Loading
30-04-2011

Maldad animal

En términos de maldad, los seres humanos no hemos inventado nada. Todas las peores conductas que tiene nuestra especie fueron ya inventadas y perfeccionadas por alguna especie animal.

Todos los 29 de abril se celebra el Día del Animal. Así que hoy, en una celebración atrasada, quiero compartir con ustedes un post sobre animales.

Ya dije alguna vez que uno de mis libros favoritos es “The Selfish Gene” de Richard Dawkins. En él, Dawkins, que es zoólogo, ilustra su libro con montones de ejemplos de (mala) conducta animal. Entre ellos, muchos muestran un nivel de “maldad” que empequeñece las peores cosas que hacemos los humanos.

Aquí comparto con ustedes mi top 10 de maldades animales (con algún hongo, virus y bacteria intercalado por ahí como bonus):

Puesto número 10:

Empezamos con algo “light”… La gran mayoría de los pájaros tienen el instinto de proteger a los pichones en su nido. Los cucús aprendieron a aprovechar ese instinto y en vez de construir un nido propio ponen sus huevos en nidos de otras especies para evitarse el esfuerzo de criarlos y que sea hecho por otros. Algunas especies aprendieron a reconocer sus propios huevos por su apariencia exterior. ¿Cuál fue la respuesta de los cucús? Lograr que la cáscara de sus huevos imite la de la especie engañada.

Puesto número 9:

Cuando los pinguinos emperadores de la Antártida tienen que saltar al mar desde el hielo por primera vez, es imperativo saber si hay focas esperando para comérselos. Todos se paran frente a la orilla y esperan porque ninguno quiere ser el primero. ¿La solución? En ocasiones algunos empujan a otros para intentar que caigan al agua y sacarse la duda.

Bonus sobre hongos maléficos 1:

Los escarabajos de la harina empiezan su vida como larvas. Se mantienen en este estado mientras segregan una hormona específica. Tan pronto esta desaparece, la larva se transforma en un individuo adulto. Una especie de hongo parásito llamado Nosema logró sintetizar un químico muy similar a esta hormona. De este modo, infecta las larvas y les impide salir de ese estado. Las larvas siguen creciendo hasta alcanzar a veces el doble del tamaño de un adulto, un banquete para las Nosema.

Puesto número 8:

Para evitar que las hembras con las que se juntan tengan crías de otro macho, los ratones macho pueden secretar un químico que hace que las hembras embarazadas aborten espontaneamente si el olor no es el mismo del ratón que las fecundó (o sea, si el hijo es de otro).

Puesto número 7:

Y ya que estamos con la infidelidad, podemos hablar de los elefantes marinos, que viven en harenes en los que un solo macho tiene decenas de hembras, mientras la mayoría de los otros machos no tienen ninguna. El macho debe defender constantemente su harén de los intentos de los otros por ocupar su lugar. Si una hembra copula con otro macho, el dueño del harén la golpea salvajemente. Podemos considerarlos inventores de la violencia de género.

Puesto número 6:

Tampoco la esclavitud es un invento humano. Hay especies de hormigas que toman esclavos. Las obreras de la especie esclavista no hacen ningún trabajo o son muy malas en hacerlo. Lo que hacen bien es atacar colonias de otras especies de hormigas, matar a las obreras y robar los huevos, para que las crías nazcan en su nido. Al nacer, estas no saben que son esclavas e instintivamente hacen todo el trabajo en la colonia adoptiva.

Puesto número 5:

Siguiendo con las hormigas, a ellas también les corresponde el crédito por la invención del magnicidio. En ciertas especies, una hormiga reina entra al nido de una colonia, encuentra a la reina y le corta la cabeza, tomando su lugar. Pero el caso más extremo es la Monomorium santschii, donde la reina intrusa ni siquiera necesita hacer el trabajo sucio. Apenas entra, secreta una sustancia que hace que las obreras de esa colonia maten ellas mismas a su propia reina y comiencen a trabajar para la nueva (cualquier semejanza con la política argentina es mera coincidencia!).

Bonus sobre bacterias y virus 1:

Los virus y bacterias no son animales. Pero a su manera también inventaron sus maldades. Uno tiende a pensar que los síntomas que nos provocan las enfermedades son apenas efectos molestos del ataque viral o bacteriano. Sin embargo, lo que estos hacen es manipularnos para que los ayudemos a extenderse de una persona a otra. La mayoría de los efectos que producen son cosas como estornudos, tos, vómitos o diarrea. En todos los casos, el cuerpo de la persona infectada expulsa un fluido en el que viajan virus o bacterias buscando infectar a su próxima víctima. En un caso extremo, el virus de la rabia, que se contagia por la saliva de los perros al morder, hace que los perros produzcan mucha más saliva de lo normal y que incluso perros normalmente pacíficos muerdan al primero que se cruce.

Puesto número 4

Cuando las mantis copulan, el macho se sube por detrás de la hembra. Apenas tiene la chance, ella le arranca la cabeza de una mordida. Aún así, el cuerpo descabezado del macho sigue copulando. Se cree que al arrancarle la cabeza le quita ciertos centros nerviosos inhibitorios, mejorando su performance sexual. Cuando la cópula termina, la hembra se come todo lo que queda.

Puesto número 3:

Las gaviotas con cabeza negra viven en grandes colonias, donde forman nidos individuales a unos pocos metros unos de otros. En ocasiones, cuando una de ellas sale a pescar para alimentarse, otra aprovecha el momento, se acerca a su nido y devora uno de los pichones entero, para alimentarse y evitar a su vez dejar su nido desprotegido.

Bonus sobre hongos maléficos 2:

En una versión más extrema al bonus fúngico anterior, los cangrejos son parasitados por una especie de hongo llamada Sacculina. Esta desarrolla un sistema de “raíces” dentro del cuerpo del cangrejo y comienza a alimentarse de él. Lo primero que ataca son los testículos o los ovarios, castrandolo. Solo sobre el final ataca los órganos que el cangrejo necesita para mantenerse vivo, de modo de poder comer la mayor cantidad de tiempo posible antes de matarlo.

Puesto número 2:

Los pájaros indicadores (honeyguides), igual que los cucús, también ponen un huevo en el nido de otra especie. Pero van un paso más allá. El indicador recién nacido tiene un pico con forma de gancho y, apenas salido del huevo y todavía ciego, usa su pico para asesinar a las crías de la especie engañada.

Puesto número 1:

Finalmente tenemos un ganador!!! El primer lugar de este ranking es para el el cucú británico, que encontró una manera más impresionante aún que la del indicador de concentrar el amor de sus padres “adoptivos”. Su período de incubación es tal que sus crías nacen un poco antes que los de la especie en cuyo nido ponen los huevos. Tan pronto como nace, ciega y mecánicamente, carga en su espalda todos los otros huevos y los arroja fuera del nido destruyéndolos, para obtener para sí toda la atención paternal.

————————————————

EDIT: El post originalmente solo proponía maravillarnos con la impresionante “inteligencia” con la que la selección natural ha dotado a la Naturaleza, generando a partir de conductas instintivas relaciones parasitarias, engaños y “abusos” entre especies de un increíble nivel de sofisticación y sutileza. Pero Nahuel en el comentario 18 abajo dotó al post de otro sentido mucho más profundo diciendo: “Entender lo animal de nuestros comportamientos nos permitirá razonar mejor sobre aquello que nos diferencia y que es deseable realzar desde el punto de vista moral y ético”.

Este ranking está únicamente basada en lo que describe Dawkins en su libro, pero seguro hay muchos otros ejemplos de “maldad” animal (si saben alguno divertido pueden compartirlo en los comentarios!).

Reflexionando sobre la lista, impresiona ver que no hay ningún hay solo un mamífero, pese a que sabemos que los monos inventaron el robo de bancos y la prostitución. ((EDIT: Como también me hizo notar Nahuel en el comentario 18, los elefantes marinos son mamíferos! Oops!)

También sorprende cuán llena está de aves y de insectos. ¿Quién hubiera dicho que los bichos y los pajaritos eran los más turros del reino animal, eh?!

Fotos: Wikimedia Commons
Foto principal: Hvhe1

    Hay 41 comentarios - Agregá el tuyo!

  1. 1
    fer says:

    jajaj el cucú (de cualquier tipo) de lo peorcito que hay. Ya tenemos una nueva forma de llamar a los garcas.

  2. 2
    Verónica says:

    Santi!
    que bueno que está este post!!!
    la verdad que me quedé con la boca abierta de ver tantas “maldades” inpensadas!!! ja ja ja
    Pero los que más me llamaron la atención fueron el puesto número 9 (pinguinos emperadores) y el número 4 (las mantis)!!!

    Richard Dawkins es un genio! voy a buscar este libro del que hablas!
    Vero

  3. 3

    me quedo con la 4), está re-cool ! 🙂

  4. 4
    Luciano says:

    La maldad también está en un hongo que vuelve zombies a las hormigas, haciendo que, por ejemplo, la hormiga infectada se suba a la hoja más alta de un árbol, para que sea comida por un pájaro, y así el hongo se muda al pájaro.

    También vi un documental de un árbol que cuando crece segrega una sustancia que mata a toda planta que esté a su alrededor, para quedarse con todos los nutrientes del suelo. Cuando es viejo y está por morir, una rama desciende hasta el suelo y el árbol “renace”. Si me dicen de qué árbol hablo se los voy a agradecer 😉

    Saludos

  5. 5
    Rosa says:

    ¿y la lactrodectus mactans? 😉

  6. 8
    Fede says:

    Muy buen post!! miralos a ellos que parecen tan tiernos!!

  7. 9
    Johncross says:

    Si mal no recuerdo en el puesto 1 las crías pueden nacer y lucha para tirarlos del nido y aprovecharse de la cría de los padres adoptivos.
    Pero es más, estos padres trabajan más de lo debido y nadie sabía cómo lograba el cucu que trabajaran más para alimentarlo:
    y la respuesta fue que pia mucho más fuerte y constantemente pidiendo comida como un desesperado.
    Igual yo le daría el puesto nro 1 al Trematodo que jode a más de un animal: costo encontrarlo pero encontre una buena explicación acá:
    http://www.friki.net/informes/37039-ranas-mutantes.html

    Yo reconsideraría el 1er puesto (o agregaría a este parásito en la lista sin lugar a dudas).
    my2cents.

  8. 10
    Viviana says:

    Estimado Sr.realmente su blog es maravilloso. Digno de asombro. Indudablemente digno de mérito. Que tenga ud. un felíz día por su esmerado trabajo.

  9. 11
    Viviana says:

    Si Ud. me permite me agradaría subir este post. a mi blog, citando debidamente la fuente.
    Espero su confirmación. Muchas Gracias.

  10. 12
    Alicia Gardiol says:

    Qué bueno, hace tiempo que no me sentía tan bien de ser humana, un animal capaz de sentimientos desinteresados!

  11. 13

    Hola!
    Lo que diferencia las así llamadas ‘maldades’ de los animales de las nuestras es que ellos no las hacen por ‘placer’. Siempre hay un fin de supervivencia, en última instancia, o de propagación de la especie. Nosotros somos los únicos realmente extraviados y locos.
    Saludos
    MC

    • 16
      Alejandra says:

      Maria Cristina, que saludable leer q una de todas las personas q postean piensa lo q lee y se da cuenta las diferencias! ya me estaba desesperando por tanta ignorancia.
      Genial tu respuesta

    • 19
      Santiago B. says:

      María Cristina y Alejandra,

      La palabra “maldad” está usada con ironía. No puede atribuirse “maldad” a un animal que actúa por instinto. Pensé que quedaba claro del texto, pero dado que se ve que fui confuso, vale la aclaración.

      El post no apunta a otra cosa que a maravillarse de la impresionante “inteligencia” que con la que la selección natural ha dotado a la Naturaleza. Es increíble que basados solo en conductas instintivas hayan podido surgir relaciones parasitarias, engaños y “abusos” de una especie sobre otra con semejante nivel de sofisticación y sutileza.

      Si leen el libro de Dawkins que menciono al comienzo y sirvió de inspiración a este post les va a quedar claro cuál es el espíritu con el que él describe estas conductas animales.

  12. 14
    Marco Mustapic says:

    Creo que el primer puesto se lo llevan los delfines que asesinan marsopas sin razón aparente.

    http://www.telegraph.co.uk/earth/earthnews/3323070/Killer-dolphins-baffle-marine-experts.html

    Y un video mostrando uno de esos ataques:

  13. 15
    Nic Rosental says:

    Muy bueno, ahora entiendo por que me dicen “el cucú”.

  14. 17
    alejandra says:

    Espero que lo chistoso q pueda tener este blog no sea tomado en serio por nadie…quien asi lo haga q antes piense… que significa maldad?
    – cual es la diferencia entre los animales humanos y los no humanos?
    la capacidad de razonar (aunq no muchos la usen ejeje), la capacidad de sentir compasion? (no se cual es menos usada =S! ) cual otra?

    la maldad animal solo aplica a la especie humana, si alguno le queda duda abra un blog citando las atrocidades q hacen los humanos dia a dia…

    • 21
      Santiago B. says:

      Alejandra, recién respondí en un comentario más arriba a lo que decís acá. El post no es gracioso. En todo caso irónico. En este blog he escrito bastante sobre atrocidades humanas. En ese caso sin ironía.
      Este tipo de conductas animales es parte de lo increíble que tiene la Naturaleza. Me parece interesante ver que los animales pueden desarrollar conductas increíblemente “malvadas” hacia otras especies en su camino de supervivencia y adaptación al medio.

  15. 18
    Nahuel says:

    Estimado Santiago,

    Me agrada sobremanera que se publique sobre el comportamiento animal, que es mas rico y complejo de lo que a priori se piensa. Entender lo animal de nuestros comportamientos nos permitirá razonar mejor sobre aquello que nos diferencia y que es deseable realzar desde el punto de vista moral y ético. Ahora bien, tengo algunos puntos que creo erróneos sobre los que convendría advertir:
    1. Si HAY MAMÍFEROS en la lista, los lobos marinos lo son, y de hecho los ejemplos en mamíferos de lo que consideraríamos mal comportamiento son particularmente abundantes.
    2. El hecho de que haya mas aves que cualquier otro taxón es o bien un reflejo de lo que se llama restricciones filogenéticas o simplemenete el resultado de que un ornitólogo confeccione tal lista.
    Además sabemos muy poco en relación al comportamiento de animales “inferiores” (o sea invertebrados e incluso se puede hablar de comportamiento en plantas), que representan la mayor proporción de la biomasa total del planeta hoy y desde el principio de la vida en la tierra.
    Intentar detectar patrones generales en la evolución de comportamientos, que sean aplicables a los seres vivos en general con semejante escasez de datos es similar a describir la relación entre dos variables con solo dos puntos. Sin importar la verdad nuestro modelo será una linea recta. Una simplificación inútil.

    Honestamente creo que preguntarse seriamente sobre la existencia e identidad de aquello que nos diferencia de los animales es una de las tareas mas interesantes de la ciencia, ahí puede estar la clave para entendernos a nosotros mismos y el sentido de nuestra existencia (si es que lo hay), una de las preguntas mas antiguas y nucleares de la filosofía, quizás la mas importante para nuestra existencia futura.

    • 22
      Santiago B. says:

      Brillante tu comentario, Nahuel. Muchas gracias!

      Este post está armado solamente en base a ejemplos de un libro de Dawkins y es muy probable que él haya introducido un sesgo hacia aves, fruto de su propia especialización profesional.

      En cuanto a mi error de que no hay mamíferos, perdón! Me comí que había uno en la lista. Ahora lo corrijo con un edit.

      Se me ocurrió cerrar el post buscando algún patrón en la lista. Siendo una muestra tan pequeña es cierto que no puede sacarse ninguna conclusión general en base a eso.

      Me suena por tu comentario que sabés del tema y tal vez conozcas buenos ejemplos de “mala conducta” en mamíferos. Si es así, te invito a que lo compartas en otro comentario.

      Finalmente, tu frase de que “Entender lo animal de nuestros comportamientos nos permitirá razonar mejor sobre aquello que nos diferencia y que es deseable realzar desde el punto de vista moral y ético” es impecable. Hasta tal punto que también merece un edit al texto original. Nunca lo hago pero creo que este caso lo amerita.

      Te agradezco mucho tu aporte!

      • 29

        lo más razonable que he escuchado en cuanto a aquello que diferencia a los animales de los seres humanos es la “capacidad de reflexión”, No es idea mía sino del maestro Humberto Maturana, uno que sí realmente merece el Nobel (no como Obama).
        Dejo un videito del maestro, largo, pero indudablemente valioso_ http://goo.gl/XmGYJ

        Saluds!

  16. 23
    Nahuel says:

    Estimado Santiago

    Ante todo gracias por el halago. Y por el interés en el tema, que en general es poco atendido. Como bien supones entiendo un poco del asunto, aunque no soy un experto necesariamente. Soy biólogo de profesión y estas similitudes entre el comportamiento humano y el animal son de las cosas que mas me interesan dentro de la disciplina. Espero poder colaborar con nuevos ejemplos (que los hay y muchos) aunque será en un próximo post porque tengo que juntar los ejemplos.

    De nuevo gracias por el interés. Seguiré al tanto de lo que vayan comentando al respecto

  17. 24
    Diego says:

    Muy bueno Santi! Reflexioné al respecto un día que alimenté peces en el puerto de Barcelona (no se que peces eran) y observé aterrado como los peces mas grandes les quitaban literalmente de la boca el alimento a los peces mas pequeños (de su misma especie) y luego los desplazaban fuera del área donde estaba el alimento.
    Quizás aun la moral y la ética humana son nuevos mecanismos que nuestra especie ha desarrollado para maximizar las posibilidades de supervivencia colectiva bajo los actuales factores ambientales.
    Del ranking el que me hizo gracia fue el de los pingüinos, y por eso me fui a buscar si lo encontraba en youtube. En este video parece que el primero lo empuja a la segundo, no? 🙂 http://www.youtube.com/watch?v=CKffvKnKe7U&feature=related

  18. 25
    Pablo says:

    Ya Darwin se alarmó de la “maldad” no sólo de los animales sino de la naturaleza cuando en una frase puso “qué escribiría el capellán del diablo al ver la crueldad de aquello que nos dio origen”… maso dice eso… y de esta frase sale el nombre del libro de Dawkins “El capellán del diablo”, recomendado también y seguro lo has leído. Buen post para entender actitudes como las de Obama-Osama

  19. 26
    Mel says:

    creo q hay mujeres-mantis y hombres-cucus jajaja
    Tristemente nosotros tenemos la capacidad de razonar antes de cometer nuestros peores actos (en términos de “maldad”) y aún así los hacemos!

  20. 27
    ferchus says:

    Estoy podrido de leer gente que solo piensa que los animales son solo seres instintivos y no razonan, me parece que esta gente no leyo sobre tu articulo de los monos, el dinero y la prostitucion, eso no se logra solo con instinto y sin razonamiento.

  21. 28
    joltivan says:

    Que buen articulo, cuanto se aprende aqui.. lástima que no hayas incluido al “ser humano” en primer lugar. Con solo ver las noticias se puede apreciar que en algunas ocaciones puede ser mas malo que el cucú británico 🙂

  22. 31
    FernandoT says:

    Santiago / Lectores: a quien le interese el tema, recomiendo profundizar sobre la rama conocida como “biología evolutiva”. Por mi parte nunca la había escuchado nombrar, pero leí un par de libros de Steven Pinker (“How the mind works” -RECOMENDADÍSIMO- y “The blank slate”). Por supuesto que menciona a Dawkins, uno de los más reconocidos.

    Queramos o no, SOMOS animales con instintos. Sin embargo, eso NO quiere decir que no tengamos nociones como la ética, la bondad, la solidaridad, etc. El libro “The blank slate” justamente apunta, resumiendo mucho y a lo loco, a conocernos mejor (nuestros instintos, debilidades, gustos, etc.) para poder refundar la dinámica política-social con la que vivimos.

    Saludos!!
    Fer

  23. 32
    Germán says:

    Estaría bueno estudiar la hormona que produce Nosema para ver si es factible generar un insecticida ecológico a partir de este compuesto..
    Es necesario dejar de sanear campos con tanto agroquímico de síntesis.

  24. 33
    paola says:

    Divertido y escalofriante. Efectivo en patear el tablero de unos cuantos mitos que dan vueltas en la tradición oral, como ese de que solo el hombre es capaz de la crueldad (aunque tal vez, de lo que sea capaz es de catalogarla). De cualquier modo, confirma la poca distancia que hay entre nos y “nuestros queridos hermanos del reino”. Una sopapeada a nuestra soberbia, de paso, para todos los “vivos” que creían que habían inventado algo. ..

  25. 34
    fer0 says:

    Esta interesante el articulo, pero (en mi opinión) yo no obviaría a nosotros, los humanos.
    Es obvio que en la naturaleza no hay maldad, es instinto de supervivencia.
    Parece que en la naturaleza el fin si justifica los medios.
    Al inicio del articulo mencionas la siguiente frase: “Entre ellos, muchos muestran un nivel de “maldad” que empequeñece las peores cosas que hacemos los humanos.”
    Te doy un “pequeño” ejemplo: Auschwitz. Y no sigo porque me desvio del tema.
    No lo tomes a mal no te estoy atacando, ni nada que se le parezca, es solo una humilde opinión.

  26. 35
    Toti says:

    Muy bueno el post! Felicitaciones.

    Un caso que no califica para el Top 10 es el de mi gato Mini uq

  27. 36
    Toti says:

    Muy bueno el post! Felicitaciones.

    Un caso que no califica para el Top 10 es el de mi gato Mini que nos despierta para pedir mimos.

  28. 37
    Nancy H says:

    Ahora entiendo por qué siempre dije que mi hermana está “cucú” 😀 Muy buena nota, será cuestión de refinar la sensibilidad que define la “humanidad” y abocarnos a ser mejores personas.. Gracias!

  29. 38
    Nicolas says:

    Las chanchas se comen a sus crías. Una vez que parieron, pierden tanto calcio con la perdida de la placenta que para recuperarlo opta por comerce a las crías. Nunca vi a ninguna llegar a comerce a todas las crías, pero si a la mitad por lo menos.
    El otro día en el campo, una gata que se alimenta básicamente de lauchas, ratones y pajaros que caza, aunque también come del alimento del perro (o sea que hambre no pasa) le estaba comiendo el cerebro a una de sus crías, le había abierto el craneo y comía solo el cerebro, y despues encontramos a otra cría que también había corrido la misma suerte. O solo tuvo 2 crías o a las demás les pasó lo mismo porque no apareció nunca ninguna.

  30. 39

    Te falta ver el paper censurado de los pinguinos adelaida. Las observaciones de un cientifico inglés hace como 100 años le pareció todo tan perverso que se autocensuró:

    http://www.guardian.co.uk/world/2012/jun/09/sex-depravity-penguins-scott-antarctic

    Una frase que sintetiza todo: “‘There seems to be no crime too low for these Penguins’”.
    En realidad lo que pasó aca fue una combinación de moral victoriana mas malinterpretaciones por un cientifico no especializado (era médico, no ornitologo).

    El paper original esta aca: http://journals.cambridge.org/download.php?file=%2FPOL%2FS0032247412000216a.pdf&code=4fe6f934e41bf0abd69390f92ddf4fcd

  31. 40
    tarzan says:

    Demasiado verdugo criminal disfrazado de persona normal. Estamos rodeados, no tenemos escapatoria. Definitivamente el ser humano es un error de la creacion, somos lo peor que le ha podido pasar a este planeta y una pesadilla para los animales y el medio ambiente. Justicia hace falta, y que les den de su propia medicina. COBARDES.

  32. 41
    loli says:

    Malditos asesinoa.

Deja un comentario

Por favor completa correctamente los campos requeridos, y no te olvides de tu comentario!

Suscribirme al blog

Ya está disponible mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero ver dónde comprarlo