Loading
02-04-2009

El legado de Alfonsín

alfonsin

Recuerdo exactamente cada detalle de la mañana del 10 de Diciembre de 1983. Yo había cumplido 13 años el día anterior y el plan con mi familia era salir a la calle a celebrar la asunción de Raúl Alfonsín. Una varicela aparecida esa misma mañana se interpuso en los planes, pero al menos pude seguir por televisión, con ojos algo incrédulos, el ver por primera vez en mi vida a un presidente argentino con cara de buen tipo

Pero sin duda cuando pienso en Raúl Alfonsín hay dos recuerdos más fuertes que el de ese día. Por un lado, la emoción que sentí cuando un año después de que asumiera como Presidente se presentó el informe Nunca Más. Por otro, el día de mi cumpleaños de 1985 cuando “me regaló” el orgullo enorme que fue el fallo del Juicio a las Juntas. Esos dos hechos, sin duda, definirán su lugar en la historia. 

El “fast forward” de mi memoria salta a la Plaza de Mayo, donde estuve para verlo recibir la Copa del Mundo de manos de Maradona y también casi un año después para escucharlo decir su tristemente célebre “Felices pascuas”.

Avanzando en el tiempo se me presenta una convolucionada imagen de la hiper y el “les hablé con el corazón y me respondieron con el bolsillo”, que si bien no fue dicho por él resume en mi opinión el desajuste fundamental entre la naturaleza de sus buenas intenciones y la inescrupulosidad generalizada de la que fue víctima y de la que aún hoy no podemos escapar.

Mi último recuerdo de Alfonsín es la imagen de su caminata junto al ya Presidente Menem el día del Pacto de Olivos

testimonio a la vez de su debilidad y de su inquebrantable apuesta a dialogar.

—————————————————————

Enterarme de su muerte me provocó una gran tristeza. Pero ver la conmovedora movilización de la gente, ver tantas personas comunes llorándolo, abre una pequeña luz de esperanza hacia adelante. No sé si él hubiera imaginado esa reacción. Probablemente no. Como con tantas figuras de la historia, a veces sólo la muerte puede poner en foco un legado

—————————————————————-

La noche anterior a su muerte fui a la cena anual organizada por CIPPEC, quizá la organización que más ha trabajado en los últimos 10 años para dar al país políticas públicas que conduzcan a un desarrollo económico equitativo. Asistieron 900 personas, incluyendo representantes de todo el arco político. Allí pude ver cómo las principales figuras del gobierno abandonaron el lugar en el momento en que el Vicepresidente Cobos llegó a la cena. La enunciación del acto era que no sólo no es posible el diálogo, siquiera es aceptable la coexistencia.

Ojalá muchas de las personas dedicadas hoy en día a la actividad política sepan recibir el legado de Alfonsín. Tal vez baste la pureza de las intenciones y la vocación de diálogo para que la Argentina vuelva a tener alguna vez un aspirante a Presidente con cara de buen tipo.

mafalda-alfonsin

    Hay 44 comentarios - Agregá el tuyo!

  1. 1
    Joaquin says:

    La verdad es que me da mucha lastima, enterarme de un monton de cosas de Alfonsin ahora, despues de que haya pasado lo que paso.
    Naci en el 85 y lo unico que escuchaba era “Con Alfonsin ibas al supermercado y cuando llegabas a la caja ya habia aumentado”
    Me hubiese gustado escuchar muchisimas mas veces lo buena persona que era, que nunca tuvo una causa y demas cosas que lo dignifican a él y al pais.
    En fin, el chiste de Mafalda no puede ir mejor. Creo que es el momento indicado, para demostrar que se pueden hacer bien las cosas, que se puede ser honesto y marcar la diferencia. Todo un pais te lo va a agradecer.

  2. 2
    Ale says:

    La verdad estoy muy movilizado. Por momentos lloro, por momentos sonrio, por momentos solo me quedo pensando. Realmente me encolumno en los que dicen por estos dias que se sienten huerfanos, que han perdido a un Padre. No lo comprendi hasta hoy, pero siento lo mismo. Es mas, creo que abandone la politica cuando deje de sentir por otros, lo que senti por Alfonsin durante sus discursos -a pesar de ser un niño-, y mientras fue nuestro Presidente.

    Santiago: creo que resumis muy bien los hitos o hechos que han quedado en el imaginario de la presidencia de Alfonsin. Añadiria las leyes de obediencia debida y punto final. Yo era un militante de Franja en esa epoca y no comprendia como luego de haber hecho el juicio a las juntas y que estuvieron presos, que surgiera semejante cosa. Recuerdo que fue un gran debate en la sociedad y obviamente dentro del radicalismo y la Franja. Como dije en mi comentario anterior, siempre el tiempo, la distancia nos permiten encontrar a veces un hilo conductor a las cosas. Raul siempre defendio la Democracia, no importa el costo. A veces pensamos que 4-5-6 años es un tiempo largo, y para una democracia como la nuestra, no era nada. Afianzarla costo mucho. Creo que hoy la gente se olvida de las cosas que pueden llegar a pasar. Mi hijo nos preguntaba a mi y a mi esposa por Alfonsin: quien fue, que hizo y por que tanto “revuelo” por su muerte -claro, si en el noticiero muestran muertes a diario-. Le contamos que antes de Alfonsin se vivio una epoca donde la gente temia de la policia, de los militares. Que existieron campos de concentracion, muertes, torturas. Y el nos dijo:”Donde? En Argentina? Parece como en las peliculas”. A mi por un lado me produjo una enorme satisfaccion: que tu hijo vea eso tan lejano, tan irreal habla de lo que significa tener una democracia y una libertad plena. Por otro, me marca la importancia de su defensa, afianzamiento y de “meterse” en los asuntos publicos para evitar atropellos de los gobiernos de turno. El control ciudadano -mas alla del voto circunstancial- debe funcionar y debemos aprender de democracias mas avanzadas. Y decia entonces antes de esto ultimo, que veo el hilo conductor de Raul: los crimenes de lesa humanidad que cometio la ultima dictadura fueron mostrados, juzgados y condenados y quedara en los anales de la historia para que no ocurran NUNCA MAS. Luego, el tener que ceder lo que fue cediendo para no perder el objetivo que era afianzar la democracia y dejar el “barco” a flote y en direccion al puerto, creo que muestra todo lo posterior que fue acertado. Felices Pascuas, las leyes de obediencia debida y punto final, y el Pacto de Olivos señalan esto. Estoy en desacuerdo contigo que esto haya sido una muestra de debilidad, todo lo contrario. Fue una muestra de valentia: el sabia que la sociedad no lo perdonaria con una jugada semejante. Sabia que probablemente el Partido Radical tendria graves problemas para salir de una encrucijada semejante: Raul defendio la Republica, defendio la Democracia. El entendio que era el sacrificio que debia hacerse en pos de no correr riesgos mayores que derivaran en un peligro para nuestro Democracia -recuerdo todo lo que se decia de un golpe al Congreso. Habia una gran campaña en contra de los legisladores, marcando que en el Congreso no se hacia nada, etc-. Fijate que la gente solo lo perdona hace un par de años, y lo reconoce solo hoy, luego de su muerte. Creo que la historia marcara esto y como dije, es dificil verlo en el momento historico que ocurre.
    Lo ultimo que queria agregar, es que Raul si intuia lo que su muerte provocaria. En todos los homenajes televisivos que se han hecho, mi esposa me comento anoche que en una nota de un periodista en la que le preguntaba acerca del homenaje que le hicieron en Casa Rosada hace poco, como se sentia con este homenaje, a lo cual dijo algo asi como que estaba muy contento y feliz. Y que pensaba que pasaria cuando muriera: y el le dijo: espere y ya vera. Hace un rato la vi a Graciela Romer en un noticiero hablando sobre este tema y rescato esto: la respuesta de la gente fue al conmovedor e inimaginable. Se mezclo la muerte del lider, del “Padre de la Democracia” en cierto sentido, y de la falta de valores que tenemos hoy en dia. De las promesas incumplidas de la Democracia, y de la falta de politicos que piensen en el pais. El lo hizo y la gente se da/dio cuenta de esto.
    Gracias por prestar este espacio para poder homenajearlo.

  3. 3
  4. 4
    Dario says:

    La verdad es que me pone muy triste la muerte de Alfonsín, un tipo que tuvo buenas intenciones, pero la máquina de impedir no lo dejó hacer.

    Ojalá que esto sirva para que alguna vez en la bendita Argentina, nos pongamos a trabajar todos juntos para que el país salga adelante, sin importar tanto el partido.

    Realmente me da mucha bronca que ahora hablen de Alfonsín como un heroe, como un estadista, un demócrata, etc los mismos que del 83 al 89 le hicieron la vida imposible, hicieron mil paros, bloquearon todas las iniciativas de que el país se modernice, en resumen, impidieron el crecimiento y despegue del país.

    Nuevamente, ojalá que de una vez por todas sirva para que algo cambie.

  5. 5

    Santi,
    Mientras veía por TV la movilización de gente acompañando el féretro pregunté por Twitter si algún otro presidente tendrá una despedida así? con el respeto de todos los sectores y sin nadie dudando de su honestidad?
    No tengo dudas que actitudes como la que describís en la cena nos demuestra que, al menos por ahora, todos los demás están muy lejos y no por cuestiones políticas justamanete.
    Saludos,
    Gastón

  6. 6

    alguien le puede avisar a los K, que con esas actitudes le estan haciendo crecer de Cobos en la intencion de votos!!!
    No tienen un consejero politico que les avise?
    abrazo

  7. 7

    No puedo escribir otras líneas que no tengan que ver con la muerte del ex Presidente de la Nación Raúl Alfonsín. No soy político. No participo en política. Hecha la aclaración comparto mi pensamiento.

    La muerte es un acto maravilloso que empieza a ubicar a las personas en el sitial que se merecen y que aún en vida, cuesta otorgarles el valor que les corresponden.

    Cansado de ver políticos corruptos (esto incluye claramente Presidentes) asistir a ese reconocimiento fantástico del pueblo hacia los valores que cualquier mortal puede ejercitar: ser honesto y buen hombre ha sido una experiencia cDEFANGED_Onmovedora.

    El bronce, la gloria y el honor le fueron otorgados. No con un diploma de alguna organización internacional, tampoco con un reconocimiento parlamentario o institucional. El reconocimiento es del pueblo, de la gente. No hay mejor reconocimiento que ese. Porque es genuino, es natural. No se puede comprar. No se puede vender. No se puede prestar.

    Me pregunto. ¿Qué es lo que hace que tantas personas renuncien al honor por tener en su cuenta algunos billetes más?.

    A Raúl Alfonsín, un país le rindió honores. Lo ubicó como prócer de la patria. Tiene un sitial de honor en la Historia grande de la República Argentina.

    Queridos gobernantes, espero que su muerte les muestre cual es el verdadero camino que debe recorrer quien toma la responsabilidad de conducir un país. Porque sin importar el resultado final (Alfonsín falló en más de una oportunidad) lo que importa es impregnar un destino moral a un país, a un pueblo. Y para ello, como un padre con su hijo, el ejemplo importa más que mil palabras.

    En su honor, y en favor de nuestro destino como país (¿de gloria?) es tiempo de empezar a ir finalizando las mentiras del INDEC, la compra de voluntades políticas a través de chequeras oficiales, la utilización de cargos públicos para engrosar cuentas personales y tantas otras denuncias que se podrían hacer de falta de patriotismo. En definitiva, es tiempo de terminar con la ilegalidad moral.

    El honor y la gloria existen. Acceder a ellos es el mejor premio que puede llevarse cualquier ser humano. Alfonsín lo logró. Que cunda el ejemplo.

  8. 8
    Sebastián S. says:

    Estuve intentando ordenar las ideas que trae a mi mente la movida que generó la muerte de Alfonsín, y todavía no pude sacar mucho en claro.
    Más allá de su integridad que desde mi punto de vista no está en tela de juicio, porque creo que fue uno de los políticos más derechos de los últimos tiempos, no puedo dejar de ver la gran hipocresía argenta. Veo como los medios usaron esto de la misma manera que usan todo, veo como algunos que lo defenestraron ahora lo idolatran. Veo como este país no aprende, y veo como las cosas siguen mezclandose como dice el tango: “vivimos revolcaos en un merengue, y en el mismo lodo todos manoseaos”.
    Mezclamos. Siempre mezclamos. Parece que los argentinos no tenemos la capacidad de discernir sin que nos influencien los medios.
    Siempre pensé que Alfonsín fue un tipo de bien. Habrá tenido aciertos y errores porque antes de ser presidente era humano. Cosa que parece faltarle a algunos: humanidad. Y no hablo sólo de los presidentes que lo siguieron, sino de la oposición oportunista, de la derecha fascista que vive en este país, de los grupos de pseudo izquierda, de los tantos otros que se prenden como una veleta en el sentido en que sopla el viento.
    Mucha gente respetó mucho a Alfonsín. Eso se lo ganó. Pero me da mucha bronca ver la necrología de este país. El año pasado, la Presidenta lo homenajeó en vida poniendo su busto en la rosada. Eso es bueno! (y aclaro que NO soy Kirchnerista) Quien más lo hizo? Porqué los medios no lo homenajearon como pretenden hacer ahora más allá de algún comentario o reportaje aislado? Porqué lo defenestraron durante su gobierno y peor aún en el futuro inmediato? Dicen que “transó”? Que me vienen a decir que transó? O acaso preferíamos otro golpe? O acaso no hay que negociar siempre en la vida?
    Creo que uno de los mayores problemas de nuestra sociedad, siempre parte de los mismos grupos de poder económico. Lamentablemente nadie ha podido manejar esto y la profunda ignorancia de nuestra sociedad, que no distingue preparación académica, nos sumerge en un estado de somnolencia donde parece ser que todos vamos para donde lleva la corriente.
    A lo mejor sería bueno de vez en cuando tomar un poco de distancia, abrir los ojos e intentar ver. Intentar generar una perspectiva propia.
    Santiago, tu post es muy bueno y mi comentario no atenta contra lo que decís, porque estoy de acuerdo. Sólo quise agregar esto porque me provoca impotencia ver como muchos se suben al caballo de la gloria ajena y aprovecho tu espacio para hacer mi descargo. Gracias!

  9. 9
    Santiago B. says:

    En realidad, me quedé pensando que detrás de lo que está pasando alrededor de la figura de Alfonsín se explesa veladamente un cuestionamiento muy profundo: él no está siendo reconocido por tanto sus logros (su gestión tuvo algunos fracasos muy grandes, como por ejemplo su política económica) sino por sus valores.

    Últimamente me la paso discutiendo con gente que elogia a Macri diciendo que está trayendo EFICIENCIA a la gestión pública. Y cuando yo les pregunto: “Sí, eso está bueno, pero qué valores tiene Macri más allá de la eficiencia?” me miran con cara de “Y eso qué corno importa?!”.

    Por alguna razón no logro imaginarme que si algún día Macri llega a ser presidente cuando muera la gente haga procesiones y escriba emocionadas elegías diciendo “Qué tipo eficiente que fue!!!”.

    Y ni que hablar de otros que carecen de valores y ni siquiera pueden plantearse como “eficientistas”. La realidad tal vez le pertenezca a los pragmáticos, pero la historia le pertence a los idealistas.

    Lo que nos define como personas son nuestros valores. Por eso estoy seguro que ninguno de los Presidentes que vinieron después ni los que puedan llegar a venir a corto plazo tendrán una despedida y un lugar en la historia como Alfonsín. A pesar de la hiper y de tantos otros fallos que pueda haber tenido.

    • 31
      Hugo says:

      Santiago,

      Estás cayendo en un error conceptual y es asumir que existe la gestión sin política, eficiencia organizativa sin ideología detrás. Eso no existe ni existió nunca. Siempre hay una ideología detrás.

      Si aceptás lo que digo, entonces, ¿por qué decís que el gobierno de Macri no tiene ideología? La tiene.

      Y acá es donde los argumentos se van a dividir en dos. Los de quienes hablan desde un prejuicio abstracto (Macri es un empresario contrabandista de derecha que quiere destruir el Estado y no le importan los pobres, bla bla bla) y los de quienes hablamos con los hechos que te deja el análisis de más de un año de gestión.

      Registro de hechos de gestión que, cabe aclarar, no tienen muchas agrupaciones políticas que critican a quien sea esté en el gobierno pero jamás pudieron hacer funcionar decentemente ni siquiera una fotocopiadora en una facultad.

      Vengo de familia radical, no trabajo para el GCBA, no tengo problemas en reconocer buenas medidas de Cristina K y sólo voté a Macri en 2da vuelta. Pero luchemos contra los prejuicios y hablemos con hechos verificables. El que analiza los facts, como yo, te hará darte cuenta que:

      -Todas las medidas que tomó en cuanto a las arcas estatales fueron en pos de aumentarlas. Ejemplo: apenas asumió aumentó VEINTE VECES el canon irrisorio que pagaban los concesionarios que explotaban la publicidad en la vía pública. Ese canon había sido fijado por los gobiernos que hablaban de progresismo. Pero sólo hablaban. O la centralización de las compras en los hospitales, que todavía está en etapa de ajustes, pero que eliminó bolsones de corrupción de tamaño sideral en los que participaban quienes ahora se quejan.

      -Todas las medidas en cuanto a transporte apuntan a sacar los autos de la ciudad y priorizar el transporte público. La disminución de los accidentes de tránsito a través de la lucha contra la anomia, el encargo de un bus ecológico a una UTE NACIONAL (y popular), los carriles exclusivos que bajaron un 25% el tiempo de viaje en bondi (yo lo puedo certificar, toda mi vida tomé el 109 y el 106 por Córdoba), el cambio de carriles para que los buses vayan por las avenidas, como marca la ciencia…

      -Todas las medidas urbanísticas apuntan a mejorar y priorizar el espacio público. Desde programas como Prioridad Peatón, la peatonalización de Reconquista entre otras, hasta limpiar volantecitos y panfletos de los postes y eliminar los cables aéreos (no hablar de eso, HACERLO).

      -Toda la mejora en la gestión pública redunda en sistemas más claros y transparentes que eviten la corrupción y mejoren la atención al ciudadano. ¿Tengo que dar ejemplos? Poder sacar turno por internet y concurrir a varios CGP para renovar el registro, el enorme esfuerzo de capacitación con los cursos a los municipales en el Instituto Superior de la Carrera, la ObSBA (de un déficit de 3 millones mensuales pasó a un superávit por ese mismo monto).

      -Toda medida en la educación apunta a tener una mejor educación pública de calidad para garantizar las mismas oportunidades a todos. Banda Ancha en todos los colegios e inglés desde 1er grado para todos, no sólo para quienes van a una privada. Las becas, tengo una amiga que labura ahí y me confirma que ahora se dan a todo quien cumpla los requisitos, por un monto $ que hace la diferencia, y no a quienes no la necesitan y tienen que arreglar con el “coordinador de becas”.

      Si un marciano cae y ve todo esto, no tendrá problemas en afirmar que el gobierno de Macri es el más progresista de la historia de la ciudad. Y lo es.

      Saludos,
      Hugo
      Bloguero independiente
      Apuntes Urbanos

  10. 10
    Sebastián S. says:

    “La realidad tal vez le pertenezca a los pragmáticos, pero la historia le pertence a los idealistas.” Me encantó esta frase!
    Igualmente, yo creo (y esto es algo que el mismo Alfonsín dijo) que el plan económico fué brutalmente atacado por los mismos sectores que hoy atacan al gobierno actual. En su momento con Cavallo a la cabeza. A lo mejor ahí estuvo la falla, en la protección y no en el plan desde el punto de vista técnico (cosa debatible).
    No me gusta ni un poquito el aparato mafioso de los K, pero por otro lado no veo deamsiado posible otra opción frente al aparato mafioso de los grupos de poder que atentan contra todo aquel que no les otorgue lo que ellos quieren y sacan candidatos de la galera para enfrentar a un gobierno sin ningún aparato político que los sostenga más que los grupos de poder (incluídos los medios).
    Es muy complicado el tema y me parece que da para un debate casi eterno. Y la verdad es que no sé si estoy a la altura de las circunstancias. Es sólo una percepción fundada en la información que tengo que, como en la mayoría de nosotros, es limitada.
    Creo que está bueno no idealizar ni demonizar, sino intentar ser ecuánime en nuestros pensamientos y en nuestra visión.

  11. 11

    Rescato el punto sobre cómo reaccionemos ahora. El viejo Alfonsín no dejó de ser político ni en la elección de su momento para morir. Jugó la última carta, muy bien jugada.

    Lo que contás ocurrió en CIPPEC es penoso, como asi también las absurdas declaraciones de Hebe de Bonafini en Infobae (que en pocas horas ya produjo una oleada de más de 1000 comentarios).

    Alfonsín para mi es el regresodel exilio. Desde mis 12 años, su nombre era sinónimo de reconciliación con la Argentina, de la que fui expulsada de niña porque “a los militares no les gustaba lo que mi papá escribía”. Ese mismo hombre invitó a mi viejo a ser parte de la reconstrucción. Tenía una visión de país y un proyecto. Logró la paz con Chile y las bases del Mercosur. Concilió la democracia, a pesar de lo fragil que era en esa época y el poder que aún retenían las fuerzas armadas.

    Sigamos a las ideas, no a los hombres.

    • 15
      Andres V says:

      Que bajo lo de Hebe de Bonafini.

      Que doloroso es ver a la gente cegada por el odio. Ella podria haber sido un gran ejemplo, y se conviertio en una verguenza.

  12. 12
    martu says:

    santi gracias por la relfexión. la respuesta de la gente fue más allá de ALfsonsín, definitivamente su muerte llegó para dar un mensaje de diálogo, de PAZ, de basta de crispaciones cotidianas ….

    si tenés ganas en mi blog te cuento como lo vivimos …ya que estábamos a punto de entrar al aire en Continental cuando llegó la noticia …

    fue una noche intensa …

  13. 13
    edyh says:

    Perdon por la extension pero…

    Querido Raul,
    Me permití en este momento, tratarlo por su nombre ya que, desde que lo escuché por primera vez, sentí que Ud. nos hablaba a cada uno de nosotros. Aunque fueramos millones los que lo escuchábamos atentos, esas palabras nos llegaban como en una charla íntima y aleccionadora.
    Tengo vivo y presente el recuerdo de caminar junto a mis padres por la Av. Corrientes, en dirección al obelisco, el día de la marcha multitudinaria, para poder sumar mi voz a esa plegaria laica y envolvente que Ud. tomó como bandera, no sólo durante la campaña y es el Preámbulo de nuestra Constitución.
    Asi también el día de las elecciones de ese lejano/cercano 1983, reunidos en casa, entre familia y amigos, escuchando, viendo, tratando de entender que lo que se soñaba y no se terminaba de creer era, finalmente, una realidad: Argentina se levantaba con una voz mayoritaria apostando a un Cambio. Un Cambio de mentalidad, de intenciones, de esperanzas… Claro que esa voz mayoritaria no tuvo un eco real en muchos de los políticos que prefirieron intentar sacar provecho de una situación difícil, en lugar de sumar sus manos para que todos salgamos adelante.
    No vivo su despedida como un reconocimiento tardío. Yo jamás dejé de reconocer su valía, ni dejé de emocionarme cada vez que escuchaba su voz. Nunca, en todos estos años, en mi casa hubo dudas acerca de su altura moral y capacidad de líder político. Recuerdo, cuando llegó al Comité Radical de Saenz Peña, Prov. de Bs. As. , la emoción incontenible de mi madre que pudo verlo de cerca y saludarlo.
    Mi padre, que falleció pocos meses después de que Ud. asumiera la Presidencia, me repitió hasta el cansancio, que lo único importante en la vida es ser recordado por haber sido una buena persona, fiel a sus principios y leal a sus convicciones. El lo consiguió. A casi 25 años de su muerte, todos los que lo conocieron lo recuerdan de esa manera. Y Ud., Raul, que también lo consiguió en vida, ha dado nuevas muestras de su hombría y su rectitud. La sociedad salió a la calle no sólo a despedir a quien fuera un gran Presidente. Salió a reconciliarse con la posibilidad de que política, honestidad, rectitud y altura moral, no sean incompatibles en una sola persona. Hoy, como padre, tenemos junto a mi mujer la oportunidad y el deber de transmitir esos mismos valores a nuestros hijos.
    Ud. hace 26 años representó la esperanza de un país que necesitaba desesperadamente cambiar, creer y crecer. Hoy, nuevamente, Ud. nos trae la esperanza de que podemos tener un país mejor. Que podemos apuntar a una Latinoamérica unida, fuerte y con real desarrollo de su pueblo, pero no bajo las amenazas de pseudo demócratas que sólo imponen sus ideas (o, con mas exactitud, la falta de ellas) a través de la coerción económica y la falacia de ideales progresistas.
    Sólo me resta decirle gracias. Por habernos despertado ayer y hoy, por dejarnos soñar con una Argentina mejor y por dejarnos creer que los sueños no son sólo sueños, siempre que podamos llevarlos adelante sin traicionar un verdadero espíritu de igualdad, respeto y cambio.
    Hasta siempre Don Raul, nunca olvidaré esas incontables charlas que Ud. y millones de Argentinos tuvimos cara a cara, aunque nunca nos hayamos visto.
    Quiera D´s que su ejemplo se multiplique.

  14. 14
    Andres V says:

    Creo que es simplemente justo reconocer la talla de este hombre. Otros paises consiguen sistemas que les permiten seleccionar y entrenar verdaderos estadistas para que ejerzan su liderazgo. Pienso en Brasil, con Cardoso y con Lula. Y en Chile, con la excelente calidad de sus presidentes en las ultimas decadas. Tambien en Uruguay.

    No sera nuestro desafio aprender a premiar de manera cotidiana algunas de las virtudes y los valores que hoy resaltamos en Alfonsin?

    Estoy convencido de que hay algunas cosas muy importantes a rescatar en su figura:
    – La correspondencia entre sus pensamientos, sus intenciones, su palabra y sus acciones. Esto es lo que llaman integridad.
    – La honestidad administrativa. Era humilde cuando era uno de los pocos de los que se oponian a la lucha armada en los ’70, era pobre cuando se arriesgaba a defender solitariamente a los indefensos durante los años mas oscuros, era humilde cuando fue casi el unico que se opuso a la locura febril de la invasion a las malvinas, y murio humilde, pobre en bienes materiales pero rico en experiencias, sabiduria, amigos y afectos.
    – La disposicion al dialogo. Siempre supo que la solucion a los desafios politicos es tender puentes, dialogar, negociar, “persuadir”. Hoy la politica parece ser solo controlar “la calle” y “la caja”. Que distancia abismal! Sabremos franquearla?
    – El reconocimiento imprescindible del valor de las instituciones. Especialmente, no hay democracia sin partidos politicos medianamente fuertes. No hay democracia sin canales de participacion. Partidos, ONGs, asociaciones intermedias: todos imprescindibles, guste o no. Tanto nos cuesta entenderlo?
    – La exaltacion del arte, la ciencia, la cultura. Es lo que nos hace humanos. No nos olvidemos de la “patota cultural.”
    – Fue un hombre informado, leido, culto. Una verdadera enciclopedia caminante. Que pobreza conceptual que vemos ahora, parece que nuestros “dirigentes” no han leido ni un boleto de colectivo.

    Imagino que sus errores mas grandes (y vaya que fueron grossos!), fueron simplemente extensiones de sus valores, virtudes y razgos de personalidad. Tal era su coherencia, que a veces nos llevo a pagar costos demasiado altos. Pienso en la hiperinflacion, producto de un enorme error de diagnostico y de instrumentacion, tal vez producto de una vision demasiado ingenua e ideologizada de la economia. Pienso en el Pacto de Olivos, consecuencia casi caricaturesca de su enfasis en el dialogo, y de lo que creo que fue otro error de diagnostico: no estoy seguro de que la democracia habria de terminar si Menem se hacia reelegir unilateralmente.

    A mi criterio, su ultimo legado es habernos llamado a la reflexion y al dialogo. Creo se esta cumpliendo. El nivel de los comentarios que he escuchado en la gente, visto en la tele, y leido online en estos dias ha sido alto. Hace decadas que no escuchaba un nivel de discurso sobre la cosa publica tan mesurado y concienzudo. Por esto y por todo lo demas, gracias Raul.

  15. 16
    Gabriela says:

    Una verguenza total lo de la cena, falta de respeto y VERGUENZA

  16. 17
    Santi Siri says:

    Mi recuerdo de Alfonsín es que cuando tenía 5 años, cada vez que veía un helicóptero, pensaba que se trataría del presidente Alfonsín (por que, quien mas viajaría en helicóptero sino?).

    Era muy chico. Lo que sé de su gestión, fue lo que la historia de corto plazo escribió de él. Pero en escencia, no lo destacaría como padre de la democracia (eso somos todos los que creemos en ella), si no como un gran guardián.. que supo custodiarla y valorarla en momentos importantisimos de la historia.

    Gracias Alfonsín!

  17. 18
    Marlon says:

    Santiago, el sistema para votar posts está andando mal. Quise votarlo y no pude. Da un error.

  18. 19
    Fernando P. says:

    Santy, me llego mucho tu comentario, y el de la mayoría que escribió hoy, a tal punto que se me cayeron otras lágrimas mas por Don Raúl, a quien tuve la suerte de conocer fugazmente.

    En el 83 tenia solo 8 años, pero pude verlo en la 9 de julio como en la plaza de mayo. Pude vivir su gobierno durante toda mi primaria y seguir los acontecimientos de semana santa y recuerdo mi preocupación y como mi madre me explicaba todo.

    Don Raúl fue y es como mi padre o mi abuelo, por eso sentí muchísimo su partida, y volvi a llorar después de muchos años. A mi queda su grata imagen de hombre de pueblo, honesto y derecho, pero lo que ha dejado Alfonsín va mucho mas allá de su imagen, y como dice Danila, sigamos sus ideas!!

  19. 20
    Nic says:

    En el ’83 yo tenia 4 años, pero me acuerdo la emocion y esperanza que Alfonsin le traia a “los grandes”. Por algun lado quedo una foto de mi hermano y yo con las manos haciendo el famoso saludo.
    Años mas tarde, creo que en el ’94 o ’95 cuando estaba en la secundaria, nos vino a visitar a la escuela. En esa epoca no me interesaba la politica y tampoco conocia mucho de historia. Sin embargo me acuerdo que me habia quedado sorprendido de la sencillez con la que actuaba y hablaba con nosotros. Como si un presidente tuviera que actuar como una estrella o algo por el estilo. Ahora miro hacia esos dias y me hubiera gustado saber mas en ese momento y aprovechar para compartir unas palabras.
    Adios y gracias Sr. Presidente!

  20. 21
    Raquel says:

    Brindo por Alfonsin (bueno, muchas cosas mias suelen terminar en brindis, no sé porqué será), pero, hablando en serio, me alegra haber compartido parte de mi historia personal con un presidente como él. Con sus fallas, con sus errores (errores que solo el estar en sus zapatos podria demostrarnos si fueron tales), pero por sobre todas las cosas por su honestidad, su actitud y la valentia de iniciar un juicio a los milicos sin precedentes. Ayer veía el desfile de dirigentes paseando por un cortejo fúnebre como que ninguno de ellos tendrá, y lo saben, pobres ! Hoy la política tiene un sabor mas amargo que nunca, porque esta muy virulenta. Lo que decís de Cobos es muy cierto, y no lo digo por defenderlo (francamente Cobos no me gusta por su actitud de hacer campaña para si mismo, disimuladamente anclado en la oposición, mientras cobra el sueldo de vicepresidente) pero igualmente me molestan mucho algunos desaires que le hace el gobierno que son francamente infantiles. Por ejemplo Alfonsin no hubiera hecho ni lo de Cobos ni lo del Gobierno actual. Pero bueno, estos son hombres que se dan muy de vez en cuando .
    Estoy totalmente de acuerdo con la tristeza que nos dio la noticia, pero fue bueno sentir la alegría de ver un pueblo movilizado por la muerte de un líder honesto.

  21. 22
    Fede Arce says:

    Lo considero un gran emprendedor, visionario y por sobre todo motivador por que supo encender la primera vela entre tanta oscuridad que sumergía a las América. Si bien con errores y aciertos, lo actual es que después de 25 años aquellos discursos siguen tan vigentes como el primer día, los que vinieron no supieron todavía hacer nada, y eso siente la sociedad con su llanto despidiendo los restos de un grande.

    Queda de recuerdo algunas fotos y anecdotas familiares , yo nací en el 81 pero mis viejos siempre me cuentan como se pasaban las frías tardes del otoño del 79 frente a la chimenea escuchando los discursos de Alfonsin para los militantes que traía de mi tio desde Buenos Aires,…:) .

    Saludos y

    Alfonsin por siempre Alfonsin

  22. 23
    Ceci says:

    Me emocionó mucho la muerte de Alfonsín. Tenia 9 años aquella famosa semana santa y aunque era chica recuerdo que mi mamá planchaba frente a la tele y no podía parar de llorar, yo la miraba sin entender. Mi familia me inculcó valores absolutamente democráticos y con el tiempo me fui informando y entendí y admire a Alfonsín. Siempre me pareció un buen tipo como dice el post, y de hecho me recuerda mucho a mi abuelo. Ayer mientras veía el entierro, ironicamente era a mi a quien se le caían las lágrimas. Pasaron más de 20 años y ahora entiendo… Lo que me da mucha pena es que muchos que eran mayores ya en esa época, también hayan tenido que esperar 20 años para entender.

  23. 25
    Fede Muni says:

    Lo acepto. Soy un tipo bastante bestia y desconectado con la política. Ya sé. Soy de los que creen que son todos chorros, pero evidentemente me equivoqué. Jamás hubiese imaginado tantas flores hacia un político muerto. Obviamente no me opongo en lo más mínimo. Es evidente que si tan bien hablan todos es porque fue un buen hombre. Jamás lo hubiese pensado. Y es triste vivir siempre tan resignado. Con un futuro tan negro. Tan vacío de progreso. Por eso quiero pedirles a todos un favor: ME GUSTARÍA APROVECHARLOS A USTEDES Y CONOCER VIVO, AL PRÓXIMO POLÍTICO QUE IDOLATREMOS MUERTO. No quiero tener que esperar un funeral para saber que teníamos entre nosotros un tipo que valía la pena. La verdad que yo no lo conozco. Por eso me gustaría saber ¿quién es?

    • 26
      Sebastián S says:

      Fede, acabás de escribir uno de los mejores comentarios. Es verdad que deberíamos ver mejor a los políticos actuales, y no defenestrarlos mientras están en pleno laburo para ver después de 20 años que con sus virtudes y defectos, no estaban haciendo las cosas tan mal. Sé que es difícil de creer porque estamos tan vapuleados que nos dicen buen día y salimos a ver si llueve, pero deberíamos dejarnos de joder (se puede usar la palabra joder?) con criticar cualquier cosa de os políticos y ver realmente con ojo crítico ecuánime que hacen bien y que hacen mal. Porque NADIE hace TODO bien, y quizás no todos hagan todo mal.
      Yo quiero leer críticas al gobierno por la mafia de Moyano, y no porque si Obama le dió o no la mano a la presidenta. La ridiculización de la envestidura presidencial sólo beneficia a los sectores opositores que nos son ningunos nenes de teta.

    • 36
      Santiago B. says:

      Fede, me dejaste todo el fin de semana pensando con tu pregunta. Y todavía no pude responderla. Estoy seguro que tiene respuesta…

  24. 27
    Cynthia F. says:

    Buenísimo tu comentario Fede!!.
    Me hacés acordar al cuento de Dalmiro Sáenz: “Carta abierta a mi futura ex mujer”.

    La mayoría elogiamos a Alfonsín por su bondad y sus buenas intenciones. La historia demostró que eso no es poco y, de alguna manera, nos conformamos con eso.

    Las manifestaciones de gratitud expresadas a Alfonsín en estos días me tomaron por sorpresa.

    Estoy en esta disyuntiva: me pregunto si como pueblo hemos crecido tanto que logramos honrar a un ex presidente porque lo aceptamos con su fallas y lo respetamos o si estamos tan ávidos de que alguien nos conduzca, nos guíe, nos muestre un camino, que idealizamos su figura y Alfonsín carga hoy con todos nuestros anhelos incumplidos…

    Lo que es seguro es que me hubiese encantado que Alfonsín hubiera asistido a su entierro.
    Quién no ha fantaseado con poder pispear su propio entierro. Saber quién estuvo, quién no, quién nos lloró…

    Sin duda que estamos en deuda con Alfonsín por no haber sabido mostrarle en vida cuán importante ha sido para nosotros.

  25. 28
    Ale says:

    Fede: adhiero a Cynthia y Sebastian S -que parece mi hermano por el nombre, pero no lo es-. Pero te digo algo: me haces sentir viejo, che! 🙂 Y eso que soy un pibe que todavia juego al futbol con pibes de veintipico, jaja.
    No se que edad tenes, pero veo que sos parte de la generacion que no vivio la “ebullicion” democratica de los 80, y sobre todo, la figura de Alfonsin.
    Disiento con Cynthia en que no se le demostro a Alfonsin cuan importante fue. Yo creo que el sabia bien su valor y en los ultimos años la gente le demostro su apego. Obviamente, Argentinian style.
    Me parece perfecto el comentario de Danila tambien. Hay que seguir las ideas, pero tambien sopesarlas con el que las va a llevar a cabo -sobradas muestras tenemos de “portacion” de ideas que luego hicieron lo que les dio en gana-.
    Volvemos a lo de Santi: los valores y su defensa a ultranza. Creo que el que logra mantener sus valores y convicciones en la Argentina, a lo largo de su vida, sin verse vulnerado, merece un altar. Raul lo hizo, ademas de muchas otras cosas.
    Pero volviendo a tu pregunta, Fede: yo creo que hay muchos politicos con grandes ideas, con un gran trabajo ya hecho en el plano social y ciudadano, pero no ocupan los titulares en los diarios. Es cuestion de buscar, de meterse y averiguar. Asi como “googleas” o “twitteas” -o “search-twitteas” se dira- algo sobre un tema, podes hacerlo sobre esto. Te podria nombrar algunos seguramente. Pero me parece mejor que busques, lo que cuesta, perdura.
    Abrazo y feliz caza! -no importa lo que obtengas, lo importante es que lo busques-

  26. 29

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Recuerdo exactamente cada detalle de la mañana del 10 de Diciembre de 1983. Yo había cumplido 13 años el día anterior y el plan con mi familia era salir a la calle a celebrar la asunción de Raúl Alfonsín. Una varicela ap…

  27. 30

    La verdad que me siento conmovido al igual que muchos de ustedes … coincido en que no existen los valores profundos de amor a la democracia, al pueblo, al progreso y al respeto del dialogo publico .. al menos se van perdiendo con la ignorancia de un pueblo descreido y bastardado.
    Lamentable lo que contas de CIPPEC y lamentable el comentario de una madre de plaza de mayo que vive del pasado y dando vueltas sobre las mismas palabras necias … seguiremos haciendo oidos sordos a toda la estupidez de la lucha de clases.
    Si alguno sabe cuales eran los mensajes de las campañas de Raul me gustaría conocerlos, solo recuerdo los “siganme”, o los mas recientes “va a estar bueno” … pero coincido con Santi, donde ha quedado el valor principal … aquel del que hablo mucho Antoine de Saint-Exupéry “No se ve bien sino con el corazón, lo escencial es invisible a los ojos” … ojala como dijeron por ahí podamos halagar en vida a quiénes con gran convicción ayuden a reconstruir la felicidad de un pueblo. La juventud del futuro lo necesita, y sino seguiremos desarmando familias exportando carne al exterior con motivo de “salvación”.

  28. 32

    En mi blog http://www.gentepensando.blogspot.com se puede decir que escribí la continuación de tu post. Al mío lo titulé “El legado de los Kirchner´s”, y habla de lo que nos dejarán.

    Saludos y muy bueno lo tuyo.
    EAR

  29. 33

    la verdad que fue un grande Alfonsín…. lo único feo que tuvo que no engendro ningún discípulo

    saludos

  30. 34

    […] El legado de Alfonsín en Riesgo y Recompensa. […]

  31. 35

    Muy bueno Santi. Cuando lo leí me dí cuenta que el post que escribí el otro día en http://www.gentepensado.blogspot.com podría ser la continuación del tuyo ya que se refiere al Legado de los Kirchner´s.
    Te inginarás hacia donde apunto.
    Saludos

  32. 38
    Nicolas says:

    Interesante el post y muy enriquecedores los comentarios. Me quedo con dos frases que se comentaron mas arriba:

    – A las personas se las recuerda por ser buena persona, fiel a sus principios y leal a sus convicciones.

    – Una persona debe ser pobre en bienes materiales pero rico en experiencias, sabiduria, amigos y afectos.

    Gracias.

  33. 40
    ines says:

    Ayer, en un interesante programa de tv que pude ver a medias presa aún del jet lag, la depresión post-parto y el sindrome de abstinencia que me embargan desde que volví de un viaje que me llevó por 7 países del lejano oriente pero, sobre todo, por China (Aleluya, ahora tengo la respuesta a esa pregunta ancestral que nos acucia: ¿Estamos solos en el universo? NO. También están los chinos. No es joda.), vi a uno de los Posse (miembro de una estirpe de politicos radicales de la zona de San Isidro) diciendo algo asi como: los argentinos tenemos una vocación y un talento impresionante para festejar los entierros (no maleninterpreten: se festejan los fastos y los nefastos). Señalaba él que en ningún país del mundo se celebran exequias como se hace en el nuestro y que salvo en los casos de Eva Perón y su consorte, tales manifiestaciones siempre fueron incomprensibles ya que sobrevinieron a un maltrato y a un ninguneo en vida del ahora finado que hacian inimaginable reacciones masivas tan compungidas. Nombró varios casos, entre ellos, el de Gardel e Illia. Fue muy fuerte escucharlo, porque salvo Gardel, ninguno de los glorificados post-mortem se conservó como el personaje venerable y ejemplar que su entierro hubiera hecho sospechar.

    Digresión marginal: Acuerdo con la loca de Hebe en que muchos de los que lloraban ese dia son una manga de hipócritas. (Lamentablemente, en medio de sus desvaríos y agravios inútiles, Hebe casi siempre hace alusión a ese pedacito sucio de la verdad que deseamos tanto barrer bajo la alfombra. Aconsejo tratar de superar el dolor de estómago que suelen producir sus palabras y escucharlas a pesar de todo.)

    Volviendo al tema: Muchas veces, la visión de las masas emociona, reblandece el corazón, hace surgir pensamientos y deseos, sentimientos solidarios, buenas intenciones, hasta que llega el dia siguiente y…
    Ojalá esta vez sea diferente. Pero, ¿por qué habría de serlo? No es una pregunta pesimista, es una pregunta seria que necesitamos contestar.
    El programa fue en C5N, con Doman y Bulat y estuvieron otros personajes sumamente interesantes tales como Abadi y otros muy dignos de ser escuchados. No se si es posible verlo en internet pero si lo es, les recomiendo que lo hagan.

  34. 41
    Claudio Marenna says:

    Santi, en esta no estoy de acuerdo. Y ante todo aclaro que soy 100% aplotico.

    La verdad me canse de leer notas y blogs sobre lo grande que fue Alfonsin…..ahora pregunto ……era necesario que muera para hablar de el?

    Es hora que terminemos con el argentinismo de querer resucirtar muertos con elogios.

    Hace poco lei la siguiente encuesta la cual me parecio oportuna y sintetizo a continaucion

    La consultaba era ¿Cuál fue el mejor presidente?

    Los datos de la encuesta de Ibarómetro son muy interesantes.

    Preste atencion vale la pena para conocernos un poco mejor como sociedad.

    En el 2008 las respuestas fueron:

    1. Néstor Kirchner con 51%,
    2. El primer gobierno de Carlos Menem con 17% y
    3. Raúl Alfonsín con el 10 %

    La segunda medición que fue en enero de 2009 y los resultados decian

    1. Kirchner (a pesar de la discusion política con el campo) con el 35%.
    2. Alfonsín y Menem empataban en el segundo lugar con el 17% y
    3. Duhalde con el 10%.

    La última encuesta se realizo poco después de la muerte del Raul Alfonsin y los resultados hablan de nosotros.

    1. Alfonsín con el 51% de los votos (jajaja seguro que estos son clientes de Carlitos EL REY DEL PANQUEQUE).
    2. Kirchner con el 18%.

    Es increíble. No lo puedo creer.

    En estos días, para mas de la mitad de los argentinos, Raúl Alfonsín fue el mejor presidente que tuvimos desde 1983 y le saca 33 puntos de ventaja a Kirchner.

    Creo que para crecer como sociedad debemos aprender hablar a tiempo.

    Ahora no tiene sentido.

  35. 42
    Luciano says:

    La reacción de la gente ante la muerte de Alfosín tiene mucho más que ver con los desastres que vinieron después que con las cualidades de Alfonsín. La honestidad no debiera ser un valor que exaltemos sino una condición básica para gobernar.

    Creo que la gente se cansó de antagonismos, de unos contra otros, y vió en la muerte de Alfonsín una manera de expresarlo. Pero objetivamente Alfonsín no fue un buen gobernante, y eso se vió en las urnas cada vez que se presentó para un cargo luego de su presidencia.

  36. 43
    Pablushka! says:

    Alfonsín fue el último presidente honesto que tuvo nuestro país, un hombre de bien. Solo basta escuchar algunos de sus discursos: http://www.youtube.com/watch?v=c6rCuq8aKZ0
     
    No se si los Kirchner son honestos o no, el tiempo lo dirá. Muchos de los que los critican hoy son gentes cuyos legajos destilan orina de chanchuyos y egoísmos, para seguir regando su propia quintita.
     
    Ja mata! ^_^
     
    _
    PD: Y vos, ¿A quién vas a votar?

  37. 44
    gabriela says:

    taradeses lo que lei jajajaj

Deja un comentario

Por favor completa correctamente los campos requeridos, y no te olvides de tu comentario!

Suscribirme al blog

Ya está disponible mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero ver dónde comprarlo