Loading
02-02-2012

El juego de la vida

¿Por qué escalera subirías?

Cuando hace unos meses estuve en Silicon Valley visitando inversores para nuesta ronda de “Serie A” junto a Frank Martin, CEO de Restorando, nos juntamos con casi todos los mejores VCs del planeta. Cada época tiene sus “buzzwords”, palabras clave que no pueden faltar en la presentación de cualquier proyecto tecnológico. Las palabras de este momento son tres: “social”, “mobile” y “gamification”.

Todo inversor quiere escuchar hoy que tu proyecto va a integrarse y sacar provecho de las redes sociales y que va a ser ideal para usarse desde dispositivos móviles. La tercera es quizá la menos obvia y conocida. Por eso, en este post invitado Pablo Capurro, fundador  junto a su hermano Santiago de la agencia digital  SG2 y varios otros proyectos, nos habla acerca de “gamification”, o cómo lograr que incluso las cosas que hacemos seriamente incorporen la diversión y demás virtudes de jugar para que nos den más ganas de hacerlas. Pablo estuvo hace unos meses en Nueva York cubriendo para CNN en Español el Gamification Summit, principal evento sobre el tema a nivel mundial.

28-01-2012

La lucha contra la piratería y el avance sobre las libertades individuales

Unos días atrás me pidieron que escribiera una columna de opinión para el diario Perfil sobre lo que está pasando con la ley SOPA y los demás intentos alrededor del mundo para combatir la piratería. La preocupación central que expreso en la nota es el avance sobre las libertades individuales que se esconde detrás de estas leyes, con la excusa de proteger los derechos de autor.

Aquí comparto el texto, incluyendo algunos párrafos adicionales que quedaron fuera de la versión publicada por cuestiones de espacio. El título también es distinto por esa misma razón.

20-01-2012

¿Superhéroes o botones?

Imaginemos una situación: vas caminando por la calle y ves a un joven que aprovecha un descuido de una señora y le saca la billetera sin que ella lo note. A 50 metros de distancia hay un policía. ¿Qué hacés? ¿Tratás de atrapar al ladrón, gritás o corrés para avisar al policía o no hacés nada? Te pido que pienses ahora no solo qué harías sino qué te parece que es lo correcto para hacer en una situación así.

Te agrego ahora un elemento. La persona que acaba de cometer el delito es alguien a quien conocés. No necesariamente un amigo pero alguien conocido. ¿Cambia en algo tu decisión? ¿Y tu idea de lo que es correcto?

La respuesta a esta pregunta plantea una cuestión ética que divide en dos a las sociedades. En gran parte del mundo, cuando uno presencia un hecho indebido la obligación moral es actuar. Hacer lo que esté a nuestro alcance para prevenir o castigar lo incorrecto. En esos países, por ejemplo, si un padre trata a su hijo con rudeza en la calle, es altamente probable que otra persona se acerque de la nada y lo reprenda. En otros, como la Argentina, la ecuación está invertida. Denunciar a quien hace algo indebido sin ser el perjudicado directo de la acción incorrecta es ser “botón”. Y para mucha gente, ser “botón” es tan grave como el acto indebido mismo.

En sociedades como la nuestra, la responsabilidad de que la gente haga lo correcto recae sola y exclusivamente en la autoridad correspondiente. Todos los demás, no tenemos nada que ver y preferimos la complicidad pasiva a la “botoneada”. Esto se ve mucho más claro en el ejemplo en que la persona que actúa incorrectamente es alguien conocido. En ese escenario muchas veces la cosa se extrema: no solo la gente cercana no interviene, sino que suele hacer todo lo que esté a su alcance para propiciar el encubrimiento.

Me gustaría presentarles ahora tres ejemplos: 1) algo que me sucedió a mí, 2) el trágico choque de hace dos semanas en la ruta 11, y 3) la “masacre de Las Heras” del mes pasado.

13-01-2012

Por qué no es dulce lo dulce y otros engaños de nuestra mente

Una de las mejores charlas TED que ví en mi vida es una que dio el biólogo Dan Dennett llamada “Adorable, sexy, dulce, divertido”. Allí, Dan deja patas para arriba de una manera completamente antiintuitiva muchas ideas que todos tenemos. Resumido en pocas palabras, Dan argumenta que “la miel no nos gusta porque sea dulce: es dulce porque nos gusta” (nos hace bien).

Es decir, “no hay nada intrínsecamente dulce en las moléculas de glucosa”. “Nuestro gusto por los dulces es un evolucionado detector de azúcar porque el azúcar tiene alta energía” y el cerebro inventa señales como la “dulzura” para marcar con una reacción cerebral de satisfacción aquellas cosas que nos hacen bien. “Si vos pensás que primero existió la dulzura y nosotros evolucionamos para que nos guste, entendiste todo al revés!“.

Luego Dennett lleva su argumento a terrenos más interesantes, como la sensualidad femenina.

06-01-2012

¿Dónde se aprende a emprender?

Hace un mes atrás hice una encuesta en la página de Riesgo y Recompensa en FB con la idea de entender cuál creen los lectores del blog que es el mejor lugar para aprender de emprendimiento. Y el resultado me sorprendió por varias razones.

31-12-2011

La música más escuchada del 2011

Se nos va el 2011 y qué mejor manera de cerrar el año que hacer un repaso musical por las mejores canciones del año que termina. El “legendario” Bilinkis Top 20 incluye los temas que más escuché yo este año, basado en el “play count” de mi iTunes (como la foto ilustra, ¡el iPod es casi una parte de mi cuerpo!).

Este año el ranking tiene varias peculiaridades:

28-12-2011

El futuro del emprendimiento

Ya casi se acaba un año muy especial para mí, donde, gracias al inesperado impacto de “El futuro del futuro”, en Riesgo y Recompensa el emprendimiento compartió casi en partes igualitativas el espacio con la ciencia y la tecnología.

Por eso, casi como un balance, me pareció que una buena manera de terminar 2011 es con un post en el cruce de ambas áreas: cómo aplicar los últimos avances científicos y tecnológicos al mundo de los negocios y el emprendimiento. Porque la ciencia es apasionante, pero al final del día es el dinero (y la conservación del momento angular) que hace girar al mundo.

Hoy en día es necesario aprovechar todas las herramientas a nuestro alcance para hacer exitosos a nuestros proyectos. Por eso, acá van cuatro grandes ideas para aplicar tecnología de punta antes que lo hagan tus competidores.

19-12-2011

“Programando el desarrollo” de las ciudades pequeñas

Hace unas semanas atrás estuve de visita en Goya, Corrientes, una ciudad pequeña del interior de Argentina. Viajé hasta allá para conocer y colaborar con un proyecto muy interesante, que puede servir de modelo para impulsar el desarrollo local de muchas otras ciudades chicas: el Instituto Tecnológico Goya. Volví muy impresionado y hoy quiero compartir con ustedes lo que viví allí.

El problema que estas ciudades enfrentan es doble: por un lado, sus economías suelen estar muy basadas en manufacturas primarias, de muy bajo valor agregado (en el caso de Goya el tabaco). Por otro, los chicos más talentosos que cada año terminan allí la escuela secundaria y serían los ideales para transformar esa realidad, normalmente emigran a ciudades más grandes para cursar sus carreras terciarias o universitarias. Muchos de ellos, en general los más destacados, ya no regresan.

16-12-2011

Entrevista a Vint Cerf en Riesgo y Recompensa

Hace un par de semanas atrás estuvo en la Argentina Vint Cerf, el inventor de internet. Yo conocí a Vint porque vino a darnos una clase a Singularity University y fue una de las mejores que vi en mi vida. Por eso me puse tan contento cuando supe que venía y traté de ayudar en la difusión de su charla.

Si no pudiste ir y te la perdiste o si fuiste pero te quedaste con ganas de más, ¡acá está la entrevista que le hice para los lectores de Riesgo y Recompensa!

09-12-2011

Otro año más y van…

Hoy es mi cumpleaños (otra vez!)… Ya quedaron atrás los 40 y sigo sumando.

En mi primer cumpleaños con blog, en 2008, elegí como regalo de cumpleaños para mis lectores compartir una de las poesías que más me gusta y cuyo contenido además es muy relevante al tema porque trata sobre el paso del tiempo. Como el tiempo ha pasado y el blog actualmente lo lee mucha gente nueva, hoy quiero volver a compartir con ustedes el mismo poema.
Los últimos cuatro versos son increíbles y me siguen emocionando cada vez que los leo. Una manera excelente de decir cómo todo cambia y a la vez nada lo hace.