Loading
02-09-2010

Notas sueltas de mi viaje a San Francisco

Vuelven las “Notas sueltas” de viaje… Si bien todavía me quedan bastantes cosas que contar sobre Singularity University, antes de seguir con esos temas quiero compartir con ustedes algunas cosas que me llamaron la atención de estar viviendo en SF estos tres meses y mis sensaciones de “recién llegado a la Argentina”.

Y dale con la vida salvaje…:

Sí, ya sé que ya lo dije en las Notas Sueltas del viaje a Disney, pero no dejo de impresionarme con cómo en Estados Unidos logran que haya una gran cantidad de animales salvajes incluso en las zonas urbanas.
Ames, la base de la NASA donde se dictó Singularity University, es un lugar completamente urbano en pleno Silicon Valley. Sin embargo, no es raro ver liebres, lagartijas y, por supuesto, montones de ardillas y aves.
En una visita fantástica que hicimos al Observatorio Lick, a apenas unos minutos de Palo Alto, nos advirtieron que al volver de noche tuviéramos cuidado con los jabalíes salvajes, los ciervos y los gatos monteses.
Sigo sin entender: ¿Qué será lo que hacen distinto para convivir así con la fauna del lugar?

El imperio de los sentidos:

Una de las noches junto a un grupo de compañeros fuimos a cenar a un restaurante llamado Opaque. Más allá de que la comida era excelente, lo que tiene de especial este lugar es que se cena COMPLETAMENTE a oscuras. Ni siquiera después de estar ahí por unas horas y “acostumbrarse” se consigue ver nada.
Los mozos que te atienden son ciegos. Y es muy interesante ver cómo en ese contexto lo que suele ser la discapacidad se invierte: ellos se manejan en ese terreno como un lugar conocido, mientras los comensales a duras penas podemos encontrar la carne en el plato para cortarla y llevarla a la boca.
La experiencia es muy interesante por esa razón, pero también porque privarnos del sentido que más usamos nos empuja a poner el foco en los otros. De repente, olemos más, saboreamos más, notamos con mucho detalle de dónde proviene cada voz, etc.
En Twitter alguien me dijo que en Buenos Aires hay un lugar así también y que incluso hay obras de teatro a oscuras. Si tienen uno de esos lugares cerca es una experiencia que vale la pena vivir.

De correos, cuidado al cliente y otras yerbas:

Mientras estaba allá tomé una decisión importante. Después de 20 años de usar PC, decidí pasarme a Mac así que compré una Macbook que venía con un iPod de regalo. Hice el pedido por internet y me sorprendió desde dónde lo enviaron: ¡¡El pedido salió desde China!!
Pero la sorpresa más grande no fue esa… Fue que sin pagar envío rápido ni nada llegó… ¡¡en 48 horas!!
Volviendo, mi vuelo de American Airlines salió a las 4:30 de la madrugada, con 5 horas de demora. Ayer, sin que yo haya presentado queja alguna, recibí un mail de American que decía que por el inconveniente me regalaban 5000 millas.

También desde USA compré a través de Ticketek unas entradas para ver a la Selección Argentina de futbol jugar contra España la semana que viene. No sólo no te envían las entradas por correo. El lugar para retirarlas requería hacer una cola de más de dos horas a la intemperie en día de lluvia en pleno invierno. La cola era tan larga porque si bien había siete ventanillas, Ticketek sólo pone a tres personas atendiendo.
Son los únicos que venden las entradas y usan su poder de monopolio para poder tratarte para el traste. Si no te gusta como te atienden, jorobate!

“El invierno más frío de mi vida fue un verano en San Francisco”:

Lo anterior es una cita de Mark Twain. ¡Y es un excelente reflejo de lo raro que es el clima en ese lugar!
En los casi tres meses que estuve viviendo en Mountain View, no hubo un sólo día nublado. Siempre cielo celeste. Jamás llovió. Todos días hermosos, aunque bastante más frescos de lo que esperaba.
Sin embargo, San Francisco y todas las playas cercanas a esa zona están SIEMPRE totalmente cubiertos de unas nubes espesísimas. Cuando vas por la ruta desde donde yo estaba a la ciudad, vas viendo a lo lejos cómo el día está radiante ahí pero más adelante, llegando a la ciudad, hay una nube impresionante (vean esta foto!).
Y que no te agarre la noche en San Francisco desprevenido. El clima parece el invierno de Buenos Aires. Yo no sabía que eso era así y me resultó una gran sorpresa. En la noche del Día de la Independencia, el 4 de julio que cae en pleno verano, se tiran montones de fuegos artificiales. Si vas a estar afuera un rato largo para verlos, ¡hay que ir vestido como si fueras a esquiar! 😛

Siempre me molestaron los que llegan, comparan y dicen “Así no se puede vivir!”:

Sí, siempre me molestaron los argentinos que viniendo de afuera se consideran gente “más evolucionada” y plantean que acá todo es mucho más difícil. Pero ¿saben qué? Me pasó exactamente eso…

A riesgo de sonar odioso, apenas tres meses afuera hicieron que me acostumbre a ciertos “lujos”:

– Tener transporte público que funciona perfecto: Hay algo que me impresionó muchísimo: en el “Bay Area”, si querés ir a un lugar buscás en Google Maps y te dice cómo llegar en transporte público desde donde estás. Pero no sólo te dice qué tomarte: te dice EXACTAMENTE a qué hora va a pasar cada colectivo, tren o tranvía. Y TODOS pasan a la hora señalada, ni un minuto antes, ni uno después. Eso te permite hacer combinaciones planeadas y saber exactamente a qué hora vas a llegar a destino.

– Ser peatón y que todo el mundo te respete: llegás a una esquina donde hay senda y TODOS los autos paran para que puedas cruzar.

– Que la gente maneje bien: Es maravilloso ir al volante y que la gente vaya por su carril, no se cruce, no circule por la banquina, no vaya a 60 en un carril de 90 ni a 90 en uno de 60. Bastó un sólo día al volante para darme cuenta cuánto me había acostumbrado a un tránsito respetuoso y ordenado.
Una pasada por Lugones en hora pico y me reencontré con todas nuestras mañas más odiosas. Y no hablemos de los baches: a las dificultades de conducir un auto en ese contexto hay que sumarle ir atento a no caerte en un precipicio en plena calzada.
Yo creo que los argentinos no tenemos idea de la pérdida de calidad de vida que representa manejar tan mal como manejamos.
Lo peor de todo: ¡la ley de la selva es contagiosa! En 24 horas ya me había convertido en el mismo animalito salvaje de siempre… ¿Será que no hay vida silvestre porque los salvajes somos nosotros?

Foto: Wally Gobetz

Notas Sueltas anteriores:

Viaje al Super Bowl

Viaje a Disney II

Viaje a Disney I

Viaje a España II

Viaje a España I

Viaje a HBS/MIT

Viaje a Silicon Valley

Viaje a Salta y Jujuy

    Hay 30 comentarios - Agregá el tuyo!

  1. 1

    Lamentablemente el ser humano al olor a m…. se acostumbra y a vivir mal tambien.
    Yo no puedo creer que uno siga viviendo bajo esta calidad de vida, existiendo la posibilidad en el mundo de vivir de otra forma. Pero la costumbre y los afectos tiran 😛
    No pido Ferrari, ni LCD FULLHD 3D LED, solo vivir mi vida con un poco mas de libertad y tranquilidad.
    En fin, a construir entre todos.

  2. 2
    Beto says:

    San Francisco siempre ha sido de mis ciudades favoritas. He estado tres veces ahí y podría volver otras doscientas. Igual para mí tampoco deja de ser un shock cultural la urbanidad vial presente no sólo ahí sino en casi cualquier lugar de EEUU. (también he manejado, aunque la verdad andar en auto por SF es un fastidio). A mí me impresionó el servicio de nextmuni.com para notificarte de cuándo pasan los colectivos por tu área (todos cuentan con GPS y éstos actualizan constantemente el sistema).

    También me impresiona favorablemente cómo disponen de los desechos. Separar la basura es ley. En casi ninguna tienda te dan bolsas plásticas (en contraste, en New York te dan todas las que quieras).

    Algo nos pasa de México para abajo con la educación vial. En Costa Rica, donde vivo, igual si intentas ser civilizado al volante llevas de una las de perder. Saludos!

  3. 3

    […] This post was mentioned on Twitter by Santiago Bilinkis, Santiago Bilinkis. Santiago Bilinkis said: RT @bilinkis Notas sueltas de mi viaje a San Francisco http://bit.ly/bpLjcj […]

  4. 4
    El Huber says:

    Muchas cosas, muchos temas y muchas opciones de respuesta.
    Conociendo un poco a los americanos, no te sorprendas que la “vida salvaje” sean animatronics. Por otra parte, si acá no hay jabalíes, ciervos, etc. es porque mas temprano que tarde verías en esa misma zona un próspero ahumadero de “carnes salvajes”(sin la habilitación correspondiente) y muy pocos animalitos.
    Por lo de la cena a oscuras, ya te dije que lo podés hacer casi sin esfuerzo: esperá a que llegue el verano, no compres velas ni linternas y cená en tu casa…
    Alguna queja con respecto a la atención al cliente en ARG??? Apátrida! Gorila! Golpista! (por si no te acordabas que ya no se discuten ideas sino que se desacredita al interlocutor…)
    Hay mucho más pero por ahora lo dejo ahí…
    Ah! me olvidaba: Bienvenido!!!

  5. 5
    Rodrigo Cremaschi says:

    Vida salvaje: lo mas parecido a lo que viviste eran los cuises que cruzaban cualquier ruta de la provincia de Buenos Aires: no existen mas. También habia mariposas en verano en la ciudad. Vieron que no hay mas? Ubi sunt?

    Cuidado al cliente: una vez creé un grupo en Facebook llamado “NO a la estafa de Ticketek”. Es una empresa que destrata a sus clientes y, a mi forma de ver, totalmente inútil. No presta ningún servicio, ni marca ninguna diferencia a comprar las entradas en el estadio. El grupo fue cerrado a pedido de Ticketek.

    Transporte público: no solo funciona. Además, está LIMPIO. Cosa que no se ve por acá hace muchos años.

    Nota final: todo muy lindo San Francisco, pero “ASHÁ NO HAY AMISTÁ!”

    😉

    • 7
      Rodrigo Cremaschi says:

      Acabo de ver que el grupo anti Ticketek, de alguna manera aún existe, pero sin el logotipo (no les gustó que se los tacharan). Estás invitado a unirte y patalear.

      • 10
        Santiago B. says:

        De acuerdo! Pero ojo que el tema no es sólo Ticketek. Todas las empresas de ese rubro, como vende cada una sus eventos en exclusividad, atienden para el demonio. Las otras en general son aún peores. El problema es la falta de competencia respecto de los eventos que comercializa cada una.

  6. 6
    Cristian M says:

    Que grande!

    Yo estuve 5 meses en USA el año pasado y comparto cada uno de tus pensamientos y experiencias. Es increible como uno se “mal acostumbra” a que las cosas funcionen bien.

    Me acuerdo que cuando volví me quería matar y de vez en cuando me da cierta nostalgia aquellos tiempos. Mi apego es más grande aún porque fui a estudiar a una Universidad “Yankee”… vivía en el campus, compartía las 24 hs con gente q estaba en la misma… y la verdad q es increible.

  7. 8

    Todo el mundo quisiera que viviéramos como en San Francisco, pero desde lo individual nadie propone el cambio. Es el síndrome del siempre estar mirando afuera y no tener conciencia por lo que uno hace.
    Es una cuestión de salir ahora mismo a la calle y cambiar nuestra conducta. El cambio sólo va a ocurrir cuando empecemos a actuar.

  8. 9
    Bruno says:

    Que buena experiencia!
    Con respecto a ciertas costumbres que tenemos los argentinos, estoy leyendo un libro que habla del “poder del contexto”, en el que explica que las cosas que hacemos dependen de las cosas pasan a nuestro alrededor, es decir, al ver el caos y el poco respeto que hay en la calle nosotros nos comportamos de esa manera. Apenas vamos a un lugar mas ordenado cambiamos nuestro comportamiento, pasamos de ser unos “salvajes” a unos “señores”.
    El libro se llama “La clave del éxito” de Malcom Gladwell, la explicación de como eliminaron la inseguridad en los subtes de New York utilizando el “poder del contexto” es impresionante. Muy recomendable…
    Un saludo!

  9. 11
    Damian says:

    ¿Y la seguridad? Eso es lo que más me mata en este momento del Uruguay, y creo que Argentina está igual o peor. A mí el correo me deja las cajas en el porche (vivo en las afueras de Seattle), dos por tres me olvido de cerrar las puertas, jamás pasa nada. Hace un par de décadas Montevideo era igual, ahora estás con miedo de que no te secuestren o te revienten porque sí al asaltar la pizzeria donde estás tomando una…

  10. 12
    @Darioraj says:

    Santi! Muy buenas las notas!!
    El restaurant de Buenos Aires se llama “Gallito Ciego”. Yo fui hace varios años como parte de una capacitación con CISV! No sé si seguirá por zona norte donde estaba antes…!
    Tema vivir en otro país, es increíble como varía la perspectiva y la cantidad de ejemplos que uno tiene! Incluso con irse un par de días alcanza me parece… Pero yo creo que vamos para el cambio… lento, pero seguro! Cuánto años de civilización tiene Estados Unidos? Y nosotros…? Más allá de políticas o no… creo que si cada uno de nosotros (aunque sea los que te leemos!) piensa que puede cambiar algo… y convence a algunos de sus amigos, y así… Tal cual decía Ines en TEDxBuenosAires en abril…
    Yo soy un optimista de esencia! Me saca cuando el tren se atrasa escuchar comentarios como “siempre lo mismo”, “esto nunca cambia”… El 95% de las veces funciona bien!!! Está bien, uso el retiro-tigre, ya bastante privilegio es… muchas cosas no funcionan así, claramente! Pero acá se tiende a la generalización… SIEMPRE (chiste)
    Tal vez esto da para debate y es otro tema… pero creo que gran parte de los argentinos/latinoamericanos tenemos gran “labia” o espontaneidad debido a esto mismo! Tenemos que improvisar constantemente, tomamos decisiones con mucha menor información que en muchos otros lados, ya sea Estados Unidos en san francisco o Australia en Sydney… Seamos optimistas, seguro estamos ganando algo!! De ahí a que lo valga… no lo sé, pero aprovechemos la “plusvalía” hasta que logremos cambiar las cosas….!
    Un abrazo y bienvenido!

  11. 13

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Vuelven las “Notas sueltas” de viaje… Si bien todavía me quedan bastantes cosas que contar sobre Singularity University, antes de seguir con esos temas quiero compartir con ustedes algunas cosas que me llamaron la aten……

  12. 14
    Guido Weber says:

    Que lindoooooo!! Que buenos recuerdos vienen a mi mente…. : ) Sin lugar a dudas, lo que más me sorprendió de todo USA son esos “lujos”, que me enseñaron que se llaman “Valores Morales Menores”.

    Recuerdo haberme asombrado de ver cómo los autos paran ante el cartel de STOP o PARE de acá. Cruce una avenida gigante sin semáforos gracias a estos carteles y no depende de la hora ni nada… Lo respetan en todo momento, por más que sean las 12 de la noche y no haya nadie por la calle.

    • 15
      Fede says:

      Valores Morales o Codigos, eso es lo que hace a las personas mejores, creo Guido que tendrias que practicarlos en Rosario y proyectarlos como dice Bruno arriba, seria bueno que el cambio empiece por uno mismo no?

  13. 16
    Fede says:

    Santi,

    Con respecto a la organizacion en los horarios eso es algo que generalmente viene aparejado con el bienestar económico, es muy difícil tener en Argentina ese tipo de servicios con respecto a los horarios y la organizacion cuando la infraestructura es escasa y en muchos casos muy antigua. Hace dos semanas la municipalidad de Rosario comenzo a colocar GPS a los colectivos de las dos lineas que pertenecen al municipio y a traves de una web se puede ver a que hora exacta pasaran los buses por cada parada, tambien se consigue esta info por mensajes de texto. De a poco se va llegando no?

    Sobre la fauna, es algo que a mi tambien me asombra, aqui tambien lo veo, incluso el otro dia veia todo un operativo que habian echo para remover un panal de avejas de un edificio, porque por ley estan prohibido matarlas. Esas cosas me siguen llamando la atencion, pero cuando pienso que barbaro que en un operativo para mover un panal de avejas haya 15 personas entre bomberos, policias y demas, todo ese dinero que sin duda son miles de euros en un solo dia, puede ser usados para dar agua en cualquier pais del tercer mundo, que con 700 euros se instalan bombas de agua para servir a 150 personas… son las desigualdades del mundo moderno?
    Sobre las millas, en la comunidad Europea por esa demora la aerolinea te tendria que haber abonado 400 euros automaticamente, no se que dice la ley norteamericana (seguro es similar) y si, eso es algo que se extrania en Argentina.

    Y como te dije en FB, el otro dia me envenenaste la sangre con lo de ticketek, y siendo como soy, seguramente si me pasara a mi no le volveria a comprar un ticket a ellos, aunque me quede sin ver mi espectaculo favorito.

    Y me quedo con lo que dijo Rodrigo: ASHA NO HAY AMISTA! 🙂

  14. 17
    martu says:

    me voy el viernes a SF. no te imaginás lo bien que me viene esto.

  15. 18
    marianon says:

    Sin dudas lo mas dificil de Argentina es la vida salvaje… cuando decis: “los argentinos no tenemos idea de la pérdida de calidad de vida que representa manejar tan mal como manejamos” yo cambiaria manejar por todos estos verbos:
    tratarnos como nos tratamos
    respetar las normas civicas tal como las tratamos
    negociar como negociamos
    respetar la palabra como la respetamos
    cuidar nuestra ciudad como la cuidamos
    discutir como discutimos

    Vivir afuera, 3 meses como lo hiciste o 5 años como llevo, te hace volver y preguntarte a cada momento por que seguimos haciendo esa cosas que nos hacen tan mal a nosotros mismos…

    Salud! Me alegra que haya sido una buena experiencia y espero que le saques el jugo día a día de aqui en adelante

  16. 19
    Débora says:

    Santi, que buen post! Los de ticketek son lo menos… entro muchos otros proveedores!!! Avísame cuando podríamos armar las charlas en la universidad! un abrazo

  17. 20

    Santi,

    Me encanta y comparto todo lo que contás sobre S.F., la gente, el lugar, EL RESPETO (producto de las reglas), la calidad de vida que todo ello implica. Me alegro mucho por lo que viviste este tiempo allá!
    A propósito, fuiste muy afortunado por el gesto que recibiste de American Airlines. Nosotros tuvimos una experiencia muy desagradable con Delta, ya que al atrasarse el vuelo de SF a LA, no llegamos a tomar el vuelo de regreso a Bs.As. y nadie de esta empresa se hizo cargo de nosotros. Horrible Delta!
    El resto, todo fantástico.

  18. 21
    Drako says:

    Me gusto mucho la foto del puente, ojala algun dia pueda conocer SF, se ve muy lindo por lo que nos cuentas.

  19. 22
    Magdalena says:

    Qué lindo viaje Santi, lo de la atención al cliente me da tanta rabia, es un espanto el estado de los servicios en Argentina. Yo soy bastante obse con eso, ni te cuento el paso de Capital Federal-provincias argentinas. El “interior” es peor aún :S

  20. 23
    Gustavo says:

    Excelente artículo Santiago!
    Coincido con varios comentarios.

    Es una pena que seamos pocos los que seamos respetuosos hacia el resto de la sociedad. La minoría no logra contagiar dichas costumbres. Y de hecho a veces hasta te miran mal… Hay mucha ignorancia en la calle. Mucha falta de pensamiento y razonamiento… claro, si hace decadas que los pibes en sus primeros años de vida tienen una deficiente alimentación, mala educación, habitos familares decadentes, etc.

    Cuanta razón tenía Mafalda en algunos aspectos! Jeje

    PS: Soy de Rosario y he comprobado en un par de ocasiones que el flamante servicio de cuando llega el bus via SMS o web, funciona MUY PUNTUAL 😀 !!

  21. 24
    Facundo says:

    No soy hijo del dueño ni accionista de ticketek pero estoy seguro que el mercado argentino no siempre paga el “lujo”]/comfort que comentas.

    Es un horror que no este la opcion de llevartelas a tu casa. O sea, de ultima pagas caro pero tendria que estar la opción.

    Seguro que somos unos animales.. y conozco un poco el interior. Se que hay mucha caza ilegal, por las pieles y por el dinero facil. La policia es complice para variar.

    No se si esto es la explicación o solo parte, pero aca le prestamos atención a las cosas más superficiales y ni bola a otras, como la vida silvestre que es solo un ejemplo.

    Esta bueno que nos llames a reflexionar y esta bueno viajara para conocer otras cosas buenas.. sino uno se acostumbra a las miserias de nuestro pais.

    “If you don’t like something, change it. If you can’t change it, change your attitude. Don’t complain.”
    -M. Angelou

  22. 25
    Fede C. says:

    Santi,
    Lo de los animales es verdad. Yo me sorprendo todo el tiempo al verlos convivir con la gente. Supongo que es una mezcla de respeto mutuo y medio ambiente, acá es todo bosque. En ese inevitable intercambio de escenarios que uno siempre se imagina, me da la sensación que en Arg se los comerían todos.
    Saludos

  23. 26

    Hay una frase que grafica bien nuestro comportamiento (creo que es de Dolina):
    “Los Argentinos creemos que somos los huéspedes de paso en un hotel (nuestro país) donde la atención es pésima, por ende nos quejamos esperando que alguien más lo resuelva”.
    Hasta que no nos demos cuenta que estamos en nuestra casa seguiremos sin actuar ni preocuparnos por el vecino.

    Como anécdota de vida silvestre en USA rescato una tarde tomando mate en los bancos de una de las plazoletas del MIT, una ardilla se me sentó a no más de medio metro y quedó mirando. Le convide uno pero no tuve éxito.
    Abrazo Santi, bienvenido.

  24. 27
    Lucas says:

    En primer lugar, me parece excelente la experiencia la del resto a oscuras, creo que es una oportunidad para ponerse en el lugar del otro y crear conciencia de las dificultades a las que se enfrentan los que tienen distintas capacidades y que no se suelen tener presentes…

    Por otro lado y en cuanto a los otros temas, siempre me pregunto lo mismo, el respeto que la gente tiene por los demás, se genera a partir de mayor control y castigo por parte del estado? Así funciona esto donde la gente es ordenada y respetuosa?

    Hay posibilidad de un cambio en la sociedad que no implique mayor control y que por lo tanto haya mayor libertad? o es que con la libertad nos desvirtuamos y tenemos que acotarla para mejorar las cosas?

    Dejo un debate..

    Besos, abrazos
    Lucas

  25. 28
    Raquel A. says:

    Me encantan las notas de viajes! Vos podes patalear tranquilo respecto a las incomodidades de la Argentina, porque nos consta que no sos ”un jodido”. Cualquier ser humano tiene derecho a comparar y apreciar ciertos lujitos, porque no? Especialmente con el tema del transito: somos pesimos conductores y pesimos peatones. Me sigue fascinando el tema de la vida natural mezclada con la ciudad y el restaurante Opaque ME MATO! Confieso que no pude evitar pensar en el Informe cobre Ciegos, de Sabato y se me puso la piel de gallina. Muy infantil de mi parte, ya lo sé, pero estar a oscuras en un lugar rodeada de ciegos que se manejan perfecto (menos yo, obvio) me genera algo extraño, pero imagino que la experiencia de la comida, sentir los sabores sin distraccion alguna debe ser fantastico.
    Espero que te adaptes lo mejor posible al tercer mundo y que lo aprendido sirva no solo para quejarse, sino para mejorar un poco la parte de que nos toca. En eso confio plenamente en vos!
    besos!

  26. 29
    Ariel Benz says:

    Muy bueno que compartas todas esas experiencias así los que estamos adentro podemos comparar también en cierta forma, como ves hay una diferencia sutil en cuanto a la filosofía de vida, las prioridades, las políticas, y otras tantas cosas, en resumen, es otro mundo que todos algún día no sólo en exterior, deseamos ver.

    Saludos

  27. 30

Deja un comentario

Por favor completa correctamente los campos requeridos, y no te olvides de tu comentario!

Suscribirme al blog

Ya está disponible mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero ver dónde comprarlo