Por qué no es dulce lo dulce y otros engaños de nuestra mente

Una de las mejores charlas TED que ví en mi vida es una que dio el biólogo Dan Dennett llamada “Adorable, sexy, dulce, divertido”. Allí, Dan deja patas para arriba de una manera completamente antiintuitiva muchas ideas que todos tenemos. Resumido en pocas palabras, Dan argumenta que “la miel no nos gusta porque sea dulce: es dulce porque nos gusta” (nos hace bien).

Es decir, “no hay nada intrínsecamente dulce en las moléculas de glucosa”. “Nuestro gusto por los dulces es un evolucionado detector de azúcar porque el azúcar tiene alta energía” y el cerebro inventa señales como la “dulzura” para marcar con una reacción cerebral de satisfacción aquellas cosas que nos hacen bien. “Si vos pensás que primero existió la dulzura y nosotros evolucionamos para que nos guste, entendiste todo al revés!“.

Luego Dennett lleva su argumento a terrenos más interesantes, como la sensualidad femenina.

Ya está disponible mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero ver dónde comprarlo