser de “clase alta”. Lo queramos o no, la desigualdad social es una afrenta y un ataque permanente a los que menos tienen. Cuando un “chorro” te pega o te mata, muy probablemente no te lo está haciendo a vos. Se lo está haciendo a todos los otros como vos que de diferentes maneras lo agredieron durante años. No quiero justificar la agresión. Pero tampoco me parece justo pintar las agresiones como una calle de mano única. El ejemplo de los recolectores es impecable para eso.

      Por otro lado, tu ejemplo de Hairspray desmiente también al que dice que “los criminales no valoran la vida humana”. La realidad es que de muchas maneras nosotros tampoco. Vos lo decís bien: no importa qué pensemos en nuestro fuero íntimo ni cuáles sean nuestros valores… Nuestro tránsito cotidiano por un mundo lleno de pobreza con una actitud indiferente pasa el mensaje claro de que la vida de muchas personas tiene muy poco valor. Pero la vida que no vale es la de ellos!!! No vaya a ser que esas personas crean que la nuestra tampoco vale!

      Si todos de verdad valoráramos TODAS las vidas igual, si todos fuéramos conscientes de la agresión que ejercemos muchas veces sin saberlo empezaríamos a tender puentes para reconstruir los lazos sociales.

      • 120
        Pablo Iacub says:

        Santiago:
        El sistema capitalista genera desigualdades importantes, pero ese es justamente el motor del mismo. O lo aceptamos, o lo rechazamos, pero tenemos que entender que es un combo en el cual no podemos separar.
        ´A mi me gustaría un sistema donde pueda hacer negocios y ganar muchísimo dinero, pero a su vez que no haya exclusión, ni pobreza´.
        Los paises donde se puede hacer mucho negocio, hay exclusión y marginalidad (EEUU incluido), en los que no se puede hacer negocios completamente como Cuba no hay exclusión, pero son todos pobres (aunque casi no hay desigualdad ni marginalidad ya que el sistema te mete adentro a patadas en el culo).
        Los paises europeos? hay menos marginalidad y pobreza, pero las posibilidades de emprender son mucho menores, además, fundamentalmente, la gente tiene cientos de años de cultura de trabajo. Francia está llena de franceses, holanda de holandeses, y suecia de suecos. O sea, no son modelos a nuestro alcance.
        Conclusión: Lo que tenemos es mas o menos lo posible. Habrá exclusión y miseria como en todo el resto de latinoamérica hasta que la evolución cultural, tecnológica, o económica, nos permitan zafar de esto, pero probablemente pasen unos cuantos años.

      • 127
        martu says:

        el comentario de cynthia y el tuyo resumen mi manera de pensar por completo…

        ojalá algun dia podamos sentarnos a charlar de estas cosas. me reconforta q este tema en particular tenga este lugar y esta importancia en tu vida.

    • 112
      Pablo Iacub says:

      Cynthia:

      Ignoro que edad tenés, pero creo que tenés una mirada un poco simplista de la cosa.
      Vos crees que el tipo que pide plata en la cola del teatro con su supuesta hija es un trabajador que quedó en la calle? crees que ese tipo ignorado por la gente del teatro se convierte en un delincuente de caño? crees que cualquiera puede ir a pedir limosnas en ese lugar?
      Lo que trasciende tu mensaje es que conocés poquísimo de la marginalidad y es dificil tener opiniones sensatas desde ese lugar.
      En general a mi me sorprende gratamente cuanta gente le da dinero a los que piden. Aunque no creo que sea ninguna solución a nada, yo mismo lo hago. Pero elijo a los chicos, a los inválidos, a los viejitos. Un tipo que viene con una nena en brazos en un lugar tan concurrido primero tiene derechos adquiridos sobre ese lugar, segundo, casi seguro que la nena no es su hija y paga un alquiler para llevarla. Nunca le doy nada a esos sujetos.
      No obstante, el que roba de caño tiene otras motivaciones, la cosa es mucho mas compleja que los cuentos de Dickens.

      • 113

        Pablo

        Cynthia es una chica rubia muy linda de unos 20 años …yo la conozco

        • 114
          Pablo Iacub says:

          Entonces está justificada.
          En gran Winston Churchill decía: ´… el que a los 20 años no es de izquierda, es que no tiene corazón, y el que a los 40 no es de derecha es que no tiene cabeza …´

          • 115

            pahh…me matastes con lo que le va a pasar en unos 20 años
            Yo la vi a ella hace una semana y podria asegurarte que tenia la cabeza bien puesta …el tiempo dirà

          • 116
            gabriel says:

            Pablo, releí el comment de Cynthia y no leí lo mismo que vos. Además hay formas y formas; podías atacar su opinión sin mentar su posible edad o carretera. Su comentario sobre el tipo que mangaba en la cola de Hairspray quizás puede parecer naif, pero también hace a la cosa. No creo que una cara de culo al que te pide lo incite a la violencia, pero sí es un granito de arena que contribuye a una sociedad mas dividida.
            Aún el croto más croto (léase pichi/lumpen/mendigo/oloroso/tresañossinbañarse), se merece un “no tengo”, y una mirada a los ojos.
            Digo.

            PS: Bernardo, me extraña araña.

          • 119
            Joaquin says:

            En un tema tan serio, con el cual estamos todos haciendo profundas reflexiones, gracias a Bernardo y Pablo, se ha armado un pequeño espacio divertido, que bueno los que entiendan se deben estar riendo y los demas quizas no sepan bien de que, pero esta bueno poder hablar de cosas serias y ser ameno a su vez.
            Saludos

            Lo que mas me quedo grabado de todo el post es que ponemos la traba del auto, pero no nos ponemos el cinturon

          • 131
            Magdalena says:

            y qué mejor que saberse de centro-derecha toda la vida! 😛

      • 121
        Cynthia F. says:

        Pablo Iacub así no se le pregunta la edad a una dama!!.

        Menos mal que mi amigo Bernardo es testigo de mi juventud y, entonces, parece que quedo perdonada por tener ideas tan simplistas.

        Seguramente conozco poquísimo sobre la marginalidad, igual que casi todos los que tenemos acceso a una computadora para leer este post y comentarlo…

        Lo que sí puedo asegurarte es que cuando alguien me pide ayuda no me resulta indiferente en lo más mínimo no poder ayudarlo o que mi ayuda sea insignificante para su problema.

        • 122
          Santiago B. says:

          A mí esta chica Cynthia me está gustando…

        • 123
          Pablo Iacub says:

          Cynthia:

          En primer término me disculpo por mis rústicos modales. Muchas veces me sale el tribunero, y soy agresivo con quien no lo merece (a veces soy agresivo con algunos que taxativamente se lo merecen, pero claramente no es tu caso).
          Incluso, aún criticándolo por creerlo un poco cándido, tiendo a simpatizar con tu mensaje. Prefiero mil veces este tipo de ingenuidades benévolas, que las expresiones paranoicas y fascistoides que escuchamos a diario.
          Por otra parte quiero dejar en claro que alguna vez, hace un par de décadas opinaba como vos.

          Saludos

        • 129
          Raquel says:

          Cinthia: tengas la edad que tengas, y se lo que sea que tengas en la cabeza, por favor trata de que no se te pase jamas. Te felicito, si todos tuvieramos tu forma de pensar, el mundo seria un lugar mas grato.
          Saludos !

          • 130
            marianoN says:

            El tema con Cynthia no es su edad o si es simplista o no su comentario sobre la persona que pide… si desconfiamos de todoo y de todos, pensamos que ese tipo es un delincuente en lugar de pensar que posiblemente si sea un desocupado y de cualquier manera, el cuadro tiene que movilizarnos como personas…
            Que nadie mire ni le dirija la mirada como si no existiera, es tremendo, sea quien sea… es como hacerse un cuero, o una ceguera para no ver lo que no queremos enterarnos, es como vivir en una burbuja y si alguien nos quiere sacar de ahi hacemos como si no existiera.
            Ser sensible a esas cosas, no es ni naif, ni de izquierdas ni de alguien joven, es humano

          • 138
            Cynthia F. says:

            Muchas gracias Raquel!.
            Saludos

  20. 109
    Pedro says:

    Me gustaron tanto el post como los comentarios. Pero mas allá de que los medios periodísticos magnifiquen todo, nadie puede negar el enorme aumento en la cantidad de robos y asesinatos. A mi en el año 2008 me asaltaron 4 veces, y en lo que va de este año 2 veces. Antes del 2008 jamás me habían asaltado. Y conversando sobre el tema con otras personas me aportan datos similares. Cada vez es más difícil conversar con alguna persona a la que nunca la hayan asaltado, ó por lo menos que no lo hayan hecho en los últimos años.

  21. 111
    Juan says:

    Me encanto Santiago! Me parecio super claro y estoy totalmente de acuerdo con todo lo que decis – yo tb me indigno cuando la gente no usa un cinturon de seguridad y cuando los medios no paran de publicar “inseguridad, inseguridad, inseguridad”.

  22. 117

    Gabriel

    Que te extraña Mr Spider ?
    Espero que hayas entendido mis comentarios porque estoy de tu lado y porsupuesto del de la joven Cynthia jeje

  23. 118
    gabriel says:

    Itsy bitsy spider, nos cruzamos los comentarios (cuando escribí el mío no me había llegado el de “la cabeza en su lugar”). Entendí 😉

    hugs

  24. 124
    haydee says:

    me intereso muchisimo el tema, y creo que venceremos el miedo atravesando la zona de confort y proponiendo una marcha donde sea posible reunirnos todos,para pedir seguridad, tenemos TODOS los mismos derechos y cuando podamos estar juntos todas las clases sociales pidiendo lo que nos corresponde recién ahí atravesasremos el miedo a estar juntos, en la despedida a Alfonsin la gente salió de la zona de confort, se juntó, salió con bebes, no escuché un solo comentario de robos ,muertes, solo una comunión en el sentir, creo en mi humilde opinión que nos falta ésto salir de la individualidad y sentir que ésto de una u otra medida nos afecta a todos no es el corralito, el sueldo de los docentes , no…….éste tema es de todos y hasta no hacernos cargo cada uno no podemos pensar que la responsabilidad está en otro lugar.Felicitaciones Santi por proponer entrar en el tema creo que éste podrá ser el gran emprendimiento.
    Gracias haydeé.

  25. 125
    Mariano says:

    Coincido con Santiago plenamente, sumado al miedo es la sensación de impunidad. Si la policia atrapa algún ladron pues rápidamente sale por la otra puerta sobre todo por robos menores, que causan mayor sensación de inseguridad. Y no pasa por solo poner muchos policías a la calle, ayuda pero no es suficiente, hay que tener mas prevención y mejorar todo el sistema, tener base de datos de los delitos grandes y chicos, e informatizar la justicia, edificios llenos de papeles??? no sería mejor reducir este consumo y pasar todo a formato digital. Muchos se llenan la boca diciendo no se hace nada por la inseguridad pero no pasa solo por llenar de policias. Aparte alguno tiene un amigo policia, que sea asi por vocación, alguien quiere un hijo policía??? que haga carrera???. Otra respuesta mas al problema, a la policía como creo en ciertos estratos de la política llega lo que queda, el resto. Es lo que hay, no exigamos sea Scotland Yard u otra policía profesional cuando no le llega ni a los talones, muchas veces se hace lo que se puede, a veces bien y a veces mal
    Un grave problema es que los menores son quienes los responsables de delitos menores y en algunos casos no tanto; uno de estos menores de 16 fue responsable de diferentes casos de asesintatos. Ellos mismos saben que la policía ni puede tocarlos, ( relatado por un amigo mio quienes sus hijos sufren con adolescentes que ocuparon una plaza pública, ellos mismos saben que si alguien los tocan por ser menores puede tener graves problemas ) yo no se si bajar la imputabilidad pero este es un problema grave y que se vive no solo en mi provincia Mendoza sino en otras provincias también. Hay ladrones que producen estafas mucho mayores recuerdan un tal Madoff y habrá otros como este caso. Ni hablar el trato que recibirá ante la justicia un ladrón de gallinas y uno de guante blanco. Los dos tienen ser condenados por supuestos pero juzgados con la misma vara, no solo si es pobre o no.

  26. 128
    Julio says:

    Es muy interesante tu opinión. Sin dejar de coincidir con el concepto de seguridad subjetiva-objetiva y el tema de clases, me parece que no tiene NADA que ver citar una estadística sobre las muertes en accidente de tránsito siendo mucho mayores que las muertes por asesinatos. Sin perjuicio de que hay que mejorar la educación vial, creo que es aboslutamente engañoso creer que porque las muertes por accidente son menores a las ocasionadas por asesitatos, entonces las muertes por asesinatos son pocas. Para mi no tiene nada que ver. Creo que en cualquier país donde las muertes por asesinatos sean mayores a las provocadas por accidentes de tránsito las cosas estarían en una especie de guerra civil o peor. En Argentina además se maneja muy mal, hay poca educación vial y pésima infraestructura de rutas, así que estas muertes también podrían ser muchísimo menores. Y que sean tantas más no me da ni un poco de comfort a la hora de saber sobre casos donde te matan por motivos ridículos.

    • 133
      Santiago B. says:

      Julio, el punto de comparar con las muertes de tránsito no tenía tanto que ver con minimizar comparativamente los asesinatos sino con mostrar cómo, pese a que podemos hacer más para prevenirlas, tomamos mucho más recaudos para evitar lo más improbable que lo probable.

      Si a partir de mañana los diarios cubrieran con sumo detalle CADA MUERTE que ocurre en el tránsito, serían mucho más del doble que las que vemos a diario por homicidios, y después de unos meses tendríamos un temor terrible a salir a la ruta.

      A mi entender, la asimetría en el tratamiento informativo nos hace temer a una cosa y no la otra.

  27. 132
    Nicolas says:

    Muy buen post y muy buenos comentarios. Mi aporte sera la recomendacion de una peli: LIVE! o como se llama aca: La Muerte en Vivo. Con esta peli recalco 2 cosas:

    1) Alli se ve que los directores de la programacion de un canal deciden hacer lo imposible por un punto de rating, hasta mostrar una muerte al aire…
    2) Se muestra tambien, como la gente se va enganchando en algo que esta mal. O sea, primero estan los medios que pasan las cosas, pero tambien estamos lo que lo miramos.

    Gracias. Los ultimos 30 minutos de la peli son muy fuertes. Muy shockeantes.

  28. 134

    La verdad, la verdad …nada para decir
    Solo queria ser el comentario N 134 …QUE ES EL RECORD HASTA EL MOMENTO DEL BLOG …

    QUERIA PASAR A LA HISTORIA …PERO CON EL MERITO DE OTROS ..

    FELICITACIONES

  29. 136
    Joaquin says:

    En las felicitaciones por el record del post, vale decir que tuvo menos difusión que stop war, lo que demuestra que fue un muy buen post!

    P.D:De paso sumamos comments para el proximo premio de discutidores ja

  30. 139
    Agustin P. Russo says:

    Santiago, empecé a leer tu blog hace poco y ahora empiezo también a comentar. Me gusto el post principalmente porque tiene un punto de vista diferente y en mi opinión, acertado.
    Por mi parte, creo que gran parte del problema radica en las brechas entre estratos sociales, que no se si se habrá comentado (leí muchos comentarios, pero no llegue a leer todos), pero en mi opinión, estos baches están ahí para darle poder al poder. No es por tener un pensamiento orientado a que hay una conspiración atrás de todo, pero es evidente que la única forma de dominar a un pueblo es mantener a la masa ignorante, y separada (divide and conquer). De que otra forma un grupo relativamente pequeño de personas podría dominar a una población de millones?? Si hubiera algo de unión entre la gente, algo de consciencia colectiva, les aseguro que no se conseguiría ganar una elección regalando choripanes, vino y falopa.
    Como resultado, se da el resentimiento entre clases sociales, que es uno de los motores de la delincuencia. Quien roba se siente con el derecho de hacerlo, porque siente que su condición es culpa del resto de la sociedad, que “si ellos tienen mucha plata tengo derecho a sacarles, porque tengo menos”. Y como decían antes, así como las clases altas no valoran la vida de la gente pobre, las clases bajas no valoran la vida de la gente de plata. La delincuencia a su vez genera sensación de inseguridad, lo que hace que la gente desconfíe de la gente en general, dividiendo todavía más al pueblo y facilitándole las cosas a la gente que quiere sacar tajada del poder.
    Para sumar condimentos a la receta, la prensa, solo se dedica a acentuar esta situación,
    simplemente porque vende. No es novedad que los medios de comunicación son un negocio, y que se mueven motivados por el dinero. Y creo que cuando vos decís “andamos en el auto sin cinturón, pero con las puertas bien trabadas” es un claro ejemplo de como vivimos influenciados.

    No creo que esta sea TODA la cuestión, pero es algo que me pareció importante resaltar.

    El modo en que personalmente afronto la situación:
    -Evito la paranoia, simplemente porque no es saludable. Esto no implica caer en la inconsciencia.
    -No pierdo el respeto por la gente, por más desconocida que sea. No trato con miedo a nadie, sea quien sea (si el desconocido
    tiene malas intenciones, demostrando miedo solo le muestro que tiene una gran chance de éxito al asaltarme, y si el desconocido no las tuviera,
    de ninguna manera me gustaría ofenderlo haciéndole sentir que su presencia me hace sentir inseguro)

    Creo que simplemente con ser conscientes y considerados se hace una gran diferencia. A fin de cuentas, el bienestar de los mas carenciados también afecta nuestro bienestar.

    Espero haber aportado algo con mi opinión, si bien abarca solo un aspecto del tema, ya que el mismo da para rato.
    Gracias a vos y a los que comentan, por el blog.

  31. 140
    Néstor says:

    SIN MIEDOS DEBEMOS PARTICIPAR

    Santiago: Un amigo me comento este post y tenía razón, el comentario me pareció fantástico y distinto a lo que siempre escuchamos de un tema, que coincidiendo con la nota, nos agobia…
    Siempre uno encuentra en vos esa mezcla de visión distinta, creativa y casi genial, desesperado por soportarla como economista y amante de las estadísticas y una sensibilidad social profunda pero lejos de la realidad de los que quisiera poder comprender.
    Es verdad que a todos nos gustaría vivir sin miedo y que esto tiene un efecto devastador y que somos cada vez menos solidarios; pero esto es producto de la descomposición absoluta de la sociedad y sus valores y el avance de la marginalidad y la barbarie sobre la civilización.
    Es absolutamente cierto que la inseguridad de los pobres es mucho mayor porque además ellos no pueden, por mas miedo que tengan, defenderse viviendo en un barrio seguro,,con autos blindados, finde en el country, etc,etc.,
    Igualmente creo que toda la clase media o lo que quede de ella, los ricos, los pobres o los que fueren, tienen derecho a quejarse y no podemos hacer de todo un análisis clasista.
    Es imposible no tener miedo en este contexto, porque si no tomás recaudo y bajas con tu coche en la calle equivocada vas a tener graves problemas hayas escuchado o no el noticiero. Si no tomaramos todas las precausiones ridículas que tomamos (Absurdas para habitantes de otros países como Uruguay) tus estadísticas darían mucho peor.
    Mi madre pensaba igual que vos hasta hace unos meses (Mujer libre nunca quiso rejas en su casa y así nos educó) pero como tantos otros pasó del lado de los que estamos enrejados, luego de despertarse con una pistola en la cabeza.
    Construir una sociedad mas justa y volver a los valores profundos de gente de bien… ese es un difícil camino que sin miedo y con mucho coraje debemos transitar. Participar en la conducción de las transformaciones sociales es un imperativo de los privilegiados que han podido formarse en las mejores universidades del país y del mundo; cosa que en nuestro país no pasa hace casi cien años, cuando esta clase privilegiada ha decidido asegurar lo suyo y no meterse en política ni en nada que genere la transformación que necesitamos.

  32. 141
    Pablo Iacub says:

    Nestor:
    Si bien estoy de acuerdo con el espíritu de te mensaje creo que traes a colación alguas hipótesisclásicas acerca de nuestra sociedad y de la historia de nuestro país en los cuales no coincido, y aprovecho este espacio de reflexión para dejarlos expresados. Paso a enumerarlos:

    – No creo que hoy nuestra sociedad sea menos solidaria que antes. Leo mucha historia en general, y de nuestro país en particular. Además tengo buena memoria. A modo de mero ejemplo pregunto: Cual fue la solidaridad de la sociedad cuando en la década del 70 el proceso liquidaba a decenas de miles? Cual era la solidaridad de la sociedad argentina en el 40 cuando prohibió el acceso de los europeos sobrevivientes de la segunda guerra? O sea: Si ahora somos menos solidarios que antes, digo ¿de que antes?
    – Cuando decís ´lo que queda de la clase media´ esta es una muletilla increíblemente repetida sin el mínimo contraste en cifras. Hay menos clase media que antes? nuevamente, de que antes? de 1970? de 1930? Cuando era chico (década del 60, supuestamente una década buena) vivía en un barrio de clase media. En toda la cuadra (la mía y la del frente, unas 20 casas), solo mi viejo y un médico tenían auto, la mitad no tenía TV, solo nosotros y alguno mas se iba de vacaciones, comer afuera no existía mas allá de ir a la pizzería, todos íbamos al colegio del estado y no teníamos prepaga de modo que una internación era normalmente en un hospital público. Y nos consideraban clase media. Digo que si contás así, con algún aggiornamento a la actualidad, hay mas clase media que antes.
    – Sería bueno que definamos que es una ´sociedad mas justa y con valores profundos´, ya que cada uno tiene su propia versión de lo que es justo y cada uno tiene ideas diferentes de lo que deberían ser nuestros valores ´profundos´. Es sorprendente que tan diametralmente opuestas pueden resultar entre gente que puede parecer similar.
    – En cuanto a que los agentes del cambio en la argentina deben ser los que tienen los mejores títulos académicos, permitime dudar.

    Por último si coincido en que el riesgo existe mas allá de la camkpaña de los medios.

    Saludos

  33. 142

    Te confieso que no había leido el post hasta hoy porque tenia el prejuicio que ibas a escribirlo desde el mismo punto de vista que vos te referis como la actitud de la clase media/alta. Me sorprendió y me alegró mucho descubrir que coincido 100% con tu manera de ver este tema. 🙂

  34. 143
    Agustin Russo says:

    Acabo de ver en CQC, en la seccion “CQC: con la incomoda constumbre de preguntar” y una de las preguntas que hicieron fue justamente una relacionando las muertes en accidentes de transito con las muertes por asesinato, inmediatamente me hizo acordar a este post, y me puso contento que por lo menos estas alertas a la consciencia salen en algun medio de comunicacion masiva.

  35. 144
    estrella says:

    Pensé lo mismo que Agustín cuando vi el informe de CQC.

  36. 145
    Raquel says:

    Santiago, exigí tus derechos de autor, jaja ! Me perdi el informe de CQC, me hubiera gustado mucho verlo y comprobar que al menos algunos programas se atreven, aunque sea timidamente, a bajar a la inseguridad del top ten que la ponen la mayoria de los medios.
    Saludos !

  37. 146
    Gonzo says:

    buenas… estoy de acuerdo con la nota… de todas maneras, lei en un comentario que hay 5,3 asesinatos por año cada 100.000 habitantes y esa persona ha escuchado que hay 5 o 6 por dia. Hagamos una regla de 3 de esas que hacemos cuando vamos a la primaria:

    Si cada 100.000 hab —————– 5.3 asesinatos/año
    cada 40.000.000 hab ———— x asesinatos/año

    Entonces:

    (40.000.000 x 5.3) / 100.000 = 2120 asesinatos por año

    Si dividimos 2120 asesinatos en 365 dias tenemos:

    2120 / 365 = 5,8 asesinatos por dia

    Por lo tanto, la persona que escucho eso, lo escucho bien. No quiero generar miedo ni mucho menos, pero hagamos cuentas y leamos las cosas como deben ser, no como las pintan.
    Un abrazo, muy bueno el blog, te lei en Oblogo! Sos famoso! 😀

    Gonzo

    • 148
      Santiago B. says:

      Qué bueno que hayas llegado desde Oblogo.

      Oblogo es es un gran proyecto de un gran amigo!

      Ahora espero que sigas leyendo Oblogo pero también te des una vuelta de vez en cuando! 🙂

    • 149
      Ale says:

      Yo leí por ahí -sé que no suena muy científico- que hay alrededor de 7.000 muertos por año en accidentes de tránsito. O sea que por lo que planteas, Gonzo, los accidentes son 3.5 más altos que los asesinatos actualmente. Y si sumamos ambos, hay casi 10.000 personas que mueren por año en el país -0,025% de la población total-. Estadísticamente pareciera un número ínfimo -porque qué variable uno le prestaría atención en cualquier modelo con ese peso específico-. El tema es que acá se habla de vidas, de personas, de historias y de causas por las cuales dejan de existir que son completamente evitables. Somos nosotros mismos los que generamos las condiciones para que esto pase, y en general, no nos preocupamos hasta tanto no le pasa a un conocido nuestro o ser querido. No sé, son temas jodidos en los cuales estamos a la deriva, es como que uno siente que no hay un modelo existente, o una linea a seguir como sociedad para que las condiciones de esto cambien -ni hablar desde el Estado-. Ahora pareciera que se intenta hacer algo con el tema alcoholemia, pero creo que la cuestión de fondo pasa por la educación y los valores -el respeto por la propia vida, y por ende, redundante, en el respeto de la de los demás-.
      Me hace acordar un poco a un tema de Vieja Locas: todo sigue igual -hoy no cambio nada-. Para no poner un Tango de ejemplo…

  38. 150
    daindart says:

    q caruchi de mickey mouse que tiene el poli de la foto…!

  39. 151

    Santiago,

    También llegué por la pequeña publicación OBLOGO, dónde leí este post sobre la inseguridad. Y me pareció excelente!. Coincidimos en un ciento por ciento. Por eso quería pedirte autorización para publicarla en mi blog: http://www.unamiradadesdelsur.blogspot.com.

    Acertado me pareció tambièn el comentario de Ceci que hace referencia a recuperar los valores que lentamente -pero sin pausa- desde hace años se están perdiendo.

    Había leido también sobre la “Teoría de las ventanas rotas”, que subió Federico, y se aplica perfectamente a-entre otras cosas- al estado de los ferrocarriles en nuestro País. Frente a la falta de inversiones y mantenimiento que se registró fundamentalmente a partir del 2001 cayó notoriamente también la falta de cuidado de parte de los pasajeros. El abandono de los responsables de ofrecer el servicio ferroviario llevó a otro tipo de abandono de parte de la gente y a la pérdida de valores que uno nota en gestos tan simple como ceder una asiento.

    Soy usuario del Ferrocarril Roca (vivo en Burzaco) y desde hace algunos años participo activamente de un grupo de pasajeros de ésta línea (www.pasajerosdelroca.blogspot.com) que nos organizamos para reclamar por mejores servicios ferroviarios porque en ese entonces eran desastrosas las condiciones en las que viajábamos. Hablo del año 2007 principalmente cuando estaba en manos de Metropolitano. Hemos logrado que nos escuchen y de ese tiempo a esta parte ha mejorado la línea, pero todavía falta muchisimo para alcanzar el nivel de un transporte público como los ciudadanos nos merecemos. Seguimos insistiendo.

    Disculpá que en el último párrafo me fui del tema de la inseguridad delictiva a la inseguridad en los transportes públicos. Pero no pude evitar la asociación de la Teoría mencionada con estos.

    Sldos

    Juan Pablo Gómez

  40. 152
    Riky says:

    Estimado Santiago, lamentablemente los chicos no pueden ir solos sin temor, al menos los que cursan el secundario. Tengo un hijo de 18, entre los 16 y 17 lo han asaltado (y en otras lo han intentado) en muchas oportunidades. Le llegaron a sacar 3 celulares en 2 semanas. El pibe es brillante y está educado para no agredir si bien rompió tablas en Tae Kwon Do. Lo han amenazado con navajas y en alguna oportunidad lo llegaron a golpear “por rubio”. Esto no le pasa solo a él, a todos sus compañeros al menos les han robado una vez el celular, también les pasó lo mismo en varias oportunidades a mis sobrinos adolescentes. Ciertas esquinas de Villa Crespo y plaza Las Heras, son infalibles. Tengo 2 hijos en primaria y obviamente no van solos ni a la esquina. Yo a los 9 años iba al cine solo con mis amigos y volvía en bondi. El miedo en estos tiempos considero que es real, fundado y fundamentado. Atte, Ricardo

  41. 153
    FelipeDeConce says:

    si el miedo es proporcional al dinero en el bolsillo hagamos que existan muchos mas con dinero, y muchos menos con menos.
    son los serios problemas que la distribucion desigual de la riqueza ha dado a nuestros paises.

  42. 154

    […] La lección más importante que saqué de ese día es que es inadmisible que vivamos en un mundo encapsulado, evitando los lugares a la vuelta de nuestra casa como si la negativa a ver eliminara el tema y pensando sólo en nuestra seguridad. […]

  43. 155
    amelio says:

    Estos textos verdaderamente, nos hace reflexionar. Aunque no alcanza para mucho. Hay cuestiones que no dependen de nosotros, como dejar de temer por ejemplo. Te lo digo yo, que pasé de ser un inconsciente, de volver a cualquier hora, de andar por todos lados, a ver tres pibes en una esquina semi-oscura y cruzar la calle o pegar la vuelta. No sé, esto de vivir cagados no me gusta pero es real y no se puede evitar. Yo tampoco sé bien quién gana con esto si es que alguien gana, sí sé que yo o mi familia, siempre sale perdiendo. Un saludo!

  44. 156
    Gonz@lo says:

    Antes que nada, felicitaciones por el blog que me tiene leyendo tus escritos y acertijos hace horas en detrimento del estudio.
    En segundo lugar, quería aportar una frase que alguna vez leí, y lamentablemente no recuerdo dónde ni quién la dijo. Cuando alguien se quejaba por los piquetes y decía que “estas cosas” en países como Francia no pasan, él respondía que era así porque allá no hay un 40% de personas en situación de pobreza. Si así fuera, en Francia habría una revolución, no un piquete.
    No puedo estar más de acuerdo en todo lo que decís, principalmente en las diferencias sobre la inseguridad según la posición socio-económica que la víctima ocupe.
    Saludos.

  45. 157
    Gonz@lo says:

    Para agregar algo más al tema de la inseguridad subjetiva y al amarillismo de los medios masivos de comunicación vale presentar el caso que vi hace poco en televisión. En TN contaban que habían asaltado a la actriz Cecilia Milone. Nada raro en esa noticia. Una persona famosa más un ilícito, deriva lógicamente en una noticia. Lo grave era que el título de la nota decía “No se salva nadie”.
    Primero: la fama no compra inmunidad.
    Segundo: ¿era necesario ser tan apocalíptico?

  46. 158
    directordeverdades says:

    Santiago, cuando lei este post de Martin Varsavsky recorde de manera instantanea tu post.

    Evidentemente estan percibiendo la realidad de maneras muy distintas.

    Seria bueno conocer tu opinion.

    http://spanish.martinvarsavsky.net/general/porque-ya-no-voy-a-buenos-aires.html#comments

    Por qué no voy a Buenos Aires by Martin Varsavsky

    Soy argentino, porteño. Me fui de Buenos Aires a los 17 años, “me fueron” como se decía cuando era chico. Me fueron durante la dictadura militar. A esta altura de mi vida he vivido el primer tercio de mi vida en Argentina, el segundo en USA y el tercero en España. Tengo 49 años. Frecuentemente recibo invitaciones para ir a Buenos Aires tanto de tipo personal como de trabajo. Antes iba y trataba de hacer todo lo que podía por mi país. Pero hace un par de años que decidí que le dejaba la batalla a otros porque para mi, el contraste de lo feliz que es mi vida afuera con la seguidilla de cosas tristes que me ocurrieron en Argentina era y es muy grande. Así que ya no voy a Buenos Aires. Lo que sigue es una explicación. Es muy personal. Concierne a mi vida. No es un resumen sobre la Argentina sino sobre mi experiencia con Argentina. Empiezo con la cronología.

    1966, tengo 6 años, mi padre llega seriamente herido a mi casa, sangrando, era la noche de los Bastones Largos, la policía argentina les pega a los profesores de ciencias exactas. Mis padres me dicen que fue un accidente de automóvil. Yo no entiendo porque el coche está bien.

    1976 la guerrilla pone una enorme bomba a metros de mi casa en Las Heras 1975, mata a un jefe de policía cuyo nombre no recuerdo y a otros que viven debajo de el. Mi casa tiembla.

    1976, amigos, conocidos, empiezan a “desaparecer” del Colegio Buenos Aires, del Nicolás Avellaneda mi colegio. Son chicos, somos todos chicos, tengo 15 años. Tengo miedo, mucho miedo, miedo a los coches Falcon, miedo a los policías, miedo a los secuestros.

    1977, mi primo hermano David Horacio Varsavsky es secuestrado por las fuerzas armadas argentinas vestidas de civil y asesinado. Tenemos que emigrar urgente a Nueva York. Nunca supimos en que circunstancias murió este maravilloso chico de 18 años recién cumplidos. Dicen que en los vuelos de la muerte donde tiraban a adolescentes como David desde un avión en vuelo al mar sin paracaidas. La hermana de la chica con la que salía en ese momento también es secuestrada, pero negociando y pagando la encuentran en un campo de concentración y milagrosamente se salva. Ellos también emigran.

    1983, mi padre muere en un avión volando de Nueva York a Buenos Aires de un ataque al corazón. Una triste coincidencia. Puede pasar en cualquier lado. Pero además roban el dinero de la familia que llevaba encima. Lo roban estando el ya muerto. He comentado el tema de como desapareció el dinero para la operación de mi tío Roberto y me duele escuchar a gente que dice “no me sorprende, $10 mil dólares es mucha plata”. El tema de la justificación del robo por oportunidad, necesidad o pobreza era un dogma con el que crecí hasta que estuve mucho por Asia y vi como India y China los dos paises con más pobres del mundo son muy seguros.

    2001 escribo un artículo en el que argumento que la Argentina tendría que pasar sus militares a retiro, tener solo un control fronterizo y una policía mejor y menos corrupta. Que tendría que usar el dinero que se ahorraría en gasto militar y en educación. Que la Argentina tiene un problema de seguridad interna no externa y que la seguridad de todo tipo, trabajo, crimen, se aumenta con educación. Desde entonces familiares míos recibieron frecuentes amenazas de muerte hacia mi. Algunas muy precisas tipo “sabemos que en que hotel te quedás, la próxima vez que venis te matamos”. Las amenazas siguieron por años.

    2002, luego de haber donado 11 millones de dólares para crear Educ.ar el gobierno se queda con U$5 millones y los usa para cubrir el deficit y no para la educación rompiendo el contrato de la donación. Yo tengo que volver y hacer una campaña política poner a Educ.ar en la tapa de los diarios y finalmente Daniel Filmus y Alejandro Piscitelli salvan Educ.ar que ahora es un éxito y tiene hasta un canal de televisión Encuentro que es muy bueno, pero la experiencia fue muchísimo más dura que EducarChile que funcionó muy bien desde el principio.

    2005 el gobierno de Kirchner me pide que salve la aerolinea Southern Winds. Presto 6,3 millones de dólares para salvar a esa aerolinea y pierdo la mitad del dinero cuando encuentran a personal de la aerolinea contrabandeando drogas y el mismo gobierno que me pidió que preste junto al emprendedor cierra la aerolinea. Cortaron el arbol en vez de sacar las manzanas podridas. Además de perder el dinero vi lo mal que funcionaba el gobierno de Kirchner.

    2006 la oficina anticorrupción del gobierno de Kirchner me hace juicio porque dice que en mi declaracion patrimonial cuando era director de Educ.ar Sociedad del Estado no declaré una tarjeta de crédito. La oficina anticorrupción pierde el juicio. La oficina anticorrupción apela el juicio siendo la intención de los Kirchner que ya me habían echado como embajador itinerante de la Argentina que fui durante el gobierno de De La Rua y Duhalde sigue su campaña de desprestigio. Pierden de vuelta.

    2006 lanzamos Fon en muchos paises pero no en Argentina. A través de este blog se genera mucho entusiasmo por Fon en Argentina y aunque nuestro foco es Europa, Japón y USA decido probar llevar Fon a nuestro país. Enviamos nuestros routers a Argentina. Al llegar nos piden un soborno para sacarlos de la aduana. No queremos pagar el soborno. No hay manera. Hace años que tratamos de pedir un permiso para nuestros routers sin pagar soborno. No nos lo dan. Los routers volvieron todos a España. Los vendimos en Europa. La gente que tiene que importar productos o insumos me dice que es imposible hacerlo sin sobornar. Que hay un tal Moreno que cambia las reglas todo el tiempo y fomenta la corrupción. Yo ya desistí de importar Foneras. Durante un tiempo le decía al argentino que quiera una que pase por mi oficina en Madrid y se la regalaba. Ahora no lo hacemos más.

    2007 llega mi esposa Nina Varsavsky a Buenos Aires por primera vez en su vida y a la cuarta hora de estar en nuestra maravillosa y sufrida ciudad es víctima de un robo violento. A los pocos días su amiga Marta es víctima de otro robo violento esta vez con pistola. Nina fue por dos años periodista en Africa viajando por numerosos paises y nunca fue asaltada. Sabemos que una persona no es una estadística pero en mi vida Nina es mucho más que una estadística. Volvimos a Buenos Aires pero nunca más pudimos salir a caminar tranquilamente. Los amigos nos aconsejan que para salir en Buenos Aires hay que: no llevar cartera ni bolsos, no llevar máquinas fotográficas ni filmadoras, no llevar teléfonos buenos, no llevar un lindo reloj como el que la madre le regaló a Nina cuando era chica, no llevar bolsas de compras y que entonces podés ir tranquilo.

    2008 cuando creí que ya se acababan los temas relacionados con Argentina mi hermana es víctima de un caso de incompetencia o quizás corrupción judicial en Buenos Aires y no solo pierde la tenencia de su hijo sino que además no recibe visitas y hace 14 meses que casi no puede verlo. La estoy ayudando con un equipo de abogados para solucionar este triste tema que ha hecho que yo no pueda ver a mi sobrino de 13 años ni el a sus primos (mis cuatro hijos) ni viajar a Uruguay o a España. Pero lo más importante es el tema del pobre Fran que no puede ver a su madre Paula. Una situación tan triste como anómala.

    Aclaro que casi todas estas cosas me pasaron no viviendo en Argentina y yendo muy ocasionalmente. No vivo en Argentina desde que tenía 17 años recién cumplidos.

    Ahora comparemos esta historia con mi vida de 18 años en Nueva York y 14 en Madrid, donde estudié en New York University y Columbia University y me fue muy bien. Donde tengo una esposa y 4 hijos maravillosos, donde mis amigos viven también vidas tranquilas y felices con problemas normales tipo el fallecimiento de un ser querido, un divorcio, cosas tristes pero esperables. Donde hice Viatel, Jazztel, Ya.com, y ahora Fon. Es más, afuera de la Argentina no he tenido un problema en mi vida de la gravedad comparable a lo que puse en la triste lista. Mi vida afuera de la Argentina ha sido y es una gran vida con más alegrías que tristezas y algún revés ocasional del que he podido salir. Temas como el fracaso de una de mis empresas Einsteinet en la que perdí 35 millones de euros pero pude salvar los trabajos de mis empleados. Pero una cosa es perder 35 millones de euros porque un proyecto con buenas intenciones te sale mal y otra es perder 3 millones de dólares en un escándalo como el de Southern Winds donde el gobierno dejó sin trabajo a miles de buenísimos pilotos y empleados aeronáuticos por la culpa de unos pocos.

    También comparemos esta historia con mi experiencia con Uruguay, un pais tranquilo que he visitado todos los años de mi vida. José Ignacio, una maravilla de lugar, con una playa de las mejores del mundo, unos recorridos hermosos para hacer en bicicleta, gente amable, en general honesta, un país que me recibe con los brazos abiertos. Uruguay se parece bastante al interior de la Argentina donde mis experiencias siempre fueron buenas. Conozco todas las provincias argentinas menos San Juan y Catamarca. Las conozco porque mi padre era un patriota argentino que durante toda mi infancia me llevó a conocer casi todos los rincones de nuestro maravilloso país. Este verano me enteré que no soy el único emprendedor de internet argentino que prefiere Uruguay. Marcos Galperín, el inspirado creador de Mercado Libre vive con su familia muy tranquilo en Montevideo.

    Espero que este artículo no ofenda a nadie. Se que Argentina tiene gente fantástica, no tengo más que visitar Educ.ar para verlo con mis propios ojos. Además recorrí mucho del pais en bicicleta, y desconocidos me tendieron una mano, me dieron ayuda cuando la necesitaba, gente “gaucha” . Hay un gran contraste entre el interior y la capital. Pero la gente fantástica no gobierna el país, no dirige, es pisoteada y robada a diario por gente que no es nada fantástica y está en el poder. Pero más allá de todo lo que yo quiero comentar con este relato es mi experiencia, mi explicación de por qué no voy yo a la Argentina. Porque no pienso ir hasta que las cosas cambien. Se que hay injusticias en todos los paises. Pero a mi, las que me tocaron están asociadas con mi país natal.

    Para terminar con buen tono comparto fotos de estas vacaciones en Jose Ignacio, Uruguay, con familia y amigos.

    • 159
      Santiago B. says:

      Hola, Directordeverdades!

      Leí con detenimiento el post de Martín y la verdad que no entiendo bien por qué planteás que estamos viendo las cosas de manera muy distinta. Por razones que exceden este tema, mi vida tiene bastantes puntos en común con la de Martín (menos su éxito una vez que se fue de la Argentina! 🙂 ).

      Me parece que todo lo que Martín enumera en su post es compatible con lo que yo digo arriba… Incluso yo digo literalmente: “Para alguien de clase media/alta, la posibilidad de ser asaltado a lo largo de los años es casi una certeza.”

      Pero que sea posible (o peor aún, casi seguro) que te asalten no quiere decir que haya que temer otras cosas que no suceden.

      ¿Por qué te parece que vemos las cosas tan distinto?

      • 160
        directordeverdades says:

        Hola Santiago, creo que quedo claro en la respuesta de Martin (a la misma consulta que te hice a vos) en su post y tu posterior respuesta.

        Considero que fue muy buena la inteligancia colaborativa que se creo, para continuar analizando el tema y buscando una solucion.

        Resta para otros post pensar por donde debemos comenzar

        Saludos

        • 161
          Santiago B. says:

          Mi respuesta original a MV se perdió. Hoy respondí esto…

          Hola, Martín.

          Hace unos días atrás escribí como comentario una larga respuesta a tu opinión sobre mi artículo citado en el comentario #164. Por un problema del blog con los logueados via Twitter el comentario no quedó registrado y no tengo ahora la posibilidad de escribirlo de nuevo.

          Simplemente me gustaría que releas la nota en algún momento porque tu respuesta en el comentario #170 me hace pensar que la malinterpretaste. Nada más alejado del espíritu del post que justificar que vivamos con miedo a que nos roben. Mucho menos aún atribuir la criminalidad a la pobreza.

          Por el contrario, lo que el post trata de poner arriba de la mesa es que, aunque en general las clases medias y altas sólo miren su propio ombligo, las principales víctimas de la inseguridad en la Argentina es la gente más humilde. Y que la solución al problema no es reclamar la imputabilidad de los menores o encerrar más gente sino gestar una sociedad más justa.

          El día que nos crucemos lo charlamos.

          Saludos!

          Santiago

          • 162
            directordeverdades says:

            Hola Santiago, si no me equivoco tu respuesta original en el blog de MV esta en el # 203.

            Me tomo el atrevimiento de postearla en tu blog, para que todos compartan tu aporte al tema y que ademas de contribuir aclara las malas interpretacion (en las que son faciles caer en una rapida lectura)

            Enviado por: bilinkis – Enero 18, 2010 9:30 pm – #

            Hola, Martín! Me parece muy interesante el tema que planteás en el post.

            En referencia a tu comentario sobre mi artículo sobre el miedo, me gustaría aclarar que estoy totalmente de acuerdo con vos en que no es aceptable vivir con miedo y que no es consuelo que no te maten. También quiero aclarar que de ningún modo atribuyo la criminalidad a la pobreza. Muy por el contrario, lo que intento resaltar allí es que los pobres son las principales víctimas.

            El punto que intenté hacer es que mucha gente en las clases medias y altas en Argentina usa el riesgo a ser víctima de un delito para desentenderse de la suerte de los que tienen menos y volver victimarios a muchas de las víctimas.

            El punto de partida para hablar de inseguridad en la Argentina es ponerse en los zapatos de los demás. Muchos otros zapatos. Si no corremos el riesgo de seguir volviéndonos más y más solipsistas y desconectados de los que nos rodean.

            Yo creo que la mayor de tus virtudes es la confianza y espero que no la pierdas nunca, aunque muchos se hayan aprovechado de ella en tu vida. Yo, por mi parte, elijo también confiar. Tal vez, como a vos te pasó, me toque que me caguen en algunas cosas. Pero prefiero eso a vivir pensando que cada persona que se cruza es un potencial enemigo.

            Gracias por hacernos pensar sobre los desafíos de la Argentina.

            Saludos!

            Santiago

            (6 votos, media: 5 de 5)

            Pd. Junta plata para ir a Espana por que no creo que te lo cruces por BsAs jajajaja (un poco de humor hace bien!!!!)

  47. 163
    Débora says:

    Si bien me parece muy interesante el post, no estoy de acuerdo en que los homicidios por robos son inexistentes. La cantidad de homicidos es muy grande.
    No sé pide pena de muerte a un pobre. El problema es que los que matan no son solo pobres (en muchos casos no son pobres), sino personas no educadas, marginados y demás. Estoy de acuerdo en que son victimas del sistema, peor también, se necesitan medidas efectivas para mejorar el sistema. Lamentablemente, esas personas necesitan o aislamiento o recuperación. (no pena de muerte).

  48. 164
    El Tano says:

    Inseguridad es un negocio de alto rating:

    Ciertamente, mi mujer trabaja en un medio y es la que lee con dramtica voz los noticieros plagados de crimenes y se ve obligada a repetirlos constantemente. Es su trabajo.

    A fin del día vuelve temblando a casa y viendo en cada esquina un ladrón, un asesino un hecho criminal. A tal grado llego la cosa que tuvo ataques de pánico y otras yerbas que la llevaron a utilizar ansioliticos de forma permanente.

    Por orden del macho alfa de la casa, la mayoria de las veces yo, se suspendió el cable, en mérito que se trata de un gasto inutil, las series y los movies se bajan de internet y os repito cuando yo quiero, son todos 2010 y el futbol pasión de multitudes esta en un canal estatal.
    como por arte de magia la sensacion de inseguridad decrecio en mi hogar.

    En un acto de “retobación” maxima con el asunto de la ley de medios suspendi la utilización de los canales tipo Canal Ford-Tinelli, canal de las pelotas, repetidora platense del canal de Ford-Tinelli con el agregado de una vieja que por que es vieja cree que peude mandar cualquiera sin ningun reproche y el modesto canal de las novelas fue dejado en uso para placer de la muchacha que hace limpieza en casa para que peuda matar las horas que le pagamso a buen precio pa que haga algo mas que esconder la mugre abajo de las alfombras.

    Resultados del experimento: La razón volvió al hogar, solo tenemos crispacion profesional cuyos remedios apgamos con el abono que antes se llevaba el cable, eso no lo podemos evitar pero se encuentra atenuado.

    Evidentemente sin teorizar mucho la sensacion de inseguridad esta motorizada por los medios. A mi hijo menor de 19 años lo robaron dos veces, la primera vez antes del experimento, volvió temblando a casa y metio al cabeza debajo de la almohada apra sacarla tres dias despues. La segunda vez solo vino y dijo: “Eran dos pobres pibes, medio duritos, que buscaban monedas para irse a al casa o fumarse otra pipa”.

    Será el efecto 6-7-8???, será que el noticiero del canal estatal esta mas preocupado por todas las cosas mas que por una sola que da rating morboso? O por que te cuentan las cosas que pasan como si fueran noticias y no la telenovela-reality-show. Creo que todo tien que ver con todo.

    Es evidente que dar las noticias como informes no rinde mucho, de hecho mi mujer que cuando te cuenta un asesinato al aire sentis las puñaladas en el pecho propinadas por el vil y sádico criminal como aplicadas a tu persona gana mucho más que el mejor locutor del canal oficial.

    De hecho lo que yo hice en mi casa seria censurado por los miembros del monopolio y eso tendria consecuencias funestas sobre nuestra economia familiar de darse a conocer. Pero ahora en casa dormimos, antes no.

    Me explico?

  49. 165

    este tema es un poco complicado de entender, pero sucede tras un ejemplo implementado por EE.UU sobre los paises latinoamericanos, el concepto idea de mantenernos asustados y con miedo, es ya que si vivimos así simplemente confiaremos plenamente en nuestro pais con mas fuerzas y podemos verlo claramente con las torres gemelas cuando fueron hechadas abajo por los mismos americanos con el fin que la gente se aferre al gobierno y sus desiciones….todos vimos como culpaban a gente inocente de estos ataques, pero cada vez se entiende mejor este maquiavelico plan….puede ver mas en el documental Zeigeits…

    Alguien se ha preguntado por que cuando hay un asalto a los asaltantes practicamente los liberan inmediatamente….por miedo a represarias y no solo eso, la ley esta diesñada para que esas personas que “asustan” vuelvan a las calles a seguir asustando….recuerden Zeigeits

  50. 166

    […] vez argumenté en este post que, a mi modo de ver, en general confundimos a las verdaderas víctimas con los victimarios. En […]

  51. Página 2 de 3«123»

Deja un comentario

Por favor completa correctamente los campos requeridos, y no te olvides de tu comentario!

Suscribirme al blog

Ya está disponible mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero ver dónde comprarlo