Loading
21-03-2009

Lo que quiero ser cuando sea grande

biro-large

Cuando yo era chico y me preguntaban qué quería ser cuando sea grande yo no decía “emprendedor”. Tampoco los clásicos “bombero” o “policía”. No. Yo quería ser inventor.

Así fue como entre otras bestialidades, en un momento destrocé una radio buenísima que tenían mis padres en un intento por convertirla en un televisor color, cosa que obviamente no existía en la Argentina en esa época y siguió sin existir por unos años pese a mi intento.

Después la vida me fue llevando para otros lares pero mi ilusión por ser inventor sigue latente.

Un tiempo atrás escribí sobre la falta de modelos a imitar que tenemos los Argentinos. Ahora quiero compartir con ustedes la historia de alguien que vivió una vida relativamente normal hasta tener mi edad actual y le dio un giro realmente excepcional a partir de ahí. Y todo motivado por vivir una situación sumamente desgraciada. El post es un poco más largo de lo habitual pero vale la pena.

Sin duda cuando sea “grande” a mí me gustaría ser como él.

El hombre en cuestión, Laszlo Biro, nació en Hungría en 1899 pesando apenas un kilo. Cuando tenía seis años vivió una experiencia que lo marcaría de por vida. Según narra Eduardo Fernández en su artículo “Biro y la Sangre del dragón”, Biro le contó lo siguiente:

“Parecerá extraño, pero la sangre del dragón influyó decisivamente en mi
destino.
Tenía yo seis, cuando me regalaron para mi cumpleaños una tricota con una
ancha franja roja, “Está teñida con sangre de dragón”, pensé no bien la vi;
“con ella seré invulnerable”. Esa tarde puse a prueba sus poderes: caminaba
por la calle cuando vi venir a un ciclista en sentido contrario. Aguardé a que
estuviera a unos pasos y lo embestí de frente. El choque fue violento; él rodó
por tierra y yo volé a un costado. Al levantarme apenas tenía algunas
magulladuras, ninguna herida importante. “No hay duda posible”, me
persuadí, “soy invulnerable”.
Luego volví a ensayar las propiedades de mi tricota. Mis padres estaban con
visitas en la sala. Yo, en la habitación contigua (un segundo piso a la calle),
me entretenía con un juego que consistía en lo siguiente: con las dos hojas
de la ventana abiertas de par en par, tomaba impulso, saltaba sobre el
alféizar y, ya en el aire, me asía al vuelo de un parante vertical, que dividía
en dos al marco; la fuerza centrífuga me devolvía, como una calesita, al
interior de la habitación, Entusiasmadísimo repetí varias veces la prueba, Al
rato, llamaron a la puerta. Era un agente de policía. Señor, le dijo a mi
padre, ¿me hace el favor de ver qué hace su hijo? Mi padre quedó
petrificado. Desde la hacera de enfrente, una multitud contemplaba mis
piruetas.
Cuando mis padres me explicaron el peligro que había corrido, los miré
estupefacto: ¿qué mal podía ocurrirme con la tricota impregnada en sangre
de dragón?
Podrá sonar insensato, pero siempre desde entonces conserve una ciega
confianza en mi destino. Suceda lo que suceda, no me desanimo. Tal vez
porque todavía siento que llevo mi tricota con sangre de dragón”.

Hasta los 37 años, Biro tuvo los más variados oficios en Hungría, incluyendo despachante de aduana, corredor de automóviles, vendedor a domicilio, escultor y pintor. En ese momento ocurrió la situación desgraciada: víctima de la persecución nazi, Biro debió huir de Hungría perdiendo prácticamente todo.

Tuvo un cruce fortuito en Yugoslavia con Agustín P. Justo, el Presidente de Argentina en aquel momento, donde éste lo vio con un prototipo de su primer gran invento en la mano. Justo lo invitó a radicarse en Buenos Aires. Ya  aquí, junto a su socio y amigo Juan Jorge Meyne, terminó de desarrollar y patentó ese invento. Inspirado en ver cómo una bolita dejaba una estela de agua tras cruzar un charco, Biro creó la lapicera esferográfica, mejor conocida por estos pagos como Birome (que viene de los apellidos BIRO y MEyne). Cita Eduardo Fernández: “El desarrollo del bolígrafo es el resultado de haber podido superar una larga cadena de fracasos. Pero esos reveses nunca me desmoralizaron, los tomé simplemente como lo que eran: un modo de conocer más a fondo cada problema, y acercarme un paso más a su solución”.

Biro creó una fábrica para producir biromes y unos años después licenció su invento en una suma millonaria a Faber y a Marcel Bich de Francia, creador de Bic.

Pero no se quedó conforme con eso. A lo largo de los siguientes años inventó una máquina de lavar, una caja automática de cambios para autos cuyo diseño fue adquirido por General Motors, un  aparato para generar energía a partir de las olas del mar y muchas otras cosas.

Eduardo Fernández cuenta que Biro en su vida “había generado más de 300 patentes a nivel mundial, y entre sus numerosos inventos se encuentran: el bolígrafo, el sistema de cierre retráctil para bolígrafos, la primera boquilla para cigarrillos con carbón activado, la caja de velocidades automática para automóviles, una cerradura inviolable, el perfumero a bolilla, el primer lavarropas automático, el principio de sustentación magnética para trenes, y un sistema para el enriquecimiento del uranio.”

Biro murió en Buenos Aires en 1985 pero su legado queda. En el día de su nacimiento se celebra el día del inventor. Y su hija, Mariana Biro, que unos años atrás me honró invitandome a almorzar en la casa de Belgrano donde su padre vivió, dirije la Escuela del Sol, donde Eduardo Fernández del Foro de Inventores lleva adelante la Escuela Argentina de Inventores.

Cierro con una cita de Biro del mismo artículo citado: “Mi vida ha estado signada por el azar, el sobresalto, la
incertidumbre, atravesando incluso dos guerras mundiales, y en cuyo cambiante curso crucé más de veinte veces el Atlántico. La suma de todos esos hechos, plena de imprevistas aventuras, de contratiempos y, también, de muchas circunstancias favorables, me ha dejado un maravilloso sentido de la existencia, un equilibrio que me atrevo a llamar felicidad”.

Foto: muffin9101985

    Hay 83 comentarios - Agregá el tuyo!

  1. 1

    Que buena la definición de felicidad de Biro explicada en la ultima cita.

    Muy buen contenido, felicitaciones por el blog.

  2. 2
    Johncross says:

    Ja! yo en algun momento entre alguna q otra crisis de vocacion me dije:
    Quiero ser inventor! Pero esa carrera no la encontre xD
    Averigue que hay una escuela de inventores aca (aunque parece que esta orientada a los chicos), que carrera deberia seguir un inventor (donde varios opinaban desde diseño industrial hasta abogacia…. como q tenia q saber de todo, innovar y ser prolifico bla bla bla)
    Yo tambien arruine un avion hermoso que me habian regalado porque queria hacerlo transformable xD
    Y desarmaba todo aparatito que podia, sentia mucha curiosidad de como funcionaban las cosas.
    Es interesante leer las biografias de distintos inventores, incluso leer las historias de los inventores de hoy como el inventor de los flappers (seguro que vos que me estas leyendo ahora debes tener uno pero no sabias como se llamaba)
    En fin: espero algun dia de mi vida inventar un objeto tangible, patentarlo y convertirme en inventor.

  3. 3
    Fede Gascón says:

    Genial, no la conocía. Parece una historia made in USA.

    Gracias x la nota!

  4. 4
    EL TIO MONZON says:

    BUENA SANTI, LO LEI ESTE DOMINGO Y ME ENERGIZO!!!!!!!!ESPECIALMENTE ESO DE QUE LAS COMPLICACIONES ACERCAN MAS A CONOCER EL PROBLEMA Y SU FINAL.
    ME GUSTA TU BLOG Y LO DISFRUTO MUCHO. GRACIAS!!!!!!!!!!!!!

  5. 5
    Marina says:

    Hermoso Santi! Absolutamente interesate y motivador. Gracias por hacerme acordar a lo que quería ser cuando era chica y recordarme que por entonces, iba de a tierra al cielo sólo dibujando con una piedrita color ladrillo en la plaza José C. Paz, en Parque Patricios.Todos tenemos el ingrediente secreto para superar las cosas. Beso!

  6. 6

    Hola a Todos!!!
    Hola Santi!
    Me tocaste en la fibra íntima con este post y vos lo sabes muy bien.
    Yo nunca quise ser inventor! Nunca lo pensé!
    Tuve el mecano y hacía cosas sin sentido funcional, trate de convertir una Commodore 64 NTSC que se veía en Blanco y Negro a color solo haciendo un corto donde iba el modem, esta demás decir que se re quemo, esa compu la tiene todavía Daniel Sentinelli (el chacal) para su reparación, era el año 1988.
    Rompí, rompí y seguí rompiendo, lavarropas de juguete de las barbies de mi hermana, cerradura de la cajita fuerte de mi hermano ale, muñecos de star wars con cabezas y brazos de g.i.joe, etc etc etc.
    Abría las cosas quería ver como funcionaban, pero luego nunca volvían a hacerlo.
    Pero ni sabia lo que era ser inventor.
    Hice industrial (Huergo de Caballito) solo 3 años y estando en esos magníficos talleres se me ocurrió a las 15 años el primer gran invento: El CortaPizzas!!!
    Cada vez que iba a la pizzería San Martín y los veía cortar la pizza porción por porción me preguntaba por que nadie lo había creado, un dispositivo que con un solo movimiento pudiera cortar la pizza por completo, pudiendo elegir la cantidad de porciones, pero tenía 15 años y no pasaba nada mas allá del comentario que era una linda idea .
    Pasaron varios años y me dedique a no pensar en ninguna solución a ningún problema, a convivir con las anomalías diarias como hacemos todos, a adaptarme a la incomodidad.
    Hace pocos años se me empezaron a ocurrir cosas y no podía dejarlas pasar, eran soluciones puntuales a problemas específicos, las empecé a anotar y no las conté hasta no tener algo para mostrar.
    En 2004 nació mi hija Jacqueline y para fin de ese año se repetía una y otra vez una situación. Hacía calor y cuando la acostaba en su cama necesitaba enchufar el ventilador de pie, el tomacorrientes estaba al costado de un roperito , el cual tapaba y complicaba su acceso y la luz. Era obvio que si prendía la luz de la habitación podría ver mucho mejor los orificios del toma para enchufar, pero esto despertaría a mi hija.
    Hice lo que hacemos todos, iluminar con una linterna mientras trataba de enchufarlo, tocar con una mano los orificios del enchufe para sentir su disposición, todo con tal de no tener que prender la luz y despertarla (el ventilador se usaba en varias habitaciones durante el día).
    Y un día con un brazo imposibilitado de usar y tratando de enchufar con el otro el ventilador pensé: y si pudiera apretar el enchufe (ficha macho que esta al final del cable del ventilador) y este iluminara el tomacorriente? No sería una solución a este y a un sinfín de situaciones cotidianas?
    Me fui al Easy (perdón x el chivo), esta abierto los Domingos, compre los materiales, al siguiente Lunes compre en el centro varios leds, y a la noche cuando todos dormían, me puse junto a mi inseparable Victorinox (otro chivo) a preparar mi primer prototipo.
    Funciona! Funciona! Desperté a mi mujer y le saque una sonrisa al mostrarle en la habitación oscura una lucecita amarilla que se movía de aquí para allá.
    Fin de la historia , salió como producto seleccionado en el concurso Innovar 2007 en la categoría productos innovadores.
    Así nacía mi enchufe linterna y luego se sumaba mi adaptador linterna.
    Quieren ver de que se trata? Aquí tienen el video;
    http://www.plugy.com.ar
    Y así me convertí en un cazador de anomalías , alguien me dijo que para ser inventor hay que ser inventor profesional y eso es vivir de su invento, algo complicado en esta Argentina
    Yo sigo pensado cosas, creando y solucionando, el enchufe linterna no fue el primero ni el último, hay muchos más.

    Perdonen la extensión, necesitaba este post!.
    Saludos.

    Sebastián Sewrjugin

  7. 7
    Martín says:

    Esta historia me tocó porque Biro era vecino de mis abuelos en Belgrano R… mi abuelo lo saludaba y conversaban… cada vez que volvía decía que era un hombre muy inteligente. Se que compartían muchas cosas, ya que mi abuelo sin ser inventor había atravezado las mismas historias que él, como el perder todo y atravezar dos guerras, lo que seguramente lo fortaleció para ser un gran hombre de negocios.
    Felicitaciones por el Blog!!!

  8. 8

    Me vino muy bien leer el post tuyo. Yo fui el que les hice la pregunta a Alec y a vos en Mundo Bloggers sobre el tema “inventar” vs “copiar e innovar”.
    El emprendedor para mí, tiene una motivación especial para agregar valor a la sociedad con un producto/servicio que sea diferente e innovador. Eso es lo que le ha dado a este mundo la calidad de vida que hoy tenemos. Pero lo que me doy cuenta, es que el ser humano, por evolución de nuestros genes, siempre ha sido una máquina de pensar a partir de conceptos preexistentes.
    Me parece que Biro jamás hubiera podido inventar algo si nunca se hubiera enchastrado con una pluma de tinta, o lavado la ropa a mano (entre otras tantas cosas). Todos los inventos terminan siendo mejoras a problemáticas del pasado.
    Lo de Biro es una genialidad, por que su mente estuvo focalizada sobre todo en cómo hacer la vida de un ser humano común y corriente mucho mas fácil (y dio un salto enorme de los que hoy raramente se ven).
    Fue una mente que se supo abstraer de la ciencia para aplicar tecnología en temas bien simples que nos salvaría la vida en cuestiones diarias.
    Por ahí, jamás seamos un Biro, pero el Norte de cualquier emprendedor debería ser el mismo: mejorar la calidad de vida de cada uno de nosotros.
    Tengo una parva de libros esperándome en cola para ser leídos, pero cuando llegue el momento, sin dudas voy a leer el libro que nos recomendaste!

  9. 9
    gabriel says:

    Yo quería ser escritor, inventor, bioquímico, y agente secreto. También fuí invulnerable hasta que un aciago día descubrí mi remera de Superman hecha trapos de sacudir; a partir de ahí fuì un vulgar ser humano.

    Muy buena la historia de Don Laszlo, algo había leído sobre él antes. Brillante el tipo! Con respecto a las experiencias duras y formadoras, coincido. “Lo que no te mata te fortalece”, diría Nietszche.
    Me pregunto a veces como la gente que vive una existencia entre algodones,cien por cien “bourgeois” y segura, puede aprender y madurar.

    PS: “Escuela de Inventores”?…mmm…se puede enseñar eso?

    • 37
      Eduardo says:

      Hola Gabriel,

      Muy oportunos tus comentarios y reflexiones, los comparto. En el caso de tu pregunta del final ¿Escuela de Inventores,…mmm…, se puede enseñar eso?. Me permito responder que, según nuestra experiencia de casi 20 años al respecto, la capacidad para inventar es un atributo natural de todos los seres humanos normales, y aunque eso no se pueda eseñar o incorporar si no es preexistente, sí se puede hacer mucho para crear climas, entornos y ambientes que favorezcan el pleno desarrollo de ese potencial. En la Escuela Argentina de Inventores, básicamente favorecemos el desarrollo del “Pensamiento Inventivo”, con desafíos en tiempo real de problemas concretos y cotidianos, con algunas guías básicas y estimulando la generación de preguntas sistemáticas, sin enseñar nada específico. “Para inventar, lo principal no es cuánto uno sabe, sino saber qué hacer con lo que se sabe…”

  10. 10

    Hola a Todos!!!
    Hola Santi!
    Me tocaste en la fibra íntima con este post y vos lo sabes muy bien.
    Yo nunca quise ser inventor! Nunca lo pensé!
    Tuve el mecano y hacía cosas sin sentido funcional, trate de convertir una Commodore 64 NTSC que se veía en Blanco y Negro a color solo haciendo un corto donde iba el modem, esta demás decir que se re quemo, esa compu la tiene todavía Daniel Sentinelli (el chacal) para su reparación, era el año 1988.
    Rompí, rompí y seguí rompiendo, lavarropas de juguete de las barbies de mi hermana, cerradura de la cajita fuerte de mi hermano ale, muñecos de star wars con cabezas y brazos de g.i.joe, etc etc etc.
    Abría las cosas quería ver como funcionaban, pero luego nunca volvían a hacerlo.
    Pero ni sabia lo que era ser inventor.
    Hice industrial (Huergo de Caballito) solo 3 años y estando en esos magníficos talleres se me ocurrió a las 15 años el primer gran invento: El CortaPizzas!!!
    Cada vez que iba a la pizzería San Martín y los veía cortar la pizza porción por porción me preguntaba por que nadie lo había creado, un dispositivo que con un solo movimiento pudiera cortar la pizza por completo, pudiendo elegir la cantidad de porciones, pero tenía 15 años y no pasaba nada mas allá del comentario que era una linda idea .
    Pasaron varios años y me dedique a no pensar en ninguna solución a ningún problema, a convivir con las anomalías diarias como hacemos todos, a adaptarme a la incomodidad.
    Hace pocos años se me empezaron a ocurrir cosas y no podía dejarlas pasar, eran soluciones puntuales a problemas específicos, las empecé a anotar y no las conté hasta no tener algo para mostrar.
    En 2004 nació mi hija Jacqueline y para fin de ese año se repetía una y otra vez una situación. Hacía calor y cuando la acostaba en su cama necesitaba enchufar el ventilador de pie, el tomacorrientes estaba al costado de un roperito , el cual tapaba y complicaba su acceso y la luz. Era obvio que si prendía la luz de la habitación podría ver mucho mejor los orificios del toma para enchufar, pero esto despertaría a mi hija.
    Hice lo que hacemos todos, iluminar con una linterna mientras trataba de enchufarlo, tocar con una mano los orificios del enchufe para sentir su disposición, todo con tal de no tener que prender la luz y despertarla (el ventilador se usaba en varias habitaciones durante el día).
    Y un día con un brazo imposibilitado de usar y tratando de enchufar con el otro el ventilador pensé: y si pudiera apretar el enchufe (ficha macho que esta al final del cable del ventilador) y este iluminara el tomacorriente? No sería una solución a este y a un sinfín de situaciones cotidianas?
    Me fui al Easy (perdón x el chivo), esta abierto los Domingos, compre los materiales, al siguiente Lunes compre en el centro varios leds, y a la noche cuando todos dormían, me puse junto a mi inseparable Victorinox (otro chivo) a preparar mi primer prototipo.
    Funciona! Funciona! Desperté a mi mujer y le saque una sonrisa al mostrarle en la habitación oscura una lucecita amarilla que se movía de aquí para allá.
    Fin de la historia , salió como producto seleccionado en el concurso Innovar 2007 en la categoría productos innovadores.
    http://issuu.com/sicrono/docs/cat_logo_innovar_2007/80
    Así nacía mi enchufe linterna y luego se sumaba mi adaptador linterna.
    Quieren ver de que se trata? Aquí tienen el video;
    http://www.plugy.com.ar
    Y así me convertí en un cazador de anomalías , alguien me dijo que para ser inventor hay que ser inventor profesional y eso es vivir de su invento, algo complicado en esta Argentina
    Yo sigo pensado cosas, creando y solucionando, el enchufe linterna no fue el primero ni el último, hay muchos más.

    Perdonen la extensión, necesitaba este post!.
    Saludos.

    Sebastián Sewrjugin

  11. 11
    Maxie Ortner says:

    Me encantó la historia y la relación que tiene con lo que le está faltando al país hoy en día: Un presidente que reconoce el talento y se lo trae con el objetivo de mejorar a la Argentina. Y encima cuando ese presidente el A. P. Justo (muy vapuleado en la historia argentina). ¿Qué nos queda con lo actual?
    ¡Excelente!

  12. 12
    Dilbert says:

    Santiago

    Este post justifica un comentario que hice en otro anterior (algo acerca de hacer caca y leer mail, lo peor que publicaste)

    Tu blog se volvio una version digital de Selecciones de Reader Digest

    Para esto es mejor leer los diarios (locales e internacionales) mas seguido y con ello a quienes reconocemos como los mas valiosos formadores de opinion

    Con esto trato de ser critico pero constructivo, tendrias que explorar otra veta despojada de narcisismo y menos pretenciosa

    Si no vas a terminar pareciendote a gente que no admiras (for instance LP)

    Saludos

    • 22
      Santiago B. says:

      Hola, Dilbert. Te agradezco tu comentario, pero no termino de sentir que tu crítica sea realmente constructiva. A mí me interesa mucho aprender de mis errores y siempre le escribo a las personas que dejan comentarios críticos para entender mejor sus puntos de vista. El hecho de que vos uses una dirección de correo falsa no hace más que acrecentar mis dudas sobre la buena leche de tus dichos.
      Si realmente tenés ganas de darme una mano, mandame un mail o un mensaje desde el formulario de contacto y ayudame a mejorar el blog.
      Si, por el contrario, pensás que leer los diarios es un mejor uso de tu tiempo, te deseo suerte informándote con ellos.
      Saludos!

  13. 13

    Yo quería ser presidente, millonario y ganador con las minas. Y todavía sigo queriendo 😛

    • 27
      Santiago B. says:

      Me recordás una frase del famoso economista Schumpeter, que dijo que su meta en la vida era ser el mayor amante, el mejor jinete y el mejor economista del mundo. Y en la vejez dijo que había alcanzado dos de las tres pero no aclaró cuáles!!! 🙂

  14. 14
    Claudio says:

    Santi, la verdad cuando leí la nota me sentí identificado y NO precisamente por que halla inventado algo si no por que así como Biro pensaba que tenia Sangre de dragón, yo tambien siempre pensé que llevo sangre en el ojo y eso es lo que siempre me motivo para lograr mis objetivos, ese fuego que sentimos los que queremos cambiar nuestro propio destino.

  15. 15
    Sebastián S. says:

    Santiago, vos ya sos un grande. A lo mejor todavía no lo sabés, pero estos pensamientos y la forma en que aparentemente encarás las cosas y lo que te genera interctuar con la sociedad, te convierte en un grande.
    No soy de andar tirando estos comentarios así porque sí, pero la verdad es que en este caso me parece que lo amerita.

    Gracias por compartir esta historia. Es de esas que te dan fuerzas para seguir adelante y combatir las cosas que nos hacen creer que somos vulnerables para sentirnos más invencibles. El espíritu es fuerte. Depende de nosotros cuán conectados con él estemos.

    Te mando un abrazo.

  16. 16
    Alé says:

    Santi, me encanto el articulo. Como decís, creo ferviente en los modelos que nos sirven de guía en camino del hombre que queremos ser, en esa llama sagrada que debemos tener y nunca dejar apagar los que creemos que es posible convertir nuestro sueños en realidad, en la pasión, en la actitud!

    Justamente ayer vi en Internet una película que me resulto conmovedora, que trasmite los valores de los que hablas, que al terminar de verlas, como pasa cuando escuchas a personas que estimas, sentís que tenes una razón mas para no bajar los brazos en pos de tus metas. La Peli se llama “en busca de la felicidad”. Esta basada en la vida de Chris Gardner, un hombre y padre que lo dejo todo para lograr sus sueños pasando de ser un hombre sin nada a multimillonario. Les dejo el link para aquellos que quieran verla online.
    Sdos.-

    http://www.taringa.net/posts/videos/1582931/En-Busca-de-la-Felicidad-on-line-subtitulada.html

  17. 17
    Agustín says:

    Yo desde que soy chiquito que digo que cuando sea grande quiero ser astronauta.

  18. 18
    Leandro. says:

    Santiago, excelente lo de esta entrega. Hago un pregunta para todos los lectores, porque será que solo unos pocos logran actuar sin la presión de la adversidad? Porque en estado de comodidad no podemos crear? Invito a reflexionar sobre esto, no siempre hay que pasar por malos momentos para ser inventivo y crear con pasión.
    Por lo menos, es lo que trato de hacer, me encata estar comodo en mi vida, no quiero crecer solo de las malas, como siempre se cuenta.
    Abrazo grande, linda entrega para empezar la semana!

  19. 19

    Santi .

    Yo de niño …me alcanzaba con ser grande

    Cuando era chico recuerdo que estaba sentado con mis padres viendo la tele, estaba claro, solo habían dos motivos por los cuales uno se tenía que retirar del disfrute del espectáculo, el primer motivo era la hora, a cierta hora el niño se iba a dormir por que así funcionaban mis padres, y el otro motivo era, las dichosas rayas que no sabías por que eran el preludio de un pase al cine de las sabanas blancas “la cama”. Pues aquí es donde tengo mi primer hito con la pregunta, y mi respuesta fue clara, YO QUIERO SER MAYOR.
    .

    Volviendo al tema, para mi ser mayor significaba no quedarme con ganas de ver la tele hasta que mi cuerpo aguante, significaba no perderme ser el centro de atención de los amigos de mis padres a altas horas de la noche, es decir, no perderme los placeres que me ofrecían la vida a esa edad, aquellos planes siempre quedaban sesgados por una imposición paternal que siempre quedaban justificados con un “por que lo digo yo”. Me metía en la habitación cabizbajo pensando en que estará pasando fuera de esas cuatro paredes, que eran la frontera entre el mundo feliz y mi pena, sumida en la oscuridad de la noche; un poco dramático si parece, pero, a esa edad, se siente como un desprecio a tu persona, un desafío a tu cariño.

    Nada mas lejos de la realidad …pero esa la diferencia entre ser chico y grande que yo percibia en ese entonces

    Asi que …cumpli con mi objetivo
    Queria ser Mayor !! …ya lo soy

  20. 20
    Nic says:

    Que lindo post, sabia muy poquito de Biro (solo que habia inventado el boligrafo) y me gusto mucho completar la historia; y ademas enterarme que eramos vecinos.
    En algun momento se me ocurrio ser inventor, y rompi todos los jugetes que me podian dar un motor o luces. Cuando tenia 7 u 8 años fui de invitado a un programa de ATC e hice una demostracion de uno de mis “inventos”. Mi vieja seguro que tiene el video en algun lugar.

    @Dilbert la verdad es que no entiendo bien tu critica, y me parece mas personal que constructiva. En una de esas vos y Santi se conocen y a mi me falta parte de la historia (y estoy hablando al dope).Sera que vos sos LP? Lo dudo.

  21. 21
    Hugo says:

    ¿Sabés que es lo más increible? Nosotros (argentinos) consideramos que inventamos la birome… ¡pero los húngaros también! Cuando estuve en Israel conocí un par de húngaras (aunque no las conocí “bíblicamente” como Adán conoció a Eva, jeje) y ambas sostenían que por supuesto el bolígrafo era un invento húngaro. Yo decía Ladislao, ellas decían Laszlo. Y también sostenían que un húngaro descubrió las vitaminas; está en la cultura popular, como acá nos atribuímos el colectivo.
    Y yo agrego que un húngaro inventó el sionismo político.

    Volviendo al tema de la innovación, creo que la pregunta es cómo desarrollamos un país que sea
    -generador de gente piola y creativa (como Hungría por los casos antedichos)
    -abierto a la inmigración de cerebros (Argentina que recibió a Biro), y
    -un país que toma y desarrolla comercialmente el talento ajeno (como la francia de Bich)

    Iba a escribir este comentario como un post el día del inventor, así que en cualquier momento copio y pego en Apuntes Urbanos. 😉

    Saludos,
    Hugo

  22. 23
    gabriel says:

    Hablando de inventos, el diario El País de Montevideo publicó una selección de los diez inventos que nos cambiaron la vida en los últimos cien años, hecha por un grupete de científicos británicos.

    http://www.elpais.com.uy/09/03/21/lault_405963.asp

    No me convence el playstation. Si la elección hubiera sido “videojuegos”, ok. Se olvidaron de los antibióticos, antes te morías de septicemia por cortarte un dedo.

    PS: No puedo olvidarme Carlos Caggiani, inventor uruguayo del “SUN”, o “Soy Una Novedad”, calentador eléctrico instantáneo de agua.Lean su historia, no es como la de Biro, pero ahi 😉
    (http://uruguay.enelmundo.com.uy/epiway/hwbsvp01.cgi?Uruguay,Sit_Per_0000000007)

  23. 24
    ShopGirl says:

    Que lindo inventor! no es una clasica respuesta. Algo original. Deber ser hermoso inventar algo. Como dijiste en mundo blogger lo de inventar la birome…a mi me hubiera encantado inventar la birome!!

    🙂

    beso grande

  24. 25
    Ale says:

    Muy buena la nota! Creo que muestra el espiritu que hay que tener y el optimismo a ciegas sobre uno mismo. Creo que para emprender o para inventar hay que tener esto, si no, estas frito…

  25. 31
    Leandro says:

    Me encanto la nota! Yo tampoco queria ser policia o bombero, queria ser cientifico 😛

  26. 32
    Luis says:

    Excelente, a mi criterio, Biro es el paradigma de los inventores …no solamente por las alas de su inventiva sino por su talla en lo humano, frente a las vicisitudes de la vida.

  27. 33
    Nicolas says:

    Muy buen post. Yo creo que solo quiero ser FELIZ. Cuando sea grande quiero poder decir que fui feliz cada instante de mi vida. Eso es algo muy dificil, pero creo que se puede. Lo demas va y viene, y uno se puede ir acomodando.

    Tambien pienso que el humano tiene un instinto de inventor, solo que este instinto se agudiza cuando las necesidades son mayores. Y tambien pienso que todos alguna vez en la vida vamos a invertar algo. No importa que, pero todos inventamos.

    Saludos

  28. 34
    MaxSmart says:

    Lo mio era mucho mas mercantilista… queria ser colectivero, porque estaban llenos de billetes y monedas!

  29. 35
    Luis says:

    Realmente es un buen espacio para poder demostrar que hay muchísimo por hacer y que no todo está en las gondolas del supermercado.
    La creatividad está en todos nosotros solo hay que cambiar los lentes para ver la realidad y despojarse de las respuestas comunes como
    es impósible
    si no existe seguro no puede hacerse
    y empujar los límites para poder hacer realidad lo que pensamos.
    Reconozco en las palabras de Caggiani que el pais no es favorable, aqui en Argentina pasa lo mismo, pero ese es justo el mayor desfío, poder además de crear un invento lograr comercializarlo y que sea redituable.
    En este tiempo falta la unión de inventor inversor productor y vendedor que es la clave del exito. Esto convierte al inventor en un creador de un plan de negocios para poder conseguir un inversor y comenzar el movimiento.
    Muchas gracias por el espacio y la información.
    Luis

  30. 36
    Eduardo says:

    Hola Santi,

    ¡Felicitaciones!

    Excelente síntesis y reseña sobre Biro, un muy buen ejemplo que demuestra que la autoestima, la actitud y la determinación marcan la diferencia, entre el éxito y el fracaso, en cualquier proyecto.

  31. 38

    […] Lo que quiero ser cuando sea grande, Santi y otro post muy interesante para no perder. Yo, cuando sea grande, quiero ser Turista, todo el año, o quizás me tomo 15 días de vacaciones :p […]

  32. 39
    Cynthia F. says:

    Me gustó la idea de armar un ránking con los 10 inventos que nos cambiaron la vida en los últimos 100 años…
    Si alguno tiene el ránking que publicó El País de Montevideo, bienvenido!.

    Una amiga proponía el protector solar y yo sueño con que se invente una especie de Rayo X que de una vez te irradie un factor 30 para toda la vida.

    Qué lindo sería disponer del par de horas diarias de cada día de las vacaciones invierto en embadurnar con crema a unos cuantos niños, varias veces al día!.

    Saludos a todos
    Cynthia

  33. 40
    Mati Gumma says:

    Muy interesante, gracias por difundirlo.!
    exitos.

  34. 41
    Rosario Romano says:

    Soy maestra y andaba buscando una actividad que me sirviera de disparadora para la siguiente actividad: “Qué quieren ser cuando sean grandes”; y de repente me encontré con este texto…maravilloso!!!
    A mis alumnos les encantó, les apasiona trabajar con textos y la historia los motivó a trabajar con un entusiasmo increíble.
    Sus trabajos van a ser expuestos el “Día del trabajador”. Desde ya, muchas gracias.

  35. 42

    A mi desde chiquito, mis maestras y mi familia siempre me llamaron “inventor”. Ya desde jardín vivía desarmando juguetes, armando circuitos con motores que sacaba de autitos. Metiendo esos motorcitos en otros juguetes para hacer que anden solos y esas cosas. Tenía los típicos autitos a fricción y los rompía, porque me interesaba más ver como era el funcionamiento, que jugar con el autito. Hoy en día esa misma afición me sigue hasta en el colectivo, y hace que desarme la pistolita que da electricidad que le regalan a mi hermana para ver como funciona, que modifique los auriculares de mi telefono para poder ocnectarle cualquier cosa, etc etc. Nunca logre ningun invento demasiado trascendente digamos, quizá algún día pase, pero por ahora me divierto jaja.
    En cuanto a biro, no sabía que habia hecho tantas cosas (enriquecimiento de uranio?? WTF??). Un ejemplo a seguir. Porque este tipo de personas, como decía Einstein, tienen un 5% de genialidad y un 95% de trabajo y esfuerzo, por eso son verdaderos ejemplos.

  36. 43
    carol says:

    ajjaajajja´porfavor ala cochinaas

  37. 44
    carol says:

    eso es una porqueris o q pasa ahh!!!!!1111 q alas
    jajajaajajaajjajjajajajajajjajajajajaj

    dan verguenza jijjijijjijijijijji ajjjjjjjjjjjjj

    q quiero ser cuando sea grande???

    quiero ser ratera jaajjajajajaja

  38. 45
    lukas says:

    hola santiago te conoci en el PILAS FORUM de Bs As; sinceramente la tuy fue una de las historias mas motivantes de las que escuchamos en el FORUM y post como estos renuevan esas ganas de emprender aunque mas de uno te ponga palos en la rueda…
    Muchos Exitos!!!!
    Un Abrazo enorme desde Necochea, pcia de Bs As

    Lukas

  39. 46

    […] número 1: Lo confieso: cuando era chiquito, además de ser inventor, quería ser estrella de cine (reconozcamos que de tan patadura con ser futbolista, el verdadero […]

  40. 47

    Estimado Santiago:
    Te escribo, porque fui uno de los que encontró la forma de ganarse la vida innovando.
    Soy uruguayo, pero como no encontré mucho apoyo en mi país, emigré donde sí me lo dieron, donde creyeron e invirtieron en mis ideas, los Estados unidos de América.
    Tengo acá más de 43 años y ya jubilado como vicepresidente de Investigación y Desarrollo de una gran multinacional no paro de usar mi creatividad.
    Como [pienso que uno no nace inventor, si no que se hace, muy pronto será publicado mi libro “El Secreto de las Innovaciones” que es una guía de cómo motivar la creatividad que todos tenemos pero muy pocos comprendemos o sabemos usarla.

    Un saludo

    Carlos A. Caggiani
    carlos@caggiani.com

  41. 48
    Cynthia says:

    hola
    quería saber si en Rosario hay algun lugar donde contactarme
    Siempre he tratado de resolver problemas y muchas veces he inventado pequeñas soluciones
    muchas gracias

  42. 49
    Cynthia says:

    hola
    quería saber si hay algun lugar donde acudir en Rosario
    gracias

  43. 51
    flor says:

    esta muy bien la verdad wuaw y ammmm perdon no tuve foto para poner

  44. 52
  45. 53

    […] Lo que quiero ser cuando sea grande. (Lee este relato que seguro te inspirará a realizar una presentación sobre que quieres ser cuando seas mayor) […]

  46. 54
    Estefania says:

    Yo tengo 10 años..
    vi una pelicula que se llamaba : siempre a tu lado hachiko
    Llore tanto..
    Miren la pelicul y van a ver a que me refiero ..
    o busquen la historia es hermosa llore mucho .
    Despues de ver esa pelicula y de haber llorado 1 semana.. dije
    Cuando sea grande Voy a ser dueña de una Asociacion canina .
    Me gustan muchos los perros e animales.
    y piensenlo.. los perros son muy fieles y tienen SENTIMIENTOS como nosotros..

  47. 55
    Ernesto Gore says:

    Me encantó la idea de la tricota teñida con sangre de dragón que proveía invulnerabilidad. Hay una novela del peruano Manuel Scorza que se llama Historia de Garabombo el invisible. Garabombo era un dirigente de una comuna indígena en Perú a la cual le habían arrebatado las tierras, no en la época colonial sino en la segunda mitad del siglo XX. Grabombo fue a quejarse a la comisaría y después de esperar días enteros sentado en la antesala o en la puerta sin que nadie lo atendiera o le contestara cuando hablaba, se fue al tribunal, donde ocurrió lo mismo. Garabombo se convenció entonces de que él era invisible a los blancos. Sabía por experiencia que los blancos veían cosas que los indígenas no veían, como los microbios que una enfermera le había explicado que existían aunque él, que tenía buena vista, nunca logró verlos. Convencido de su invisibilidad, Garabombo encabezó una rebelión exitosa que logró no sólo volver a tomar las tierras de la comuna sino además mantenerlas hasta que, en uno de esos extraños vericuetos históricos de la historia de estas repúblicas del sur, le fueron reconocidas.
    Es interesante cómo la voluntad puede convertir un error en verdad y cómo a veces,además de ver para creer, es necesario creer para ver.

  48. 56
    lesli says:

    me parece bueno yo quiero ser graduada en imformatica

  49. 57
    evelyn says:

    yo quiero graduarme en informatica osea maestra en imformatica mas claro maestra en computacion

  50. 58
    paola says:

    ¿¿Escritor tipo Reader Digest?? Yo sé, querido Dilbert, que tanta dulzura a veces sabe a sacarina falsa, que tanta delicadeza huele a caretaje, que tantas buenas intenciones llenan el camino al infierno. Pero …¿¡Cómo te perdiste la experiencia de leer una buena nota de las que esa revistita publicaba hace más d 15 años?! Me llegaron numeros viejísimos que mi tío había coleccionado durante años. Agarré uno para llevarlo al baño (en casa la biblioteca estaba pegada al baño, así no había que salir a buscar revistas por ahí o terminar leyendo la etiqueta del champú, como muchas veces hice) fui a parar en un relato sobre la muerte d un pajarito. Tenía unos 11 años, no más. Lloré tanto, pero tanto, me pareció un estilo tan especial, tan hermoso de hablar de las emociones mas básicas de la vida. Llegué al cuarto de mamá con la revistita en la mano y traté de no llorar -pero no pude- mientras le decía: “¿viste qué linda esta revista?”. De más esta decir que leí cada una de esas revistitas, y buscaba una y otra vez repetir aquella experiencia. En la adolescencia debe haber algun defasaje hormonal que nos hace perseguir el llanto como si en ese momento de dolor intenso obtuvieramos la certeza de estar vivos. AMO LA READER DIGEST!!, la de antes. Aunque confieso que tal vez hoy miraria con más recelos las notas, leyendo entre líneas las bajadas ideológicas y políticas. Pero es como lo que pasa con los Simpsons, cuando los miré por primera vez no casaba la mitad de los chistes que caso hoy, pero ME REÍA A MARES IGUAL!!!!

    Beso,
    vivan las notas sensibles, las ganás de dejar de lado tanta “cruda realidad” y disfrutemos todos juntos un recodo de comidita casera con humito ondulante perfumando toda la casa.

    P/D: Una vez escuche a un inventor que decía. Para ser inventor, solo hace falta que al mirar las “cosas como son” nos preguntemos: ¿esto tiene, necesariamente, que ser así?

  51. Página 1 de 212»

Deja un comentario

Por favor completa correctamente los campos requeridos, y no te olvides de tu comentario!

Suscribirme al blog

Ya está disponible mi nuevo libro "Pasaje al Futuro" Quiero ver dónde comprarlo