Gimnasia neuronal: Los apretones de manos de Halmos

Apreton de manos

En este segundo post sobre acertijos matemáticos, les voy a contar uno que, literalmente, me hizo perder el sueño.

A mí me lo contó una persona en una reunión en Nueva York, el día que nos habíamos reunido para ver la pelea en que Tyson le mordió la oreja a Holyfield…

Me dormí pensando la respuesta sin haberlo podido resolver y me desperté en medio de la noche con la intuición de como encontrar la solución. Pensé: “Ahora sigo durmiendo y a la mañana termino de resolverlo”. ¡Qué ingenuo fui! Di vueltas en la cama por más de media hora sin poder sacarme el problema de la cabeza. Hasta que no me levanté y lo terminé no pude volver a dormir.

El enunciado es muy simple, e igual que pasaba con el problema anterior, les va a parecer que faltan datos. Pero no es así. Tienen toda la info que necesitan para resolverlo. El problema está muy bueno así que les recomiendo que hagan “gimnasia” y lo resuelvan, no busquen la solución googleando.

Gimnasia cerebral: Un acertijo de Adrián Paenza

reloj math

A mí me gustan mucho los enigmas matemáticos. Me estimula mucho resolverlos, casi como una gimnasia cerebral.

Entre todos los acertijos, los que más me gustan son aquellos cuyo planteo inicialmente nos deja totalmente desconcertados, pensando que no es posible resolverlos con la información disponible.

A partir de ahora, periódicamente voy a compartir algunos de los enigmas más interesantes que fui encontrando para que los que quieran hagan “gimnasia mental” también.

¡Les pido que en los comentarios NO pongan la solución! Es válido comentar sobre qué les produjo el problema, si les gustó o no, si les gustan los acertijos en general, lo que quieran, pero no contar la solución. La idea no es que esto sea un “concurso” sino un placer individual.

Yo voy a poner la solución como comentario una semana después como para que realmente los que no lo conozcan puedan tratar de resolverlo. Obviamente cualquiera puede hacer trampa y googlearlo… pero sólo se estarían engañando a sí mismos y perdiéndose una chance de hacer algo interesante. Pido que no lo pongan en comentarios porque, hasta para el mejor intencionado si la respuesta está muy a mano la tentación es demasiado grande.

Para esta primera ocasión elegí un problema genial que presentó Adrián Paenza en su “Matemática… ¿estás ahí? Episodio 3,14”, que Paenza generosamente regala a quien quiera leerlo!

Les recomiendo que no se lo pierdan y lo piensen… Acá va:

Página 2 de 212
Ya está disponible mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero ver dónde comprarlo