Juan Enríquez y la frontera de la ciencia de la vida

2970513014_4d01eeda1f

Sin duda lo que me resultó más interesante del World Business Forum fue la presentación de Juan Enríquez. En este post quisiera compartir con ustedes algunas de sus ideas más impactantes.

Durante su exposición, yo estaba todo el tiempo cautivado. Después de todo, mucho de lo que describía sonaba a ciencia ficción. “¿Realmente el futuro traerá todas estas cosas que él describe?”- pensaba.

“Yo no soy un futurólogo.” -dijo cerca del final- “Todo lo que estoy mostrándoles son fotos, todo lo que estoy contándoles son cosas que ya pasaron. Yo soy un historiador!”. Y ahí mi cabeza estalló.

Diego Golombek responde Las Preguntas de Riesgo y Recompensa

tubos de ensayo

El concepto habitual que la mayoría tiene de la palabra “emprendedor” es el de “una persona que inicia un nuevo negocio o empresa”. Uno de los objetivos centrales de este blog es expandir esa definición y mostrar que toda persona que se plantea una meta y arriesga para conseguirla es un emprendedor.

Bajo esa luz, se puede ser emprendedor siendo científico, deportista, bailarín, periodista o chef. No hay una tarea humana que no pueda ser encarada con una actitud emprendedora.

Por eso, cuando empecé con esta serie de entrevistas, mi idea era hacerlas con personas de campos muy diversos. Hasta aquí habían sido todos emprendedores de negocio pero aquí llega el primero que no lo es.

Gimnasia mental: Un acertijo prohibido para menores de 18 años

No, no son caramelos!

Siguiendo con esta idea de mantener nuestras cabezas en buena forma física, vuelvo con un nuevo acertijo. Este me lo mandó Nico Stier, un amigo que es un genio, matemático del MIT y profesor en la Universidad de Columbia en NY.

Él vio el acertijo de los apretones de manos y se acordó de éste y me lo mandó por mail para que lo resuelva. Me tuvo un buen rato “arando en el barro” hasta que de repente apareció la solución. Espero que les guste.

Antes de que sigan leyendo quiero aclararles que el contenido del acertijo NO ES ADECUADO PARA MENORES DE 18 AÑOS O PERSONAS IMPRESIONABLES.

Si las cosas con fuerte contenido sexual les desagradan, no sigan leyendo y cliqueen acá.

Gimnasia neuronal: Los apretones de manos de Halmos

Apreton de manos

En este segundo post sobre acertijos matemáticos, les voy a contar uno que, literalmente, me hizo perder el sueño.

A mí me lo contó una persona en una reunión en Nueva York, el día que nos habíamos reunido para ver la pelea en que Tyson le mordió la oreja a Holyfield…

Me dormí pensando la respuesta sin haberlo podido resolver y me desperté en medio de la noche con la intuición de como encontrar la solución. Pensé: “Ahora sigo durmiendo y a la mañana termino de resolverlo”. ¡Qué ingenuo fui! Di vueltas en la cama por más de media hora sin poder sacarme el problema de la cabeza. Hasta que no me levanté y lo terminé no pude volver a dormir.

El enunciado es muy simple, e igual que pasaba con el problema anterior, les va a parecer que faltan datos. Pero no es así. Tienen toda la info que necesitan para resolverlo. El problema está muy bueno así que les recomiendo que hagan “gimnasia” y lo resuelvan, no busquen la solución googleando.

Gimnasia cerebral: Un acertijo de Adrián Paenza

reloj math

A mí me gustan mucho los enigmas matemáticos. Me estimula mucho resolverlos, casi como una gimnasia cerebral.

Entre todos los acertijos, los que más me gustan son aquellos cuyo planteo inicialmente nos deja totalmente desconcertados, pensando que no es posible resolverlos con la información disponible.

A partir de ahora, periódicamente voy a compartir algunos de los enigmas más interesantes que fui encontrando para que los que quieran hagan “gimnasia mental” también.

¡Les pido que en los comentarios NO pongan la solución! Es válido comentar sobre qué les produjo el problema, si les gustó o no, si les gustan los acertijos en general, lo que quieran, pero no contar la solución. La idea no es que esto sea un “concurso” sino un placer individual.

Yo voy a poner la solución como comentario una semana después como para que realmente los que no lo conozcan puedan tratar de resolverlo. Obviamente cualquiera puede hacer trampa y googlearlo… pero sólo se estarían engañando a sí mismos y perdiéndose una chance de hacer algo interesante. Pido que no lo pongan en comentarios porque, hasta para el mejor intencionado si la respuesta está muy a mano la tentación es demasiado grande.

Para esta primera ocasión elegí un problema genial que presentó Adrián Paenza en su “Matemática… ¿estás ahí? Episodio 3,14”, que Paenza generosamente regala a quien quiera leerlo!

Les recomiendo que no se lo pierdan y lo piensen… Acá va:

NicAr: ¿Por qué es tan malo el management público?

nicar

Hace unos días tuve la necesidad de ir a Nic Argentina a registrar algunos dominios “.ar”. La experiencia es surrealista.

Primera ridiculez:

Si no ponés “www” adelante la página da error. Se supone que es gente que sabe de internet y todavía tienen el “www” obligatorio!

Acerca de la economía, los abrelatas y el desafío de entender

abrelatas

«La tragedia del espíritu moderno consiste en que “resolvió el enigma del universo” pero sólo para reemplazarlo por el enigma de sí mismo.»

Alexandre Koyré 1

Existen un par de chistes, bastante conocidos, que expresan cómo nos sentimos frecuentemente aquellos que hemos estudiado economía. El primero cuenta que iban dos hombres viajando en un globo y el viento los desvió de su rumbo. Totalmente desorientados, ven un hombre abajo y le gritan: “Señor! Podría decirnos donde estamos??!!”  A lo que éste responde: “En un globo!!!”. Inmediatamente, uno de los hombres en el globo dice: “Evidentemente, se trataba de un economista…”. “¿Por qué lo dices?”- pregunta el otro. “Bueno, verás… es sencillo: su respuesta es rigurosamente lógica, evidentemente verdadera, y no sirve absolutamente para nada”.

El segundo chiste es aquél del economista náufrago en una isla cuyo único alimento es una lata de sardinas, y que, desesperado por comer, resuelve el problema diciendo: “Supongamos que tuviera un abrelatas…”.

Es en este estrecho campo limitado entre la obviedad del sentido común y la arbitrariedad e inverosimilitud de nuestros supuestos que los economistas (tanto profesionales como estudiantes) nos movemos.

La mayor hazaña de la historia

aldrinswc_apollo11_big

No hay duda que en los 25,000 años que los seres humanos modernos llevamos en el planeta se han logrado muchas cosas absolutamente impresionantes. La construcción de las pirámides de Egipto o el cruce del Atlántico por Colón son buenos ejemplos. Pero para mí nada de lo que los hombres hayamos hecho se compara con la mayor hazaña de todas, de la cual hoy se cumplen 40 años: haber viajado a la Luna.

Orden emergente: El origen de la vida y la inteligencia

origin-of-life

Hay libros que te marcan tanto que muchos años después aún recordás cuándo y dónde los leiste. “Complexity” de M. Mitchell Waldrop fue uno de esos libros para mí. El libro, un poco antiguo ya, describe las investigaciones acerca de la complejidad y los fenómenos emergentes en el Santa Fe Institute.

Tal vez haya sido porque de los tres más grandes enigmas a los que mi falta de religiosidad me expone (el origen del universo, la aparición de la vida y el surgimiento de la inteligencia), dos se explican a partir de la complejidad y el orden emergente.

Hace poco leí “Emergence” de Steven Johnson y eso me hizo rememorar todas mis lecturas previas sobre el tema. Así que intercalados entre otras cosas voy a ir haciendo una serie de posts al respecto. Espero que resulten de interés para aquellos lectores a los que les guste la ciencia como a mí.

Mis impresiones desde el Menorca Tech Talk 2009

menorca-067a

Todos los años Martín Varsavsky organiza en su finca de Menorca una reunión a la que invita a emprendedores vinculados a internet y tecnología de todas partes del mundo.

Este año por primera vez tuve la oportunidad de ir y quiero compartir aquí con ustedes mis impresiones sobre este espectacular evento.

Página 5 de 7« Primera34567
Ya está disponible mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero ver dónde comprarlo