Loading
04-09-2012

Necesitamos más Nº2

Después de un pequeño recreo involuntario, vuelve Riesgo y Recompensa con un post invitado de Carlos Miceli, un maestro de la “Actitud Eddie Murphy” aplicada al desarrollo profesional y el aprendizaje personal.
 
————————————————————

Necesitamos más Nº 2, por Carlos Miceli

Cuando uno trabaja con gente de otros países, es normal encontrar diferencias culturales en la manera de hacer las cosas. Después de colaborar mucho tiempo con gente de Estados Unidos, no me di cuenta que había adoptado ciertas prácticas laborales de estos países como si fuesen naturales. Al volver a la Argentina, listo para encarar nuevos proyectos, hubo una filosofía en particular que noté que faltaba en nuestro país:
Ganas de ser el número 2.
La primera vez que me encontré con Santi para tomar un café, me impresionó verlo ocupándose de algunos aspectos (necesarios, sin duda) de ciertos proyectos suyos. Le dije: me parece raro que no haya aparecido alguien que te diga “dejame hacerme cargo de estas tareas más mecánicas, vos dedícate a explotar tu magia”. Esta es una manera de ver el trabajo que creo que necesitamos incorporar urgentemente.
El país y nuestros actuales líderes intelectuales necesitan más jóvenes con ganas de aprender dispuestos a trabajar en las tareas menos glamorosas para así impulsar el trabajo de estos “solo-preneurs”. Sí, hay muchos buscando trabajo, pero hay pocos buscando a quien ayudar. Sutil diferencia de mentalidad.
Al mismo tiempo, esto impulsa el progreso de la camada joven no solo por las lecciones aprendidas, sino también porque estos líderes estarán encantados de ayudar a la siguiente generación a progresar más rápido. Esto es más fácil si ya los conocen y saben de qué son capaces.
Yo dediqué gran parte de mi temprana trayectoria tratando de ser un buen número 2. Durante 15 meses trabajé como mano derecha de Josh Kaufman, autor de The Personal MBA, en el marketing de su libro que terminó siendo best-seller internacional. La experiencia fue única. Más que un jefe, Josh fue y sigue siendo un mentor y amigo, y hasta el día de hoy esa relación y sus frutos me sigue abriendo puertas.
Mi approach a Josh puede resumirse en los siguientes pasos:
  • Enviarle un mail ofreciendo mi ayuda sin pedir nada a cambio, solo aprender de él y sus procesos.
  • Durante los primeros 3 meses, mi objetivo era volverme lo que Joe Calloway llama “indispensable“. En este período fui teniendo conversaciones con Josh sobre lo mucho que disfrutaba trabajar con él, pero que necesitaba empezar a pensar en ingresos. Josh fue siempre muy abierto con el tema, y entendía que para que yo pueda seguir haciendo el trabajo que venía haciendo, era importante poder cubrir mis necesidades.
  • A los 3 meses, ya estaba trabajando full-time con él a cambio de un salario.
En ningún momento necesité enviar un CV, ni tener un título universitario, a Josh no le importaba nada de eso. La situación de Josh, y la de muchos “grandes” en la Argentina, era simplemente la de alguien ocupado, que necesita ayuda y no tiene tiempo de ponerse a buscar alguien que quiera darle un mano sin que signifique un contrato laboral inmediato, con todas las responsibilidades que eso implica.
Lo que gente como Josh necesita que el postulante tome un poco del riesgo en la relación, que demuestre resultados antes de entrar en un contrato laboral, y que justifique sus ingresos con ganancias para el negocio. Este tipo de trabajos no son oportunidades para hacerse millonario, pero sí para aprender mucho más y más rápido que lo que uno aprende en un primer o segundo trabajo cuando uno es joven y empieza su trayectoria profesional.
Algunos de los beneficios del rol “poco glamoroso” del aprendiz son:
  • Mentoría: Tener a alguien con el conocimiento y la experiencia relevante para guiarnos en los inicios de nuestro camino profesional es una de las mejores formas de evitar cometer errores innecesarios. Un mentor puede dirigir nuestros esfuerzos a áreas con mayor retorno en nuestras etapas tempranas.
  • Red de contactos: Por ser alguien con mayor tiempo en el mundo profesional, estas personas poseen mayor cantidad de contactos, y generalmente estarán encantadas de conectarnos con ellos siempre que haya una buena razón. Ser el aprendiz nos pone en un lugar ideal para conocer a muchos influyentes sin tener que cumplir grandes expectativas desde el comienzo.
  • Aprendizaje y exploración de varias áreas: Cuando uno trabaja con un individuo en vez de con una empresa, las tareas son menos definidas, similar a lo que pasa al trabajar en un start-up. Estas personas, generalmente curiosas y con muchos proyectos a la vez, necesitan gente que pueda ser un “comodín” para ellos. De este modo, podemos explorar y aprender sobre muchos campos y habilidades en poco tiempo.
  • POSIBLE trabajo part o full time remunerado: La manera de encarar estas posibilidades es de no pensar en cómo conseguir un sueldo lo antes posible, sino en aprender y hacerse indispensable para quien estamos ayudando. Si hacemos esto, pasar a trabajar por una compensación monetaria es más factible, pero debemos aceptar que no es una certeza. El verdadero valor de estas oportunidades no se encuentra en el salario sino en el desarrollo personal y en potenciar los proyectos de nuestro mentor.
El problema con nuestra filosofía laboral es que somos aversos al riesgo. Por ejemplo, en la manera en la que buscamos trabajo. Seguimos enviando cientos de CVs por todos lados, a pesar de que este método no sirve, y que hay cientos de “grosos” necesitando ayuda para poder hacer crecer sus proyectos. Preferimos agarrar cualquier changa porque nos da unos mangos (que no nos mueven la aguja durante los primeros años de independencia), en lugar de priorizar el desarrollo intensivo temprano. Si uno se vuelve indispensable, las oportunidades no paran de llegar.
Foto: Daniel*1977

    Hay 32 comentarios - Agregá el tuyo!

  1. 1

    Una lección de actitud Carlos. Felicitaciones y a Santiago por compartirlo.

  2. 2
    Alexis Moyano says:

    Genial como siempre! Una buena leccion de parte de Carlos para los que de a poco estamos tratando de comenzar.

  3. 3
    Rodrigo says:

    Interesantisimo. Ya se extrañaba RyR. Gracias por el aporte. Saludos

  4. 4

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Después de un pequeño recreo involuntario, vuelve Riesgo y Recompensa con un post invitado de Carlos Miceli, un maestro de la “Actitud Eddie Murphy” aplicada al desarrollo profesional y el aprendizaje personal.   Lee ……

  5. 5

    Gracias por este gran post me identifico totalmente, hace dos años conoci un empresario dedicado a la construcción, en ese momento de mi vida me dedicaba a liquidar sueldos y al conocer a esta personas, decidi ofrecerle mis servicios sin arreglar ningun tipo de salario, estaba implicito q debia pagarme pero no me importaba, mucha gente llego a decirme para que trabajaba con el por monedas, pero fue en realidad el, el que me enseño todo, me enseño la importancia de tener una cuenta corriente al comenzar con la empresa,( cuando comenzamos con nuestra empresa, tenia $29 en la cuenta y con cheques financie nuestras primeras operaciones), me enseño la importancia de tu amistad con tu oficial de cuenta, aprendi lo importante de darse a conocer con otros empresarios, no importa su envergadura, siempre te pueden ayudar, pero cuanto mas grandes mejor, no sabia que existia una bolsa de valores en Tucuman,como funciona en realidad y como te puede ayudar con la empresa,y la mas importante maxima de todas,CUANDO COMIENCES CON LA EMPRESA, nunca pagues los sueldos un dia viernes, ES EL ULTIMO DIA PARA CONSEGUIR PLATA!!.- Slds, Benjamin.-

  6. 6
    Facundo says:

    Interesante. En este video un ejemplo de la importancia del primer folower: http://www.youtube.com/watch?v=fW8amMCVAJQ&feature=youtube_gdata_player
    Lecciones de liderazgo del bailarin solitario 🙂

  7. 7
    Cristian! says:

    Inconcientemente yo hago esto, incluso también pagaria para trabajar con algunos, como por ejemplo con usted Santiago.

  8. 8
    @fvidiella says:

    Entiendo que eso se da mas en estas latitudes (lamentablemente) en política. Creo que la idea que tienen muchos con los empresarios es “si me queres, pagame” cuando para eso hay miles disponilbles y compitiendo.

  9. 9
    Alejandro says:

    Una nota muy interesante… Yo trabajo en tecnología, y en esta rama se ve una cantidad de postulantes que intentan acceder a su primer empleo en puestos de rango medio cuando no tienen la experiencia necesaria para cubrirlos (no miento cuando digo que conocí ingenierios que no sabían prender su PC).
    Cuando yo comencé a trabajar lo hice en la universidad, ad-honorem, luego pude conseguir mi primer empleo que si bien la paga no era excelente, me permitía costearme mis gastos y dejar de depender de mis ‘viejos’. Pero ademas, y lo más importante, es que me dio todo el conocimiento y la experiencia que, a mi entender, es lo más preciado que un profesional puede ganar. El dinero, el puesto correcto y demás vienen de la mano del esfuerzo y el tiempo
    Saludos!

  10. 10

    Muy bueno el artículo de Carlos, me interesó particularmente la segunda parte por sus conceptos que comparto totalmente.
    He entrevistado mucha gente en los procesos de selección de personal de Grupo Botix y nunca alguien me dijo yo puedo ayudarte.
    La actitud es siempre la de preguntar ¿qué hay para mí?
    Es notable el error de concepto de mucha gente que aspira a un trabajo, desde profesionales hasta operarios.
    Ven el trabajo como una obligación de la sociedad para con ellos y desafían al futuro empleador desde la entrevista.
    Por otro lado mienten y acomodan el discurso a la situación pero sin siquiera interesarse en cómo pueden ser útiles en la organización.
    Es gente que ve el trabajo como un mal necesario y termina siendo así.
    Esto los obliga a vivir vidas de insatisfacción.
    Cuan diferente sería si la misma persona pensara ¿qué me apasiona?¿qué me gustaría hacer 8 horas al día?¿en qué ambiente laboral?¿cómo ayudará esto a mi crecimiento profesional y espiritual?
    Terminemos de creer que el CV nos brindará las mejores oportunidades.
    Muchas de las personas más exitosas nunca hicieron un CV.
    Buscá ser indispesable en una organización y una actividad que te hagan feliz y el sueldo pasará al segundo plano pero no porque vas a cobrar poco sino porque no vas a trabajar por el dinero.
    Gracias Santiago por compartirlo.

  11. 11
    Cristian says:

    Muy interesante el artículo. Es curioso, yo tengo una profesión en rrhh y trabajo en un depósito de artículos y repuestos. Una empresa víal. Lo que descubro cada día como se conducen los individuos en este tipo de instituciones es algo impagable. Para mucho es perder tiempo. Para mí es descubrimiento. Lo hago porque creo que es esta la etapa en la que debo estar y porque me sirve para construir mi otro proyecto. Los presupuestos básicos que se manejan y como se comportan es para escribir un libro. La gente que mide su esfuerzo únicamente basado en un aporte monetario, no sabe de lo lindo que se pierde. Ni siquiera me encuentro en la zona de confort.
    Hace un tiempo me fuí a Rosario a buscar trabajo y se me ocurrió una idea. Como tenía poca experiencia y me trasladaba de una provincia un pueblito pequeño, a una ciudad, decidí colocar en el matutino más importante de la ciudad un clasificado que diga mas o menos así “Lic. de Recursos Humanos ofrece sus servicios por el término de 30 días sin retribución monetaria”
    Sds a Santiago.

    C

    • 19

      Totalmente de acuerdo, el trabajo tiene que ver con muchas cosas más allá de la remuneración, especialmente en las etapas tempranas de nuestro camino profesional.

      Me encantó el aviso, dice muchas cosas sobre lo positivo de tu actitud!

  12. 13
    Marcolino says:

    Cordial saludo. Vivo entre Colombia y Venezuela, y he de decirle que no les pasa por la mente a las personas ser asistidas, traté infructuosamente de ser varias veces número dos, pero, sí, pero no aceptaron.
    Pienso que en los diversos ámbitos desconfían de la ayuda, solo impera el mandato casi diría castrense, corrosivo, diré mejor “procaz”.
    Es formas de proceder en hispanoamérica, gracias, buen día.

  13. 14

    Excelente idea “en que puedo ayudarte” esa es la actitud que necesitamos en nuestros equipos de trabajo.
    Ahora que lo mencionas Santiago con el ejemplo de Santi, Yo también necesito un 2do (o una mano derecha como le decía mi Papa) para las tareas cotidianas y “comerciales” que realmente NO me gustan ;).

    Estoy 110% de acuerdo con algo, los contratos de entrada no dicen nada de la gente, y como dices están adversas al riesgo (en algunos casos, por suerte no todos), a la gente realmente se la conoce trabajando en el día a día y ahí ademas se pueden medir sus aptitudes y preguntarles “te gusta lo que haces, quieres hacer otra cosa ?” asi ir cambiándolos de lugar para que estén contentos con lo que hacen, no ?

  14. 21

    Muy buena la nota y los comentarios. Mi experiencia personal siempre fue el de numero dos mucho tiempo, dando más, principalmente observando, optimizando y creando, trabajo nunca faltó y el dinero es otra cosa… pero hay que tomar el tiempo para no caer en ser un comodín, porque el comodín se guarda, se lo tiene en la baraja, y si necesitas el 2 de copas para formar escalera real, es el 2 de copas el imprescindible…

    Ser el numero dos es más confortable que ser el numero uno, vas detrás, te abren camino y lo que arriesgas es lo que tienes, observas y haces, pero algún día deberás que cortar el viento tu solo, y probarte todo lo que aprendiste. Abre tus velas y toma el timón, a la experiencia solo la autenticará la experiencia.

  15. 22
    Amilmac says:

    Excelente post, ser un buen número dos puede ser un rol muy gratificante! Si tu perfil es el de “clarificador” mucho mas aún, +1 al reclamo!.
    Necesitamos mas William Rikers !!

  16. 23
    Adrián says:

    Santiago, muchas gracias por compartir esta experiancia.
    Carlos, nos brindás un punto de vista excepcional y motivador.
    Sinceramente me siento identificado con el espíritu de la idea, que no es más ni menos que descubrir qué nos apasiona para luego descubrir cómo podemos ser útiles en un proyecto abarcador, tomar conciencia de que siempre necesitamos aprender, que hacerlo al lado de experimentados nos ilustra, nos ilumina y nos fortalece las raices. Curiosidad, actitud de superación y por sobre todo la cuota de humildad necesaria para entender dónde estamos parados.
    Es un excelente ejemplo para iluminar el camino de los que están empezando o los que están en la búsqueda y no logran sentirse que están en “su” lugar.

  17. 25
    Amilmac says:

    Perdón por el doble post, pero me faltó:

    Igualmente, hay que tener en cuenta que la actitud “en que te puedo ayudar”, “trabajo gratis para vos”, “quiero hacer lo que me gusta” y toda la zaraza no aplica en todos los casos.
    Cuando estás en la trinchera y si no llevas el billete a casa tu bebé no tiene para comer, o tenes que laburar para ayudar a tus viejos a parar la olla la perspectiva cambia “un poquito” (se los digo por experiencia).
    Lo aclaro porque a veces podemos caer en razonamientos del estilo: “Ahhh, entonces el que es pobre o tiene un trabajo que odia es porque quiere”.
    Saludos!

  18. 26

    Santiago: necesitás un nº2 ? Estoy disponible!!! No te vas a arrepentir.
    Saludos
    Sebastián Peralta
    @guardiandelzoo

  19. 27
    Juanjo says:

    Lei ayer que se aprende a ser liderado y luego a ser lider.
    Que interesante postura cultural ante el trabajo que nos contas. Gracias. Juanjo atender.com.ar

  20. 31
    Dario R. says:

    Muy interesante perspectiva y filosofia! Gracias por compartir! Saludos

    Pd: el titulo me hizo acordar al video de TED de “how to make a movement” donde le da importancia al “seguidor”, es decir al nro 2, aunque desde otra perspectiva…

  21. 32
    Daniel says:

    Muy interesante carlos! te felicito te conozco del colegio y me parece muy interesante que un compañero lasallano haya podido forjar semejante óptica, muy de acuerdo con la aversión al riesgo actual. Hoy por hoy pareciera que (al menos en la gente de mi camada) lo mas importante es cobrar mucha guita (haciendo tal vez laburos super aburridos y rutinarios), cuanto cambiaría la sociedad si la pasión fuera el “driver” actual!
    Me quedan en el tintero 2 cosas (que me gustaría tirar sobre la mesa):
    1)Realmente los empresarios argentinos exitosos estarían dispuestos a aceptar a alguien que ofrece su ayuda por mail u otro medio, no siendo de su “círculo íntimo”?. El ejemplo frecuente que veo es que la mayoría de estos “buenos tratos” terminan siendo porque circunstancialmente fueron al mismo colegio los padres, o bien viven en zonas cercanas a nordelta o símiles.
    2)Como poder hacer el “salto al vacío” de trabajar sin remuneración específica cuando existen ciertos gastos mensuales previamente asumidos (ejemplo un alquiler)?

Deja un comentario

Por favor completa correctamente los campos requeridos, y no te olvides de tu comentario!

Suscribirme al blog

Ya está disponible mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero ver dónde comprarlo