Loading
19-10-2011

Usando la ciencia para dilucidar el enigma sexual del físico femenino

Será que soy un poco serio, pero uno de los temas que siempre me quedo con las ganas de incluir en el blog es el tema del sexo. Tangencialmente lo toqué con el acertijo prohibido para menores, pero este post no le esquiva a la polémica ni al tabú y se mete de lleno con eso.

En la Argentina también se produce ciencia merecedora de Ig Nobels, investigaciones que “primero te hacen reír y luego pensar”. Y este es un gran ejemplo de ello. Un grupo de brillantes científicos argentinos decidieron zanjar de una vez y para siempre uno de los más grandes misterios del interés masculino por el sexo femenino. Y aún antes de la publicación del “paper”, aquí comparten con ustedes sus hallazgos.

Nota 1: A las personas a las que el contenido sexual las impresiona, les sugiero no leer este post y cliquear acá (y sepan que no están solos en esto de rechazar el sexo!).

Nota 2: Y si les gusta tanto el sexo que este post les resulta insuficientemente explícito, también hay algo para ustedes, chanchitos! Una foto que encontré de casualidad mientras buscaba la que ilustra este post… Ojo que es fuerte. Si pensaban que una imagen de frutas no podía ser porno, vean ésta!

Nota 3: Espero que las chicas que lean este post no se sientan molestas. Es más, creo que sería interesante que participen de la discusión, ya que este estudio se hizo solo en hombres y estaría bueno saber qué opinan ustedes sobre esto.

Nota 4: Si todavía no participaron del concurso Ig Nobel, hoy es su última chance de hacerlo. Hay pocos comentarios así que las chances de ganar son buenas… Pueden participar acá.

Esta investigación fue hecha y el post escrito por Mariano Sigman, físico dedicado a la neurociencia en la UBA cuya genial charla TEDx pueden ver acá y a quien tiempo atrás entrevisté en el blog, junto a Bruno Dagnino y Joaquín Navajas, otros dos destacados físicos trabajando actualmente en Holanda y el Reino Unido, respectivamente.

Ahora con ustedes tres brillantes científicos, dilucidando el principal enigma sexual del físico femenino…

————————————————————–

Sábado, 24 hs, noche primaveral. En una terraza del barrio de Caballito un grupo de amigos comparte un Fernet. Discuten largo y tendido una de las preguntas más polémicas de nuestra Argentina. De esas que no admiten tintas medias, que parten la Argentina al medio, en los unos y los otros.  Un amigo intenta una casi indefendible apología de los grises: “A mí las dos me gustan igual, o me vas  a decir que…”, pero no logra terminar. Otro sale al paso y lo acorrala: “Dale Juan, dejate de joder, o te gustan más los culos o te gustan más las tetas. Todos tenemos una preferencia. Yo soy tetero y punto.” – “Eso serás vos, por que los argentinos somos una sociedad culera” interviene un tercero. Esa noche quedo, como tantas otras, en evocación de folclores, proliferación de mitos, barras de hinchas que promulgan que no hay nada en el mundo como unos buenos melones. Y del otro lado los que creen fehacientemente que la cola argentina hace más a nuestra idiosincrasia que el futbol o el dulce de leche. Todo muy chabacano.

Pero, como tantas otras preguntas del folclore que parecen eternas, quizás esta pueda resolverse con datos y hechos, empíricamente. Si vamos a los bifes, a las medidas, a la elección ineludible cuando uno queda puesto contra la espada o la pared; los argentinos ¿somos teteros o culeros?

Por extraño que parezca nos tomamos esta pregunta muy en serio y abocamos el instrumental de la ciencia a una causa que, por razones que se irán deshilvanando, nos parecía muy noble. Empezamos haciendo lo que haría cualquier hijo de vecino. Preguntamos. Las celebres encuestas y su criterio de convergencia. Ya no era un voto dividido entre cinco cuates empecinados sino más de doscientas hombres de distintos lugares, edades, situaciones…  Triunfaron los manzaneros por menos de lo que los autores hubiesen supuesto: Un 60% de los hombres prefiere una chica con buena cola, antes que una con buenos pechos. Cabe destacar que la opción era entre una virtud u otra, desconocemos de hombres que prefiera cualquiera de estas alternativas a una que tenga a la vez, buenos melones y manzana.

Como medida complementaria en la encuesta, los varones respondían en una escala continua a la siguientes preguntas:

  • 1) Que factor te parece más determinante en una mujer: ¿Los pechos o la cola?
  • 2) Misma pregunta en  escala continua. Siendo -10 (me fijo solo la cola y no los pechos) y 10 (me fijo solo en los pechos y no en la cola). ¿Cuál es la contribución de estos factores al momento de evaluar una chica? Por ejemplo, si los dos te importan por igual, tu respuesta a esta pregunta seria 0.

Pese a que la opción cero era explícitamente presentada en el cuestionario casi nadie la eligió (menos del 2%).  De hecho, un análisis matemático sencillo demuestra que la distribución de preferencias no admite grises. Hay teteros y culeros por doquier. Unos pocos distribuyen su preferencia en partes iguales entre ambos rasgos. Un detalle de color, los culeros no solo son mayoría, sino que además  son más fanáticos de su causa.

La historia no termina allí. Acaso hay algo que revele nuestra preferencia. Podrá uno reunirse con alguien, observarlo y decirle: “Buen día señor tetero”. ¿Cuán transparentes y decodificables  son nuestras preferencias? Abordamos esta pregunta mirando la mirada.

¿Acaso puede esto decirnos la mirada algo acerca de la preferencia del observador? Esta pregunta en principio nada trivial, resulto tener una respuesta clara. Frente a una comparación entre dos chicas los teteros y culeros miran, en proporciones parecidas para todos lados. Quizás sea un mecanismo natural para proteger las intenciones de la mirada del otro. Pero el escondite no alcanza. Los teteros miras primero las lolas, después comparan las colas y finalmente vuelven  a comparar las lolas antes de tomar una decisión final. Por el contrario, los culeros miran primero las colas, después las lolas y luego, justo antes de decidir, saltan con la mirada de cola en cola. En otras palabras, el patrón con el que miramos al mundo, está íntimamente vinculado con nuestras preferencias y con la forma en que lo procesamos. Lo primero y último que miramos en una chica es lo que más nos gusta.

No podemos ni queremos escaparle a una pregunta polémica. ¿Por qué dedicar tiempo, esfuerzo y guita a estudiar esto? ¿Acaso la concepción misma del experimento no es sexista y machista? ¿No se basa en  una versión iconizada de la mujer; una mirada rústica, peyorativa, abominable?

Creemos, y por eso nos embarcamos en esta historia, que la respuesta es contundentemente: no. Que frente a estos temas es mejor ser abiertamente reflexivos que crear terrenos de tabúes y preguntas inexpugnables. Por supuesto que estudiar si los argentinos basamos nuestra preferencia por una mujer fundamentalmente en las tetas o en la cola no implica ninguna concepción sobre la mujer, ni de la relevancia relativa de estos rasgos en la concepción integral de la elección de una mujer, o en lo que fuere que genera un deseo, pulsión y percepción de belleza.

Pero sucede que, lo abordemos o no, la pregunta flota porque evidentemente toca un aspecto de nuestra identidad que nos parece pertinente. Y si es así, creemos que es mejor responderla, sin vergüenza, sin pudores. Más aun, por cliché que sea, por negado que este, por ofensivo que pueda parecer en primera instancia preguntarse como afectan las tetas a la elección de una mujer, el numero de cirugías estéticas crece sin parangones en nuestro país y en el resto del mundo. En Estados Unidos, solo en el años 2008 se hicieron más de 1,500,000 cirugías estéticas. Más de un millón de mujeres que pasaron por el quirófano para cambiar su forma. El procedimiento más popular es la aumentación de senos, con 300.000 intervenciones el 2008. ¿Está bien? ¿Está mal? ¿Sería mejor un mundo donde esto no sucediese? No nos metemos en esta discusión (por ahora), solo hacemos notar que el asunto -que percibe cada uno sobre lo que gusta, lo que no gusta, lo que desea, lo que es atractivo y lo que no-  lo hablemos o no, está planteado. Si es así, mejor hablarlo y entenderlo.

Nos propusimos cerrar un debate folclórico, de una discusión que a claras luces tiene pertinencia económica y de concepciones públicas. Los argentinos, este bien o mal, sea noble o pagano, somos mayoritariamente culeros. Y muchos, notables fanáticos de su causa.

Foto: Katie Weilbacher

Posts Relacionados



Tags

  • PAOLA

    Voy a ser la primera en comentar, muuchos nervios por la responsabilidad para con mis pares! (menos mal que todavía no puse foto mía en el blog, porque estaría muy avergonzada!) Veamos…Trataré de ser lo más objetiva posible, cosa dificil, porque la verdad es que en mi linaje las mujeres se caracterizan por ser planas, digo, “plenas” jeje, y cuando nos vamos somos un poco más “cautivantes”.
    El tema “Teteros vs. Manzaneros” no solo preocupa a los hombres, es sin duda, una cuestión femenina. El instinto de supervivencia de la especie y la incapacidad de abstraernos de la necesidad de gustar al macho, nos han convertido en más o menos, panfleteras o promotoras de uno u otro club. Rara vez seremos amiga de una chica de la otra vereda (debo ser la excepción, pero mirar el escote de mi amiga A. (hay que preservar nombres) solo se hace tolerable porque deja bastante que desear por detrás. Creo que el hecho de que existan más cirujías de pechos que de trasero, se debe, a las siguientes causas (y no, necesariamente, al crecimiento exponencial de Teteros):
    1- Las manzaneras en raras oportunidades tienen la posibilidad de apreciar la cara de idiotas/babosos/desesperados que despiertan sus atributos (Hacerlo es anatómicamente complicado). Además, su orgullo queda oculto en muchas actividades sociables, sobre todo aquellas que implican sentarse (o vestirse. Dios Salve al verano y la playa!)
    2-Las SOSpechosas, en cambio, disfrutan de la mirada desorbitada del macho de turno quien es incapaz de fijar la mirada en los ojos y sufrirá contractura por semanas.

    Por lo tanto, las primeras tienen menos seguridad sobre los efectos que causan que las segundas.
    En consecuencia, las Manzaneras, un aguerrido grupo de mujeres que debe sacrificarse en el gimnasio y en las comidas para conservar sus atributos (mientras las infames del grupo T disponen de dispositivos y rellenos de todo tipo para potencializar) han empazado a migrar al grupo T, un ejemplo más de la cultura facilista en que estamos inmersos, y es que pertenecer al grupo M es muuuy difícil, y por el contrario, ser del grupo T puede resultar costoso pero No sacrificado.

    Creo, sin embargo. Que la preferencia del macho de las pampas por la fruta emblemática del pecado se debe al disfrute casi impagable que se asocia con su uso en tal vez la posición preferida del Kama Sutra, sí, esa que los hace sentir como Conan el bárbaro, dominando fieras salvajes(en la cancha se ven los pingos).

    Para terminar, si quieren entender un poco más sobre cómo funciona el sucio negocio de la seducción y las verduras, recomiendo el libro “el varón domado”. Ahh! y -.para que sepan- Cuando una mujer decide visitar el quirófano para “Lucir mejor” no persigue en absoluto el placer del hombre…sino LA ENVIDIA DE LAS OTRAS MUJERES.

    Pa´que tengan.
    P/D: que la inocencia nos valga.

    • http://www.cristianventura.com.ar Cristian

      @Paola: Me hiciste reír mucho, tu comentario merece su post propio.
      Me quedo con esta frase del final que me hizo reír mucho.

      “Creo, sin embargo. Que la preferencia del macho de las pampas por la fruta emblemática del pecado se debe al disfrute casi impagable que se asocia con su uso en tal vez la posición preferida del Kama Sutra, sí, esa que los hace sentir como Conan el bárbaro, dominando fieras salvajes(en la cancha se ven los pingos).”

    • Diego

      Paola está más buena que comer pollo con la mano. Me la juego.

      • http://www.facebook.com/profile.php?id=100003407060196 SnugglyTeddy

        genial lo de la foto, ased te vamos conociendo, me pasa algo raro que no se9 si al resto tambie9n, pero a veces despue9s de leer una lednea itatresenne, o muy graciosa o muy zarpada, necesito mirar la foto como para a8correspondera8 el pensamiento con la persona como atribuyendo significados a un rostro weird..tambie9n me pasa con las solapas de los libros con foto del autor

    • sebastian

      Excelente comentario! estas lineas superaron al post y dieron justo en la tecla. Mi novia me explico lo mismo sobre tema en que tambien sucede algo parecido, cuando ellas compran tanta ropa, lo hacen mas para darle envidia a otras mujeres que para seducir hombres, cuantos de nosotros recordamos una cartera?
      Los hombres tambien compiten en cosas que a las mujeres no les interesa para nada.

      Un corolario del tema sexual una vez escuche que PlayBoy ni mas ni menos estudio este tema cuando llego a la Argentina y concluyo lo mismo en Argentina somo culeros en cambio en Estados Unidos son teteros.
      Si uno ve las tapas de las revistas de un lado y del otro y las modelos(y actrices porno tambien) de allí veran una clara tendencia diferente.

    • Andres

      Muy bueno el comentario!
      Estoy de acuerdo con los 3 que ya comentaron…

      Santi, una sugerencia. Me parece que estaría bueno agregar en el blog algún tipo de votación en la sección comentarios al mejor estilo fb con los “me gusta”. Más allá de este caso puntual, en general los comentarios del blog son tan buenos como los posts mismos y a veces uno quiere compartir un comentario en lugar del post completo. Además creo que es un excelente modo a la hora de leer para filtrar comentarios que merecen ser leidos de los que no.

    • Poty

      Al fin un debate de altura!
      Creo que el motivo por el cual somos más “culeros” que “teteros” es muy simple:
      – Una mina con buen culo y sin tetas por lo general es flaca y estilizada
      – Una mina con mal culo y buenas tetas por lo general es gorda
      Y naturalmente en promedio es más probable que nos guste una mujer estilizada que una mujer gorda.

      Un punto importante a meter en el relevamiento científico sería la variable “descartante”. Es decir: En qué casos, no la tocás ni con guantes de cocina?
      Posibles casos: Cola-Tetas (calificación 0 a 10). Asumiendo que analizamos casos de mujeres promedio 5
      A – 3-7
      B – 4-6
      C – 6-4
      D – 4-6
      Es claro que la mayoría de los hombres “le daríamos” a cualquiera de las mujeres A, B, C o D. Ahora bien…
      E – 2-8
      F – 0-10 (una mina de buenas tetas y culo gigante)
      G – 8-2
      H – 10-0 (una mina con buen culo y absolutamente nada de tetas)
      Si ante estos casos posibles bajo ningún aspecto “le entrarías” a una mujer tipo F, aunque te autoproclames “tetero”, amigo mío, tu eres un “culero” más de nuestra sociedad culera.

      • Blaya

        Poty, este posteo no puede ser más Potiano… increíble.
        felicito los comentarios en general, muy interesante, y me parece muy adecuado tocar éstos temas ya que la actividad central de la mayoría de los hombres de este blog cuando salen a la calle es ver cuántos culos y tetas de calidad pueden pescar con la vista yendo a casa.

    • Fernando R

      EXTRAORDINARIO! Gracias por permitirnos deleitarnos con tantas sutilezas.

      Mi ex pertenecía al grupo de las melonaceas y mi pareja actual al de las manzaneras. Decididamente me quedo con estas últimas aunque reconozco que un equilibrio entre ambas sería algo deseable.

      Pero debo decir que lo que me enamoró perdidamente de mi Dulcinea fue sus ojos. En la foto de la página de contactos donde nos conocimos solo se veía su rostro y unos ojos hermosos. Cosa que se reafirmó cuando nos vimos personalmente.

      Entonces… A QUE GRUPO PERTENEZCO?

      Siempre fueron mi debilidad. Cuando caminaba por Florida, me reconocía como un “cazador de ojazos”. Si bien apreciaba un buen escote o un “ir” importante, un par de cristalinos celestes o verdes en un rostro angelical me quitaba la respiración…

      Afortunadamente (o tal vez la fortuna fue ayudada en la cancha ;) ) ahora disfruto de unos ojazos maravillosos con una mirada dulce y enamorada que me parte y de una manzana digna de un concurso del Valle Fértil del Río Negro a la que yo, emulando el concurso del Sr. Sofovich, intento… “caramba, que coincidencia!!!” (Les Luthiers dixit)

    • Verita

      Paola y el resto! Genial los comentarios.
      En cuanto a tus pares, al menos por la parte que me toca, nos hiciste quedar muy bien.
      Saludos a todos!

  • Tania

    Genia Paola! Tomaste el desafío de responder y lo hiciste deliciosamente! Bien por ti! Y concuerdo definitivamente con la reflexión: “Cuando una mujer decide visitar el quirófano para “Lucir mejor” no persigue en absoluto el placer del hombre…sino LA ENVIDIA DE LAS OTRAS MUJERES.”
    En mis jóvenes años era de aquellas que llamaban los adolescentes “tabla deslizadora” :P pero luego vino la revancha y la naturaleza me brindo atributos… Aunque es muy cierto que mantenerlos significa no dejarse conquistar por una vida sedentaria y placentera :( (maldita gravedad!).
    No sabia como responder al post, con sentimientos tan encontrados. De indignación y de asombro. Parte de mi lo tomaba como un post troglodita y asquerosamente superficial. Pero otra parte no podía dejar de admitir que esas conversaciones masculinas son ciertas y contemporáneas. Y esas cuestiones no escapan al más evolucionado de los varones.
    Buen post (aunque con un dejo amargo de mi yo feminista)
    Saludos
    Tania

    • Pablo

      Tania cuando hablas de indignacion y asombro yo tambien me asombro de vos en el sentido que pasa lo mismo desde las mujeres hacia los hombres o acaso los abdominales, espalda,trasero,etc no son deseos carnales de las mujeres? es lo mismo.El deseo sexual animal desatado por el
      cuerpo de la especie para mi no tiene bandos.Despues si obviamente nos podemos desviar a porque me caso o te casaste con un gordo/a porque ahi juegan otros factores como el amor, la personalidad,inteligencia,empatia,etc,etc pero el deseo carnal en si mismo para mi, es igual de contundunte, o no tuviste esas charlas analogas a la de los hombres con tu amigas, de: atributos fisicos de hombres?

      • Tania

        Es posible que mi “indignación” se deba a una especie de ego lastimado! Las mujeres o tenemos delantera y nada de trasero, o si tenemos trasero tenemos celulitis, o si nos operamos terminamos con dos globos duros, o si son naturales nos incomodan que se deparramen cuando tomamos sol… En fin… Dos millones de conjeturas. Y la mía no escapa. Acaso ser conscientes de nuestras propias limitaciones no es incómodo? y cuando son físicas es aún peor!
        Y en realidad sobre que hablamos las mujeres de los varones? si, puede que hablemos de vuestros dotes físicos, pero eso nos dura… unos 2 minutos? después hablamos de su madre, de su capacidad cognitiva, de su desarrollo personal, de su valentía y de su habilidad en la cama (esto último nos puede durar toda una charla).
        En nuestro caso pasaría la discusión por: deportista o intelectual, sexopata o tranquilo, vivaz o sedentario.
        Podrá ser un gordito simpático, pero si te mueve en la cocina, en la terraza y hasta en el ascensor… definitivamente tiene votos!
        Si tiene el cuerpo de Brad Pitt y no sabe conjugar una oración… no te levanta la líbido ni con que hayas comido mucha carne de cerdo, como alguien alguna vez referenció.
        Nosotras vamos a “habilidades” más que “atributos físicos” o al menos en la “cenita semanal” hablamos más de eso.
        Saludos de una chica sensible a la hora de autodefinirse por tetona o culona :P

        • Pablo

          hablar y pensar es cosa distinta.Los hombres no expresn tanto sus sentimientos con amigos(con alguno,el de toda la vida ponele que si) sino mas bien lo expresan con las mujeres y esto se debe a que nos cuesta o culturalmente, o biologicante, psicologicamnete,no se no lo expresamos y entonces nos pnemos a hablar de lo facil que es el fisico y porque osmos mas babosos(por lo menos de boca para afuera…) y lo de babosos es claramente causal u casual(cual es la probabilidad de que todos de casualidad sean babosos?)(es algo de la naturaleza).En fin; es lo mismo que uistedes. Puede estar re buena, raja la tieraa, para desios carnales momentaneos todo bien pero sino conjuga…sino como explcas q la mayoria encuentre a alguien? donde quedan los culos y las tetas en el amor? queda en un quinto plano. Lo demas es juego y psicologia.Mi humilde opinion.NO se la vuelen.pero bueno decirle a una muejr que no se maquine la cabeza sola es como decirle a un hombre que no se masturbe nunca mas en la vida…cosas de los generos pero los extremos son mentiras…

        • Chuko

          mmm Tania me parece que esquivaste el “bochazo” ya que los hombres de la entrevista miraban solo a una mujer por el cuerpo, no la conocian o nada parecido. y la encuesta analoga para las mujeres sería sobre hombres que no conocen, sin importar nada más que el aspecto fisico.
          Cuando ves un “tipo” que te atrae en la calle? que es lo que le miras en mayor detalle? Esa es la pregunta.

  • http://www.fabricadetiendas.com/ Gastón

    @PAOLA… CLAP, CLAP, CLAP!!!

  • Marisa

    Muy bueno el post! Científicamente la preferencia del hombre por las “culeras” radica en que, independientemente de las modas de turno, el concepto de belleza está muy arraigado a las proporciones (90-60-90) puede ser también (120-90-120); pero esa relación porcentual de proporciones es el ideal que denota fertilidad (3/3-1/3-3/3)
    En caso de que ese ideal no se cumpliera, también es sabido que, mas que las lolas, es la cadera algo que marca notablemente la fertilidad.
    Generalmente, los cuerpos que son como una pera, suelen denotar mayor fertilidad que los de las teteras sin cola.
    Esa información el hombre la recibe, la procesa y la traduce como atracción o exitación.
    Un libro muy recomendable es “El Sexo y El Poder”. Yo lo leí cuando tenía 13 años (Tengo 27), probablemente haya bibliografía mucho mas actual al respecto, con nuevos descubrimientos…También hay varios documentales muy interesantes de Natgeo y Punset.
    Lo que si me resulta interesante, es ver qué tipo de hombre tiene preferencia por culeras o teteras….no me llamaría la atención que los de mayor carga de testosterona, sean los que mas ferbientemente defiendan a las culeras.

    Igual tomen mis comentarios con pinzas porque toco de oído.

    Sea como sea, me gusta el lenguaje claro, concreto y conciso que se utilizó en este artículo.

    Muchas Gracias por la info.

  • Marisa

    *Error de tipeo, la proporción es de 3/3, 2/3, 3/3. ;)

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Ale

    Adhiero a lo de Paola!, sobre todo desde el comienzo de su párrafo “Creo, sin embargo…” hasta el final!

  • Arielucho

    Yo soy particularmente “Tetero”, es lo que mas me llamó la atención siempre. Esta discusión se presenta siempre en cualquier reunión de nuevos amigos. Una vez resuelta la discusión todos quedamos con esa etiqueta de teteros o culeros por siempre. Solo se reactiva cuando se incorpora a un nuevo miembro al grupo de amigos.
    Debo reconocer que la respuesta de @Paola me hizo reir muchisimo. Felicitaciones.
    Excelente post.

  • http://10decorazones.blogspot.com/ Kariu

    Idola Paola! Representaste muy bien el pensamiento de muchas mujeres y me encantó ese final!
    Más allá de parecerme machista este post, también fue sincero, lo cual celebro. Creo que en ambos sexos hay cuestiones instintivas que nos hacen elegir a una persona por su potencial reproductor. En nuestro caso, el desarrollo muscular, capilar y hasta la actitud varonil; nos atraen como indicadores de presencia de testosterona (como Tusam, puede fallar). Ni hablar del tamaño de las manos y los pies, (?) que merecen otro post y nuevas estadísticas.
    Los hombres por su parte se retrotraen a la infancia edípica y buscan melones capaces de alimentar a toda una tribu de salvajes hambrientos, o fantasean con aplicar su hombría en la posición que más nos acerca a otros animales.
    Si bien el objetivo final de procreación se ha perdido bastante en nuestra sociedad moderna, nos seguimos relacionando y vinculando con seres cercanos a ese ideal. Después, cada uno tendrá su preferencia sobre los atributos, pero es cierto que la mujer latina se destaca por su Big Apple. Tantos años de evolución no han modificado lo predecible que se vuelve una mirada masculina. Besos!!

  • Pablopé

    Me uno al grupo de los “teteros” con la salvedad que soy un ferviente contra de las operadas. Sin dudas prefiero toda la “imperfección” del mundo en unas naturales, a la cirugia más indetectable.

  • http://www.cibernotas.com poemas

    Es algo realmente curioso el encontrarme esto sobre el sexo y las verduras, cuando era adolescente, encontre accidentalmente a una prima jugando con un platano, asi que tambien las frutas podrian llegar a ser un juego sexual. No entiendo el fin sobre este caso que los cientificos se enfoquen en el sexo en vez de mejorar el crecimiento de las frutas y verduras sin incluir el sexo :) Bueno y yo prefiero las chicas con unos buenos pechos, las nalgas ni tan exageradamente grandes ni tan chicas, algo normal.

  • PAOLA

    Gracias a todos por los comentarios! Santi, ayer no me funcionó el link pero me quedó picando todo el día eso de “una foto de frutas porno”, así que hoy lo intenté de nuevo y ¡PUM! menos mal que mi nene está en la cama y mi marido en el trabajo…Porque después hay que sacarse de la cabeza la imagen de la prima de poemas, una adelantada, sin duda! Sobre lo que dijo Kariu, yo pienso algo parecido, porque siempre estoy clasificando y archivando asociaciones de personas/gustos/opiniones y…Sí. por lo menos en los casos que conocí, el hombre con tendencias “dulces” ese que es más romanticón, más dado a hablar, al que le gusta dormirse luego de acurrucado sobre el cuerpo de la compañera, el que es capaz de regalarte algo que te gusta en el aniversario (y ese mismo día, sin que se lo recuerdes), el que te acompaña sin chistar a comprar ropa (caminar, caminar, caminar, preguntar, preguntar, y decir…”mejor sigo mirando”) ese, ese es Tetero. (Para los que son aficionados al horóscopo, más frecuente en Librianos, Acuarianos y Arianos). Lo de la diferencia segun el hemisferio, cierto también. Ellos tienen “Hooters” y nosotros el “cola less”, desde este punto de vista, el cambio de gustos debería ser interpretado como otro signo de colonización anglosajona (llamo al patriotismo a todos los machos descarriados). Por mi parte, me gusta el clásico hdp que te vuelve loca cuando son novios y despues, de casados, te vuelve loca igual porque SIGUE odiando acompañarte a comprar, cuando termina prende la tele, se duerme mirando para el otro lado o todo despatarrado (¿te quedaste en la punta de la cama, te estas cayendo?, zzzzzzzz), ese que te regala lo primero que vio y en la primer vidriera, incapaz de dejar una nota de más de dos renglones, el que no dice “te amo” fuera de la cama…Un cavernícola absoluto…¡A DO RA BLE!

  • Luciano

    Ya que estamos en tema, y con el comentario de Paola, me calza justo para pedir un post sobre algún trabajo científico o realizar dicho trabajo de “POR QUE LAS QUE TIENEN BUENA DELANTERA (NATURALES) NO ESTAN BIEN DE ATRÁS Y VICEVERSA” es algo que siempre me pregunto.
    P.D.: Yo soy miti y miti (culero y tetero)

    • ATENEA

      Porque Dios es justo!! jajajaj

  • yanyu

    No creo que el post sea machista por expresar sin tabúes la realidad de nuestra sociedad actual. La que es machista es nuestra sociedad, y en muchos casos, las mujeres mismas son mas machistas que los hombres. Hace poco leí un estudio que demuestra que la mayoría de las mujeres actualmente se sienten más atraídas a formar parejas estables con hombres con panza. Sí! les parece sexy! porque claro, la panza muestra qué tan buen proveedor puede ser un macho.

  • http://gestionempresarialrentable.com/blog/ Santiago Botas

    Creo que la tendencia a hacerse las lolas es consecuencia de que:
    – Se puede
    – Es más fácil agregar que sacar
    – No requiere fuerza de voluntad ni largas horas de ejercicio
    – Las tetas grandes disimulan la panza
    Creo que en el fondo el tetero es un conformista, como el que te dice que lo más importante es que sea macanuda.
    Independientemente de eso lo más importante sigue siendo la actitud.

  • matias

    Bueno el post, buenos los comentarios. Bravísimo por Paola generando risas y ratones.

    Me surge el siguiente interrogante: ¿Qué tenemos los hombres? ¿Cuáles serían las preferencias de ellas? ¿Dónde se genera el debate de posturas? ¿Bananeras o Durazneras? O sería mejor ¿Forzudos contra Despojados?

    Aprovechando este contexto de transparencia banal, las invito a todas a compartir sus secretos, tal como Santi lo ha hecho con el nuestro que claro está nada tiene de oculto.

    • Cynthia

      Geniales! pero lo malo de llegar tarde al comentario es que hay mucho que leer… Nadie se acordó de Sigmund y los complejos, la madre y la nutrición, menos mal!
      Paola diste en el clavo con el ratoneo kamasutresco…
      Retomando el desafío sobre que nos gusta de los hombres: ¡la cola!…Ja, ja!!! Mentira: la mirada. Piensen cómo conquistaron a sus amores.
      Todo esto nada que ver con la botella que confunde al bicho australiano, no?

  • Sofia

    La necesidad en las mujeres mas alla de ser deseadas es ser amadas. En esa carrera son capaces hasta de operarse. A mi me ha molestado desde que tengo uso de razon la seleccion basada en lo fisico y me doy el lujo de decirlo publicamente mas alla de este post porque estoy dentro de los “parametros” de belleza normal, digamos.
    Creo que en Argentina, y tal vez porque ya somos como un pais tropical hay una excesiva sexualizacion de todo no?
    Creo como Cynthia que nos gusta la mirada de los hombres, pero no la mirada sexual esa que se va al escote o la que espera a que te des vuelta.Nos gusta la mirada de la belleza en el dia y la mirada sexual de puertas adentro. No?. Divertido el post. sds!

    • Poty

      Las mujeres también se dividen en 2:
      – Las que te miran el culo
      – Las que te miran el corazón
      Las que te miran el culo es porque llevás la billetera en el bolsillo del pantalón, y las que te miran el corazón, es xq la llevás en el bolsillo del saco.

  • Yanyu

    Comparto totalmente con Sofía y Cynthia, yo también me fijo en la mirada de los hombres, pero no creo que las chicas que leemos este post seamos una buena muestra estadística de la mujer argentina.

    Creo que el gran misterio de la mayoría femenina fue develado hace mucho: “billetera mata galán”.
    (a eso me refería con que muchas mujeres son tan machistas como los hombres)

  • ATENEA

    Me encanta este post!
    Tengo que reconocer que soy una gran aficionada a charlar este tipo de temas, si bien no he encontrado facilidad para hablar abiertamente con mis amigos varones (lo que considero sumamente instructivo), sin darme cuenta de que empiezan a imaginarte sin remera! :P
    Por otro lado, no creo que sea sexista, sino todo lo contrario! Todo lo que pueda ayudar a conocer el pensamiento del otro género, no puede ser más que positivo!
    Por otra parte, en cuanto al tema de que la mujer se arregla para vista o envidia de otras mujeres, agrego una variable: es algo que ocurre en Argentina, más que en otros países. En Italia, por ejemplo, y sin duda, las mujeres se visten específicamente de acuerdo a lo que atrae al sexo masculino: tacos altos, lencería decorada, colorada y bordada, polleras cortas, mucho maquillaje y demas…
    Por lo demás, coincido con Paola en todo, una genia y con Sofía en cuanto a que nos gusta la mirada de la belleza en el día, y la sexual en la intimidad.
    Dije que me encantó el pos? ‘ :) Beso!

  • yamil

    la verdad que el postre de los comentarios termino de divertirme muchisimo!! muy bueno el post y los comments!!

  • El otro

    Paola, he disfrutado hasta la última línea de su primer comentario. Me he deleitado con su prosa, su claridad de pensamiento, su convencimiento y conocimiento del tema.
    Luego, he sentido también el rápido escalofrío de la sorpresiva iluminación. Efectivamente, en mi caso, la preferencia indudable por la parte posterior de la anatomía femenina se debe, por sobre todas las cosas, al incomparable paisaje de la pampa curva. Ese, al amanecer o atardecer del perrito, que nos brinda la posibilidad de domar la fiera.
    Ahora, un poco más tranquilo, puedo afirmar: su sabiduría es inmensa; su descripción, reveladora.

  • Patricio

    ¿ Y que pasa con la relación de la cola y las lolas con la figura ?

    BUENA COLA implica (en general) BUENA FIGURA.

    BUENAS LOLAS no necesariamente implican BUENA FIGURA.

    Dicho esto, creo que la cola tiene ese “PLUS”, con el que las lolas no pueden competir. Para tener buena cola, en general, hay que tener buenas piernas.

    “si le pongo buena cola, capaz viene con buenas piernas, y si tengo suerte, buena figura tambien”
    “si le pongo buenas lolas, ya no es tan seguro, lo demás es incógnita”

    Bueno, obviamente son opiniones, ¿hace falta decir? soy culeroo!
    Gracias, me hicieron reir un rato, un saludo, Pato

    • Patricio

      (Ahondando un poco más sobre esta idea)
      Creo que depende de cómo se hace la pregunta.

      Si me mostrás dos mujeres (ya “armadas”), entonces ahi puedo comparar las colas y lolas que ya vienen en el paquete.
      Si me decís “Qué preferís?”, es como que la mujer la “armo yo” en mi cabeza, entonces lo de arriba aplica. Es el caso de la pregunta 0-10 que hacen en el test.

      Habría que hacer un test con fotos de las colas y las lolas de las mujeres, y mostrar solo la cola y las lolas de una mujer, comparado con otra, sin ver el resto! Ahi se ve la posta! tetas vs colas!

  • http://www.anavonrebeur.com.ar Ana von Rebeur

    No vale!!! No cuentan a qué país debemos emigrar las pechugonas desculadas!!!!

Recibí la Introducción de mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero la Introducción del libro