Loading
28-06-2011

Encuentro cercano

En el día de ayer, a eso de las 15 hora de Argentina, nuestro planeta vivió un “encuentro cercano” con un visitante que vino desde muy lejos. No, no se trató de una nave conducida por extraterrestres. La visita fue, en este caso, un asteroide de roca de unos 10 a 20 metros de diámetro. Exraños rumores circularon ayer al respecto (ver al final).

Felizmente no impactó contra nuestro planeta, pero lo interesante es que su paso fue, en términos cósmicos, tremendamente cercano (a unos 12.000 kilómetros). Tanto que atravesó la zona en la que están ubicados todos los satélites de comunicaciones en órbita geoestacionaria y que su órbita se vio dramáticamente afectada por la atracción gravitatoria de la Tierra.

El asteroide sobrevoló precisamente una zona del Atlántico justo arriba de nuestras cabezas, pasando por el extremo sur de la Argentina y Chile. Aunque una roca de 20 metros de diámetro suena bastante aterradora, como asteroide es en realidad bastante pequeño y, si nuestro planeta se hubiera interpuesto en su camino, seguramente se hubiera desintegrado en nuestra atmósfera sin llegar a impactar la superficie.

Lo interesante del caso, de todos modos, es que su existencia apenas fue detectada por el telescopio de LINEAR solo cinco días antes de nuestro “encuentro cercano”. Si su tamaño hubiera sido considerablemente mayor, la detección hubiera sido algo más temprana. Pero, como varias películas de ciencia ficción nos han enseñado, desviar la trayectoria de un gran objeto de grandes proporciones es extremadamente difícil y requeriría meses, sino años, de preparación.

Actualmente, de los más de 8.000 objetos cercanos a la tierra que se tienen catalogados, más de 800 tienen un diámetro superior a 1 Km y causarían un cataclismo de escala planetaria si llegaran a impactar la Tierra. Y por sus órbitas, casi el 20% de los 8.000 son considerados potencialmente peligrosos (PHAs). De todos modos, se cree que existen muchos más objetos de los que han sido descubiertos hasta el momento.

De acuerdo al consenso científico, hace 65 millones de años un asteroide de enorme tamaño (se estima de 10 a 15 Km de diámetro) impactó al planeta en la península de Yucatán, al sur de México. La colisión produjo una liberación de energía equivalente a mil millones de bombas atómicas. Las consecuencias fueron tremendas cubriendo el cielo de polvo por un año e impidiendo que las plantas hagan fotosíntesis. También generó megatsunamis e inyectó ácido sulfúrico en la estratósfera, reduciendo la luz solar en 10-20%. Y finalmente, generó 12 años de lluvia ácida. El resultado: masivas extinciones de especies, entre otras eliminando a todos los dinosaurios.

Lo que pasó hoy no es un hecho aislado. El encuentro más cercano con un asteroide que se haya registrado ocurrió también hace muy poco. Ese privilegio le corresponde al pequeño 2011 CQ1, que en febrero de este año pasó mucho más cerca aún, a unos 5,400 Km de altura. Para apreciar cuán cerca es eso, es apenas más del 1% de la distancia de la Tierra a la Luna. Y si nuesto planeta fuera del tamaño de una pelota de golf, este asteroide hubiera pasado a menos de 2 cm de distancia.

La probabilidad de que se produzca un impacto devastador durante nuestras vidas es extremadamente pequeña. Pero estos dos hechos son una muestra de que no es imposible y del muy escaso foco que ponemos para protegernos de este tipo de amenaza. Estados Unidos, con la oficina de Objetos Cercanos del JPL es el único país que destina recursos de manera sostenida a la detección y monitoreo de asteroides. Y, como cuenta aquí Michio Kaku, incluso ellos están considerando dejar de hacerlo por problemas presupuestarios. Y es solo la Tierra, el único planeta que tenemos, la que estamos descuidando proteger.

Si les interesa el tema de los riesgos y las estrategias para atacar el problema de los impactos de asteroides les recomiendo leer este extraordinario artículo en The Atlantic (en inglés) escrito por mi periodista favorito, Gregg Easterbrook. El tema tiene soluciones posibles y no son tan disparatadamente caras comparadas a otros proyectos de exploración espacial o defensa militar.

Finalmente, anoche circulaban rumores de que esta roca había sido lanzada como un intento de acabar con la vida en la Tierra y así distraer (o suprimir) a la opinión pública para tapar el histórico descenso de Riber a la B. Este triste dato no pudo ser confirmado ni desmentido por el JPL ni la NASA. Ampliaremos.

Nota: si querés votar o proponer cuál fue el origen secreto del asteroide, podés hacerlo acá!

Foto: Luis Argerich

Posts Relacionados



Tags

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Florencia

    ¡Santos asteroides Batman!
    Y si, esas piedritas andan dando vuelta por todos lados.
    Gracias por el link al artículo, ya lo leeré con tranquilidad.
    ¿No encontraste nada por ahí de cómo apagar volcanes? Islandia, Chile y vecinos estaríamos agradecidos :)
    Saludos.

  • http://panchitavil@hotmail.com Esperanza C.

    Muy interesante y nada extraño para los que creemos en que nuestro planeta se está transformando y no es raro las secuencias que ocurren y ocurrirán…vamos hacia otro “estado dimensional”

    Saludos desde Colombia SANTIAGO.

    PANCHITA

  • Mariano

    Realmente son muy interesantes tus posts. Me llama la atención la cantidad de temas distintos que tocás y la profundidad que le dás a cada uno de ellos, y lo más importante, lo hacés sin fines de lucro!
    Con respecto a este último tema, no hace más que confirmar lo insignificante que somos dentro del universo. Pensar que solo una roca puede extinguir a toda la raza humana me asusta un poco, pero más temor me dá que no tenemos la certeza de que puedan existir medios para prevenirlo ( a pesar que las probabilidades de que suceda sean bajísimas).
    Saludos cordiales!

  • http://www.doctorjuampi.blogspot.com Juan Pablo Vila

    Santiago:
    Esta bueno enterarme de una situación como el paso de ese asteroide o roca, pero sinceramente no es mas importante que el casamiento de Florencia de la V o los expulsados de Tinelli, y te digo porque: Porque si por algun motivo sucediera un impacto o algo peor, ya no tendriamos que preocuparnos mas seria el fin y listo, una vela que se apaga, y si por otro lado una catastrofe como esa nos condena a un destino “estilo Mad Max”, entonces vamos a descubrir que sucede como en las novelas de Asimov en las muy pocos seres humanos realmente conocen los fundamentos de la tecnologia que emplean y por lo tanto no van a poder hacer fuego o mucho menos electricidad, asi que tampoco importa mucho. Todas las predicciones, todos las espectativas, todos los posibles futuros de la humanidad son simples interpolaciones de la realidad actual, hay poco o ningun realmente original, todos hablan de las mismas enfermedades, las mismas organizaciones sociales, los mismos ricos y los mismos postergados, cuando en realidad, el ser humano ha venido depredando, sin tener conciencia de utilidad o finalidad cada centimetro de este planeta, ha utilizado el concepto de “libre albedrio” para justificar su ignorancia y sus miedos, destruir, y no aportar. Quiero decirte para terminar que admiro tu energia y te dejo un abrazo, y quiero que interpretes mi comentario anterior como un intento de explicar porque este articulo tuvo tan pocos comentarios. Chauvinismo humano como siempre decia Carl Sagan.

  • Luis

    Muy buena nota, compilaste la mejor info sobre esta roquita.

    Hubiese sido interesante que chocara con la tierra, al desintegrarse en la atmosfera hubiese creado un lindo espectaculo quemandose y fragmentandose y probablemente hubiesemos tenido a gente de la NASA buscando los fragmentos por nuestro pais como ocurrio en el 2008 en Sudan.
    http://en.wikipedia.org/wiki/2008_TC3

    Hay bastante informacion sobre el monitoreo de objetos cercanos (NEOs) el Catalina Sky Survey de la NASA es probablemente el sitio a visitar para los que esten interesados en el tema.

  • http://terabyteslibres.wordpress.com Ariel Benz

    Muy buen post, algo para destacar es que esta vez la prensa sensacionalista le pego bastante al usar la palabra “rozar” en sus titulares para calificar el encuentro cercano. Un comentario más, a veces recordando la última visita del cometa Halley me pongo a pensar en cómo será para la humanidad su próxima visita en el 2061, ¿cómo se vivirá la noticia?, hasta podremos enviar una nave a analizarlo y cuántas cosas más.

    Saludos.

  • Alejandro Jatib

    Comparto lo que dice Mariano y también en gran parte lo que dice Juan P Vila. Sin embargo no me dejo de preguntar porque, existiendo tantos recursos invertidos (no solo dinero) en tantos temas que quizás no sean muy importantes, no se invierte en posibles soluciones (o prevenciones) a este pequeño gran problema.
    Como dice el nombre del articulo de Gregg Easterbrook: “The Sky Is Falling”, no vaya a ocurrir que no solo caigan asteroides o rocas y nos pase algo como “Falling Skies” (la nueva serie de Spielberg) y nos enteremos de la llegada del Objeto No Identificado cuando lo tengamos en el jardín de nuestras casas.
    Saludos!

  • Gabriel Luraschi

    Definitivamente, el asteroide seguramente fue lanzado por los secuaces de Passarella…

  • http://twitter.com/wowczuk D.

    ¡Gracias por intentar hacernos despegar los pies de la tierra!

  • http://karinaocampo.blogspot.com Karina Ocampo

    La información es muy interesante y me hace recordar a esa terrible película Armaggedon. Es bueno enterarse de sucesos como éste para recordar lo minúscula que es la raza humana dentro del vasto universo y dejar de preocuparnos por cosas que no tienen importancia (como el fútbol)
    De todas formas, te comento que no leí antes el post porque tengo un filtro para los que escriben River con “B” ;) Besos!

Recibí la Introducción de mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero la Introducción del libro