Loading
21-03-2011

Marketing engañoso: La mentira Power Balance

En estos días, si vas caminando por la calle y de repente ves una persona intentando hacer piruetas parado en un pie o doblándose para tocar el piso, no se trata de un loco o de un equilibrista pidiendo monedas en un semáforo. Es simplemente una persona más intentando mostrarle a un amigo cómo la pulsera Power Balance le mejora la fuerza, el equilibrio y la elongación.

Esta persona, como miles de otras últimamente, posiblemente en otros órdenes de la vida actúe como un ser inteligente y razonable. Pero de manera repentina, seducido por uno de los mayores engaños de marketing de la historia, dejó toda su racionalidad a un lado y sucumbió ante la mentira de una promesa mágica.

Power Balance lleva vendidas millones y millones de pulseras a un precio considerable (en Argentina al equivalente de casi 40 dólares, en España a 40 euros) atribuyéndole a dos hologramas la capacidad de producir mejoras médicas e impactar nuestra calidad de vida.

A medida que las demandas de consumidores y los estudios científicos que prueban la mentira se acumulan, la empresa ha ido acotando más y más los efectos que le atribuye a la pulsera llegando, en la versión actual del sitio en USA, a no mencionar ningún efecto benéfico y decir apenas: “The founders of Power Balance have always believed in the benefits of various holistic practices and Eastern philosophies and set out to develop a product to more easily and affordably embody these beliefs.” (“Los fundadores de Power Balance siempre hemos creído en los beneficios de varias prácticas holísticas y filosofías Orientales y nos propusimos desarrollar un producto que encarne esas creencias de una manera sencilla y barata.”) (Barata???)

En el sitio de Power Balance Argentina hay una sección llamada “Cómo funciona?”. Entusiasmado, entré a leerla para ver qué explicación daban sobre el causa-efecto de los efectos médicos de los hologramas de la pulsera. Sin embargo, la página no dice nada sobre eso. Apenas responden estupideces como “Puede mojarse?”, “Necesita estar en contacto con la piel?” o “Cuánto tiempo dura?”.

Finalmente, forzados por la justicia australiana, en ese país los fabricantes debieron poner en internet una declaración que dice abiertamente que en las publicidades ellos alegaron que las Power Balance mejoraban la fuerza, equilibrio y flexibilidad, pero que reconocen que no hay evidencia científica alguna que respalde eso y que incurrieron en prácticas de marketing engañoso.

Y sin embargo, pese a todo esto, ¡mucha gente sigue comprándolas como pan caliente y haciendo bienintencionadamente el ridículo intentando mostrar a los demás las propiedades mágicas de la pulsera! Eso es lo más desconcertante para mí.

Hay engaños muy sofisticados, donde no es lógico responsabilizar a la víctima. Pero en este caso millones de personas creyeron una mentira absurda sin el menor cuestionamiento. Reemplazar el pensamiento crítico por el mágico en este caso es relativamente inocuo. Apenas hace que pierdas algo de dinero y que algunos piensen (como expresa brillantemente este tweet de Roger Schultz) que sos un “salame”. Pero en otros órdenes de la vida las consecuencias de suspender el juicio crítico pueden ser mucho más serias. Yo no puedo entender a la gente a la que le dicen que una pulsera le dará fuerza, equilibrio o flexibilidad y lo cree sin preguntarse cuál es el mecanismo exacto por el cual esos efectos ocurren.

Para cerrar, dos comentarios serios y otros divertidos:

1) Para darle credibilidad al engaño, la campaña de marketing de Power Balance estuvo sustentada en testimonios de estrellas del deporte como Shaquille O’Neal, Rubens Barrichello o Drew Brees. ¿Cómo es posible que estas estrellas del deporte se presten a dar difusión a un engaño de este tipo? Entiendo que les hayan pagado bien, pero ¿no sienten responsabilidad de no defraudar a quienes los admiran y respetan?

2) Si se quedaron con ganas de más, pueden ver en el sitio de TEDxRiodelaPlata la brillante charla TEDx que en abril pasado dio Gabriel Gellon sobre el pensamiento crítico y el espíritu científico.

3) Todo esto me recuerda al chiste que dice que un “brujo” le cobraba a la gente diciendo que con sólo tocarlos hacía que se volvieran más inteligentes. Resulta que una vez un “cliente”, después de recibir el toque mágico, le dice: “Me parece que esto es un engaño y usted es un farsante que no tiene poder sobrenatural alguno”. A lo que el “manosanta” responde: “¡Mi método funciona! ¡¡¡Ve que ya se volvió más inteligente!!!”.

4) En un giro de comedia digno de Groucho Marx y profundamente argentino, el “home” local de Power Balance dice en font enorme: “Alerta de originalidad” y advierte que busques el “sticker” para evitar comprar imitaciones!

¡No permita que lo engañen, amigo! ¡Las pulseras truchas vienen sin magia! (Podés creer los inescrupulosos estos, que falsifican la pulsera y no le ponen magia…) No pagues $5  en un semáforo por una pulsera falsa que no hace ningún efecto. Pagale $150 a ellos. “Power Balance engaña mejor” podría ser un lindo slogan.

¿Cómo detectar si una Power Balance es falsa? ¡Fácil! Todas lo son…

5) Por último, si ya tenés una Power Balance y estás contento con sus efectos avisame. ¡Tengo unas cuantas cosas que me gustaría venderte! Por ejemplo, ¿qué tal un terrenito en la luna?
Foto : Gizmodo

Posts Relacionados



Tags

  • sergio

    Exelente post Santi!
    Este es el no tan tipico caso donde la culpa es mas del chancho que del que de da de comer. Que lábil que es el ser humano !! Estos fenomenos de masa, la forma en que se crean modas o tendencias tan contrarias a veces al sentido común y muchas veces peligrosos son mas viejas que Colon y sin embargo no dejan de impactarme !
    Abrazo.
    Sergio

  • BueniChimo

    El “caso” mas conocido y arraigado en la vena de todos los argentinos fue curiosamente uno en el que los efectos magicos no fueron propagandeados por sus vendedores, sino al contrario por su consumidor.

    Se jugaba el mejor mundial de la historia “mundial italia 90″ y en un momento del partido en que el partido argentina brasil estaba detenido por una falta a Maradona, Bilardo y el masajista argentino Miguel di Lorenzo, Galindez, ofrecieron a los jugadores brasileños botellas de agua que de acuerdo al laterial brasilero Branco este le produjo somnolencia, pero cuyo efecto siempre negado por su creador el Profesor Bilardo, creador de la frase “señorita esto es GATORADE”.

  • Pingback: Pulseras Power Balance originales importadas de USA, envio gratis a todo el pais - Comunidad de Inversores y Emprendedores

  • Pingback: Pulseras Power Balance originales importadas de USA, envio gratis a todo el pais - Comunidad de Inversores y Emprendedores

  • http://www.nitoanello.com.ar Nito Anello

    El GRAN poder de los placebos…
    Si realmente crees que te hace bien, ¿no te hace bien?

    La gente compra tal o cual ropa para sentirse más atractiva sin que eso esté probado cientificamente.

    Ojo, sigo pensando como vos eh, es un gran engaño, pero, para mí, a alguna gente le puede llegar a servir.

  • julian

    Mi hermano desde chico tuvo un coeficiente intelectual muy alto, fue un estudiante de biologia de los mejores que dejo la carrera para convertirse en un empresario exitoso… cuando lo vi a sus 40 años con la pulserita me senti defraudado y creo que por primera vez en la vida lo vi como un simple estupido.

  • Pingback: Anónimo

  • http://facebookmicroweb.com/ Claudia

    Para muchos estos artilugios no son más que placebos, para otros una estafa. Para mi siempre este asunto no era más que el cuento del tío….

  • Elmer Pascual

    La verdad no entiendo el porque del post! acaso envidia porque no se le ocurrió primero a alguien acá? Ladran Sancho….

  • Pingback: La estafa power balance y la infinita idiotez humana - Page 2 - Comunidad de Inversores y Emprendedores

  • http://Www.forogolftoday.com Pablo

    La pulsera funciona perfecto pero……..para detectar irracionales, tambien funcionan asi las imagenes religiosas por ejemplo.
    Para cuando las demandas de los estados a las religiones por vender humo?
    No funcionan igual?

  • Yeyé!

    jajajjajajaj..Buenisimo el post!No se como llegue acá pero concido en que es increible como muchas veces la gente actua de manera totalmente irracional y nunca se percatan siquiera de que lo hicieron,como en este caso con estas pulseritas “magicas”.

  • nacho

    en realidad yo compre una en una tienda de juguetes a $8 es una imitacion muy buena pero yo nunca crei q tuviera poderes solo es para hacer facha…no estan deacuerdo jajajajaja

  • Pame

    creo q es ser humano desde su existencia necesita creer en cosas magicas! y esto es uno de los tantos casos! pero no no es para tanto! =) que por mas que la empresa q las fabrico dijo la verdad las personas las siguen comprendo. asi q chicos, es asi, somos seres recionales, pero q en nuestra razon, queremos ver si hay algo mas para conocer y sentir.

  • pamela

    jajajaj yo tengo una me la regalaron hace pocoo la verdad es una mentira yo no siento nada distinto solamente la tengo en mi muñeca para hacer facha x ke para otra cosa no sirve .. chauuu

  • Mauricio

    Lo que de verdad pasa con la Power Balance es que se convirtio en una moda, yo les pregunto a mis amigos y siempre me dicen que no sirven, tambien siempre dicen que se las regalaron (obviamente una forma de caretear para no caer en el pozo de los idiotas que creen en la PB). Es una cuestion de moda.

  • juan

    Bueno, pero hablando de cosas Magicas (lease milagros), y marketing engañoso, no es nada nuevo. Y si no, preguntale al que le rezas todas las noches, que se hizo un festin desde hace mas de 2011 años…

  • Pingback: El futuro del emprendimiento

  • http://jorgesalim.blogspot.com/ Jorge

    Hay una frase que leí una vez y me gustó mucho que dice: “El marketing es la profesionalización de la mentira”.
    Este es un caso más en muchos, como: “Destapá la felicidad” ¿Voy a ser mas felz por tomar una Coca Cola?

  • Pingback: Bilinkis y Garbulsky y las supersticiones y creencias | Basta de Todo

  • Pingback: Cazando brujas