¿Tiene sentido que los niños estudien idiomas hoy en día?

Idiomas

Está claro que muchos avances científicos y tecnológicos van a modificar nuestras vidas. La pregunta que quiero plantearles hoy es: ¿tendríamos que replantearnos en función del cambio tecnológico ciertas “obviedades” respecto de la crianza de nuestros hijos, que es quizá el más importante “proyecto” de largo plazo en el que estamos involucrados?

Ayer hice una pregunta al respecto en Twitter y Facebook y generó una gran discusión, así que ahora quiero plantear el tema acá.

La pregunta fue la siguiente: ¿Con la relativamente próxima llegada de aparatos traductores móviles, tiene sentido que nuestros hijos estudien idiomas?

Antes de abrir el tema a discusión quiero hacer tres comentarios:

1) Por un lado quiero compartir con ustedes información sobre lo que ya existe hoy en este tipo de dispositivos, para que vean que su llegada es realmente cuestión de unos pocos años. En este artículo del MIT Tech Review pueden ver el último aparato presentado por la empresa japonesa NTT Docomo, que permite que uno hable en un idioma y el sonido salga en tiempo real en otra lengua. La última versión funciona como un app en el celular. Vos hacés una llamada, hablás en japonés y la persona a la que llamaste te escucha en inglés, mandarín o coreano. ¿No es asombroso?
Y ya hace rato hay apps como WordLens que traducen en tiempo real el texto escrito con solo filmarlo con la cámara del teléfono.

2) Muchas de las respuestas en la discusión de ayer en redes sociales giraron en torno a que aprender una lengua te da más que simplemente la capacidad de comunicarte. Que es una puerta a conocer otras culturas y varios etcéteras. Si bien eso es  cierto, no quiero dejar de marcar que, en mi opinión, en la abrumadora mayoría de los casos, cuando quienes podemos hacerlo mandamos a nuestros hijos en edad temprana a estudiar inglés o a colegios bilingües la decisión es eminentemente utilitaria. Todavía no sabemos qué les va a gustar hacer o qué culturas les van a interesar de grandes. Los hacemos estudiar inglés porque pensamos que será una herramienta imprescindible para sus vidas profesionales.

3) Por último, no hay que perder de vista que todo tiene un costo de oportunidad. Aprender una lengua es una tarea dificilísima. Tan difícil que la inversión en horas que los chicos hacen para lograrlo es enorme. Si van a un colegio que destina las 3 horas de la tarde a estudiar inglés, a lo largo de toda su formación invertirán más de 8000 horas al estudio de este idioma (la cantidad está muy cerca del número mágico de 10000 horas que Malcolm Gladwell plantea en Outliers que hace falta para ser destacado en cualquier área). No se puede responder livianamente que lo hagan sin considerar por un momento qué podrían aprender, estudiar o crear si asignaran ese tiempo a otras cosas, como la música, la plástica, la ciencia o la programación.

En resumidas cuentas, la pregunta es: ¿Será el manejo de un idioma la herramienta más necesaria para chicos que están hoy entrando a jardín de infantes o primer grado cuando en 12 a 15 años terminen la escuela secundaria?

Para mí la respuesta no es para nada obvia. Ante la inminencia del cambio, ¿nos animaremos a desafiar uno de los supuestos básicos con los que educamos a nuestros hijos?

Foto: Kiwanja

Posts Relacionados



Tags

  • http://www.shopperception.com Ariel Di Stefano

    Creo que hay que ir más atrás todavía en el análisis y entender si realmente el hombre controla o no el desarrollo de la tecnología que lo rodea/complementa/desplaza/etc.

    Un libro que me encanta como base para discutir esto en “What technology wants” de Kevin Kelly (kk.org). El ex editor de Wired, plantea (y a mi criterio acertadamente) que la tecnología tiene una evolución independiente de los humanos (lo que no quiere decir todavía que se auto desarrolle) pero que si uno estudia la historia de la evolución del ser humano y de la tecnología, hay ciertos patrones que emergen.

    Ahora, suponiendo que esto tiene sentido, la pregunta no es si la tecnología va a avanzar y a que ritmo, sino que vamos a hacer nosotros (los seres humanos) a partir de ello.

    Llevado al caso de los idiomas, la pregunta no sería si la tecnología nos va a poder traducir los distintos idiomas en tiempo real con una app o google glass, ya que no quedan dudas que así sera, sino cuanto tiempo falta y que tiene sentido enseñar a partir de eso.

  • Sonia Zivkovic

    Santi, qué interesante el tema de debate!
    Alguien lo mencionó más arriba, pero quiero “ratificar”: aprender otros idiomas contribuye enormemente al desarrollo cognitivo.
    No puedo explicarlo de manera experta, menos aún acá. Pero el cerebro adquiere una estructura diferente. La edad a la que aprendés también influye enormemente. Si te hablan en dos idiomas desde el nacimiento, ambos idiomas se alojan en un mismo “canal”. Si los aprendés después de los 5 años, cada nuevo idioma se aloja en un sector independiente de tu cerebro. Para aprender un nuevo idioma, te apoyás en el último que aprendiste y no en tu lengua madre. Cosas curiosas.
    Creo que más allá de lo pragmático, los beneficios de estudiar y aprender otros idiomas pasan por otro lado menos obvio. Y el peligro es llegar a ese punto en el cual dejemos de desarrollar habilidades porque no hace falta (coincido con vos en lo de los acertijos!) y en lugar de desarrollar el cerebro lo terminemos atrofiando por falta de uso.
    Me acuerdo que Jaim Echeverry dijo en una conferencia hace mil años, tal vez en otras palabras: “Una vez terminada la secundaria nunca necesité igualar una ecuación química. Pero siempre supe, a partir de haberlo hecho, que mi cerebro tenía la CAPACIDAD de superar ese tipo de desafío”. Creo que ahí también radica el valor de estudiar idiomas. Además de todos los que ya fueron nombrados.
    Abrazo,
    S

    • Mariana Ciancio

      Me encantó esta respuesta, Sonia. Estoy muy de acuerdo.

  • Martin

    Santi,
    Quería agregar el link a este breve articulo de la revista muy interesante respecto de los efectos positivos de estudiar idiomas en el cerebro:

    http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/4-efectos-saludables-de-aprender-idiomas

  • Mayda

    A mi me da un poco de lastima tener que mandar a mis hijas a un colegio bilingue. Por justamente algo que comentas, hay tantas cosas interesantes e incluso cosas que ellas aman, que no pueden hacer por falta de horas por “culpa de tener que aprender ingles” Dibujo, deportes, musica…
    Pero la decision fue priorizar el ingles y aca estamos…
    Hoy creo que es muy dificl tomar la decision de no enseñarles ingles, capaz que en unos años.. Pero me encantaria que llegue el momento que no sea necesario, hay tantas otras cosas que aprender que aportan mas que aprender un idioma! Tengo amigos en USA que les decia justamente hace un tiempo que los “envidiaba” por no tener la necesidad imperiosa como nosotros de aprender un segundo idioma, sus chicos van 4 horas a la escuela y luego hacen otras actividades mas enriquecedoras o que simplemente disfrutan mas, que estudiar un idioma.
    Lo bueno que rescato del bilingue en Uruguay, ademas del aprendizaje del idioma, y esto que voy a decir es triste: la enseñanza de la parte de ingles (que ademas de idioma tiene materias en ingles) es mucho mejor que la de español, por lo que llena las carencias de este ultimo. Mejores programas, mejores contenidos, mejores profesores, mejores materiales de estudio. Si por mi fuera la mandaria solo a las materias de ingles.. ;)

    • Mayda

      Leyendo los comentarios, muy interesantes, vi que se habla mucho de las ventajas de estudiar un idioma nuevo. Es probable que tenga muchas ventajas, pero el tiempo diario de nuestros chicos es finito y es ademas un recurso escaso. Si van 8 horas a la escuela o al liceo, mas los traslados, mas lo que tienen que estudiar en sus casas, mas su vida social y familiar, no les queda casi nada mas de tiempo para hacer otras actividades. Por lo tanto creo que la cuestion es, ¿sera que podemos ahorrarles esas 4 horas diarias de ingles, y usarlas para otras cosas, como musica, dibujo, deportes, arte, scoutismo, voluntariado…? Todas estas actividades son tambien muy beneficiosas para sus cerebros, sus cuerpos y sus espiritus. Probablemente mas que estudiar un segundo idioma. Como el tiempo es un recurso escaso, me quedo con esas otras actividades, y le dejo la del idioma a las maquinitas…

      • Nicolas Elosegui

        Mayda, es un caso extremo el de 4 horas diarias.
        Conozco familias que prefieren no enviarlos a estudiar idiomas.
        Pero en nuestro caso considero que es muy lindo aprender idiomas, ademas de lo útil que les resulta. Complementarlo con el deporte, el arte y las ciencias es lo ideal. Saludos

    • Pablo Iacub

      Muy buena tu reflexion Mayda

  • Mariana Ciancio

    Mi aporte viene en un sentido más práctico y personal que a nivel de reflexión general o académica.
    Mi marido argentino y yo somos residentes permanentes en Londres y tenemos un bebé de 2 años que está aprendiendo sus primeras palabras en ambos idiomas.
    En casa hablamos español pero cuando está en otros ámbitos como playgroups o en la guardería, escucha e intenta hablar inglés.
    A nosotros nos parece importantísimo que pueda aprender los dos idiomas pero nos enfocamos más en el español que es el idioma que se habla en casa, que habla nuestra familia y al que, por el momento, está menos expuesto. Pensamos que, en cuanto nos querramos dar cuenta, hablará mejor inglés que nosotros.
    A efectos prácticos, nos gusta que cante canciones con sus primos o amigos por skype en español porque es la forma actual y más difundida de comunicación y una forma linda y divertida de mantener los vínculos a pesar de las distancias. No me imagino a mis padres o suegros aceptando que su nietito les hable através de una app en un smartphone. De hecho, no todos tienen acceso a smartphones.
    Sin embargo pienso ¿va a cambiar la tendencia? seguramente. Pero, a mi criterio, no en el corto plazo.
    ¿Vamos a invertir en que nuestro hijo estudie español? seguramente. Al menos invertiremos nuestro tiempo y el suyo porque creemos que el costo de oportunidad bien vale el esfuerzo.
    Un saludo, Santiago. Un placer leer riesgo y recompensa, as usual.

  • Oscar

    El trono en el que los Geeks ponen a la tecnología es ya casi parecido al de un fanatismo ciego fundamentalista.

    Nunca será igual estudiar un idioma que no hacerlo.

    Porque el cerebro se enriquece al estudiar una nueva lengua. = funcionan las neuronas.

    Pero mucho más importante porque LA PERSONA y hasta el alma se enriquece al CONOCER OTRA CULTURA. Se favorece asi EL CONTACTO entre SERES HUMANOS, con la riqueza intransferible que esa experiencia supone.

    Y finalmente porque, por más sofisticado que sea el aparatito traductor, al márgen que nunca sabés si lo que estás diciendo o recibiendo es una traducción fiel, ¿que joraca hacés si se te acaba la batería?

    Bajen del pedestal a la tecnología. Cuyos avances son asombrosos sin dudas, pero nunca podrá reemplazar al ser humano en toda su dimensión (aunque incluso pueda superarlo en algunos aspectos puntuales).

  • Pablo Iacub

    Me parece muy atinada y pragmática la reflexion de Mayda.
    Oscar, en cuanto a tu reflexión de si ponemos en un pedestal a la tecnología te pregunto: Vos viajás en avion? que haces si se le rompe una turbina? En cuanto a que no es igual estudiar un idioma que no hacerlo, es cierto. Tampoco es lo mismo estudiar historia que no hacerlo, o un deporte, o cualquier cosa. Creo como Mayda que hay cosas mucho mas interesantes para estudiar y aprender que un idioma. Yo hablo ingles bastante bien, pero no creo en modo alguno que ese conocimiento me haya hecho entender mejor el mundo que lo que se de historia, fisica, o politica, y probablemente haya invertido mas tiempo aprendiendo verbos y conjugaciones del ingles. Si una maquina pudiera traducir de modo eficaz no gastaria ni un minuto aprendiendo mas ingles.

    • Mayda

      Pablo, si totalmente de acuerdo :) En lo que decis otro punto clave: “estudiar cosas que me que hagan entender mejor el mundo”

  • Gustavo

    El paradigma educativo está empezando a resquebrajarse y la posibilidad de hacer cursos gratis online de centenares de temas inimaginables ya está entre nosotros.
    Varias plataformas de MOOCs (Massive Online Open Courses) de las que forman parte muchas y muy prestigiosas universidades de primer nivel mundial, tienen cursos excelentes.
    El problema es que un muy alto porcentaje de ellos todavía esta en inglés, y, por ahora, no me imagino haciendo un curso o respondiendo un examen “a puro traductor”.
    Pienso que lo que vos estás imaginando y describiendo es real pero necesita de varios años aún para convertirse en herramientas que logren romper TODAS las barreras idiomáticas.

  • http://www.bilinkis.com Santiago B.
  • Sofia

    Me encanta el debate, y me alegra mucho la idea de tener un celular con este tipo de tecnologia. Tengo 21 años y de chica no iba a ingles fuera del colegio y tampoco iba a un colegio biligue. Por la tarde mientras muchos de mis amigos iban obligados a ingles yo me pasaba horas haciendo deporte. Coincido totalmente que estudiar un idioma implica un costo de oportunidad muy grande. En mi opinión, el deporte es una de las mejores maneras de aprender disciplina y valores, sobretodo con los deportes de equipo.
    Sin embargo, hoy tengo que estudiar si o si ingles como requisito para obtener mi titulo universitario. Me resulta sumamente complejo aprender, por lo que, sin duda ahorraria dinero para comprame este celular en cuanto salga a la venta.
    Por otra parte, a la hora de pensar en el futuro, basandome en mi experiencia personal, no obligaria a mis hijos a estudiar un idioma. Pero no creo que la mayoria piense como yo y es probable que mis hijos sean los “raros”.

  • Jorge De Felippe

    Creo sobre tu dilema que inevitablemente se va a terminar con el tiempo utilizando los traductores simultaneos, o como sean en el futuro;simplemente por una cuestion de practicidad y tiempo.
    Pero las personas que esten interesadas en profundizar sobre una lengua,que no es unicamente el comunicarse sino entender su filosofia de vida, su historia y forma de pensar y actuar; probablemente esten interesados en invertir las 8000 horas.
    Me encantan tus charlas.
    Saludos
    Jorge

  • http://www.portarretratospampa.com.ar Adrián

    Buena nota, graciosa pero buena.

    • http://terrenoespiritual.blogspot.com.ar Alejandro

      Adrián (y por tu intermedio al grupo de debate), hablando de graciosa, sugiero pedirle a un traductor automático que traduzca esto:

      Knock, knock.
      Who’s there?
      Banana.
      Banana who?

      Knock, knock.
      Who’s there?
      Banana.
      Banana who?

      Knock, knock.
      Who’s there?
      Banana.
      Banana who?

      Knock, knock.
      Who’s there?
      Orange.
      Orange who???
      Orange you glad I didn’t say banana?

  • http://www.panawakke.com Sonia Zivkovic

    Mirá, Santi, lo que vengo a leer hoy! Un poco tardde, pero vale la pena compartirlo acá, creo. Es muy a propósito de mi comentario a este post hace ya varias semanas.

    http://www.huffingtonpost.com/2013/09/11/bilinguals-mental-flexibility_n_3908831.html

    • http://www.bilinkis.com Santiago B.

      Gracias, Sonia! Varias personas acá y por redes sociales me mandaron ese artículo o similares. La realidad es que yo no digo que aprender idiomas no sea beneficioso. Pero si la meta no es el idioma en sí sino la plasticidad cerebral discutamos qué actividad es la más provechosa para lograr ese objetivo.

      Incluso, si la meta es la plasticidad y no el currículum para buscar laburo, tal vez deberíamos estudiar dialectos africanos o idiomas ideográficos que tal vez aporten mucho más. Pero nadie se está cuestionando eso.

      A mi modo de ver, responder que estudiar idiomas es bueno y parar ahí es intentar cerrar la pregunta antes de permitir que la pregunta te interrogue.

      • http://www.egbaquela.com.ar Enrique Gabriel Baquela

        Bueno, ese es un buen punto Santiago. Habría que analizar que otras cosas nos permiten generar igual o mas platicidad cerebral. Posiblemente, un idioma bastante mas diferente, de una cultura extraña a la nuestra genere mucha mas plasticidad que el ingles.
        ¿Música tal vez?

  • Adrián

    A mí me parece que esos aparatitos pueden ser útiles para estudiar otros idiomas.

  • Aldo Bonzi

    Santiago, son inútiles tus argucias dialécticas (de claro tinte marxista). ´ESTUDIAR INGLES ES BUENO´ entendiste? porque agranda el cerebro, porque te ponen como gerente en empresas multinacionales y esencialmente porque podes ver las películas pirateadas sin tener que pegarle los subtítulos que es un engorro. Y no se puede hacer ningún tipo de debate al respecto, ni proyectar el futuro, ni analizar que sucederá con el avance de la tecnología, ni nada. Todos sabemos que uno de los mandamientos que jehova entregó a moises era el de estudiar ingles y rendir los examenes de cambrigde respectivos.

  • Pablo I

    Santiago, lo que surge de este post es que la mayoría de la gente no es capaz de salir ni un milimetro de la perspectiva de lo que le toca vivir. Les es imposible imaginar que cambios puede traer la tecnología y el avance científico hasta que las cosas ocurren, y usualmente los agarra completamente desprevenidos. Algunos, no pocos, ni siquiera entienden los cambios que ya ocurrieron.
    Esto ocurrió siempre, y así quedan estructuras de enseñanza completamente descolgadas, que son ritualizadas y justificadas con argumentos absurdos.
    Hoy aprender ingles es muy util, casi indispensable, con seguridad en unos años la tecnología cambiará este aserto. Hace 200 años saber latin tenía la misma importancia mientras que hoy es completamente superfluo, sin embargo muchas escuelas de elite lo siguen dando.

  • http://locobot.net Lucio

    El uso de la calculadora digital (antes ábaco) no quitó significado al estudio de la matemática. Algo similar sucede con la programación de bajo o alto nivel, el avance de los entornos de programación visual. Quizás mañana -aunque las campanadas de medianoche comenzaron a sonar- solo se trate de indicar lo que queremos a un J.A.R.V.I.S. o un hal 9000. Pero a todo, mientras el individuo halle los tesoros del descubrimiento, la investigación y el desarrollo; encontraremos razones superiores que nos llevaran para correr a pie, aunque esté inventada la rueda que nos pueda transportar. Allí se moverá verdaderamente la sangre por todo nuestro ser dando lugar la ciencia, el arte y la pasión.