Loading
01-01-2009

El fin del misterio

Esta semana, como ya cubrieron varios blogs, Facebook comenzó a eliminar todas las fotos donde aparecieran pechos femeninos, incluyendo muchas escenas de madres amamantando a sus bebés, porque “escenas que muestran un pecho totalmente expuesto violan los términos de uso del sitio” y “pueden ser inadecuados para niños”. Yo creo que hay pocas cosas tan bellas como un cuerpo humano estéticamente mostrado y me parece absurdo el criterio de que si el pezón no se muestra se puede pero ver un pezón hace daño a los niños o a la moral de los adultos. Ah! Me olvidaba. Tener un app llamado “Qué posición del kamasutra eres?” está OK para menores…

Mientras tanto, eso me hace reflexionar sobre otras áreas (más allá, obviamente, de la pornografía) donde internet claramente muestra mucho más de lo que es lógico, exponiéndonos a ver cosas que no deberíamos ver o asesinando el misterio de cosas cuya “magia” era precisamente no ser expuestas.

Por un lado, si bien ya es relativamente viejo, esta semana me topé con el programa de MTV Scarred, que llega mucho más lejos de lo que había ido Jackass. Allí se reseñan accidentes graves contados por sus protagonistas, donde pueden verse fracturas expuestas, heridas serias y abundante sangre. Todo por TV (o por internet) disponible a todo público. Un pezón daña a los niños pero un fémur saliendo por fuera de la piel o un cráneo partido con pérdida de masa encefálica no.

Por otro, está el tema de la magia, literalmente hablando. A mí, como el blogger mago puede atestiguar, la magia me fascina. No porque crea en “lo mágico” sino simplemente porque sé que hay un engaño y me vuelve loco no ser capaz de encontrarlo. Admiro mucho a los magos, porque me engañan. Otra de las cosas que abundan en internet son los videos donde alguien explica los trucos de todos los mejores magos e ilusionistas. Así, se puede ver cómo hace Criss Angel para volar o atravesar una ventana y cómo David Copperfield atravesó la Muralla China. También muchos de los trucos más comunes de magos anónimos están explicados. El efecto de verlos siempre es decepcionante. El truco es mucho más “pavo” de lo que uno hubiera imaginado y destruye por completo el enigma de la magia. Yo sé que quien no quiere no lo mira, pero no puedo dejar de pensar que estaríamos mejor si esos videos no estuvieran disponibles a todo el mundo.

Algo parecido pasó con la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos, en que videos amateurs de los ensayos estaban online varias semanas antes del evento o con nuevos filmes de cine o canciones de música que pueden encontrarse pirateados antes de su estreno o lanzamiento.

Dejo planteada la pregunta: ¿Cuál es el límite entre lo que debe o no debe mostrarse? ¿Es la aparición de un pezón que todos sabemos qué apariencia tiene? ¿Es proteger los enigmas “mágicos” de este mundo? ¿O todo debería estar expuesto?

Foto: shadow.foto.art

    Hay 15 comentarios - Agregá el tuyo!

  1. 1

    Dado que estamos sólos en este 1 de enero, iniciemos el debate: TODO DEBE MOSTRARSE: pezones, craneos rotos, trucos develados, madres amamantando, niños comiendo, adultos jugando al truco y adolescentes haciendo covers de Coldplay. Todo. Esa es la gracia. Tratando de no irse al demonio, internet es el aleph: nos permite ver todo lo que está y todo lo que es.
    ¿Dónde pones la línea que divide el seno materno de una silicona de vedette? ¿En la presencia del bebé? ¿Cuán cerca debe estar el bebé? Dado que es imposible dirimir “lo correcto”, mi posición es que el lector/televidente/radioescucha/visitante sea el que pone el límite de lo que quiere ver y lo que no. Yo por ejemplo, NO VEO PELICULAS PIRATAS. Tengo los medios para hacerlo, pero elijo la abstención. Si veo PELICULAS QUE JAMAS SE DARAN EN ESTOS PAGOS (The fog of war, por poner un ejemplo).
    En resumen: dejemos en la gente el poder de saber dónde estaba escondido el conejo en la galera. Abrá los que, felices, optarán por que les cuenten el secreto. Otros (y me incluyo) elegimos ejercer una volitiva ignorancia. Pero la elijo yo y no se la puedo imponer a los demas.
    Chan-chan.

  2. 2
    Ariel Gerling says:

    Para mi no quedan dudas que todo tiene q estar expuesto. Lo que en realidad plantea un problema es la linea entre lo privado y lo publico en algunos casos. Pero salvo eso… creo q esta perfecto q se muestre los trucos de un mago, los pezones de quien quiera mostralos o lo q sea… creo firmemente en el viejo lema de “Information wants to be free”.
    Por lo q tambien creo firmemente q es uno quien tiene el derecho a elegir que ver o proteger/asesorar a sus hijos sobre que ver.
    Y tambien me parece que si Jose Facebook, dice “desde hoy no hay mas pechos”, esta perfecto… el es el propietario de facebook y si a alguno no le parece bien tiene toda la libertar de decir q no le gusta como asi tambien irse a otro sitio.
    En este caso el problema se presentaria si Facebook dijera “no quiero mas fotos de rubios de ojos celeste” (nunca nadie rechaza esas), eso seria claramente una discriminacion… pero pienso que tambien tiene derecho a hacer lo q quiera con su sitio y nosotros tomar las medidas q creamos necesarias como usuarios del mismo.
    Pensamiento simplista… puede ser, pero hay cosas q no vale la pena complicar.
    Saludos y buen año!

  3. 3
    Santiago B. says:

    @Ramiro y Ariel: Acompaño la charla en este solitario 1° de enero… Su razonamiento suena muy lindo e idealista pero se derrumba cuando el que está viendo en el site de MTV un cráneo abierto al medio o en otro sitio a una mujer metiéndose una licuadora donde ya saben es tu hijo de 8 años. Sí, sé que existen los filtros de contenido. Y también sé que funcionan como el tujes. No quiero adoptar la postura contraria a la de ustedes. Si tuviera una posición fuerte la hubiera expuesto en el post en vez de cerrarlo con una pregunta. Pero no es todo TAN sencillo como “information wants to be free” o “internet es el aleph”, creo. Vayan un minuto a los sitios de “gore”, necrofilia y demás y díganme que todo eso debe estar expuesto.
    Creo, en fin, que la foto del post da una pauta más de lo que pienso. No es tanto acerca de “QUE” se muestra sino “COMO” se lo muestra.

  4. 4
    estrella says:

    Si de mi dependiera, no mostraría violencia, bajo ninguna de sus formas. ¿Trucos de magia? Ni loca.
    ¿Pezones, pechos, desnudos? ¿Por qué no? ¿Qué daño pueden hacer?
    ¿Pornografía? Y no, el que la quiera que se suscriba a un lugar especial, que se compre un dvd o lo que sea, pero así, al alcance de la mano, digo que no,

    Y lo digo simplemente porque pienso que si la buena músíca, un libro maravillosamente escrito o las lindas palabras hacen “bien”, pues entonces, escenas violentas o demasiado crudas, hacen mal. Si fuéramos todos adultos, sería una cuestión de elecciones personales, pero, en cambio, a los niños hay que cuidarlos, guiarlos, ayudarlos a crecer.

  5. 5
    Joaquin says:

    El tema de mostrar un pezón o no a un niño va mucho mas allá de lo que podemos pensar sobre si un niño ve algo que conoce o no. No es simple reglamantención las cosas prohibidas para menores de 18 años, afecta mucho a un chico el ver estas cosas, pero bueno, bien Frued podrá dar una buena explicación. Creo que las reglas del juego han cambiado y la sexualidad para todos en si tambien, no creo que afecte demasiado eso a Facebook, sino creo que lo han hecho para marcar mejor la linea y que no termine siendo cualquier cosa.
    En cuanto a decidir que mostrar y que no, es ir mas allá de la libertad de muchas personas. Retrucando tu propuesta te digo que los enigmas actuales si todavia no se dieron a la luz es porque son muchisimos mas grosos que los anteriores, antes eran enigmas por falta de medios de comunicacion 🙂
    Saludos

  6. 6
    Sergio says:

    Creo que debería ser un mundo menos hipócrita, porque en las incoherencias de discursos tenemos el principal problema.

    Luego, creo que esa incoherencia casi empuja a todos a acomodarnos… No sé si Facebook realmente quería tomar la medida que comentás, pero para ser un sitio ATP (apto para todo público, nada que ver con tenis :P) debe cumplir ciertos parámetros. Los mismos parámetros que no le dan bola a cosas realmente nocivas, y -de acuerdo al modus operandi- censurables.

    Ahora, malo o bueno, ¿es el camino la censura? Es decir, ¿el problema es que a los entes reguladores se le escapen ciertas cosas? ¿O deberíamos dejar todo sobre la mesa, como es y sin censura, y que cada uno se sirva o deje a un lado lo que prefiera? Si, son preguntas que no responden a las tuyas… a ver si viene alguien y nos da una respuesta! ja

    Que se te venga un buen año Santiago, felicidades por el anterior!

  7. 7
    bernardo says:

    La pregunta es tan amplia que la respuesta es muy dificil de resumir
    Estamos hablando de la libertad de expresion versus lo que consideramos justo ,moral , conveniente …..mmm .
    Por ej …hoy se cumplen 50 anios de la revolucion cubana
    Quien puede afirmar con total seguridad si la “falta de libertad ” fue en pos del bien comun o en desmedro ?
    Sory , pero no tengo la respuesta de tu pregunta …y tampoco de esta

  8. 8
    Ale says:

    Santi: primero que nada, muy feliz año para vos y tus seres queridos. Tambiuen muy feliz año para todos los lectores y participantes de tu blog! 2009, tengo la esperanza, será un año de cambios positivos en la sociedad.
    Creo que arrancaste el 2009 con una linda pregunta. Tu comentario posterior resume muy bien por donde se podria empezar a contestar: no tanto el que -a pesar de que las imagenes relacionadas con el sexo se prohiben mas que mostrar crimenes sangrientos u otras vejaciones al ser humano- sino como se muestran.
    Siempre pense que Internet es un fiel reflejo de lo que sucede en la realidad, todos los dias. Si se empiezan a prohibir cosas, no se hace mas que impulsar la clandestinidad de las mismas. Las cosas o situaciones, no desaparecen por prohibirlas, sino que inclusive, se pueden llegar a exhacerbar. Lo de FB, puntualmente, me parece que no resiste analisis alguno. Una tonteria total y si siguen por ese camino, seguramente pierda terreno en cuanto al uso que se le da hoy.
    Hoy vivimos una realidad muy cruda, que tambien la Tele ayuda a que sea todavia mas descarnada. El otro dia, del balcon de al lado de casa, una nena de 5 años, le decia a la mama al escuchar una alarma de un auto que no se detenia: “Mama, ya lo mataron”, porque la alarma no paraba de sonar. La verdad que creo que el comentario refleja muy bien lo que nuestros niños reciben hoy en dia, de los medios, los padres y la sociedad toda.
    Creo que es importante conservar la “magia” en la vida. Ese primer beso, ese “dejar entrever” situaciones, cosas, partes son los que “sazonan” nuestra vida cotidiana. La vida es “misterio”, es “secreto”. Recuerdo cuando a principios de los 90, Francis Fukuyama, en su libro “El Fin de la historia” -http://es.wikipedia.org/wiki/El_fin_de_la_Historia- postulaba que la Historia habia muerto. Que el sistema actual era lo ultimo en la evolucion, y que era el fin de la historia. Creo que hubiera sido muy triste que tuviera razon.
    Todos sabemos que vamos a morir algun dia, pero no sabemos cuando. Imaginate si supieramos el dia y la hora. Que sentido le encontrarias a tu vida? O como salio en uno de tus primeros posts: si vivieramos 1.000 años o in eternum.
    Lamentablemente, debo dejar esto inconcluso, mi nene mas pequeño se acaba de parapetar en el cochecito para que lo saque a dar una vuelta. Asi que lo retomo a mi vuelta 🙂

  9. 9
    Fabián says:

    El tema que censuran no es el pezón, estoy seguro que si el pezón es de hombre no lo censurarán, ya mismo subo una foto a facebook con mi último corpiño de encaje a ver que pasa.

  10. 10
    inés says:

    Suscribo la idea de no ser ingenuos. También la idea de Hobbes de que el hombre es el lobo del hombre y que por eso existe el estado, para proteger el bien común, lo cual, necesariamente, implica poonerle restricciones a las posibilidades que tenemos todos como individuos. Posibilidades que no son sinónimo de libertades. Poder hacer algo no es sinónimo de tener derecho a hacerlo. Se trata de una tensión inevitable e insoluble. Porque, efectivamente, las guerras (que tienen códigos, no todo está permitido ni siquiera en ese contexto) se hacen por imponer el límite que a cada contrincante le parece más conveniente para su propio provecho. No somos libres de elegir, pensarlo es una hipocresía. Vivimos bombardeados, atosigados por información que no quisiéramos recibir y que sin embargo no podemos evitar, se nos cuela hasta en el baño. Vivimos atosigados, presionados, sometidos a ideales que no elegimos. Y además, ¿quién conoce a un adulto que sea capaz de elegir sin conflicto, sin inseguridad y sin equivocarse? ¡Y eso si pensamos en un adulto poco neurótico! Yo querría no tener que ocuparme tanto de tener que protegerme de mentes perversas (que las hay, las hay) y de aquellos que recalan en la perversión que todos llevamos dentro (aunque la tengamos muy a raya) para lucrar con ello. Y aquí está, creo, el énfasis que Santi pone en el cómo. Cuando lo más íntimo, lo más recóndito se convierte en un bien intercambiable en el mercado (del dinero o, ahora, gracias a internet, de la figuración)… estamos en el horno (como dicen los jovencitos). Nada en este mundo más inútil que el arte por eso es sanador, liberador y tan, tan necesario e inevitable. ¡Qué vivan la sutileza y los gestos pequeños!

  11. 11
    Brachas says:

    Ese límite lo tenemos que regular entre todos, que mostrar o no… Es increíble que en USA se hayan indignado cuando Janette Jackson “casi” muestra un pezón en el halftime del superbowl pero nada pase ante la cantidad de violencia y gore mostrados en la tele o videojuegos.
    Sin embargo no estoy de acuerdo con lo de los trucos de magia o los juegos olímpicos. Creo que ahí esta la libertad de internet, si quiero saber como se hace un truco de magia, lo veo. El problema para los ansiosos/curiosos como nosotros es tener la voluntad de no verlo. Tal vez el problema de internet es que deja toda la responsabilidad en el libre albedrío del usuario. Como diría Neo, “the problem is choice” cuando lo tenemos.
    Prefiero ser libre y poner a prueba mi voluntad si mi deseo es no ver algo a no tener la elección directamente. Prefiero ser libre…

  12. 12

    […] Santiago y una de las, últimas, estupideces de Facebook […]

  13. 13
    Marcelo says:

    Hola a todos,
    personalmente cuando leí esto mi primer pensamiento fue “que se exponga todo y que c/u elija lo que quiera ver”, pero luego pensando un poco más, creo que está bueno que haya mecanismos de control/regulación ya que hay cosas que no son recomendables que sean vistas por niños (y otras que ni por adultos ni por nadie). Por lo que un mix de ambas ideas no estaría mal, o sea que se exponga lo que se quiera, pero no todo tan al alcance de la mano sino con mecanismos de control (autenticación, autorización, filtros, sistemas pagos, etc) para que cada uno puede elegir responsablemente.

    Saludos y feliz 2009 !

  14. 14
    Ale says:

    Creo que a veces confundimos lo que es la libertad. Libertad no es hacer todo lo que me salga en gana, mostrar todo y que no haya nunca mas secretos. La libertad trae consigo derechos y obligaciones: y la principal es que la libertad mia termina donde comienza la del projimo. Asi que deberiamos preguntar en donde y como coartamos la libertad de nuestros niños al hacerlos madurar de golpe, en hacerles perder esa “magia”, ese “misterio”, ese “descubrir” que se les abre en el mundo. Si pensamos en eso, nos ponemos en la posicion del otro, muy facilmente entenderemos que, como y donde mostrar o decir…

  15. 15
    daniel nuske says:

    si todo está expuesto, aporta a la evolución que trae internet (o la globalización o como se llame) los secretos tienen que evolucionar, la magia es algo del pasado, hoy es un misterio como hackear citigroup.com . Todo debe estar expuesto, de manera que el mago que resalte sea el que inventa sus trucos, o el mejor por lejana diferencia de lo normal. yeah.

Deja un comentario

Por favor completa correctamente los campos requeridos, y no te olvides de tu comentario!

Suscribirme al blog

Ya está disponible mi nuevo libro "Guía para sobrevivir al presente" Quiero ver dónde comprarlo